Como Sacar el Agua de los Oídos

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Marzo 04, 2017 | 16,032 vistas

Historia en Breve

  • Mediante el uso de las leyes de la gravedad, la aspiración y evaporación son dos maneras de sacar el agua de los oídos
  • Nunca utilice un bolígrafo, pasador, agujas de ganchillo, ni siquiera sus dedos para tratar de sacar el agua de sus oídos, ya que podría perforarse el tímpano o causar una infección
  • Una de las infecciones más comunes en los adultos es el oído del nadador, y no debe confundirse con la otitis media, el tipo común de infección de oído en los niños
  • El dolor, la inflamación, la piel con costra y una secreción acuosa son síntomas del oído del nadador, causados con mayor frecuencia por el agua contaminada de las piscinas, jacuzzis, parques acuáticos, fuentes, lagos, ríos o océanos

Por el Dr. Mercola

¿Alguna vez estando nadando (o incluso en la bañera), inclinó la cabeza de manera equivocada y rápidamente obtuvo esa sensación incomoda de agua entrando en su canal auditivo?

El agua por lo general se saldara por si sola, pero si no es así, puede quedar atrapada y causar un problema conocido como oído del nadador, también conocido como otitis externa. Al principio, la sensación es incómoda—una ligera comezón, dolorosa que va desde el oído, barbilla y garganta y un sonido sueco.

Pero el agua no es la única cosa que podría agravar este problema. El tratar de solucionar el problema de la manera incorrecta, mediante el uso de todo tipo de instrumentos para ayudar a destapar los tubos y tal vez sacar la cera, puede empeorar el problema o incluso introducir bacterias que pueden causar una infección.

No debe utilizar hisopos, bolígrafos, pasadores, agujas de ganchillo ni los dedos para este propósito.

El problema es que cualquiera de estos instrumentos puede dañar el delicado revestimiento del canal auditivo. ¡Deténgase! Por lo menos, puede causar una infección en el oído, y hay varias cosas seguras y eficaces que puede hacer para lograr sacar el agua de sus oídos sin empeorar el problema.

Métodos Seguros para Sacar el Agua de sus Oídos

A nadie le gusta tener los oídos tapados. Francamente, lo hace miserable, pero para sacar el agua sin ningún problema y sin hacer más daño tiene que entender el comportamiento del agua.

Recuerde, la gravedad generalmente hace que el agua, donde quiera que esté, busque el nivel más bajo para asentarse. La evaporación, succión y absorción por capilaridad son otras medidas para intentarlo.

Gravedad—Dejar que la gravedad haga su función puede ser la forma más práctica de sacar el agua de sus oídos. Un simple truco podría ser jalar o sacudir el lóbulo de la oreja para cambiar la configuración del tubo que va a su canal del oído, mientras que inclina su cabeza hacia su hombro.

Aspiración—Genera un vacío al inclinar la cabeza hacia un lado y alternativamente tapando su oído con la palma de su manos y quitarla, hacer esto por varias veces. Esto puede ayudar a mover el agua o al menos aflojarla para que pueda salir.

Evaporación--Los expertos recomiendan usar una secadora de pelo para este propósito. Prenda la secadora en el modo más bajo tanto de aire como de calor, póngala a un pie de distancia de su oído y muévala lentamente hacia adelante y hacia atrás para distribuir la fuerza del aire que llega a su oído. Esto puede ayudar a evaporar el agua atrapada.

Simultáneamente, haga la técnica de jalar el lóbulo de oreja. Aunque podría necesitar que otra persona le ayude con este método.

Absorción por capilaridad--Similar a la forma en que puede resucitar milagrosamente los celulares cuando caen en el agua (bajo las condiciones adecuadas), al colocar en una bolsa de arroz sin cocinar, esta técnica puede funcionar para eliminar el agua atrapada en el oído.

Trate de usar una toalla seca o toallita para limpiar los oídos inmediatamente después de bañarse. Usar una toallita caliente como una compresa sobre su oreja para drenar, calmar y combinar varios de los métodos mencionados también podría ser una buena idea.

Evaporación además de prevención de infecciones-- La combinación de alcohol y vinagre 1 a 1 en un gotero estéril podría generar el efecto combinado de ayudar a que el agua se evapore mientras que al mismo tiempo evita el crecimiento de bacterias.

Coloque de tres a cuatro gotas en el oído con la cabeza inclinada hacia un lado para dejar que la solución haga su efecto durante unos minutos y luego drenarla.

Lavado y vaciado--Una mezcla de agua y peróxido de hidrógeno 1 a 1 en un gotero puede ayudar a suavizar la cera y permitir que el agua atrapada salga de su oído.1

Podría escuchar un tipo de burbujeo en los oídos e incluso experimentar una comezón profunda dentro de su oído. Incline la cabeza hacia un lado, ponga tres o cuatro gotas de la solución y déjela "filtrar" durante unos minutos antes de drenar.

Si usted (o su hijo) ya tiene una infección en el oído, un tímpano perforado o tubos en los oídos, las gotas no son recomendadas.

Prevención y Su Importancia

Cuando los perros salen del agua, sacuden la cabeza vigorosamente de un lado a otro, salpicando agua por todas partes para sacar el exceso de agua de sus pelajes, pero como medida preventiva esto podría ser la razón para sacar el agua de sus orejas.

Puede parecer extraño, pero aplicar este método también valdría la pena, aunque llame la atención de otras personas. Especialmente si el agua en los oídos tiene una tendencia a causar problemas. Usar un gorro de baño o tapones para los oídos cuando se bañe o nadar podrían evitar cualquier inconveniente.

De hecho, los médicos aconsejan a las personas que participan en deportes acuáticos (o a personas que pasan en el agua con frecuencia por cualquier otra razón) usar tapones para los oídos.

La infección es la primera cosa que debe prevenir. Eso es más importante si el agua es de un lago o un río, ya que ambas fuentes podrían estar contaminadas. Las bacterias dañinas en el agua pueden causar el oído del nadador.

De acuerdo con American Academy of Otolaryngology— Head and Neck Surgery,2 su riesgo de desarrollar oído del nadador aumenta si tiene eczema, psoriasis o un similar trastorno crónico de la piel.

Otras condiciones también hacen que el problema del oído de nadador sea más prevalente, según Medical News Today:3

Información Importante Sobre las Infecciones de Oído

Las infecciones pueden propagarse, incluyendo las causadas por una infección de un nuevo piercing, y puede empeorar la infección del oído. Algunas personas pueden asumir controles regulares de pH, y el cloro eliminará de las albercas cualquier bacteria que cause una infección, pero no siempre.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dicen que los gérmenes pueden propagarse incluso por una fina niebla de agua contaminada en las albercas, jacuzzis, parques acuáticos, playas acuáticas, bebederos de agua, lagos, ríos u océanos.4 Más específicamente:

"Las infecciones del oído pueden ser causadas por el estancamiento de agua contaminada en el oído después de nadar. Esta infección, conocida como" oído del nadador "u otitis externa, no es lo mismo que la común infección del oído medio en los niños.

La infección se produce en el conducto auditivo externo y puede causar dolor y molestias en los nadadores de todas las edades.

En los Estados Unidos, el oído del nadador causa un estimado de 2.4 millones de visitas de atención médica al año y casi medio millón de dólares en costos de atención médica."5

Infecciones del Oído y Otras Complicaciones

Además de dolor, enrojecimiento e hinchazón dentro y fuera de su oído, los síntomas, enlistados por Medical News Today,6 incluyen:

Pérdida auditiva parcial (y temporal) debido a la inflamación

Piel escamosa, descamación de la piel alrededor y dentro del canal auditivo

Secreción acuosa o pus con mal olor

Picazón e irritación alrededor y dentro del canal auditivo

Sensibilidad en el oído al momento de mover la boca para hablar o comer

Inflamación en las glándulas linfáticas en la garganta

De acuerdo con la American Academy of Family Phisicians (AAFP), el oído del nadador implica inflamación fuera del canal auditivo y puede extenderse a la membrana timpánica:

"La forma aguda tiene una incidencia anual de aproximadamente 1 % y una prevalencia de por vida del 10 %.

En raras ocasiones, la infección invade el tejido blando y hueso circundante, lo que se conoce como otitis externa maligna (necrotizante), y es una emergencia médica que se presenta principalmente en pacientes de edad avanzada con diabetes mellitus."7

Medical News Today reitera que una infección grave puede causar fiebre y dolor en la cara, cuello o el lado de la cabeza. Además: "Las complicaciones del oído del nadador pueden incluir dificultades auditivas y dolor temporales, complicaciones raras incluyen infección a largo plazo, infección profunda en los tejidos, daño en los huesos y cartílagos e infección que se propaga en el cerebro o nervios."8

El oído del nadador es la infección más común que experimentan los nadadores y podría durar hasta tres semanas. Si dura más tiempo que eso, o el dolor y la inflamación continúan durante varios días, es hora de consultar a un profesional médico.

Los Antibióticos y las Vacunas Pueden Empeorar el Problema

La infección del oído medio previamente mencionada u otitis media (OM, por sus siglas en inglés), es la más común que experimentan los niños, aunque no en todos los casos. La The American Academy of Otolaryngology — Head and Neck Surgery indica:

"Un aproximado del 62 %de los niños en los países desarrollados tendrá su primer episodio de OM a la edad de un año, más del 80 % a la edad de 3 y casi el 100 % tendrá al menos un episodio a los 5 años.

Solo en los Estados Unidos esta enfermedad representa 25 millones de visitas al consultorio médico cada año, con costos de tratamiento estimados en $3 mil millones. "Los economistas de la salud añaden que cuando se incluyen los salarios perdidos de los padres, el costo total de los tratamientos estimados asciende a los $6 mil millones".9

Además, el tratamiento habitual para los niños con estas infecciones por lo general involucra antibióticos o tubos de igualación de presión, insertados quirúrgicamente.

Pero esto puede causar resistencia bacteriana, lo que significa que es más difícil tratar la infección. Peor aún, los tubos no siempre funcionan correctamente y en ocasiones tienen que ser nuevamente insertados.10

Si bien el concepto de las vacunas es estimular el sistema inmunológico de las personas sin causar una enfermedad, no siempre sucede de esa manera.

El sitio web indica que el neumococo es una de las bacterias más comunes y potencialmente graves para las infecciones de oído (sin mencionar las infecciones de los senos paranasales, neumonía y meningitis).

En caso de que le recomienden una vacuna neumocócica para su hijo, tendrá que sopesar las desventajas y posibles beneficios de la vacuna.

En el caso de infecciones en el oído, que a menudo desaparecen por sí solas sin necesidad de tratamiento, hay algunas investigaciones que indican que a los niños que se les dan vacunas realmente tienen más infecciones de oído que los que no están vacunados. Además, más niños podrían sufrir reacciones adversas por las vacunas que cualquier otro tipo de medicamento o procedimiento.11

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Livestrong April 13, 2015
  • 2 American Academy of Otolaryngology – Head and Neck Surgery 2017
  • 3, 8 Medical News Today February 1, 2017
  • 4, 5 CDC May 4, 2016
  • 6 Medical News Today January 17, 2017
  • 7 AAFP 2012 December 1;86(11):1055-1061
  • 9, 10 The American Academy of Otolaryngology — Head and Neck Surgery 2017
  • 11 PLoS One February 14, 2014