¿Tiene Problemas Para Tragar Pastillas?

Pasar Pastillas

Historia en Breve -

  • Alrededor del 40 % de sus habitantes tiene problemas para tragar pastillas
  • El método pop-bottle (por su decisión en inglés) y la técnica lean-forward (e inclinarse hacia adelante) facilitaron más la deglución de las pastillas en casi el 60 %, y el 90 % de los que las intentaron, respectivamente
  • Pruebe EFT para superar el miedo a las náuseas y otras barreras emocionales para tragar las pastillas.

Por el Dr. Mercola

En los Estados Unidos, alrededor del 40 % de sus habitantes tiene problemas para tragar pastillas, aunque en la mayoría de los casos estas mismas personas no reportaron problemas para tragar alimentos o bebidas.1

Para algunos, la dificultad es tan grave que les impide recurrir a las pastillas por completo, lo que podría ser problemático si está interesado en apoyar su salud con suplementos o en los casos en que los medicamentos son verdaderamente necesarios.

En la minoría de los casos, el problema podría ser físico. La disfagia, o dificultades de deglución subyacentes, derrame cerebral o cirugía para reflujo gastroesofágico, podrían dificultar la deglución de las astillas. No obstante, en la mayoría de los casos, la dificultad es de naturaleza psicológica, frecuentemente relacionada con el miedo a la sensación de náuseas.2

De hecho, un sondeo de Harris Interactive encontró que, entre las personas que tienen problemas para tragar pastillas, el 80 % describe la desagradable sensación de tener una pastilla pegada en la garganta, el 48 % describe tener un mal sabor de boca y el 32 % describe una sensación de náuseas.

Esto no quiere decir que la dificultad sea algo imaginario... es posible que realmente haya una razón mente-cuerpo por la que tragar pastillas sea diferente a tragar un porción similar de alimentos...

Tragar Pastillas Podría Desestabilizar el Proceso de Deglución Natural del Cuerpo

Stephen Cassivi, un cirujano torácico de la Clínica Mayo, quien se especializa en trastornos esofágicos, habló para la revista Wall Street Journal sobre el tema de la deglución de pastillas, y explicó por qué tantas personas podrían tener dificultades.3 Hay un proceso natural de tres fases por el que pasa su cuerpo al hacer la deglución:

  • Oral (masticar, humedecer y enviar el alimento a la parte posterior de la boca)
  • Faríngea (cerrar la laringe en la epiglotis y cuerdas vocales, lo cual inhibe temporalmente la respiración mientras pasa el alimento)
  • Esófago (tener contracciones rítmicas del esófago, mientras envía el alimento a su estómago)

Las dos últimas fases son mayormente instintivas, mientras que la fase oral es la fase voluntaria. Sin embargo, primero debe tragar una pastilla, sin masticarla, que es la razón por la que produce una sensación tan antinatural. Como señala la revista Wall Street Journal:4

"'Tenemos una capacidad inconsciente de saber cuándo el alimento se ha humedecido y masticado lo suficiente como para enviarlo a la parte posterior de la garganta', dice el Dr. Cassivi.

Por ejemplo, nadie mastica el yogur—por lo general, solo lo tragamos--pero al no poder masticar una sustancia dura como una pastilla, podría desestabilizar la conexión mente-cuerpo al hacer la deglución, indica".

Según el sondeo de Harris, beber mucha cantidad de líquidos es la forma más común en que las personas tratan de facilitar la deglución de las pastillas. Sin embargo, es menos evidente cuán efectivas son estas otras opciones:

  • Beber agua en grandes tragos
  • Inclinar la cabeza hacia atrás
  • Colocar la pastilla en la parte posterior de la lengua
  • Tratar de tragar la pastilla varias veces
  • Partir la pastilla en dos

Dos Técnicas Para Facilitar Más la Deglución de las Pastillas

Dado a que es muy común la dificultad para tragar pastillas, los investigadores de la Universidad de Heidelberg, en Alemania, se propusieron determinar una forma para ayudar.

Reclutaron a 150 personas y les permitieron intentar uno de dos métodos para tragar una variedad de pastillas de forma diferente: el "método pop-bottle" para las tabletas y la "técnica lean-forward" para las cápsulas). Según los investigadores:5

"Ambas técnicas fueron notablemente efectivas en los participantes, con y sin las dificultades reportadas para tragar pastillas, y deberían ser recomendadas regularmente".

De hecho, el método pop-bottle mejoró la deglución de las pastillas en casi el 60 % de quienes lo intentaron, ¡mientras que la técnica lean-forward funcionó en casi el 89 %! NPR proporcionó una clara recapitulación sobre cómo hacerlo:6

Método Pop-Bottle

Metodo Botella

>>>>> Clic aquí para ver <<<<<

Este fue diseñado para la deglución de tabletas grandes y densas; lo primero es colocar la tableta en su lengua. Luego, debe cerrar los labios herméticamente alrededor de la boquilla de una botella de plástico llena de agua. Succione el agua de la botella e incline la cabeza hacia atrás mientras la traga.

Técnica Lean-Forward

Inclinacion Hacia Delante

>>>>> Clic aquí para ver <<<<<

Esta técnica está diseñada para tragar pastillas tipo cápsula. Coloque la cápsula en su lengua, tome un medio sorbo de agua e incline la cabeza hacia adelante mientras traga. Al inclinar la cabeza hacia adelante, la cápsula se moverá naturalmente hacia la garganta, lo cual facilitará aún más la deglución.

3 Consejos Adicionales Para Tragar Pastillas

El Dr. Cassivi enlistó otros consejos diferentes que podrían facilitar el tránsito de las pastillas.7 Lo ideal es que trate de practicar estos métodos con una porción de alimento del tamaño de una pastilla, para ver cuál le funciona mejor y sentirse cómodo con ello antes de intentarlo con una pastilla real.

  1. Utilice un refuerzo positivo: Recuerde que puede hacerlo. Piense lógicamente, al recordar que probablemente la pastilla es más pequeña que la última porción de carne que consumió.
  2. Mire de lado: Al girar el cuello, el esfínter esofágico superior se abre más, lo que podría facilitar la deglución.
  3. Use una distracción: Coloque la pastilla en algún tipo de alimento que normalmente no mastique, tal como una cucharada de kéfir sin procesar. Esto hace que, en primer lugar, sea más fácil tragar la pastilla sin masticarla.

Intente EFT Para Abordar el Miedo a la Sensación de Nauseas

¿Se tensa con solo pensar en tragar una pastilla? ¿Tiene miedo de sentir náuseas y ahogamiento, o tuvo una experiencia desagradable al tragar anteriormente una pastilla?

Esto podría tensar los músculos de la garganta, lo que dificulta mucho más el proceso de deglución. En este caso, superar la barrera emocional facilitará más la deglución. Utilizar técnicas de relajación, tal como una respiración profunda, podría ayudar con la tensión, pero mi técnica favorita para superar la ansiedad y el miedo son las Técnicas de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés).

EFT fue desarrollado en los años 90, por Gary Craig, ingeniero de Stanford, especializado en sanación y superación personal. Es similar a la acupuntura, que se basa en el concepto de que la energía vital fluye a través del cuerpo a lo largo de vías invisibles conocidas como meridianos.

EFT estimula diferentes puntos de los meridianos energéticos en el cuerpo, al tocarlos con la punta de los dedos, al mismo tiempo que hace sus propias afirmaciones verbales. Podría hacerlo solo o bajo la supervisión de un terapeuta cualificado.

Al hacerlo, le ayudará a su cuerpo a eliminar las "cicatrices" emocionales y reprogramará la forma en que su cuerpo responde a los factores estresantes emocionales. Dado que estos factores estresantes suelen estar conectados con problemas físicos, también podrían mejorar o desaparecer las enfermedades y otros síntomas de muchas personas.

¿Necesita Reducir Su Dependencia a las Pastillas?

Cuando hablo de pastillas, me refiero principalmente a los suplementos nutricionales, pero, desafortunadamente, muchas de las personas que toman pastillas diariamente, en realidad toman medicamentos.

A lo largo de la vida, a una persona promedio se le podrían recetar 14 000 pastillas (esto ni siquiera incluye a los medicamentos de venta libre), y para cuando llegue a los 70 años de edad, es posible que tome cinco o más pastillas todos los días, según el documental Pill Poppers.

Muchas personas suponen que los medicamentos que toman tienen efectos cuidadosamente diseñados en vías biológicas específicas en sus cuerpos. En realidad, estos efectos no fueron diseñados, sino observados--a menudo, simplemente como una cuestión de simple suerte--y entonces, el medicamento fue "descubierto".

Si bien, estos podrían parecer "errores" beneficiosos, las sorpresas podrían ser en ambos sentidos. Frecuentemente, las farmacéuticas y los científicos se "sorprenden" al enterarse de que su nuevo y exitoso medicamento ocasiona efectos secundarios desconocidos (o no revelados), al alterar e interrumpir muchas más funciones corporales, de lo que se pensaba inicialmente.

La verdad es que, ningún medicamento es libre de efectos secundarios--un hecho que desconocen muchas de las personas que son leales a las pastillas. Con frecuencia, estos efectos secundarios son tratados... incluso con más medicamentos, lo que perpetua el círculo vicioso.

No tiene que ser víctima de la propaganda de la industria farmacéutica y entrar en el hábito de tomar un puñado de pastillas todas las mañanas.

La mayoría de las enfermedades crónicas, tales como el cáncer, enfermedades cardiacas, diabetes y obesidad, podrían ser prevenidas significativamente al hacer simples cambios en el estilo de vida. Incluso, a menudo, las enfermedades infecciosas, tales como la gripe, podrían ser evitadas al tener un estilo de vida saludable.

Por otro lado, no solo es posible mantenerse bien de forma natural, sin utilizar medicamentos o atención médica convencional, sino que podría ser la estrategia más exitosa que podría emplear para aumentar su longevidad.

Incluso, la mayoría de los suplementos nutricionales podrían evitarse al comer de forma adecuada, exponerse diariamente a los rayos del sol y tomar otras medidas positivas en su estilo de vida.

Sin embargo, en los casos en los que se justifica tomar un suplemento, a menudo podría encontrarlos en versiones que no son pastillas, tales como en forma líquida, de gomitas saludables o incluso una tecnología de bomba sin aire, que atomiza con un rocío fino.

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo