Lo Que Necesita Saber Sobre la Inflamación

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Abril 06, 2016 | 80,057 vistas

Historia en Breve

  • La nutrigenómica es la idea de que estudiar las interacciones entre la alimentación y los genes, puede ayudar a identificar los efectos positivos o dañinos de los compuestos alimenticios
  • Si su sistema inmunológico por error desencadena una respuesta inflamatoria cuando no hay amenaza presente, puede causar un exceso de inflamación en su cuerpo, una condición relacionada con el asma, alergias, enfermedades autoinmunes, enfermedades cardíacas, cáncer y otras enfermedades
  • Las enfermedades crónicas como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares están fuertemente relacionadas con la inflamación crónica, que promueve la producción de radicales libres

Por el Dr. Mercola

La inflamación es un proceso normal y benéfico que ocurre con los glóbulos blancos de su cuerpo y sustancias químicas lo protegen de los invasores extraños como bacterias y virus.

La mayoría de las personas no se dan cuenta que se necesitan cierto nivel de inflamación en el cuerpo para mantenerse sano, sin embargo también es posible y cada vez más común, que la respuesta inflamatoria se salga de control.

Si su sistema inmunológico por error desencadena una respuesta inflamatoria cuando no hay amenaza presente, puede causar un exceso de inflamación en su cuerpo, una condición relacionada con el asma, alergias, enfermedades autoinmunes, enfermedades cardíacas, cáncer y otras enfermedades, dependiendo de los órganos en los que esté impactando la inflamación.

Por ejemplo:

  • La inflamación de su corazón (miocarditis): Dificultad para respirar o retención de líquidos
  • Inflamación de los pequeños tubos que transportan aire a sus pulmones: Ataque de asma
  • Inflamación de los riñones (nefritis): Presión arterial alta o insuficiencia renal
  • Inflamación del intestino grueso (colitis): Calambres y diarrea

La Diferencia Entre la Inflamación Crónica y la Aguda

Si tiene una lesión o infección, la inflamación es necesaria para ayudarlo a protegerse y a curar su cuerpo. Por medio de una serie de reacciones bioquímicas, los glóbulos blancos y otras sustancias químicas son enviados al área lesionada para combatir los cuerpos extraños.

Ciertamente ya ha experimentado este tipo de inflamación aguda benéfica si ha sufrido alguna cortada o infección y estos síntomas generalmente incluyen:

  • Enrojecimiento
  • Sensación de calor
  • Dolor
  • Hinchazón
  • Pérdida de movimiento y función

Sin embargo, cuando la inflamación se vuelve crónica, por lo general no aparecen los síntomas hasta que ocurra una pérdida de función. Esto debido a que la inflamación crónica es de bajo grado y sistémica, con frecuencia puede dañar silenciosamente sus tejidos.

Este proceso puede durar años sin que lo note, hasta que se desarrolle una enfermedad como enfermedades cardíacas, cáncer, Alzheimer y enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn o artritis reumatoide.

¿Qué Causa la Inflamación Crónica?

La inflamación crónica puede ser el resultado de un sistema inmunológico muy reactivo  o con un mal funcionamiento o podría deberse a un problema subyacente que su cuerpo está tratando de combatir. Muchos de estos “problemas” en realidad se deben a un estilo de vida poco saludable.

Como lo señala el resumen anterior, el estudio de la nutrigenómica sugiere que ciertos componentes alimenticios pueden desencadenar o prevenir los efectos de salud en su cuerpo y esto es algo muy cierto cuando hablamos de la inflamación.

Mientras que el consumo de grasas rancias u oxidadas y azúcar aumentará la inflamación en su cuerpo, el consumo de grasas saludables como las grasas omega-6 de origen animal o el ácido gamma linoleico (GLA) , que es un ácido graso esencial, ayudará a reducirla.

De hecho, los siguientes factores aumentan su riesgo de inflamación crónica:

  • Ser obeso o tener sobrepeso
  • Llevar una mala alimentación
  • Una condición cardíaca existente
  • Antecedentes familiares de enfermedad cardíaca
  • Diabetes mal controlada
  • Fumar
  • Infecciones a largo plazo
  • Enfermedad de las encías
  • Estrés

Entonces, ¿cómo puede determinar si tiene inflamación crónica, especialmente cuando muchos de los “síntomas” son silenciosos?

Una prueba utilizada en la medicina convencional es la prueba de la Proteína C-Reactiva (CRP), que mide una proteína encontrada en su cuerpo que manda respuestas ante cualquier forma de inflamación. Sin embargo, el problema principal con respecto a la CRP es que los médicos están conscientes de que existe, pero no están seguros si reducirla es del todo útil.

Clínicamente, no he quedado muy impresionado con la prueba CRP, ya que parece no ser muy útil.

Otra prueba que es más efectiva, dependiendo de la severidad de la enfermedad, es una prueba ESR (tasa de sedimentación), que analiza los indicadores no específicos de la inflamación.

También puede utilizar el nivel de insulina sanguíneo para este propósito. Aunque esta prueba generalmente se utiliza para monitorear la diabetes, también es un marcador para la inflamación, ya que mientras más altos sean sus niveles de insulina, más altos tienden a ser sus niveles de inflamación.

Problemas con la Mayoría de los Tratamientos Convencionales contra la Inflamación

La medicina convencional recomendará medicamentos antinflamatorios como la aspirina o los  NSAIDs para tratar la inflamación, pero yo estoy en contra de esto. Fui el primero en advertir públicamente sobre el uso de estos medicamentos a finales de la década de los 90s, incluyendo al Vioxx, que terminó matando a más de 60 000 personas causando derrames cerebrales y ataques cardíacos.

Las estatinas también se prescriben con frecuencia a personas que tienen niveles de colesterol normales, si tienen niveles elevados de proteína C-reactiva, para combatir la inflamación y presumiblemente reducir su riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

Pero tomar una estatina NO resolverá el problema principal que causa el aumento en la inflamación y le expondrá una gran cantidad de efectos secundarios relacionados con las estatinas.

El tercer medicamento que generalmente es recetado  a las personas con inflamación es el corticosteroide prednisona. Este medicamento inmunosupresor, aunque es necesario en algunos casos, está relacionados con efectos secundarios graves a largo plazo como cataratas, pérdida de masa ósea, debilitamiento del sistema inmunológico y muchos otros.

Una de las complicaciones más graves de la prednisona es el riesgo de osteoporosis, que se produce por la  pérdida ósea.

Aunque la prednisona ocasionalmente es realmente necesaria y puede salvar vidas, casi siempre es una mala opción para su uso a largo plazo. La prednisona esconderá la enfermedad, pero es la disfunción subyacente – la causa de la enfermedad – lo que debe tratarse.

Como Curar Naturalmente la Fuente de la Inflación

Los cambios en su estilo de vida son una de las piezas fundamentales para reducir la inflamación crónica y en su cuerpo, así que en enfóquese en hacer los siguientes cambios.

  1. Enfóquese en llevar una alimentación saludable. Esto incluye evitar los alimentos anti inflamatorios como las grasas trans, alimentos fritos y granos, alimentos cocinados a altas temperaturas y colesterol oxidado (colesterol echado a perder, como el que se utiliza para los huevos revueltos)
  2. Consuma muchas grasas de omega-3 de origen animal, al tomar un aceite de kril de alta calidad que está repleto de estas grasas benéficas. Mi favorito es el aceite e kril.
  3. Optimice sus niveles de insulina. Si su nivel de insulina en ayunas es menor que tres, considere limitar o eliminar su consumo de granos y azucares hasta que haya optimizado su nivel de insulina
  4. Haga ejercicio con regularidad. El ejercicio es otra manera fenomenal para disminuir la inflamación sin los efectos secundarios relacionados con los medicamentos.
  5. Deje de fumar. Fumar endurece las arterias y aumentan la inflamación. Pero la investigación muestra que puede revertir los efectos dañinos en sus arterias después de haber dejado de fumar por 10 años. Sin embargo, asegúrese de hacer cambios en su alimentación, para que no caiga en la trampa de reemplazar los cigarrillos con alimentos insalubres.
  6. Cerciórese que el tamaño de su cintura sea normal. Si es una mujer con medidas de 35 pulgadas o un hombre con una cintura de 40 pulgadas, probablemente tenga una nivele elevado de inflamación, por lo que debería tomar las medidas para perder peso.
  7. Busque maneras de eliminar el estrés y las emociones negativas. Los niveles elevados de las hormonas del estrés pueden desencadenar la liberación de las sustancias químicas inflamatorias, así que asegúrese de utilizar las herramientas para tratar su estrés y resolver sus desafíos emocionales. La meditación, oración y mi técnica favorita es el EFT o Técnica de Libertad Emocional, todas estas son técnicas para manejar el estrés.
  8. Optimice sus niveles de vitamina D. La mayoría de las personas no saben que su vitamina D puede tener un impacto dramático en su salud.

Su mejor fuente de vitamina D es a través de exponer la mayor parte de su piel a los rayos solares, o como alternativa, una cama de bronceado segura. Sin embargo, en el invierno, es posible que tenga que tomar un suplemento oral. Solo asegúrese de tomar la forma correcta de vitamina D en las cantidades adecuadas con el fin de obtener los beneficios, y recuerde analizar regularmente sus niveles de vitamina D.

Suplementos y Hierbas Útiles para Combatir la Inflamación

Finalmente, aunque estas no son soluciones a largo plazo, las siguientes hierbas son útiles para tratar los síntomas de la inflamación, y para aliviar el dolor mientras intenta implementar los cambios de estilo de vida mencionados anteriormente:

  • Boswellia: También conocida como boswellin o "Incienso Indio", esta planta contienen uno de los ingredientes anti inflamatorios activos, conocido como el ácido boswelico que en estudios animales, ha mostrado reducir significativamente la inflamación.  Este es uno de mis favoritos que he visto funcionar en pacientes con artritis reumatoides.
  • Bromelina: Esta enzima, se encuentra en la piña, es un antiinflamatorio natural. Puede tomarse en forma de suplemento, pero comer piña fresca podría también ser útil.
  • Jengibre: Esta raíz es un antiinflamatorio y ofrece alivio al dolor y tiene propiedades que estabilizan el estómago. El jengibre fresco funciona bien si lo echa en agua hirviendo como té o rallado en jugo de vegetales. Tambein hay capsulas, pero le recomiendo utilizar la raíz seca.
  • Resveratrol: el resveratrol es una potente antioxidantes encontrado en ciertas frutas, vegetales y cocoa, que hoy en día, se está haciendo famoso como la fuente de la juventud actual. Funciona al impedir que su cuerpo crea kinasa sphingosine y fosofolipasa D—dos moléculas conocidas por desencadenar la inflamación. La ciencia que respaldas este compuesto esta convincente que se ha convertido en uno de mis antioxidantes favoritos de todos el tiempo y creo que es uno que muestra verdaderos beneficios en la salud.
  • Aceite de onagra, grosellas y borraja: Estos contienen el ácido graso esencial ácido gama linoleico (GLA, por sus siglas en inglés), que es útil para tratar el dolor artrítico. Vale la pena que  muchas personas tomen suplementos, particularmente si tiene problemas de piel seca durante el invierno, que es un fuerte indicador de que tiene deficiencia de estas grasas.
  • Cúrcuma, tulsi y romero: La proteína,  factor de transcripción nuclear kappa-Beta (NfKB) en uno de los principales inductores de la inflamación y estas tres hierbas son capaces de modular NFKB.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • Cancer and Inflammation: The Emerging Role of Botanical Compounds in Targeting Proinflammatory Pathways (PDF)