¿En Realidad Podría Comer con $3.37 Dólares al Día?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 05, 2015 | 63,932 vistas

Historia en Breve

  • Una familia típica que utiliza el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP por sus siglas en ingles), el nombre oficial de las estampillas de alimentos, tendrá alrededor de $ 3.37 por persona, por día, para comprar sus alimentos
  • Las personas con presupuestos limitados tienden a optar por los alimentos, más baratos y más llenadores, como pan blanco, carne molida y fideos ramen, que son perjudiciales para su salud
  • Una nueva investigación encontró que la diferencia entre comprar alimentos para una alimentación más saludable o una alimentación menos saludable llegó a ser alrededor de $1.50 por día
  • El caldo de hueso, vegetales fermentados y los germinados son ejemplos de alimentos de bajo costo que son fenomenales para su salud
  • Cultivar sus propios vegetales también le puede ahorrar mucho dinero en productos; aquí también encontrara 53 consejos sobre cómo ahorrar dinero en la compra de alimentos orgánicos

Por el Dr. Mercola

Si bien la asistencia alimentaria varía de un estado a otro, una familia típica que utiliza el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), el nombre oficial de los cupones de alimentos, tendrá alrededor de $3.37 por persona, por día, para comprar sus alimentos.1

Muchas familias agotan sus cupones de alimentos después de las dos primeras semanas del mes y se confían de los bancos de alimentos para obtener alimentos después de las dos semanas. En un presupuesto apretado, las frutas y vegetales suelen ser comprados únicamente si hay dinero de sobra, y muchas veces no hay.

En el documental Food Stamped, en donde los cineastas tratan de llevar una alimentación saludable con un presupuesto de estampillas, ellos visitan las agencias donde se inscriben las personas para obtener las estampillas y se juntan con los compradores de bajos ingresos que tienden a optar por los alimentos más baratos y más llenadores, como pan blanco, carne molida de animales de operaciones concentradas y fideos ramen.

En entrevistas con los miembros del Congreso quienes también tomaron el reto de alimentarse con cupones de alimentos, incluso los funcionarios electos--cuando ellos mismos se vieron obligados a comer con un presupuesto escaso—también fueron atraídos por los alimentos baratos.

Pero si bien el costo es uno de los obstáculos más frecuentemente citados para llevar una alimentación saludable, hay súper alimentos disponibles de bajo costo que proporcionan beneficios inestimables para su salud. Además, la investigación de la Escuela de Harvard de Salud Pública (HSPH por sus siglas en inglés) encontró que el costo por llevar una alimentación saludable es de sólo $1.50 dólares más por día...

Las Dietas Más Saludables Cuestan Alrededor de $1.50 Más por Día que Dietas Menos Saludables

Los investigadores de la HSPH realizaron un meta-análisis de 27 estudios, en donde evaluaron las diferencias en los precios por porción y precios por caloría en diferentes tipos de alimentos. Llevar una alimentación saludable (rica en frutas, vegetales, pescado y frutos secos) resultó ser significativamente más caro que una alimentación poco saludable (rica en alimentos procesados, carnes y granos refinados).

Sin embargo, la diferencia entre la compra de alimentos más saludables y alimentos menos saludables resulto ser de $1.50 por día.2 Parte de la razón del porque los alimentos procesados son​​más baratos es el hecho de que el gobierno de Estados Unidos está apoyando activamente una alimentación que consiste de jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF), aceite de soya, aceite de maíz y carne de ganado alimentado con granos, un resultado directo de su deficiente sistema de subsidios agrícolas.

La producción de alimentos chatarra incluso es más barata debido al uso de ingredientes de relleno no saludables y conservadores que impiden que se echen a perder, el resultado final es que los alimentos más dañinos para su salud a menudo son mucho más baratos. Los investigadores de HSPH informaron que las políticas alimentarias de los Estados Unidos se enfocan en:3

"'Productos baratos, de alto volumen', lo que ha ocasionado una compleja red de capacidades de agricultura, almacenamiento, transporte, transformación, fabricación, y comercialización que favorecen las ventas de productos alimenticios altamente procesados, dándole de esta manera ganancias rentables a la industria."

Para agravar el problema, muchas de las personas con presupuestos alimentarios más limitados, como aquellos que reciben dinero para asistencia alimentaria, viven en "áreas desérticas" - áreas donde no hay tiendas de alimentos y si las hay, es una tienda de alimentos convenientes o un restaurante de comida rápida donde pueden comprar sus alimentos.

Entonces, mientras que claramente es posible comer sano con un presupuesto limitado, para ello es necesario que usted entienda lo que representa una comida sana y posteriormente tener acceso a este tipo de alimentos, que no siempre es el caso.

Y en cuanto al costo, $1.50 dólares al día es sin duda un gran obstáculo para muchas personas, pero para otros que pueden pagar fácilmente el costo, la inversión adicional representara grandes beneficios para la salud de su familia. Los investigadores explicaron:4

"Si bien es cierto que llevar una alimentación saludable es más costoso, la diferencia fue menor de lo que muchos podrían haber esperado. En el transcurso de un año, $1.50 dólares adicionales al día por comer saludable aumentaría los costos de alimentos en una persona en alrededor de $550 dólares al año.

Esto representaría un obstáculo real para algunas familias y necesitamos políticas para ayudar a compensar estos costos. Por otra parte, esta diferencia de precios es muy pequeña en comparación con los costos económicos de las enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación, que se reducirían dramáticamente por una alimentación saludable".

Caldo de Huesos: Algunos de los Alimentos Más Baratos También Son los Más Saludables


Si usted tiene un presupuesto estrictamente limitado, puede ser que sea necesario que empiece a pensar en lo que representa una comida saludable. Digamos que tiene $2 dólares para cenar. Es altamente probable que se convenza por comprar una hamburguesa y papas fritas del menú de un dólar.

Esto lo llenará en el momento, pero no le dará a su cuerpo la nutrición que necesita. En cambio, con esos $2 dólares podría comprar huevos orgánicos y un aguacate y hacer un platillo con estos dos alimentos.

Esto probablemente sea una comida rara para usted, pero en última instancia será mucho más satisfactoria y lo hará sentir mucho mejor que una hamburguesa. Otros alimentos fenomenales también son muy baratos y se ajustan muy bien a su presupuesto (aunque sí requieren cierta preparación en casa, como la mayoría de los alimentos saludables).

El caldo de huesos es un ejemplo. Hacer su propio caldo de hueso es muy económico, ya que puede hacer uso de los huesos restantes que de otra manera serían desechados. Y si bien es cierto que al principio parece ser un poco desafiante hacer su propio caldo de huesos, en realidad es bastante fácil.

Esto también podría ayudarle a ahorrar dinero al reducir su necesidad de suplementos alimenticios, ya que el caldo de hueso le proporciona una variedad de nutrientes importantes--tales como el calcio, magnesio, condroitina, glucosamina, y arginina--que de lo contrario tendría que gastar mucho dinero en la compra de suplementos.

Cocer a fuego lento los huesos durante un día entero le dará uno de los alimentos más nutritivos y curativos que hay en el mercado. Puede utilizar este caldo para sopas, estofados o beberlo directamente. El caldo también lo puede congelar para utilizarlo en el futuro. Tenga en cuenta que la "capa" que se forma en la parte superior es la mejor parte. Contiene nutrientes valiosos, como azufre, junto con grasas saludables, simplemente mézclela bien en el caldo.

Hay bastantes maneras diferentes para hacer caldo de hueso y en realidad no hay manera que se arrepienta. Usted puede encontrar diferentes variaciones en internet, pero en el video anterior le muestro algunos consejos básicos. Si está empezando con un pollo entero, por supuesto que tendrá mucha carne, así, ya que la puede agregar nuevamente al caldo con algunas hierbas y especias para hacer una sopa de pollo, o puede utilizarlo como una comida adicional.

  1. Llene una olla grande (u olla eléctrica) con agua pura y filtrada. (Se recomienda una olla eléctrica por razones de seguridad si tiene que salir de casa mientras está cocinando.)
  2. Agregue vinagre y todos los vegetales excepto el perejil.
  3. Coloque el pollo entero o huesos sobrantes de pollo en la olla.
  4. Deje hervir y elimine la espuma que se crea en la parte superior.
  5. Reduzca a fuego lento y deje cocinar.
  6. Si cocina un pollo entero, la carne empezara a separarse del hueso después de aproximadamente 2 horas. Simplemente saque el pollo de la olla y desmenuce la carne de los huesos. Coloque los huesos nuevamente en la olla y deje que siga hirviendo los huesos durante otras 12 a 24 horas y proceda con el paso 8 y 9.
  7. Si sólo cocina huesos, simplemente déjelos a fuego lento durante aproximadamente 24 horas.
  8. Es posible que desee agregar perejil fresco, 10 minutos antes de apagarle, ya que esto agregara iones minerales saludables a su caldo, pero esto es opcional.
  9. Retire los huesos restantes del caldo con una cuchara con ranuras y cuele el resto para eliminar cualquier fragmento de hueso.

Alimentos Fermentados: El Superalimento Barato

Cuando consume alimentos chatarra, ciertas bacterias florecen y producen endotoxinas, que su sistema inmunológico detecta y reconoce a estas endotoxinas como un ataque, responde con la inflamación. Su cuerpo cambia su metabolismo para redirigir la energía hacia la "batalla". El resultado es la producción excesiva de insulina, mayor almacenamiento de grasa, menos señalizaciones para controlar el apetito y finalmente, la obesidad.

La mejor manera de revertir esta inflamación y restaurar un metabolismo saludable es al eliminar el exceso de azúcar y alimentos procesados y agregar bacterias benéficas de alimentos fermentados naturalmente. Hoy en día, casi todas las personas tienen dañada la flora intestinal, a menos que sea parte de la minoría que lleve una estricta alimentación a base de alimentos enteros y orgánicos y evite los antibióticos. Los vegetales fermentados son uno de los alimentos fermentados más apetecibles que le pueden proporcionar una dosis sólida de bacterias benéficas, conocidas como probióticos, por una fracción del costo de un suplemento (y con muchas más bacterias benéficas).

Los alimentos fermentados son desintoxicantes muy potentes, capaces de eliminar de su cuerpo una amplia gama de toxinas y metales pesados, incluyendo algunos pesticidas, y las bacterias benéficas que contienen, también pueden ayudar a prevenir la diabetes, problemas digestivos, problemas neurológicos, enfermedades cardiovasculares e incluso el acné. Usted sólo necesita una pequeña cantidad de vegetales fermentados para mejorar su salud; lo ideal sería un cuarto a media taza de vegetales fermentados con cada comida. La inversión es pequeña, la col representa el 80 por ciento de la receta. Incluso mejor, es fácil de hacer vegetales fermentados en casa en seis pasos sencillos. Si es posible, haga un lote grande al mismo tiempo, ya que el producto final se mantendrá durante muchos meses en el refrigerador, que le ofrecerá un súper alimento medicinal siempre que lo desee.

Reduzca el Consumo de Proteínas para Estirar su Presupuesto de Alimentos (y Mejore su Salud)

La proteína es uno de los alimentos más caros en la alimentación. Por ejemplo, el estudio presentado encontró, que las diferencias de precio por porción en alimentos saludables frente a los menos saludables eran más grandes entre las carnes/proteínas. En cuanto a la proteína de bajo costo y alta calidad, los huevos orgánicos de gallinas camperas son una de sus mejores opciones. El salmón salvaje de Alaska es otro, y aunque puede ser caro, sólo tiene que comer unas cuantas onzas, de dos a tres veces a la semana.

No hay duda de que la proteína de alta calidad es una parte importante de cualquier alimentación, incluyendo una para el anti envejecimiento. Sin embargo, tiene que tener cuidado de no consumir demasiado. Por favor, entienda que la persona promedio en Estados Unidos consume de tres a cinco veces más proteínas de las que necesita. La proteína generalmente se promociona como una opción saludable, especialmente si la está intercambiando por carbohidratos refinados, pero creo que es rara la persona que realmente necesita más de medio gramo de proteína por kilo de masa corporal magra. Las personas que hacen ejercicio, competidores de elite y las mujeres embarazadas deben consumir aproximadamente un 25% adicional, pero la mayoría de las personas rara vez necesitan más de 40 a 70 gramos de proteína al día.

Para determinar si está consumiendo demasiada proteína, primero calcule su masa corporal magra restando su porcentaje de grasa corporal de 100, si usted tiene un 20 por ciento de grasa corporal, tiene el 80 por ciento de masa corporal magra). Sólo multiplique eso por su peso actual para obtener la masa corporal magra. Para la mayoría de personas, esto significa restringir el consumo de proteína de 35 y 75 gramos al día. Como se mencionó anteriormente, las mujeres embarazadas y las personas que hacen ejercicio intenso necesitarán alrededor de 25% más de proteína. Cuando consume proteínas en los niveles más altos de lo recomendado anteriormente, se tiende a activar la via mTOR (objetivo de la rapamicina en mamíferos) que puede ayudarle a obtener músculos grandes, pero también puede aumentar el riesgo de cáncer.

Existen algunas investigaciones que sugieren que el "gen mTOR" es un regulador importante del proceso de envejecimiento, y el suprimir este gen puede estar vinculado a una vida más larga. En términos generales, en cuanto a comer para obtener una salud óptima, la mayoría de las personas consumen demasiada proteína de baja calidad y carbohidratos y no suficientes grasas saludables. Esta es una buena noticia, si usted tiene en un presupuesto limitado, ya que al disminuir su consumo de proteína le ayudará a reducir sus gastos de comida.

Cultive sus Propios Vegetales (Incluyendo los Germinados)

Cultivar sus propios vegetales es una de las mejores maneras de incluir productos orgánicos en su alimentación a un costo muy bajo. Los costos iniciales y de mantenimiento de un jardín de alimentos en buen estado, produce en promedio $500 dólares cada año en comparación con el precio de los productos en el mercado, según la Asociación Nacional de Jardinería. Contrariamente a la creencia popular, no necesita mucho espacio para cultivar vegetales.

En su libro The Edible Balcony, Alex Mitchell muestra cómo cultivar productos frescos en espacios pequeños. Podrá tomar hermosas y coloridas fotografías durante todo el año, el libro ayuda a determinar lo que podría funcionar mejor en usted, dependiendo de su espacio y ubicación, y lo guía a través de los fundamentos de diseño de un generoso jardín en un espacio pequeño. Por ejemplo, los que viven en un apartamento de gran altura, sin duda, tendrán que lidiar con más viento que los que viven en plantas bajas.

Hay soluciones para prácticamente todos los problemas, y en este caso, las plantas que toleran el viento pueden utilizarse o podría poner algún tipo de mallas de protección. Puede usar prácticamente cada metro cuadrado de su espacio, incluyendo su espacio lateral. Colgar macetas es una manera ideal para una amplia variedad de alimentos, como las fresas, lechugas de hoja verde, ejotes, germinados de guisantes, tomates y una variedad de hierbas o especias. Y en lugar de flores, las jardineras pueden contener hierbas, lechugas, rábanos, cebolletas, frijol, fresas, acelgas, y chiles, por ejemplo. Otras soluciones creativas para aprovechar hasta el último rincón y reciclar los elementos comunes de la casa para su jardín, incluyen:

  • Coloque una fila horizontal de canaletas en una pared, que puede contener vegetales de hoja verde y hierbas
  • Utilice las botellas de plástico para convertirlas en macetas colgadas
  • Dos o más llantas encimadas con una bolsa de plástico para sujetar la tierra, esto puede ser una excelente jardinera para las plantas que les gusta el suelo caliente, como la papa dulce y la albahaca

Los germinados son otro "súper alimento" genial que muchas personas ignoran. Además de su perfil nutricional superior, los germinados son muy fáciles de cultivar, incluso si usted vive en un departamento, ya que no requieren de un jardín al aire libre. Los germinados que son una fuente inagotable de nutrición, pueden contener hasta 30 veces la nutrición de los vegetales orgánicos cultivados en su propio jardín y permiten que su cuerpo extraiga más vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos esenciales de los alimentos que consume.

Durante la germinación, minerales, tales como calcio y magnesio, se unen a la proteína, haciéndolas más biodisponibles. Por otra parte, tanto la calidad de la proteína como el contenido de fibra de los frijoles, nueces, semillas y granos mejoran cuando se germinan. El contenido de vitaminas y ácidos grasos esenciales también aumenta drásticamente durante el proceso de germinación. Usted puede encontrar consejos para sembrar y cosechar germinados aquí.

53 Consejos Adicionales para Comer de Manera Orgánica Bajo un Presupuesto

Vani Hari, blogger y fundadora de FoodBabe com, ha recopilado una larga lista de consejos sobre cómo ahorrar dinero en la compra de alimentos orgánicos.5 Con el fin de proteger su salud, creo que debería gastar el 90 por ciento de su presupuesto en alimentos enteros y sólo el 10 por ciento en alimentos procesados ​​(por desgracia la mayoría de las personas en Estados Unidos actualmente hacen lo contrario). Esto requiere un poco de estrategia, sobre todo si tiene un presupuesto apretado, pero los siguientes consejos de Hari le ayudarán considerablemente.

BUSQUE Y UTILICE CUPONES DE PRODUCTOS ORGÁNICOS

  1. Busque cupones y promociones en los sitios de internet de sus empresas favoritas; casi todos ellos tienen.
  2. Únase a páginas de medios sociales de su empresa favorita para obtener cupones y ofertas especiales.
  3. Busque cupones de alimentos orgánicos en varios sitios e ideas para ahorrar dinero.
  4. La mayoría de las tiendas comparten sus cupones, así que no tiene que usar todos en un solo viaje de compras en su tienda más conveniente o favorita.

EN CASA Y EN LA COCINA

  1. Manténgase organizado. Planee sus comidas para la semana de acuerdo con los alimentos orgánicos que están en oferta y/o que puede comprar con cupones.
  2. Presupuesto. Escriba un presupuesto semanal y mensual para darle un seguimiento tanto al gasto irregular como al gasto responsable. Esto le permitirá identificar sus hábitos de como gasta su dinero y le ayudara a priorizar la compra de alimentos orgánicos dentro de su presupuesto.
  3. Hágalo usted mismo, en lugar de comprarlo. Haga sus propios chips de col rizada, licuados y jugos vegetales para reemplazar los alimentos comprados en la tienda que son más costosos.
  4. Aprenda a hacer porciones y a dar prioridad - es preferible comprar siempre las carnes orgánicas y productos lácteos, aprenda a limitar su consumo de estos productos cada semana. Por ejemplo, mantenga porciones de carne a 4 onzas o menos de ser posible.

USE EL CONGELADOR

  1. Nueve de cada 10 veces el producto congelado orgánico en la tienda es más barato que los frescos, especialmente si no es temporada de frutas o vegetales.
  2. Congele los sobrantes en un recipiente de vidrio de bajo costo o moldes de silicona para porciones más pequeñas.
  3. Compre productos locales de temporada y congélelos para utilizarlos cuando no sea su temporada, por ejemplo, en la primavera y el verano extienda en una charola las bayas y congélelas durante la noche y luego almacénelas en tarros para el otoño e invierno.
  4. Duplique las porciones de las recetas y congele las sobras; esto funciona muy bien con sopas y estofados.
  5. Congele los alimentos básicos como la mantequilla y el queso.

TOME DECISIONES

  1. La carne y los lácteos (productos animales como pollo, huevos, queso, mantequilla, yogur, leche, etc.) son los más importantes para elegir en variedades orgánicas, debido al riesgo combinado de pesticidas, antibióticos y exposición de la hormona del crecimiento cancerígeno.
  2. Reduzca el consumo de carne y productos lácteos si no puede comprar las variedades orgánicas.
  3. Compre un pollo orgánico entero, en lugar de piezas separadas como pechuga, piernas o alas, ya que son más caros por libra. Puede utilizar los huesos para hacer su propio caldo de pollo, como se mencionó anteriormente.
  4. Utilice las listas "Clean 15" y "Dirty Dozen" disponibles en ewg.org para ayudarle a determinar los productos que debe comprar orgánicos. Por ejemplo, si usted tiene una opción entre pimientos rojos orgánicos más caros y espárragos convencionales más barato, elija los espárragos. Los espárragos repelen naturalmente las plagas, esto les ayuda a crecer con una cantidad mínima de pesticidas. Incluya los pimientos rojos en su alimentación cuando sea temporada o búsquelos más baratos en otra tienda de alimentos.
  5. No compre vegetales y frutas pre-lavadas ya que pueden costar el doble.
  6. Coma en restaurantes sólo dos veces a la semana o menos--comer productos orgánicos en la casa es significativamente más barato que comer en los restaurantes orgánicos.

COMPRE A GRANEL

  1. Aproveche la oferta de "compre uno y llévese otro gratis" o compre y obtenga un descuento en el segundo. Nunca sabrá cuando lo vayan a poner en oferta otra vez, así que asegúrese de aprovechar el descuento y guárdelos para después.
  2. Siempre compre productos básicos empaquetados que estén en oferta.
  3. Compre alimentos a granel no envasados que estén en contenedores. Lleve tazas para medir con usted a la tienda de comida si está comprando de contenedores a granel. De esa manera usted puede comprar exactamente la cantidad que necesita para una receta específica y no gastara en cantidades adicionales.
  4. Compre paquetes o frascos de especias orgánicas más pequeñas; las especias viejas pierden sus cualidades medicinales por lo que es más prudente comprar en cantidades más pequeñas.
  5. Compre un animal completo y congele las porciones que no utilice. Puede hacerlo con el granjero local y dividir el costo con un grupo.
  6. Averigüe qué alimentos son de temporada y compre aquellos a granel, ya que son mucho más baratos.
  7. Únase a un club de compras con sus vecinos, amigos o familiares y compre grandes cantidades en descuento.

COMPRE EN LINEA/INTERNET

  1. Varios servicios entregarán alimentos orgánicos y alimentos sin organismos transgénicos directamente a su domicilio, muchos de ellos tienen algunos de los precios más bajos en el mercado de productos básicos, carne, productos lácteos y otros productos orgánicos.

ELIJA MARCAS ORGANICAS QUE LE AYUDEN A AHORRAR DINERO

  1. Elija productos de la marca de la tienda. Independientemente de la marca, todos están obligados a seguir las mismas directrices establecidas por el programa de certificación orgánica USDA si contienen el sello orgánico de la USDA y lo más probable es que ni siquiera note la diferencia entre una marca comercial y una marca de la tienda.
  2. Únase a los programas de clientes leales de la tienda para obtener descuentos.
  3. Siempre utilice sus tarjetas de recompensas. La mayoría de las tiendas más convenientes, tiendas de abarrotes y farmacias le permiten inscribirse para obtener una tarjeta de recompensas o ahorros que le ayudará a ahorrar dinero en algunos de sus artículos. Incluso si en esta ocasión no compró alimentos orgánicos, el dinero que ahorro en esos productos puede ser utilizado para comprar otros artículos que necesite.
  4. Siempre recuerde que si no está satisfecho con su producto orgánico, la mayoría de los supermercados y empresas de alimentos orgánicos ofrecen garantía de reembolso.

COMPRAE LOCAL

  1. La comida local puede ser significativamente más barata que los alimentos traídos desde kilómetros de distancia.
  2. Encuentre un mercado de agricultores cerca de usted a través LocalHarvest.org o el USDA – conozca a los agricultores locales, cree una relación personal y negocie los precios.
  3. Pídale a su agricultor que le explique sus prácticas agrícolas. Algunos agricultores no fumigan pesticidas en sus cultivos, pero no buscan la certificación USDA para mantener los precios más bajos.
  4. Sea el último en irse del mercado del agricultor. Los agricultores probablemente reducirán sus precios al final del día, para que no tenga que regresar sus productos a la granja.
  5. Compre acciones en un programa de agricultura CSA apoyada por la comunidad. Es gratificante contribuir a los gastos de operación de una granja local, mientras recibe una caja semanal de frutas y vegetales frescos.

CULTIVE SUS PROPIOS ALIMENTOS

  1. Plante hierbas en la cocina o en algún lugar conveniente para que siempre pueda tener hierbas frescas disponibles. Las hierbas orgánicas son uno de los artículos más caros en el supermercado.
  2. Una vez que empiece a cultivar sus propios alimentos, dele a sus familiares y amigos hierbas, frutas y vegetales (esto le ayudara a ahorrar dinero en otros objetos que de otro modo no podría usar o cosechar).
  3. Si le gustan las aventuras, compre un par de gallinas ponedoras y así obtendrá sus propios huevos.

DEJE DE DESPERDICIAR EN ALIMENTOS

  1. Los frutos secos y harinas deben mantenerse en el refrigerador con el fin de que duren más tiempo sin que se hagan rancios.
  2. Ponga trapos o toallas de papel en los cajones del refrigerador para absorber el exceso de humedad, lo que ayudará a mantener los productos más tiempo.
  3. Para repeler los insectos, coloque una hoja de laurel en contenedores de arroz, harina y pastas.
  4. Compre y mantenga los plátanos separados, de esta manera se echaran a perder más lento.
  5. Voltee boca abajo los contenedores de mantequilla de almendras, yogurt, crema agria, tahini, y requesón cuando los guarde en el refrigerador--esto crea un sellado al vacío y se mantendrán frescos por más tiempo.
  6. No tire los desechos de la leche de frutos secos—utilícelos en licuados o para hacer harinas de nueces al colocar la pasta en una bandeja para hornear y séquela en un horno a 250 grados o en un deshidratador.
  7. Reutilice la pulpa vegetal del jugo para agregar fibra a las sopas, licuados o para hacer galletas o pan.
  8. Coloque el apio marchito, zanahorias pequeñas y rábanos en agua con una rodaja de papa para que se hagan crujientes otra vez.
  9. Mantenga todas las frutas cítricas orgánicas en el refrigerador—de esta manera duraran hasta 1-2 semanas más.
  10. No lave las lechugas de hoja oscura o frutas orgánicas hasta que los vaya a consumir.
  11. Guarde las hierbas, cebollas, espárragos en forma vertical en un vaso grande con una pulgada de agua.
  12. Si sabe que no los va a comer pronto, congele los alimentos antes de que se echen a perder.
  13. Elija comer menos, utilice un plato más pequeño para ayudarle a controlar la cantidad de alimentos que puede comer o evitar tirarlos.
  14. Haga composta con todos los residuos de alimentos para regresar los nutrientes nuevamente al jardín (esto le ayudara a gastar menos en fertilizantes).

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 National Journal September 11, 2013
  • 2 BMJ Open December 5, 2013
  • 3 Natural Blaze December 5, 2013
  • 4 Natural Blaze December 5, 2013