Este Compuesto del Brócoli Reduce el Riesgo de Obesidad y Ayuda a Tratar la Diabetes

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 26, 2017 | 36,784 vistas

Historia en Breve

  • El sulforafano, un azufre orgánico presente en el brócoli y otros vegetales crucíferos, podría reducir el riesgo de obesidad y ser un sustituto o complemento ideal a la metformina, en el tratamiento de la diabetes tipo 2
  • Este reduce la producción de glucosa y mejora la expresión génica del hígado. Los pacientes que padecen una diabetes que no está regulada y recibieron el extracto de brócoli, junto con metformina, tuvieron niveles de glucosa en la sangre en ayunas 10 % más bajos, en comparación con el grupo del placebo
  • Además, el brócoli y el germinado de brócoli tienen una potente actividad anticancerígena, gracias a su contenido de sulforafano y otros compuestos quimioprotectores

Por el Dr. Mercola

El brócoli y el germinado de brócoli tienen una potente actividad anticancerígena poderosa gracias a su contenido de sulforafano, un azufre orgánico de origen natural, y otros compuestos quimioprotectores. Los estudios han demostrado que el sulforafano:

Sustenta la división y función celular normal, y actúa como un estimulante inmunológico1

Produce apoptosis (muerte celular programada) en las células de cáncer de colon,2 próstata,3 de seno4 y en las células del cáncer5 de pulmón inducido por fumar tabaco; consumir tres porciones de brócoli por semana podría reducir el riesgo de cáncer de próstata, en más de un 60 %6

Activa el factor nuclear similar al 2 (Nrf2)--un factor de transcripción que regula la oxidación celular, y reduce y apoya el proceso de desintoxicación7--así como a otras enzimas de desintoxicación fase 2.

En particular, el germinado de brócoli ha demostrado ayudar en la desintoxicación de contaminantes ambientales, tales como el benceno.8,9,10 En otro estudio, se descubrió que el sulforafano aumentaba la excreción de los contaminantes del aire en un 61 %.11

Asimismo, los fitonutrientes, glucorafanına, gluconasturtina y glucobrasicina, ayudan a hacer la desintoxicación12

Reduce la cantidad de las perjudiciales especies reactivas del oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés) hasta en un 73 %, lo que disminuye el riesgo de inflamación,13 que es una característica del cáncer. También, reduce los niveles de la proteína C-reactiva, un indicador de inflamación14

Disminuye la expresión del ARN largo no codificante en las células de cáncer de próstata, lo que influye en el micro ARN y reduce la capacidad de las células cancerígenas para formar colonias, hasta en un 400 %15,16,17,18,19

Sin embargo, estos no son los únicos beneficios que proporciona este vegetal crucífero para la salud. Las investigaciones demuestran que podría reducir el riesgo de un sin número de enfermedades comunes, incluyendo--entre otras--a la artritis, enfermedades cardiacas y renales. Muy recientemente, se han destacado sus efectos beneficiosos sobre la obesidad y la diabetes tipo 2.

El Sulforafano Ayuda a Disminuir el Riesgo de Obesidad

La investigación realizada en animales20,21,22,23 sugiere que el sulforafano podría utilizarse como una auxiliar para el control de peso.

Los ratones a los que se les proporcionó una alimentación alta en grasas, junto con sulforafano, aumentaron de peso a un ritmo 15 % más lento, en comparación con los que se les proporcionó la misma alimentación sin suplementar con sulforafano.

De igual manera, obtuvieron 20 % menos grasa visceral, que es la grasa que se acumula alrededor de los órganos internos, lo cual es particularmente peligrosa para la salud. Se descubrieron dos mecanismos diferentes detrás de estos efectos

  1. En primer lugar, se encontró que el sulforafano acelera el pardeamiento del tejido. La grasa marrón es un tipo de grasa corporal beneficiosa que realmente le ayuda a permanecer delgado. Este es un tipo de grasa que genera calor, que quema energía, en vez de almacenarla
  2. Además, el sulforafano disminuyó la cantidad de bacterias intestinales de la familia Desulfobivrionaceae. Estas bacterias son conocidas por producir toxinas que contribuyen a la endotoxemia metabólica y la obesidad

El Brócoli en el Tratamiento de la Diabetes

Los resultados de un estudio sueco24,25 sugieren que, de igual forma, el sulforafano podría ser útil en el tratamiento de la diabetes, al reducir los niveles de glucosa en la sangre y mejorar la expresión génica en el hígado. Medical News Today informa que:26

"Aunque hay medicamentos, tales como la metformina, que podrían ayudar a las personas que padecen diabetes tipo 2 a controlar sus niveles de glucosa en la sangre, [la estudiante de doctorado, Annika] Axelsson y un equipo señalan que algunos pacientes no pueden usarlos debido a sus graves efectos secundarios, entre los que se incluyen el daño renal.

Como tal, existe la necesidad de tener alternativas más seguras. ¿Podría el sulforafano satisfacer esta necesidad? Para responder a esta pregunta, Axelsson y sus colegas crearon una marca genética para la diabetes tipo 2, basada en 50 genes asociados con la enfermedad. Posteriormente, los investigadores aplicaron esta marca a los datos públicos de expresión génica.

Esto les permitió evaluar los efectos de más de 3 800 compuestos en los cambios de expresión génica en las células hepáticas, los cuales estaban asociados con la diabetes tipo 2. El equipo descubrió que el sulforafano--un compuesto químico presente en los vegetales crucíferos, incluyendo al germinado de brócoli, coles de Bruselas, col y berros--demostró tener los efectos más potentes".

El Sulforafano Reduce los Niveles de Glucosa en Personas Con Diabetes y Obesidad, Que Tienen un Deficiente Control de Glucosa

En ensayos donde utilizaron células hepáticas cultivadas, se demostró que el sulforafano reducía la producción de glucosa. En las ratas que padecían diabetes, el compuesto mejoró la expresión génica en el hígado.

Posteriormente, probaron un extracto de germinado de brócoli en 97 adultos diagnosticados con diabetes tipo 2. Además, todos, excepto tres, tomaron metformina.

Después de 12 semanas, los pacientes que padecían diabetes no regulada que recibieron una dosis diaria de extracto de germinado de brócoli--que contiene una cantidad de sulforafano equivalente a cerca de 11 libras (5 kilos) de brócoli—junto con metformina, tuvieron niveles de glucosa en la sangre en ayunas 10 % más bajos, en comparación con los del grupo de placebo.

Esto es una mejoría suficientemente significativa como para reducir el riesgo de complicaciones de salud, de acuerdo con los autores, quienes describen los efectos del sulforafano de la siguiente manera:27

"El sulforafano suprimió la producción de glucosa de las células hepáticas a través de la translocación nuclear de [Nrf2] y al disminuir la expresión de enzimas clave en la gluconeogénesis.

Por otra parte, el sulforafano invirtió la marca de la enfermedad en el hígado de los animales que padecían diabetes, y atenuó la excesiva producción de glucosa, así como la intolerancia a la glucosa, en un nivel similar al de la metformina.

Finalmente, el sulforafano--proporcionado en forma de concentrado de extracto de brócoli--disminuyó los niveles de glucosa en la sangre en ayunas y la hemoglobina glucosilada (HbA1c), en pacientes que padecían obesidad y diabetes tipo 2 no regulada.

No se observó ningún efecto en pacientes cuya diabetes ya estaba bien regulada. Según los autores, el extracto de brócoli podría ser un buen complemento para la metformina, ya que los dos compuestos reducen los niveles de glucosa en la sangre en formas muy diferentes.

Si bien, la metformina hace a sus células sensibles a la insulina--mientras que incrementa la captación celular de glucosa (que reduce los niveles sanguíneos)--el sulforafano suprime las enzimas hepáticas, que estimulan la producción de la glucosa.

Para los pacientes que no pudieron tolerar la metformina, el suplemento podría ser "un sustituto ideal".28 En futuras pruebas, los investigadores evaluarán los efectos del sulforafano en las personas con prediabetes para saber si, en primer lugar, este podría ayudar a evitar que se desarrolle la diabetes tipo 2.

El Sulforafano También Combate la Enfermedad del Hígado Graso

Como se expuso en la reciente publicación del blog Bulletproof, la proteína Nrf2 se une al elemento de respuesta antioxidante (ARE, por sus siglas en inglés), un "interruptor maestro" que regula la producción de antioxidantes y glutatión en el cuerpo.

Esto ayuda a explicar la razón por la que, el sulforafano parece proporcionar una protección tan poderosa contra las enfermedades crónicas, ya que el sulforafano activa la Nrf2.

Además de combatir la diabetes y el cáncer, el brócoli también podría ser una importante intervención alimenticia para la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD, por sus siglas en inglés), que afecta hasta un 25 % de las personas en los Estados Unidos,29 incluyendo a los niños.

NAFLD se define como una acumulación excesiva de grasas en el hígado, sin tener que haber un consumo excesivo de alcohol.

El consumo excesivo de carbohidratos netos está fuertemente vinculado con NAFLD—especialmente con respecto a la fructosa que proviene de los alimentos procesados, soda y jugos--que si no es atendido, podría aumentar su riesgo de cáncer de hígado.

Una investigación30 sugiere que los efectos proinflamatorios y la formación de grasa ocasionados por la fructosa, podrían deberse al agotamiento del ATP transitorio (que es la forma de almacenamiento químico de energía).

Esto a su vez, ocasiona la formación de ácido úrico que, a niveles excesivamente altos, actúa como un prooxidante dentro de sus células.

Según un estudio realizado en animales y publicado en 2016, consumir brócoli a largo plazo, podría reducir sus probabilidades de desarrollar hígado graso, causado por llevar una alimentación estándar estadounidense, al reducir los niveles de triglicéridos en el hígado.31,32

Otros Compuestos Presentes en el Brócoli Que Fomentan la Salud

Además del sulforafano, el brócoli contiene otros diferentes nutrientes y compuestos que promueven la salud, entre ellos:

Fibra, que ayuda a nutrir a su microbioma intestinal para fortalecer su función inmunológica y reducir el riesgo de enfermedades inflamatorias.33 Además, la fibra activa a un gen llamado T-bet, que es esencial para la producción de células inmunológicas en el revestimiento de su tracto digestivo.34

Estas células inmunológicas, llamadas células linfoides innatas (ILCs, por sus siglas en inglés), ayudan a mantener el equilibrio entre la inmunidad y la inflamación en su cuerpo, y producen interleucina-22, una hormona que ayuda a proteger a su cuerpo de bacterias patógenas.

Incluso, ILCs ayudan a aliviar las lesiones cancerígenas y prevenir el desarrollo de los tipos de cáncer intestinales, así como otras enfermedades inflamatorias.

Glucorafanina, un precursor de glucosinolatos de sulforafano, que influye en la carcinogénesis y mutagénesis.35,36 En comparación con el brócoli maduro, el germinado de brócoli podría contener hasta 20 veces más cantidad de glucorafanina.

Compuestos fenólicos, incluyendo a los flavonoides y ácidos fenólicos, que tienen una poderosa habilidad para eliminar a los radicales libres dañinos y aliviar la inflamación,37,38,39 lo que ocasiona un menor riesgo de enfermedades, tales como el asma, diabetes tipo 2 y enfermedades cardiacas.40

Una de las formas en que los compuestos fenólicos ralentizan la invasión de la enfermedad es a través de defender contra la infección--más dramáticamente—a través de eliminar las ROS vinculadas a la aterosclerosis y las enfermedades neurodegenerativas, tales como la enfermedad de Alzheimer y el Parkinson.

Diindolilmetano (DIM). Su cuerpo produce DIM cuando se descomponen los vegetales crucíferos. Al igual que muchos otros compuestos de brócoli, DIM ha demostrado muchos posibles beneficios, incluyendo fortalecer el sistema inmunológico y ayudar a prevenir o tratar el cáncer.41,42

Mononucleótido de nicotinamida (NMN), una enzima implicada en la producción de nicotinamida adenina dinucleótido (NAD, por sus siglas en inglés), un compuesto involucrado en la salud y el metabolismo energético mitocondrial. NAD podría ralentizar el deterioro de la salud relacionado con el envejecimiento, a través de rejuvenecer aún más a su metabolismo.43,44,45

Las previas investigaciones han demostrado que, con la edad, el cuerpo pierde su capacidad para crear NAD--un efecto que se considera relacionado o es el resultado de una inflamación crónica.

Además, los estudios han demostrado que tomar directamente NAD es ineficaz. En vez de eso, obtendrá mejores resultados al tomar su precursor, NMN, que se encuentra presente en el brócoli, pepinos, col, aguacate y otros vegetales verdes. Una vez en su sistema, NMN se convierte rápidamente en NAD.

Cocine Ligeramente al Vapor el Brócoli Para Aumentar su Contenido de Sulforafano

Cuando consume brócoli maduro y crudo, obtiene solamente alrededor de un 12 % del contenido total del sulforafano teóricamente disponible, en función del compuesto original. Podría aumentar esta cantidad, y realmente, maximizar el poder anticancerígeno del brócoli, al prepararlo adecuadamente.

Elizabeth Jeffery, Ph.D., investigadora y profesora del Departamento de Ciencia de los Alimentos y Nutrición Humana de la Universidad de Illinois, dice46 que lo ideal es cocer al vapor el brócoli, entre tres y cuatro minutos. No debe cocerse más de cinco minutos.

Cocer al vapor los floretes de brócoli, entre tres y cuatro minutos, optimizará el contenido de sulforafano al eliminar la proteína epithiospecifier--una proteína que capta el azufre sensible al calor, que inactiva al sulforafano--mientras que aún conserva la enzima mirosinasa, que convierte a la glucorafanina en sulforafano. Sin ella, no se podría obtener ninguna cantidad de sulforafano.

No es recomendable hervir o cocinar en el microondas el brócoli más allá de un minuto, ya que esto destruiría la mayor parte de la mirosinasa. Si desea hervir el brócoli, escáldelo en agua hirviendo no más de 20 a 30 segundos, luego sumérjalo en agua fría, para detener el proceso de cocción.

Agregar Semillas de Mostaza Podría Maximizar Aún Más el Contenido de Sulforafano

El contenido de sulforafano podría optimizarse aún más al añadir un alimento que contenga mirosinasa.47 Entre los alimentos que contienen esta importante enzima se encuentran:

En particular, es importante agregar alimentos que sean altos en mirosinasa, si no cocina al vapor o escalda ligeramente el brócoli crudo. Por ejemplo, generalmente, el brócoli congelado tiene muy poca cantidad de mirosinasa, debido a que ya fue escaldado, como parte de su procesamiento.

Hervirlo o cocinarlo en el microondas podría ocasionar fácilmente que disminuyan los niveles de sulforafano. Por lo tanto, si utiliza brócoli congelado, debe asegurarse de complementar con un alimento que contenga mirosinasa (vea la lista anterior).

Si prefiere los alimentos sin procesar, sería mejor consumir germinado de brócoli crudo, en vez de brócoli maduro, ya que el primero representa una fuente mucho más poderosa de sulforafano.

Las pruebas demuestran que el germinado de brócoli que tiene tres días de crecimiento, contiene consistentemente hasta 50 veces la cantidad de compuestos anticancerígenos, en comparación con los que se encuentran presentes en el brócoli maduro, incluyendo al sulforafano.49,50,51

Al estar súper cargado y tener un alto contenido de nutrientes significa que, podría consumir una cantidad mucho menor de este alimento, mientras que al mismo tiempo maximiza sus beneficios.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 6 Selfhacked.com, Sulforaphane as a Panacea
  • 2 Cancer Research March 1, 2000:60(5):1426-33
  • 3 Science Direct Aug. 2012
  • 4 Clinical Cancer Research May 1, 2010; 16(9):2580-90
  • 5 Cancer Research September 15, 2005; 65(18):8548-57
  • 7, 21 Science Daily March 7, 2017
  • 8 Cancer Prevention Research June 9, 2014 [Epub ahead of print]
  • 9 Johns Hopkins Press Release June 16, 2014
  • 10 NPR June 18, 2014
  • 11 Cancer Prevention Research August 2014; 7(8): 813-823
  • 12 Forbes July 1, 2012
  • 13 Diabetes August 4, 2008
  • 14 World’s Healthiest Foods, Broccoli
  • 15 Journal of Biochemistry April 2017; 42: 72-83
  • 16 Emaxhealth.com March 17, 2017
  • 17 Science Daily March 16, 2017
  • 18 Daily Times March 23, 2017
  • 19 Cancertutor.com March 17, 2017
  • 20 Diabetes Journal May 2017; 66(5): 1222-1236
  • 22 Medicalxpress March 7, 2017
  • 23, 28 New Scientist June 14, 2017
  • 24, 27 Science Translational Medicine June 14, 2017; 9(394): eaah447
  • 25 Live Science June 14, 2017
  • 26 Medical News Today June 15, 2017
  • 29 American Liver Foundation, NAFLD
  • 30 Hepatobiliary Surg Nutr. 2015 Apr; 4(2): 109–116
  • 31 Journal of Nutrition February 10, 2016 doi: 10.3945/ jn.115.228148
  • 32 New Hope August 24, 2016
  • 33 Science Daily September 29, 2015
  • 34 Nature Immunology 2013 Apr;14(4):389-95
  • 35 Medicines July 17, 2015
  • 36 Proceedings of the Nutrition Society January 2010; 69(OCE8); E590
  • 37 Medical Daily June 24, 2016
  • 38 Phys.org June 22, 2016
  • 39 Molecular Breeding 2016; 36: 81. doi:10.1007/s11032-016-0497-4
  • 40 Express June 23, 2016
  • 41 Nutr Cancer. 2004;50(2):161-7
  • 42 J Biomed Res. 2014 Sep; 28(5): 339–348
  • 43 Cell Metabolism October 27, 2016
  • 44 Fox News October 28, 2016
  • 45 Tech Times October 29, 2016
  • 46 Science Daily April 5, 2005
  • 47 American Institute for Cancer Research November 7, 2013
  • 48 Food Chemistry June 1, 2013; 138(2-3):1734-41
  • 49 Proc Natl Acad Sci U S A. 1997 Sep 16; 94(19): 10367–10372
  • 50 Science Daily September 19, 1997
  • 51 Elynjacobs.com February 27, 2017