Depresión Durante el Embarazo: Cómo Manejar Este Período Sensible

Mujer con depresión

Historia en Breve -

  • El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) afirma que entre el 14 y 23 % de las mujeres lidian con síntomas de depresión en algún momento durante su embarazo
  • Anteriormente, muchos expertos en salud creían que los brotes hormonales durante el embarazo ayudaban a proteger a las mujeres de la depresión, lo cual sólo las hacía más vulnerables al trastorno después del nacimiento del bebé

Para muchas mujeres, el embarazo es uno de los momentos más felices de sus vidas. Hay algo emocionante o incluso mágico en traer nueva vida al mundo. Pero para otras, el embarazo puede ser una experiencia difícil, confusa y aterradora. No es extraño que las mujeres embarazadas se depriman en algún momento de su embarazo.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) afirma que entre el 14 y 23 % de las mujeres lidian con síntomas de depresión en algún momento durante su embarazo.1 Esto se conoce como depresión preparto.2

Síntomas Comunes de la Depresión Preparto

Durante el embarazo, las hormonas suelen pasar por varios cambios, esto puede desencadenar depresión y ansiedad. Sin embargo, debido a que con frecuencia el embarazo provoca muchos síntomas, el diagnóstico de la depresión preparto puede ser bastante difícil, ya que algunos de los síntomas podrían traslaparse. Algunos de los síntomas que indican depresión durante el embarazo incluyen:3,4

Una persistente sensación de tristeza

Dormir en exceso o falta de sueño

Falta de interés en actividades que alguna vez fueron agradables

Sentimientos de ansiedad, culpabilidad o inutilidad

Cambios en los hábitos alimenticios

Falta de energía

Dificultad para concentrarse

Irritabilidad e intranquilidad

Tensión o dolores musculares

Ataques de pánico recurrentes

Constantes pensamientos de desesperanza, muerte o suicidio

Si experimenta cualquiera de estos síntomas durante dos semanas o más, es probable que esté sufriendo depresión preparto.

¿Qué Hace que las Mujeres Embarazadas se Depriman?

Anteriormente, muchos expertos en salud creían que los brotes hormonales durante el embarazo ayudaban a proteger a las mujeres de la depresión, lo cual sólo las hacía más vulnerables al trastorno después del nacimiento del bebé.

Sin embargo, ahora se cree que el rápido aumento de dichos niveles hormonales durante el comienzo del embarazo podría alterar la química cerebral y conducir a la depresión.5

También hay factores de riesgo que pueden predisponerla a la depresión durante el embarazo, e incluyen:6

Tener antecedentes de depresión personales o familiares

Problemas de pareja

Tener un aborto previo

Tratamientos de fertilidad

Acontecimientos de vida estresantes

Historia de abuso

¿La Depresión Puede Afectar al Feto?

Si no se trata, sí, la depresión puede afectar al bebé en crecimiento dentro del vientre de la madre. Esto se debe a que la depresión preparto está relacionada con una nutrición deficiente, el tabaquismo y el alcohol.

A su vez, el niño podría estar en riesgo de bajo peso al nacer, parto prematuro e incluso problemas de desarrollo.7

Un estudio publicado en la revista Biological Psychiatry descubrió que hay una asociación negativa entre la depresión prenatal materna y el desarrollo de una amígdala en el feto.8

Depresión Preparto en Comparación con la Depresión Posparto: Conozca las Diferencias

La depresión durante el embarazo puede ser común, pero ¿sabía que también puede atacar después de haber dado a luz? Esto se conoce como depresión posparto y ocurre cuando los niveles de estrógeno y progesterona en el cuerpo de una mujer disminuyen de forma repentina, lo cual puede provocar cambios de humor.9

El agotamiento físico y la falta del sueño que provoca el cuidar de un nuevo bebé también pueden impedir que la mujer descanse lo necesario después del parto y ello contribuye a los síntomas.

Hay casos en los que la depresión posparto se confunde con "nostalgia por el bebé", pero la verdad es que sus síntomas son más intensos y pueden durar por período de tiempo más extenso. En algunas mujeres, se desarrolla durante las primeras semanas después de dar a luz, aunque en algunos casos puede comenzar mucho más tarde—hasta seis meses después del nacimiento.10

Si no se trata, la depresión posparto puede durar meses. En contraste, la nostalgia por el bebé comienza dentro de los primeros dos o tres días después del parto y perdura hasta dos semanas.11

Los síntomas de la depresión posparto podrían ser similares a los de la depresión preparto, sin embargo, hay algunas diferencias. Por ejemplo, algunas madres experimentan llanto excesivo y dificultad para crear vínculos con su bebé. Algunas temen no ser buenas madres e incluso podrían pensar en hacerse daño a sí mismas o al bebé.12

Si no se trata, la depresión posparto puede progresar a un padecimiento más intenso llamado psicosis posparto, la cual se desarrolla generalmente dentro de la primera semana después del parto. Algunos de los síntomas característicos de esta afección incluyen:13

  • Alucinaciones y delirios
  • Trastornos del sueño
  • Pensamientos obsesivos sobre el bebé
  • Paranoia
  • Intentos de hacerle daño al bebé o a sí mismas

Cómo Ayudar a una Mujer Embarazada a Afrontar la Depresión

Muchos médicos rápidamente prescriben antidepresivos a las madres embarazadas de quienes sospechan que están lidiando con la depresión, sin embargo, tenga en cuenta que el uso de estos medicamentos se ha relacionado con efectos negativos para el bebé ya que tienen la capacidad de atravesar la barrera placentaria.14

Un estudio publicado en el British Medical Journal (BMJ) lo demuestra, debido a que encontró que, si se toma el antidepresivo Paxil (paroxetina) durante el embarazo, aumenta el riesgo de desarrollar cinco defectos de nacimiento, incluidos problemas cardíacos y anencefalia, que son anomalías cerebrales y de la formación del cráneo.

Mientras tanto, se descubrió que el Prozac (fluoxetina), aumenta el riesgo de sufrir defectos en la pared cardiaca y craneosinostosis (anomalías en la forma del cráneo).15

En lugar de recurrir a los medicamentos para tratar la depresión durante el embarazo, lo mejor es consultar a un médico que le ayude a seguir un enfoque sin medicamentos con el fin de abordar su padecimiento. Las siguientes son formas seguras de tratar la depresión antes y después del parto:

Disminuir significativamente su consumo de azúcar, granos y alimentos procesados, ya que pueden promover la inflamación (que se dice que es un potencial factor de riesgo para la depresión16), afectar su función cerebral y estado mental.

Consuma suficiente vitamina B12 e incremente su consumo de grasas omega-3 de origen animal. Las grasas omega-3 son realmente cruciales para gozar de una buena salud mental y función cerebral.

Optimice sus niveles de vitamina D mediante la exposición a la luz del sol.

Aumente su consumo de alimentos fermentados. Si su flora intestinal es anormal, también lo será la flora intestinal de su bebé. Varios estudios descubrieron que tener un intestino sano es esencial tanto para la salud física como mental.

No consumir suficiente sodio puede desencadenar síntomas similares a los de la depresión, así que asegúrese de evaluar su consumo de sal. Lo ideal es que utilice sal completamente natural y sin procesar como la sal del Himalaya.

Haga suficiente ejercicio moderado y duerma el tiempo suficiente.

CONOZCA MÁS SOBRE LAS DEPRESIÓN

Depresión: Introducción

¿Qué es la Depresión?

Depresión en Hombres y Mujeres

Depresión Infantil

Depresión Durante el Embarazo

Duracion de la Depresión

Causas de la Depresión

Tipos de Depresión

Síntomas de la Depresión

Consecuencias de la Depresión

Tratamiento para la Depresión

Prevención de la Depresión

Alimentación Contra la Depresión

Depresión Postparto

Depresión Maníaco Bipolar

Trastorno Depresivo Mayor

Test Sobre la Depresión

Depresión Crónica

Trastorno Depresivo Estacional

Depresión Psicótica

Depresión Preguntas Más Frecuentes

< Anterior

Depresión Infantil

Siguiente >

Duracion de la Depresión

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario