La Carne Infectada Podría Ser Otro Factor Causante del Alzheimer

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 17, 2017 | 49,224 vistas

Historia en Breve

  • Los investigadores han planteado la posibilidad de que la enfermedad de Alzheimer pueda estar vinculada con el consumo de carne de animales criados en operaciones concentradas de alimentación animal (CAFO, por sus siglas en inglés)
  • La misma extraña e infecciosa proteína responsable de la Enfermedad de las Vacas Locas en vacas, y la Enfermedad del Desgaste Crónico en ciervos y alces, también parece desempeñar un papel importante en la enfermedad de Alzheimer
  • El común denominador entre la Enfermedad de las Vacas Locas y la Enfermedad del Desgaste Crónico son las prácticas agropecuarias de los CAFO que incluyen obligar a animales naturalmente herbívoros a comer partes de animales
  • Al introducir una proteína extraña, el cuerpo responderá con inflamación. La inflamación crónica, como sabemos, es una característica distintiva de la mayoría de las enfermedades degenerativas, incluido el Alzheimer
  • El único factor diferenciador entre la infección de las Vacas Locas y la enfermedad de Alzheimer es el tiempo que toma que los síntomas y la muerte ocurran. Se cree que hasta un 13 % de todas las víctimas de "Alzheimer" en realidad tienen la infección de las Vacas Locas

Por el Dr. Mercola

La enfermedad de Alzheimer, que afecta a alrededor de 5.2 millones de personas en los Estados Unidos,1 es una devastadora enfermedad cerebral degenerativa que se desarrolla lentamente con el tiempo y tiende a ser bastante mortal en sus etapas finales.

Según los últimos datos, en los Estados Unidos el número de muertes a causa del Alzheimer supera el medio millón de personas al año.2 Esto sitúa a la enfermedad de Alzheimer entre las tres principales enfermedades mortales de los Estados Unidos, justo detrás de las enfermedades cardíacas y el cáncer.

Una vez que la enfermedad de Alzheimer se establece no hay una cura convencional y son muy pocos los tratamientos médicos exitosos disponibles.

Sin embargo, hay pruebas convincentes que indican que la alimentación desempeña un papel importante. Esto significa que puede tener un poco de control con respecto a la prevención.

En artículos anteriores, he hablado acerca de los vínculos entre el Alzheimer y una alimentación rica en carbohidratos y baja en grasas.

El azúcar resulta ser uno de los principales promotores de la enfermedad. Algunas investigaciones incluso sugieren que el Alzheimer puede ser una forma de "diabetes cerebral", provocada por el alto consumo de azúcar/fructosa.

Sin embargo, los vínculos alimenticios no terminan ahí. Hace poco los investigadores plantearon la posibilidad de que esta grave forma de demencia pudiera estar vinculada al consumo de carne de animales criados en operaciones concentradas de alimentación animal (CAFO).

Las Intrigantes Conexiones Entre el Alzheimer, las Vacas Locas y la Enfermedad del Desgaste Crónico

Aquí la pieza clave es una proteína infecciosa llamada TDP-43. Esta proteína ya ha sido relacionada con una serie de enfermedades animales y humanas, entre ellas:

Los investigadores han descubierto que esta proteína también puede desempeñar un papel importante en la enfermedad de Alzheimer3 porque se correlaciona con la reducción del hipocampo, lo cual provoca la pérdida de memoria.

Al examinar las autopsias de los cerebros de más de 340 pacientes con Alzheimer, los investigadores encontraron que la proteína TDP-43 estaba presente en casi 200 de ellos. Como se informó por MedicineNet.com:4

"El estudio es diferente de otros porque observó a dos tipos de pacientes que fueron diagnosticados con Alzheimer después de morir--los que mostraron síntomas en vida y los que no.

Se encontraron niveles anormales de TDP-43 en aquellos que tenían la enfermedad y fueron afectados significativamente... Los investigadores encontraron que aquellos con niveles anormales de TDP-43 eran 10 veces más propensos a tener problemas de pensamiento como pérdida de la memoria antes de morir que los otros pacientes.

¿Cómo es que las personas podrían tener signos de Alzheimer pero no tener síntomas? Eso no está claro ... Sin embargo, los investigadores plantearon la hipótesis de que tal vez las personas que tienen enredos de [beta-amiloides] placas y [tau] no desarrollan síntomas a menos que también tengan la proteína TDP-43". [Énfasis mío]

Alimentar Animales con Subproductos de Origen Animal es una Técnica Agropecuaria Común en las CAFO, y Podria ser Mortal

El común denominador entre la Enfermedad de las Vacas Locas y la Enfermedad del Desgaste Crónico5 es el forzar a animales naturalmente herbívoros a comer partes de animales.

En los CAFO, los subproductos de origen animal se mezclan de distintas maneras en la alimentación que se le brinda al ganado y hemos visto en repetidas ocasiones los efectos devastadores de esta práctica.

Incluso en casos en que los omnívoros, como los cerdos, son alimentados con subproductos de su misma propia especie, el hacerlo sigue representando problemas importantes porque de esta manera, una infección originada incluso en un sólo animal enfermo puede propagarse rápidamente.

Por ejemplo, durante el año pasado, casi el 10 % de toda la población porcina en los Estados Unidos fue aniquilada por un virus altamente letal que proviene de la sangre de cerdo usada en la alimentación de los lechones.

Como lo explicó la Alianza para la Enfermedad del Desgaste Crónico, se cree que el agente infeccioso que causa tanto la Enfermedad de las Vacas Locas como la Enfermedad del Desgaste Crónico, son los priones--un tipo infeccioso de proteína--no bacterias ni virus.

Si bien algunos priones6 son útiles en algunas funciones celulares beneficiosas, otros que actúan como un agente infeccioso, son conocidos por causar neurodegeneración. La proteína TDP-43 está en esta última categoría.

Según un informe de la Universidad de Pensilvania titulado, "The Saga of a Disease Protein",7 la TDP-43 reacciona al estrés oxidativo, lo que sugiere que la terapia antioxidante podría ser útil para la prevención de enfermedades.

La Enfermedad de las Vacas Locas es una Epidemia Causada por el Hombre

La enfermedad de las vacas locas es otro clásico ejemplo de por qué la solución "caníbal" de los CAFO, es decir, alimentar al ganado con partes de animales de su misma especie tiende a ser una mala idea.

Una de las principales formas en que se transmite la Enfermedad de las Vacas Locas es cuando éstas son alimentadas con harina de huesos y productos de residuos de otros bovinos infectados con la enfermedad.

Como resultado, ahora es ilegal alimentar a las vacas con productos de origen vacuno. Por desgracia, la industria de la carne de vacuno evita esta norma mediante el uso de un producto alimenticio conocido como "residuos avícolas" que también puede introducir esta devastadora enfermedad a nuestro sistema alimentario.

La Enfermedad de las Vacas Locas sigue presente al utilizar residuos avícolas, porque esta mezcla de estiércol de pollo, pollos muertos y plumas, también se compone de casi un tercio de alimento para pollo derramado, que incluye carne de res y harina de hueso utilizada para alimentar a los pollos--los mismos ingredientes que se supone están prohibidos para las vacas.

Por lo tanto, cualquier vaca que consuma residuos avícolas también puede estar consumiendo varios productos derivados de res--los mismos productos alimenticios que propiciaron la Enfermedad de las Vacas Locas en un principio.

Los cerdos, pollos y pavos también pueden ser alimentados con subproductos bovinos y las leyes actuales permiten que los subproductos de dichos animales regresen al ganado.8

Este es otro vacío que puede permitir que los agentes de las Vacas Locas infecten al ganado sano--y usted terminaría consumiendo cualquiera de estas carnes infectadas.

La Conexión entre las CAFO y el Alzheimer

Consumir carne proveniente de los CAFO trae consigo varios riesgos para la salud, incluyendo la poco habitual Enfermedad de las Vacas Locas.

Pero, ¿los priones infecciosos asociados con la Enfermedad de las Vacas Locas, el Desgaste Crónico y el Alzheimer también podrían propagarse a través de las carnes de los CAFO? La Enfermedad de las Vacas Locas es una enfermedad de priones que puede propagarse dentro de los CAFO como un incendio forestal.

Y se especula que el ganado enfermo, que se cría para el alimento de pollos y otros animales no bovinos, puede retransmitir la enfermedad debido a que, aunque indirectamente, pasa a través de la cadena alimenticia.

Al introducir una proteína extraña, el cuerpo responderá con inflamación. La inflamación crónica, como sabemos, es una característica distintiva de la mayoría de las enfermedades degenerativas.

La TDP-43 es una de esas proteínas extrañas, sin embargo, desde luego no es la única proteína extraña que puede ingerir a través de los alimentos provenientes de un CAFO.

El ganado de los CAFO también utiliza productos que en su mayoría se componen de granos transgénicos (GE). Las plantas transgénicas también son conocidas por producir proteínas desconocidas--algunas de estas proteínas nunca habían existido en la cadena alimenticia humana antes de la introducción de los alimentos GE.

Entonces no es sorprendente que los investigadores sigan descubriendo que los alimentos transgénicos tienden a ser mucho más alergénicos que los que no son tranénicos.9

Ahora, cuando consume carne proveniente de los CAFO, ya sea pollo, cerdo o res, está expuesto a un gran número de proteínas extrañas--y la TDP-43 podría ser una de ellas...

El Variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob" (vCJD) o la versión humana de la Enfermedad de las Vacas Locas, tiene un período largo de incubación, y en los Estados Unidos se investigan pocas de las muertes relacionadas con la demencia.

Una persona infectada por lo general comienza a tener síntomas a sus 60 años de edad. Como indican los Centros para la Seguridad Alimentaria,10 los síntomas son similares a los del Alzheimer, e incluyen abrumadores problemas de visión, perdida de la memoria y demencia.

Las Vacas Locas Siguen Resurgiendo...

En el año 2012 en California, una vaca lechera fue diagnosticada con encefalopatía espongiforme bovina (BSE o enfermedad de las Vacas Locas).

De acuerdo con el USDA, la leche del ganado infectado con la enfermedad, es segura para consumo humano, sin embargo, las vacas lecheras también pueden ser procesadas para convertirse en carne, y si están infectadas con BSE, esa carne puede causar la vCJD si es consumida.11 Como señaló el Centro para la Seguridad Alimentaria,12 que informó sobre el brote del año 2012:

"El tejido de los sistemas nerviosos centrales de las vacas infectadas (incluido el cerebro o la médula espinal) es la parte más infecciosa de una vaca. Ese tejido puede encontrarse en hot dogs, carne para tacos, bolonia y otros productos que contienen gelatina bovina y carne molida o picada. Las personas que consumen productos contaminados de carne de res, corren el riesgo de contraer la versión humana de la Enfermedad de las Vacas Locas...

Poco a poco, en cuestión de años, la enfermedad crea agujeros en el cerebro, lo deja como una esponja y siempre ocasiona la muerte.

No se conoce ninguna cura, tratamiento o vacuna para estas enfermedades. Se cree que en el ganado, el período de incubación de la enfermedad de "las Vacas Locas" es de aproximadamente 5 años y puede estar latente en los seres humanos durante una década o más antes de manifestarse".

Este año, la Enfermedad de las Vacas Locas está volviendo a surgir, esta vez cobró la vida de un hombre en Texas. Fue la cuarta víctima de la enfermedad en los Estados unidos.13

Enfermedad del Desgaste Crónico--Otra Faceta Del Mismo Problema

Otro tipo de encefalopatía espongiforme bovina (BSE) se conoce como Enfermedad del Desgaste Crónico (CWD, por sus siglas en inglés), que ahora se está extendiendo rápidamente entre ciervos y alces.

Al igual que con la Enfermedad de las Vacas Locas, la enfermedad es el resultado de la domesticación de animales salvajes. Hoy en día, la CWD afecta a animales en 22 estados de los Estados Unidos, y a 68 granjas cinegéticas en Saskatchewan, ahora Canadá tiene animales infectados, que fueron importados de los EE.UU como animales de caza.

Los animales infectados con CWD liberan priones infecciosos a través de la saliva y orina alrededor de tres meses después de haberse infectado. Siguen siendo contagiosos por el resto de su vida y contaminan la tierra y el agua a medida que avanzan.

Según algunos expertos, los priones que causan la CWD son el agente patógeno más resistente que se conoce en la actualidad. Si la Enfermedad del Desgaste Crónico se propaga entre los seres humanos, el VIH-SIDA seria "pan comido" en comparación con la manera en que esta enfermedad se está extendiendo entre población de ciervos.

Las granjas cinegéticas atienden a clientes que más o menos garantizan la cacería, y la posibilidad de que la CWD se propague a los seres humanos por medio del consumo de estos animales de caza es una preocupación seria.

Un artículo reciente publicado en la revista Landes Bioscience14,15 ofrece la siguiente seria evaluación sobre la capacidad de que la Enfermedad del Desgaste Crónico (CWD) afecte a los seres humanos:

"Nuestra hipótesis plantea de que tanto los priones BSE como los CWD que pasan a través de felinos crearán recPrP humano de manera más eficiente que los BSE o CWD de los huéspedes originales, esto es evidencia que el nuevo huésped reducirá la barrera de las especies entre seres humanos y BSE o CWD.

El nuevo huésped es particularmente relevante a medida que investigamos los posibles medios de transmisión trans-especie de las enfermedades priónicas".

Perder la Cabeza por una Hamburguesa

La idea de que las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y la ELA pueden propagarse a través de los alimentos que provienen de los CAFO, no es completamente nueva.

Un estudio realizado en el año 200516 que fue publicado en la revista Medical Hypotheses llamado: "Pensar lo impensable: Alzheimer, Creutzfeldt-Jakob y la Enfermedad de las Vacas Locas: la reemergencia asociada con la edad, de la tuberculosis bovina virulenta que se transmite por los alimentos, o perder la cabeza por una malteada o hamburguesa", señala:

"En la opinión de los expertos, existe una amplia justificación para considerar una patogénesis similar para el Alzheimer, Creutzfeldt-Jakob y las otras encefalopatías espongiformes como la Enfermedad de las Vacas Locas.

De hecho, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y el Alzheimer a menudo coexisten y en este punto se cree que sólo difieren por cambios físicos que dependen del tiempo. Un estudio reciente establece que hasta un 13 % de todas las víctimas de 'Alzheimer' en realidad tienen la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob". [Énfasis mío]

Los investigadores también indican que la tuberculosis bovina sirve como un portador de la enfermedad humana de las Vacas Locas.

La tuberculosis bovina (causada por la Mycobacterium bovis y M. avium-intracellulare o paratuberculosis) es una de las amenazas más comunes en los CAFO de los EE.UU, además, los investigadores citan datos del USDA que sugieren que entre el 20 y el 40 % de las vacas lecheras del país se pueden infectar en cualquier momento. Según los autores:

"El riesgo para la salud de la leche contaminada con M. bovis se conoce desde hace decenios y no hace mucho hubo una época en que se imprimió en todos los envases de leche la leyenda "probado contra la tuberculosis". Shliesser estableció que la carne de animales con tuberculosis también puede constituir un importante riesgo de infección.

A finales del siglo XX, el 25 % de las tantas muertes en adultos por tuberculosis en los Estados Unidos, fueron causadas por M. bovis. Sin contar los productos lácteos, cuando se toma en cuenta el consumo de carne antes y ahora, las personas que consumen carne tienen tres más veces el riesgo de desarrollar Alzheimer que los vegetarianos.

Las investigaciones sobre las causas de la Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, indistinguible de la enfermedad de Alzheimer, más que por su proceso más corto y mortal, podrían haberse detenido si no fuera por Roel y otros investigadores que vincularon la enfermedad de las vacas locas en el ganado con la M. bovis y la paratuberculosis en términos clínicos, patológicos y epidemiológicos.

El suroeste del Reino Unido, la cuna de los brotes británicos de BSE y CJD, presenció un aumento exponencial en la tuberculosis bovina justo antes de sus brotes espongiformes. Todo esto nos lleva a lo impensable: que las enfermedades de Alzheimer, Cruetzfeldt-Jackob y la de las Vacas Locas podrían ser causadas por el consumo de carne o productos lácteos en los alimentos". [Énfasis mío]

¿Estamos Pagando Un Precio Demasiado Alto por una Carne Barata?

En mi opinión, la respuesta a esa pregunta es sí. Estamos pagando un precio exorbitantemente alto por los alimentos provenientes de granjas industriales. Algunos de los efectos sobre la salud asociados con los productos de origen animal provenientes de los CAFO son más fáciles de estimar que otros.

Muy probablemente, la noticia de que el Alzheimer, que ahora parece ser la tercera principal causa de muerte en los Estados Unidos, sea el resultado de una forma más lenta de Enfermedad de las Vacas Locas o de la Enfermedad del Desgaste Crónico, y será muy impactante para la mayoría de las personas.

Sin embargo, los vínculos entre dichas enfermedades son muy convincentes y todos señalan a un culpable principal: las prácticas agrícolas de las granjas industriales, que eliminan la higiene y reemplazan la alimentación natural de los animales con alimentos a base de granos que no son naturales en donde mezclan subproductos animales.

Esta solución "caníbal", y los vacíos que terminan permitiendo el canibalismo de la misma especie, han provocado un ciclo de producción de enfermedades que sólo puede detenerse poniéndole fin a esas prácticas antinaturales de producción de alimentos.

La conclusión es que la alimentación de un animal es muy importante. No se pueden juzgar los beneficios de la alimentación de un animal sólo con base en el aumento de peso o la producción de leche... Puede haber todo tipo de ramificaciones imprevistas cuando se altera el curso natural de la naturaleza, incluidas algunas enfermedades nunca antes vistas.

La carne orgánica proveniente de animales alimentados con pastura durante toda su vida que fueron criados y sacrificados humanamente, en realidad es el único tipo de carne que es saludable comer.

Al comprar carne de granjas más pequeñas que crían sus animales de manera humana y de acuerdo con los principios orgánicos, está promoviendo la proliferación de este tipo de granjas, lo cual a la larga no sólo le ayudará a proteger su salud, sino que beneficiará a todos, incluidos los animales al detener las prácticas agropecuarias que constantemente están sembrando semillas de las enfermedades degenerativas...

Las siguientes organizaciones pueden ayudarle a ubicar en su área local, productos frescos de granja que fueron producidos de manera humana y sostenible:

Local Harvest

Este sitio web le ayudará a encontrar los mercados agrícolas, granjas familiares y otras fuentes de alimento producido de manera sostenible en su área, donde se pueden comprar productos, carnes de animales criados con pasto, y muchas otros bienes alimenticios.

Farmers' Markets

Una lista nacional de los mercados de los agricultores.

Eat Well Guide: Wholesome Food from Healthy Animals

EatWellGuide es un directorio en línea de carnes de animales alimentadas con pasto de forma sostenible, aves de corral, productos lácteos y huevos de las granjas, tiendas, restaurantes, posadas y hoteles, y puntos de venta en línea en los Estados Unidos y Canadá.

Community Involved in Sustaining Agriculture (CISA)

CISA está dedicada al mantenimiento de la agricultura y a promover los productos de granjas pequeñas.

FoodRoutes

El mapa de FoodRoutes "FindGoodFood" (Encuentre Buenos Alimentos) puede ayudarle a conectarse con los agricultores locales para encontrar los alimentos más frescos y apetitosos posibles. En su mapa interactivo, puede encontrar una lista de agricultores locales, CSA, y los mercados de su zona.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Alzheimer’s Association 2013 Alzheimer’s Disease Facts and Figures (PDF)
  • 2 Time Magazine March 5, 2014
  • 3 Corante July 17, 2014
  • 4 Medicinenet.com July 16, 2014
  • 5 Chronic Wasting Disease Alliance
  • 6 Annu Rev Genet. 2013; 47: 601–623
  • 7 University of Pennsylvania, The Saga of a Disease Protein (PFD)
  • 8 Grassrootsmeat.com February 2010
  • 9 Schoolfood.info April 26, 2013
  • 10 Center for Food Safety, Mad Cow Fact Sheet (PDF)
  • 11, 12 Center for Food Safety April 25, 2012 Press Release
  • 13 ABC News June 6, 2014
  • 14 Landes Bioscience, Prion 8:Supplement, 25–58; April/May 2014
  • 15 Organic Consumers Association June 26, 2014
  • 16 Medical Hypotheses 2005;64(4):699-705