Cómo la Industria Farmacológica Ha Saboteado a la Administración Para el Control de Drogas y Causado Cientos de Miles de Muertes

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Noviembre 01, 2017 | 27,314 vistas

Historia en Breve

  • Actualmente, el departamento de bomberos de Manchester, New Hampshire, responde a más llamadas por sobredosis de medicamentos que por incendios. En 2015, 33 091 habitantes en los Estados Unidos murieron por causa de una sobredosis relacionada con opioides; 15 281, fueron a través de estos medicamentos por prescripción
  • En un episodio reciente de 60 Minutes, el informante de la DEA, Joe Rannazzisi culpó de la crisis de los opioides directamente a la industria farmacéutica—en especial, a los distribuidores de medicamentos--y al Congreso
  • En vez de tomar medidas preventivas para reducir la epidemia de opioides, los grupos de presión de la industria y el Congreso prácticamente han dificultado que la DEA pueda tomar medidas contra los principales responsables y promotores de la epidemia, al promulgar en el 2016 la Ley Ensuring Patient Access and Effective Drug Enforcement
  • El presidente Trump ha reconfirmado su intención de declarar la adicción a los opioides como una emergencia nacional, lo cual asegura los fondos y las iniciativas políticas que tanto se necesitan para enfrentar a esta creciente epidemia

Por el Dr. Mercola

Las estadísticas relacionadas con los opioides revelan que los Estados Unidos enfrenta a un enorme problema. Los habitantes de los Estados Unidos utilizan el 80 % de todos los opioides vendidos alrededor del mundo.1

En Alabama, que tiene la tasa más alta de prescripción de opioides en los Estados Unidos, se realizan 143 recetas por cada 100 personas.2 Una consecuencia de la tendencia de prescribir excesivamente es que se han disparado las muertes por sobredosis.3,4

Como informó recientemente la CNN, ahora, el departamento de bomberos de Manchester, New Hampshire, responde a más llamadas por sobredosis de medicamentos que por incendios.5

En 2015, 52 404 habitantes en los Estados Unidos fallecieron por sobredosis de medicamentos; en el caso de 33 091 estaba involucrado un opioide, y en casi un tercio de ellos, 15 281, fueron debido a estos medicamentos por prescripción.6,7,8

El siguiente gráfico proporcionado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas presenta una tendencia progresiva de muertes por sobredosis relacionadas con analgésicos opioides, entre 2002 y 2015.9

Esto no incluye a las muertes por adicción a la heroína, que ahora sabemos que es un efecto secundario común al volverse adicto a estos potentes narcóticos con prescripción. Definitivamente, nos encontramos frente a más de 202 600 muertes tan solo en este período de tiempo de 13 años.10

Mientras tanto, la enfermedad renal, catalogada como la novena causa de muerte en la lista de las 10 más importantes del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), le arrebató la vida a 48 146 personas.11

Los CDC no incluye a las sobredosis por medicamentos en esta lista, pero si lo hicieran, esta problemática (en la que el 63 % de los medicamentos son opioides), reemplazaría a la enfermedad renal como la novena causa de muerte desde 2015.

Como si eso no fuera suficiente, las estadísticas recientes revelan que en el caso de los habitantes de los Estados Unidos que son menores de 50 años de edad, los opioides son la PRINCIPAL causa de muerte.

Desafortunadamente, en un giro irónico, la investigación revela que muchas otras naciones tienen una carencia enorme para aliviar el dolor en la etapa final de los pacientes terminales.

Según informó The Atlantic:12 "Los autores encontraron que aproximadamente un 45 % de los 56.2 millones de personas que murieron en 2015 experimentó un grave sufrimiento. Eso incluyó a 2.5 millones de niños. Más del 80 % de las personas provenía de zonas emergentes, y la gran mayoría, no tenía acceso a cuidados paliativos y alivio del dolor".

El Informante de la Administración Para el Control de Drogas Alza la Voz

En un reciente episodio de 60 Minutes,13 el informante, Joe Rannazzisi, expone que la culpa de la crisis de opioides recae sobre la industria farmacéutica—en especial, sobre los distribuidores de medicamentos--y el Congreso.14

Es bien sabido que los distribuidores de medicamentos enviaban cargamentos de opioides extraordinariamente grandes--cientos de millones de pastillas--a las farmacias en los Estados Unidos, y que las personas fallecían por un uso indebido de estas; sin embargo, en vez de tomar medidas para detener estos fallecimientos, los grupos de presión de la industria y el Congreso virtualmente hicieron imposible que los agentes de la Administración Para el Control de Drogas (DEA) de los Estados Unidos pudieran tomar cualquier acción en lo absoluto.

Rannazzisi debe saberlo. Dirigió la Oficina de la Lucha Contra la Desviación de la DEA, que específicamente regula e investiga la industria de los medicamentos. Según Rannazzisi, "Esta es una industria que se encuentra fuera de control.

Lo que quieren es hacer lo que les plazca, y no se preocupan sobre lo que es de conformidad con la ley. Y si no cumplen con la ley sobre el suministro de medicamentos, las personas mueren". Según informó CBS News:15

"Lo que más le molesta son las cuestiones relacionadas con los distribuidores--algunos de ellos son empresas multimillonarias que se encuentran en Fortune 500.

Son los intermediarios que envían las pastillas de analgésicos de los fabricantes, tales como Purdue Pharma y Johnson & Johnson, a las farmacias de todo el país. Rannazzisi acusa a los distribuidores de impulsar la epidemia de opioides al ignorar por completo las pastillas de analgésicos que son desviadas para un uso ilícito".

Video disponible solo en ingles

Los Distribuidores de Medicamentos Han Actuado Con Pleno Conocimiento

Los tres más grandes distribuidores de medicamentos--Cardenal Salud, McKesson y AmerisourceBergen—controlan hasta el 90 % de la distribución de opioides en los Estados Unidos, y de acuerdo con Rannazzisi, ciertamente son conscientes del hecho de que los grandes pedidos sospechosos que cubrían mataban decenas de miles de personas cada año.

Los fabricantes de medicamentos facilitaron estas muertes, por medio de un falso testimonio de su seguridad y bajo riesgo de adicción cuando eran utilizados para aliviar el dolor.

Esta mentira permitió que, en las últimas dos décadas, cientos de miles de habitantes en los Estados Unidos se volvieran adictos y murieran. Conforme la incidencia de adicción aumentó, también lo hicieron las "fábricas de pastillas"--las llamadas clínicas del dolor, que no hicieron más que distribuir narcóticos.

En palabras de Rannazzisi, el rápido incremento en el abuso de opioides "provocó que toda la epidemia de crack pareciera insignificante". La diferencia principal fue que los opioides fueron distribuidos por los profesionales médicos, en vez de las pandillas.

Rannazzisi estaba a cargo de procesar a los médicos y farmacéuticos que le proporcionaban los medicamentos a los adictos; sin embargo, tan pronto como uno fuera sacado de la calle, otro tomaría su lugar.

Esto no pudo acabar con la epidemia. Por lo tanto, decidió "ascender en la cadena alimenticia" y perseguir a los distribuidores que, por ley, estaban obligados a informar y detener pedidos sospechosos.

Tanto los pedidos que eran inusualmente grandes como excesivamente frecuentes se ajustaban a la lista órdenes sospechosas, y tales pedidos eran cubiertos rutinariamente sin informar a la DEA.

Jim Geldhof, quien trabajó en la DEA durante 40 años, da fe del hecho de que los distribuidores enviaron miles de pedidos sospechosos. Uno de los ejemplos más obvios incluye a una farmacia en Kermit, Virginia Occidental, que ordenó nueve millones de pastillas de hidrocodona en el transcurso de dos años.

Con una población de solo 392 personas, nadie en su sano juicio podría confundir esto con algo más que una red de distribución de drogas.

Entre 2007 y 2012, más de 12 millones de pastillas también fueron enviadas al condado de McDowell, al Oeste de Virginia, un condado con una población de 28 000--lo suficiente para proporcionar anualmente casi 86 pastillas por habitante.16

Según Geldhof, la DEA continuó buscando "un esfuerzo de buena fe" por parte de los distribuidores de medicamentos "para hacer lo correcto", pero no hubo ninguna respuesta. "La avaricia siempre superaba al cumplimiento", indicó. Los esfuerzos de la DEA para mejorar el cumplimiento también fueron inútiles. "Simplemente nos ignoraron", dijo Geldhof.

Las Multas Impuestas Fueron una Insignificante Cantidad en Comparación Con los Beneficios de Impuestos

En 2008, la DEA impuso una multa de US$ 13.2 millones contra McKesson, por gestionar cientos de órdenes sospechosas que sumaban millones de pastillas. Cardinal Health también recibió una multa de US$ 34 millones ese mismo año.

Sin embargo, tales multas no surtieron efecto para detener esta tendencia. A principios de este año, McKesson acordó nuevamente pagar un acuerdo de US$ 150 millones por la misma transgresión--la multa más grande jamás impuesta en contra de un distribuidor de medicamentos.

Además, el acuerdo evita que McKesson venda sustancias controladas desde centros de distribución en Colorado, Ohio, Michigan y Florida "durante varios años", e impone obligaciones de cumplimiento "nuevas y mejoradas en el sistema de distribución de McKesson", de acuerdo con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.17

Sin embargo, si consideramos los enormes beneficios obtenidos por estas empresas--En 2008, Cardinal Health reportó US$ 3.4 billones de ingresos anuales--incluso tener multas por un valor de decenas de millones representan una cantidad insignificante.

Los Distribuidores de Medicamentos Se Enfocaron en la DEA

En conjunto, los distribuidores fueron sancionados con multas de más de US$ 341 millones, en los últimos siete años,18 lo cual tuvo poco efecto. Por el contrario, los distribuidores comenzaron a quejarse con el Congreso al indicar que la DEA los "trataba como un cartel de drogas extranjero".

En 2011, Cardinal Health señaló a Rannazzisi personalmente. Cuatro años más tarde, finalmente fue despedido. Según informó CBS:

"Los abogados de estas empresas fueron por su cabeza y se comunicaron con sus jefes, en el Departamento de Justicia, quienes llamaron a Rannazzisi para que les explicara sus tácticas. 'Me enfureció estar allí, mientras trataba de explicar cuáles eran mis motivos o por qué perseguía a estas corporaciones.

Y cuando fui a la oficina y me senté con mi equipo, básicamente les dije, 'Saben, acabo de ser interrogado sobre por qué hacemos esto... lo que hacemos... [A]hora, esto es la guerra; vamos tras estas personas y no vamos a detenernos...

Rannazzisi dice que la industria farmacéutica utilizó dinero e influencia [de la industria] para presionar a los principales abogados de la DEA para adoptar un enfoque más blando.

El ex abogado de la DEA, Jonathan Novak, dijo que esto dividió la oficina de litigios. Indico que en 2013, notó un cambio radical en la forma en cómo se realizaba el procesamiento de los grandes distribuidores.

Los casos que sus supervisores alguna vez habrían aprobado fácilmente, ahora no eran lo suficientemente buenos... Novak procesó los casos que le presentaron los investigadores de Joe Rannazzisi.

Él dijo que su carga de trabajo comenzó a disminuir drásticamente... [Jonathan Novak dijo:] 'Estos eran casos en que había evidencia muy clara de que sucedía algo malo'. Dijo que sus jefes comenzaron a dificultar el sistema, al exigir cada vez más pruebas".

Varias Docenas de Funcionarios de la DEA Han Aceptado Puestos en la Industria de los Medicamentos

De acuerdo con Novak, una de las principales razones de la desaceleración de los casos fue el éxodo de los abogados de la DEA, quienes aceptaron empleos bien remunerados en la industria de los medicamentos. Al menos 56 ex funcionarios de la DEA y del Departamento de Justicia fueron contratados por la industria farmacéutica desde el año 2000.19

Una vez en el lado de la industria, ejercieron presión contra la DEA, con el argumento de que los casos de la agencia eran débiles y no tenían posibilidades ante el tribunal--a pesar de que, hasta el momento, habían ganado constantemente la mayoría de sus casos.

En otras palabras, estos abogados imponían su privilegiado conocimiento de los posibles puntos débiles en contra de su antiguo empleador para proteger a la industria—mientras que las tasas de prescripción, adicción y sobredosis relacionadas con los opioides continuaban aumentando. Pero, la industria no estaba satisfecha con frenar por completo la acción de la DEA.

Sino que, querían que la agencia fuera incapacitada de forma permanente. Por lo tanto, los grupos de presión empezaron a trabajar en el Congreso para promulgar una legislación que eliminara de manera efectiva las facultades de ejecución de la DEA.

La DEA es Despojada de Su Poder de Ejecución

Dicha ley apenas fue aprobada en abril de 2016. La ley The Ensuring Patient Access and Effective Drug Enforcement restringe severamente la capacidad de la DEA para rastrear y acusar a las farmacias y mayoristas que expanden la carga epidémica de los opioides.

Como señaló Rannazzisi, si realmente quisiera hacer daño en los Estados Unidos con los medicamentos, "lo único que podía pensar que perjudicaría inmediatamente es quitarle la autoridad a la agencia de investigación que trata de hacer cumplir la Ley de Sustancias Controladas y los reglamentos implementados conforme a esta ley. Y eso es lo que hizo este proyecto de ley".

Como resultado de esta legislación, la DEA ya no tiene el poder para detener una sospechosa distribución de narcóticos prescritos. Además, esta ley impide eficazmente que las personas que se encuentran en la parte superior de la cadena tengan que rendir cuentas.

En general, actualmente, la DEA tiene una capacidad casi inexistente para perseguir a los distribuidores mayoristas que trafican narcóticos con las fábricas de pastillas. Como señaló Novak, el Departamento de Justicia es inoperable; ahora no sé cómo los detendrán".

El principal patrocinador de la ley--y un firme defensor de la industria farmacéutica en general--fue el Representante Tom Marino (Republicano de Pensilvania), un ex fiscal de condado y federal designado por el presidente de Trump para ser el próximo zar antidrogas.

Afortunadamente, a este pillo en particular no se le otorgó el poder para controlar esta problemática poblacional. A mediados de octubre, Marino retiró su nombre de la consideración.20

El Presidente Renueva Su Promesa Para Abordar la Epidemia de Opioides

Las empresas farmacéuticas, distribuidores, cadenas de farmacias y fabricantes de medicamentos también gastaron US$ 102 millones para cabildear en esta ley, al alegar que la DEA impedía la capacidad de los pacientes para recibir los "medicamentos que necesitaban".

Con estadísticas que claramente cuentan una historia diferente, debería haber sido fácil visualizar a través de este ardid. Es evidente que, ha sido (y es) demasiado sencillo acceder a estas pastillas. Sin embargo, la industria farmacéutica ha ganado, y cuando ganan, generalmente lo hacen a expensas de los pacientes.

El 16 de octubre, después de realizar la entrevista al aire con 60 Minutes, el presidente Trump anunció su intención de declarar la adicción a opioides como una emergencia nacional, lo cual asegura los fondos e iniciativas de políticas que son tan necesarias para enfrentar esta creciente epidemia.21,22

Inicialmente, había apoyado tal movimiento desde agosto, y se ha defendido de las acusaciones de manifestar renuencia, al decir que esto involucra realizar un extenso trabajo que requiere mucho tiempo.

A Pesar de la Epidemia de Muertes Relacionadas con los Opioides, los Médicos Continúan Recibiendo un Pago Por Aumentar las Ventas de los Mismos

Es evidente que, para frenar el problema del exceso de recetas y adicción, los médicos tienen que cambiar sus hábitos de prescripción. Además, los pacientes necesitan tomar mayor responsabilidad sobre su propio bienestar.

Más de 33 000 habitantes en los Estados Unidos murieron por causa de los opioides en 2015, y la prescripción de estos medicamentos estuvo involucrada en la mitad de estas muertes.

Si consideramos que estos medicamentos conllevan un grave riesgo de adicción, abuso y sobredosis, deben prescribirse con moderación y solo en los casos más graves de dolor, para los que no hay otras opciones disponibles.

En cambio, a menudo se prescriben ampliamente para tratar casos de dolor crónico más leve, tal como el de osteoartritis o dolor de espalda, de los cuales, el último se ha convertido en un importante "padecimiento precursor" que atrapa en las garras de la adicción a los pacientes confiados.

Por desgracia, el sistema médico actual desalienta significantemente a los médicos para que realicen los cambios tan necesarios en sus hábitos de prescripción. La evaluación del dolor del paciente desempeña un rol importante en el indicador de calidad del servicio de atención médica, y nada elimina el dolor tan eficazmente como un narcótico.

En otras palabras, si los pacientes informan que no obtienen alivio del dolor, la calificación de un médico disminuirá. Además de eso, y en medio de esta epidemia de muertes por sobredosis de opioides, las compañías farmacéuticas también han continuado pagando a los médicos para aumentar las ventas de opioides a través de más recetas.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista American Journal of Public Health,23 entre agosto de 2013 y diciembre de 2015, se realizaron más de 375 000 pagos relacionados con opioides a más de 68 000 médicos, los cuales no fueron investigados, por un total de más de US$ 46 millones.

Esto equivale a que 1 de cada 12 médicos de los Estados Unidos ha obtenido una remuneración de las compañías farmacéuticas por elaborar prescripciones de opioides.

Tanto el 1 % principal de los médicos que recibieron casi un 83 % de los pagos, como el medicamento fentanyl--un opioide sintético que podría ser entre 500 y 1 000 % más potente que la morfina—fueron los que recibieron los pagos más elevados.

Muchos de los estados que combaten las tasas más altas de muertes por sobredosis, tales como Indiana, Ohio y Nueva Jersey, también fueron los que presentaron la mayor parte de los pagos relacionados con opioides a los médicos. Esto sugiere que existe un vínculo directo entre los sobornos de los médicos y las tasas de adicción y muertes de los pacientes.

Asimismo, vale la pena señalar que una significativa cantidad de personas obtiene su primera receta de opioide a través de su dentista.24 Esto ocurre particularmente en los adolescentes y adultos jóvenes.25 De igual manera, la mitad de todos los opioides son prescritos en personas que tienen problemas de salud mental.26

Soluciones Sin Medicamentos Para Aliviar el Dolor

Es muy importante ser plenamente consciente del potencial adictivo de los opioides y sopesar seriamente su necesidad. Hay muchas otras formas de abordar el dolor. Enseguida se encuentra una larga lista de sugerencias.

Evidentemente, hay momentos en que el dolor es tan severo que podría justificar el uso de un analgésico narcótico. Pero, incluso en esos casos, las opciones siguientes podrían permitirle reducir al menos la cantidad que toma, o la frecuencia con la que debe tomarlos.

Si padece un dolor que puede tolerar, por favor intente aplicar estas opciones antes de recurrir a los analgésicos con receta de cualquier tipo. Si necesita un analgésico, considere una opción de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés).

La investigación27 demuestra que el naproxeno de venta con prescripción (Naprosyn, vendido como OTC en dosis más bajas como Aleve) proporciona el mismo alivio para el dolor que los analgésicos narcóticos más peligrosos.

No obstante, si bien, el naproxeno podría ser una mejor alternativa en comparación con los analgésicos narcóticos, aún tiene una larga lista de posibles efectos secundarios,28 y los riesgos aumentan en función de la frecuencia con que se utiliza.

Elimine o reduzca radicalmente la mayoría de los granos y azúcares en su alimentación

Al evitar los granos y azúcares, disminuirá los niveles de insulina y leptina, y por consecuencia la resistencia a la insulina y leptina, que es una de las razones más importantes por las que se producen las prostaglandinas inflamatorias. Es por eso que es tan importante evitar consumir azúcar y dulces, para controlar el dolor y otros tipos de enfermedades crónicas.

Tome grasas omega-3 de alta calidad de origen animal

Las grasas omega-3 son precursoras de los mediadores de inflamación, llamados prostaglandinas.

Las fuentes beneficiosas incluyen al salmón de Alaska, sardinas y anchoas, los cuales son altos en los saludables ácidos grasos omega-3, mientras que, son bajos en contaminantes, tales como el mercurio. En cuanto a los suplementos, mi favorito es el aceite de kril, ya que tiene una serie de beneficios superiores al aceite de pescado.

Optimice su exposición a los rayos del sol y producción de vitamina D

Optimice sus niveles de vitamina D al exponerse de forma regular y apropiada a los rayos del sol, que trabajan a través de una variedad de diversos mecanismos para disminuir el dolor. Además, exponerse a los rayos del sol tiene otros efectos antiinflamatorios para aliviar el dolor, que no están relacionados con la producción de vitamina D, y estos beneficios no se pueden obtener al tomar un suplemento de vitamina D.

La terapia de luz (fotobiología) del rojo, e infrarrojo cercano, mediano y lejano y/o también los saunas del infrarrojo podrían ser muy útiles, ya que promueven y aceleran la cicatrización de los tejidos, aun en el interior del cuerpo.

Cannabis medicinal

La marihuana medicinal tiene una larga historia como analgésico natural, y ahora es legal en 28 estados. Podría obtener más información sobre las leyes en su estado en medicalmarijuana.procon.org.29

Kratom

Kratom (Mitragyna speciose) es otro remedio de origen vegetal que se ha convertido en un popular sustituto de opioides.30 En agosto, la Administración Para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), emitió un aviso donde indicaba que tenía la intención de prohibir el kratom, al clasificarlo en la Lista 1 de sustancias controladas.

Sin embargo, después de la masiva indignación de usuarios de kratom, quienes dicen que los opioides son su única alternativa, la agencia revirtió su decisión.31

Probablemente, el Kratom sea más seguro que un opioide, en el caso de una persona que padece dolores graves y crónicos. Sin embargo, es importante reconocer que esta es una sustancia psicoactiva y no debe ser utilizada de forma descuidada. No obstante, existe muy poca investigación que demuestre cómo utilizarlo con seguridad y eficacia, y podría tener un efecto muy diferente de una persona a otra.

Además, aunque podría ser útil para las personas que quieren dejar de tomar opiáceos, el kratom, en sí mismo, es adictivo. Por lo tanto, aunque parece ser una alternativa mucho más segura que los opiáceos, continúa siendo una sustancia poderosa y potencialmente adictiva. Así que por favor, haga su propia investigación antes de utilizarla.

Técnicas de libertad emocional (EFT)

EFT es un método sin medicamentos para tratar los dolores de todo tipo. La EFT toma prestados los principios de la acupuntura, en cuanto a que le ayuda a equilibrar su sistema de energía sutil.

Ayuda a solucionar las emociones subyacentes, a menudo inconscientes y negativas, que podrían exacerbar su dolor físico. Al estimular los puntos de acupuntura (acupresión), bien establecidos, con las yemas de los dedos, reequilibra su sistema energético, que tiende a disipar el dolor.

Video disponible solo en ingles

Entrenamiento de meditación y concientización

Entre los voluntarios, quienes nunca han meditado antes, los que asistieron a cuatro clases de 20 minutos, para aprender una técnica de meditación llamada atención enfocada (una forma de meditación de atención plena), experimentaron un significativo alivio del dolor--una reducción del 40 % en la intensidad del dolor y del 57 % en el dolor incómodo.32

Quiropráctica

Muchos estudios han confirmado que el manejo quiropráctico es mucho más seguro y menos costoso que los tratamientos médicos alopáticos, especialmente cuando se utiliza para tratar el dolor, tal como el dolor lumbar.

Los médicos cualificados de la quiropráctica, osteopatía y naturopatía son confiables, ya que han recibido una amplia capacitación en el manejo de trastornos musculoesqueléticos, durante su curso de capacitación en estudios superiores como profesionales de la salud, que duran entre cuatro y seis años. Estos expertos en la salud tienen una formación integral en el control musculoesquelético.

Acupuntura

La investigación ha descubierto un efecto "claro y robusto" del acupuntura para tratar el dolor de espalda, de cuello, de hombro, la osteoartritis y los dolores de cabeza.

Terapia física

La terapia física ha demostrado ser tan buena como la cirugía para atender enfermedades dolorosas, tales como el cartílago desgarrado y artritis.

Entrenamiento Foundation

El entrenamiento foundation es un método innovador desarrollado por el Dr. Eric Goodman para tratar su propio dolor lumbar. Es una excelente alternativa a los analgésicos y la cirugía, ya que en realidad disminuye la causa del problema.

Masaje

Una revisión sistemática y un metaanálisis publicados en la revista Pain Medicine incluyeron 60 estudios de alta calidad y 7 de baja calidad, que analizaron el uso del masaje para diversos tipos de dolor, incluyendo el dolor muscular y de huesos, dolores de cabeza, dolor interno profundo, dolor por fibromialgia y dolor en la médula espinal.33

La revisión reveló que la terapia de masaje alivia el dolor mejor que no recibir ningún tratamiento en lo absoluto. En comparación con otros tratamientos para el dolor, tales como la acupuntura y la fisioterapia, la terapia de masaje aún resultó ser beneficiosa, y tuvo pocos efectos secundarios. Además de aliviar el dolor, la terapia de masaje también mejoró la ansiedad y la calidad de vida, en términos de salud.

Astaxantina

La astaxantina es uno de los antioxidantes liposolubles más efectivos que se conocen. Tiene propiedades antiinflamatorias muy potentes, y en muchos casos funciona mucho más eficazmente que los medicamentos antiinflamatorios. Por lo regular, se requieren dosis más altas y es posible que necesite 8 miligramos (mg) o más, por día, para lograr este beneficio.

Jengibre

Esta hierba tiene una poderosa actividad antiinflamatoria, proporciona alivio del dolor, y tiene propiedades para asentar el estómago. El jengibre fresco funciona bien al ponerlo en infusión en agua hirviendo, tal como en un té, o rallado en un jugo de vegetales.

Curcumina

En un estudio de pacientes que padecían osteoartritis, quienes añadieron 200 mg de curcumina por día a su plan de tratamiento, habían reducido el dolor y aumentado la movilidad. Además, un estudio previo encontró que el extracto de cúrcuma, compuesto de curcuminoides, bloqueaba las vías inflamatorias, al evitar eficazmente la sobreproducción de una proteína que desencadena la inflamación y dolor.34

Boswellia

También conocida como boswellin o "incienso indio", esta hierba contiene ingredientes antiinflamatorios activos y específicos.

Bromelina

Esta enzima, que se encuentra presente en las piñas, es un antiinflamatorio natural. Podría ser tomada en forma de suplemento, pero también comer piña fresca podría ser de utilidad, incluyendo a algunos de sus tallos—los cuales contienen elevados niveles de bromelina.

Miristato de Cetilo (CMO)

Este aceite, que se encuentra en el pescado y la mantequilla elaborada con leche, actúa como un lubricante y antiinflamatorio de las articulaciones. He utilizado esto en mí, para aliviar los quistes ganglionares y el síndrome de túnel carpiano. Para hacer eso, utilicé una preparación tópica.

Aceite de onagra, grosella negra y borraja

Estos contienen el ácido graso esencial, ácido gamma-linolénico (GLA, por sus siglas en inglés), que es particularmente útil para tratar el dolor artrítico.

Crema de Cayena

También, llamada crema de capsaicina, esta especia proviene de los pimientos picantes secos. Alivia el dolor al agotar la fuente corporal de la sustancia P, un componente químico de las células nerviosas, que transmite señales de dolor en su cerebro.

Métodos tales como las compresas calientes y frías, terapia acuática, yoga, diversas técnicas mente-cuerpo y la terapia de comportamiento cognitivo35 también podrían producir un sorprendente alivio del dolor, sin recurrir a los medicamentos.

Grounding

Asimismo, caminar descalzo sobre la tierra podría proporcionar en cierta medida alivio del dolor, a través de combatir la inflamación.

Terapias Mente-Cuerpo

Los métodos como las compresas, terapia acuática, yoga y varias técnicas mente-cuerpo y la terapia de cognitiva conductal36 pueden ser un increíble analgésico sin la necesidad de medicamentos.

Dosis Bajas de Naltrexona

La Naltroxona es un antagonista de los opioides, fue creada originalmente a los principios de los años 1960 para el tratamiento de la adicción a los opioides. Cuando toma bajas dosis naltrexona (LDN, disponible exclusivamente con receta), desencadena la producción de endorfinas, las cuales pueden fomentar la función inmunológica y calmar el dolor.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Aplus.com April 19, 2016
  • 2 NPR.com July 1, 2014
  • 3 Newsy.com December 18, 2016
  • 4 CDC.gov December 16, 2016
  • 5 CNN October 20, 2017
  • 6 CDC Morbidity and Mortality Weekly Report December 30, 2016 / 65(50-51);1445–1452
  • 7 CDC Prescription Opioid Overdose Data
  • 8 Washington Post April 2, 2017
  • 9, 10 Drugabuse.gov Overdose Death Rates as of September 2017, Supporting Data Document (XLS)
  • 11 CDC.gov Leading Causes of Death 2015
  • 12 The Atlantic October 18, 2017
  • 13, 15, 18 CBS News October 15, 2017
  • 14 The Guardian October 19, 2017
  • 16 Sharon Herald December 24, 2016
  • 17 Justice.gov January 17, 2017
  • 19 Washington Post October 15, 2017
  • 20 Vox October 17, 2017
  • 21 CNN October 16, 2017
  • 22 Washington Examiner October 22, 2017
  • 23 American Journal of Public Health August 8, 2017
  • 24 STAT News October 17, 2017
  • 25 AL.com April 15, 2017
  • 26 Kaiser Health News June 26, 2017
  • 27 WebMD October 20, 2015
  • 28 Drugs.com Naproxen
  • 29 medicalmarijuana.procon.org, Laws, Fees, and Possession Limits
  • 30 Current Topics in Medicinal Chemistry 2011;11(9):1165-75
  • 31 Washington Post October 12, 2016
  • 32 J Neurosci. 2011 Apr 6;31(14):5540-8
  • 33 Pain Medicine May 10, 2016
  • 34 Arthritis & Rheumatism November 2006; 54(11): 3452–3464
  • 35, 36 CNN May 25, 2014