Consuma Mas de Esta Grasa y Podría Adelgazar su Cintura en una Semana

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 29, 2016 | 36,138 vistas

Historia en Breve

  • Añadir aceite de coco durante cuatro semanas a la alimentación de hombres obesos ocasionó una disminución en la circunferencia de su cintura
  • Otra investigación también respaldan el papel del aceite de coco en la pérdida de peso, menor circunferencia de la cintura, mejoras en los niveles de colesterol y más
  • El aceite de coco es la fuente de saludables ácidos grasos de cadena media, más rica de la naturaleza, los cuales ayudan a estimular el metabolismo del cuerpo, lo que ocasiona pérdida de peso

Por el Dr. Mercola

Muchas personas todavía creen que las grasas saturadas, como el aceite de coco, son “engordantes” y malas para el corazón –un mito generalizado que comenzó en 1953, después de la publicación de un estudio realmente erróneo realizado por el Dr. Ancel Keys.

Pero la verdad es que, el aceite de coco es uno de los aceites más saludables que puede consumir, especialmente para cocinar, por lo que es uno de los dos aceites que encontrará en recipiente de galón en mi cocina.

Muchas personas se sorprenden inicialmente cuando descubren que el aceite de coco es, en realidad, bueno para usted, pero ciertamente lo es - e incluso podría ayudarle a alcanzar sus metas de pérdida de peso.

¿Por Qué Es tan Importante el Tamaño de su Cintura?

Como sabrá, el tamaño de su cintura no solo tiene que ver con la estética, sino que también es un indicador poderoso de la acumulación de grasa visceral, un tipo peligroso de grasa que se encuentra alrededor de los órganos internos, la cual está muy relacionada a la diabetes tipo 2 y a las enfermedades cardiacas.

El tamaño de su cintura es un predictor mucho más exacto de sus riesgos cardiacos, incluso que el índice de masa corporal (IMC). El tamaño de su cintura también es un indicador poderoso de la sensibilidad a la insulina, ya que los estudios muestran claramente que medir el tamaño de su cintura es una de las formas más efectivas para predecir el riesgo de diabetes.

Si desea determinar si el tamaño de su cintura está en un rango saludable, utilice una cinta métrica para descubrir la distancia alrededor del área más pequeña de su abdomen, debajo de sus costillas y por encima de su ombligo. Luego compare sus medidas a esta guía general:

  • Para los hombres, entre 37 y 40 pulgadas es sobrepeso y más de 40 pulgadas es obesidad.
  • Para las mujeres, entre 31.5 y 34.6 pulgadas es sobrepeso y más de 34.6 pulgadas es obesidad.

El Aceite de Coco Disminuye el Tamaño de su Cintura

Cuando 20 hombres obesos añadieron aceite de coco a su alimentación durante cuatro semanas, la circunferencia de su cintura disminuyó significativamente, con una reducción promedio de 2.86 cm. Los investigadores notaron:

“[El aceite de coco virgen] es eficaz para la reducción de la CC [circunferencia de la cintura], especialmente en los varones, y es seguro utilizarlo en los seres humanos".

Un estudio similar de 12 semanas de duración con mujeres, publicado en la revista Lipids,1 también encontró que la suplementación alimenticia con aceite de coco podría ocasionar la reducción de la circunferencia de la cintura, entre otros beneficios, en comparación con la suplementación con aceite de soya.

Las mujeres fueron divididas en dos grupos de 20 participantes cada uno y recibieron una suplementación diaria de 30 ml (cerca de dos cucharadas) de aceite de soya o de aceite de coco. También siguieron una dieta balanceada baja en calorías y caminaron 50 minutos al día. ¿Cuál fue el resultado final?

El grupo del aceite de coco presentó:

  • Mayores niveles de HDL (colesterol bueno)
  • Menor índice LDL/HDL
  • Menor circunferencia de la cintura/obesidad abdominal

El grupo del aceite de soya presentó:

  • Mayor colesterol total
  • Mayor LDL (colesterol malo)
  • Mayor índice LDL/HDL
  • Menor HDL (colesterol bueno)
  • Ninguna reducción en la circunferencia de la cintura/obesidad abdominal

Muchos de los beneficios del aceite de coco podrían deberse a su contenido de ácidos grasos de cadena media (AGCM), también llamados triglicéridos de cadena media o TCM, a diferencia de los ácidos grasos de cadena larga, que se encuentran en los aceites vegetales, como el aceite de soya, y en las grasas animales, como la manteca. Los autores concluyeron:

“Parece que la suplementación alimenticia con aceite de coco no causa dislipidemia [una cantidad anormal de colesterol o grasa en la sangre] y parece promover la reducción de la obesidad abdominal".

Por Qué los Ácidos Grasos de Cadena Media son Tan Buenos para Usted – y Para su Peso

El aceite de coco es la fuente natural más rica en AGCM saludables. En contraste, los aceites vegetales o de semillas más comunes están constituidos por ácidos grasos de cadena larga (AGCL), también conocidos como triglicéridos de cadena larga o TCL.

Hay varias razones por las que estos ácidos grasos de cadena larga no son tan saludables para usted como los AGCM en el aceite de coco: Además muchos, AGCL provienen de aceites vegetales transgénicos que están cargados con grasas omega-6.

Lo mejor no es solo alejarse de los alimentos transgénicos, sino que debería evitar estos aceites vegetales incluso si fueran orgánicos, pues están altamente procesados y también distorsionan su frágil índice omega 6/3.

  • Es difícil para el cuerpo descomponer los AGCL: deben estar cargados con lipoproteínas o proteínas transportadoras y requieren enzimas especiales para su digestión.
  • Los AGCL ocasionan que el páncreas, el hígado y el sistema digestivo completo hagan más esfuerzo.
  • Los AGCL se guardan principalmente como grasa en el cuerpo.
  • Los AGCL, al oxidarse, pueden depositarse en las arterias, lo que contribuye a la inflamación de los vasos sanguíneos y al almacenamiento de placa.

Por otro lado, los AGCM en el aceite de coco promueven más la salud, ya que:

  • Los AGCM son menores. Penetran fácilmente las membranas celulares y no requieren lipoproteínas o encima especiales para que el cuerpo las utilice de forma efectiva.
  • Los AGCM son fáciles de digerir, por lo que ocasionan que el sistema digestivo se esfuerce menos. Esto es especialmente importante para las personas que padecen problemas digestivos o metabólicos.
  • Los AGCM se envían directamente al hígado, donde se convierten inmediatamente en energía, en vez de que se almacenen como grasa.
  • Los AGCM en el aceite de coco pueden ayudar a estimular el metabolismo corporal, por lo que provocan la pérdida de peso.

Existen numerosos estudios que muestran que los AGCM promueven la pérdida de peso, entre los cuales se encuentra uno que demuestra que las ratas alimentadas con AGCL almacenaron grasa corporal, mientras que aquellas alimentadas con AGCM redujeron su grasa corporal2 y mejoraron su sensibilidad a la insulina y su tolerancia a la glucosa.

Incluso otro estudio encontró que los hombres con sobrepeso que consumieron una alimentación rica en AGCM perdieron más tejido graso que aquellos que llevaban una alimentación alta en AGML, presuntamente debido al mayor gasto de energía y oxidación de la grasa ocasionado por el consumo de AGCM.

Los Investigadores concluyeron:3

“Por consiguiente, podemos considerar a los TCM como agentes que ayudan en la prevención de la obesidad o que potencialmente estimulan la pérdida de peso".

Además, un descubrimiento muy emocionante es que el aceite de coco incluso podría funcionar como un tratamiento natural para el Alzheimer, ya que los TCM también son una fuente principal de cuerpos cetónicos, los cuales actúan como una fuente alterna de energía cerebral que podría ayudar a prevenir la atrofia del cerebro relacionada con la demencia.

El aceite de coco también es rico en el derivado de ácidos grasos de cadena media, el ácido láurico, el cual se convierte en monolaurina en el cuerpo - un compuesto que también se encuentra en la leche materna, que fortalece la inmunidad del bebé y tiene propiedades antivirales, antibacteriales y antiprotozoarias.

Por Qué el Aceite de Coco Recibió el Papel Erróneo de Villano

Durante los últimos 60 años, la grasa saturada, como el aceite de coco, ha sido satanizada erróneamente como la causa del colesterol alto y de las enfermedades cardiacas, cuando, de hecho, lo correcto siempre ha sido lo contrario.

A lo largo de las décadas siguientes, la industria de los aceites vegetales siguió satanizando al aceite de coco, en particular. La industria del aceite de soya fue especialmente despiadada al condenar el uso de los aceites tropicales y estoy seguro de que cae en cuenta de la razón – la competencia... y millones y millones de dólares.

Desafortunadamente, la industria del aceite tropical, centrada en naciones más pobres, como Filipinas e Indonesia, no pudo solventar la propaganda negativa que difundían los conglomerados industriales del rico Estados Unidos. Y en Estados Unidos el aceite de coco desapareció del radar en gran medida, a excepción de algunos grupos pequeños de buscadores de la salud, que habían examinado por sí mismos las investigaciones o que habían experimentado personalmente sus resultados positivos.

Sin embargo, después de todo, las propiedades curativas del aceite de coco eran visibles para cualquiera que estuviera dispuesto a observarlas. En la década de los 30, un dentista llamado Dr. Weston Price viajó a lo largo del Pacífico Sur, para examinar las dietas tradicionales y sus efectos en la salud dental y general. Encontró que aquellas personas que llevaban una alimentación alta en productos de coco eran saludables y esbeltos, a pesar de la alta concentración de grasa en su alimentación.

De la misma manera, en 1981, los investigadores estudiaron las poblaciones de dos atolones polinesios. El coco era la fuente principal de energía calórica en ambos grupos. Los resultados, publicados en el American Journal of Clinical Nutrition,4 demostraron que ambas poblaciones exhibían una salud vascular positiva. No había evidencias de que el alto consumo de grasas saturadas tuviera un efecto dañino en estas poblaciones.

Por Qué el Aceite de Coco es la Opción Superior para Cocinar

Ya sea que desee perder peso o no, es importante usar el aceite de coco como su aceite principal para cocinar debido a que es el único que es lo suficientemente estable como para resistir el daño inducido por el calor. El aceite de oliva extra virgen, mientras que es genial como aderezo para las ensaladas y otros usos sin calor, no debería utilizarse para cocinar. Debido a su estructura química (es un enlace doble de carbono por ácido graso), el calor lo hace susceptible al daño oxidativo.

Y las grasas poliinsaturadas, entre los cuales encontramos los aceites vegetales comunes, como el de maíz, soya, cártamo, girasol y canola, son, absolutamente, los peores aceites para cocinar. Estos aceites omega-6 son altamente susceptibles al daño por el calor, debido a sus múltiples enlaces de doble carbón.

El aceite de coco es muy superior a cualquier otro aceite para cocinar y está cargado de beneficios saludables, sin mencionar su sabor. Asegúrese de elegir un aceite de coco orgánico, sin refinar ni blanquear, que no haya sido procesado con calor ni con sustancias químicas y que no contenga ingredientes transgénicos.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19437058
  • 2 www.nature.com/aj/formerly_published.html
  • 3 www.nature.com/aj/formerly_published.html
  • 4 ajcn.nutrition.org/content/34/8/1552.abstract