Los Pesticidas Están Implicados con la Infertilidad

Los Pesticidas Están Implicados con la Infertilidad

Historia en Breve -

  • La fertilidad humana ha disminuido rápidamente, y los estudios recientes sugieren que exponerse a pesticidas a través de alimentos convencionales podría ser un factor que contribuye significativamente a esta tendencia alarmante, que se observa tanto en mujeres como en hombres
  • En comparación con las mujeres que tienen una menor exposición a pesticidas, las mujeres con una mayor exposición, tuvieron una tasa de éxito 18 % menor de fertilización in vitro (FIV, por sus siglas en inglés). También, tuvieron una probabilidad 26 % menor de tener un bebé vivo, si se embarazaban
  • El modelo sugiere que intercambiar una sola porción diaria de productos con un elevado contenido de pesticidas por unos con una carga inferior de pesticidas podría aumentar las probabilidades de embarazo en un 79 %, y las probabilidades de tener un nacimiento vivo en un 88 %
  • La investigación también demuestra que la concentración y calidad de los espermatozoides ha disminuido drásticamente en las últimas décadas, y la evidencia sugiere que las sustancias químicas disruptoras endocrinas, que incluyen a los pesticidas, son en gran parte los culpables
  • Lavar los productos ayudará a eliminar los residuos de pesticidas que se encuentran en la superficie. De acuerdo con investigaciones recientes, el método de limpieza más efectivo, por mucho, es lavar el producto con una mezcla de agua de la llave y bicarbonato de sodio

Por el Dr. Mercola

La fertilidad humana ha disminuido, y los estudios recientes sugieren que los alimentos convencionales podrían ser un factor que haya contribuido significativamente sobre esta tendencia alarmante, que se observa tanto en hombres como en mujeres. Los pesticidas han estado implicados repetidamente en el agravamiento de la infertilidad, y uno de los estudios más recientes sustenta aún más esta hipótesis.

El estudio,1,2 publicado en la revista JAMA Internal Medicine, evaluó la influencia de los factores que afectaban en la reproducción con base en el éxito reproductivo de 325 mujeres que tenían entre 18 y 45 años (con una edad promedio 35 años) que se sometieron a una fertilización in vitro (FIV).

Según informó Time,3 “Las mujeres en el estudio completaron cuestionarios detallados sobre su alimentación, junto con otros factores que podrían afectar los resultados de FIV, tal como la edad, peso y antecedente de embarazos, así como bebés que nacieron vivos”.

La Alta Exposición a Pesticidas Está Relacionada con una Menor Tasa de Éxito de FIV

A través de una base de datos del gobierno de los Estados Unidos, que enlista el promedio de residuos de pesticidas en los alimentos, los investigadores calcularon la exposición a pesticidas de cada participante, en función de los cuestionarios sobre su alimentación.

En promedio, las mujeres que tenían una alta exposición a los pesticidas comieron 2.3 porciones de frutas, bayas o vegetales por día, que se sabe tienen altas cantidades de residuos de pesticidas. Las que estaban en el cuartil inferior habían consumido menos de 1 porción de productos con alto contenido de pesticidas por día.

En comparación con las mujeres que tenían una menor exposición a los pesticidas, las mujeres con la mayor cantidad de exposición a pesticidas tuvieron una tasa de éxito 18 % menor de FIV. También, tuvieron una probabilidad 26 % menor de tener un bebé vivo, si quedaban embarazadas.

A través de los modelos, los investigadores estimaron que intercambiar una sola porción diaria de productos con alto contenido de pesticidas por una con carga inferior de pesticidas, podría aumentar la probabilidad de embarazo en un 79 % y la probabilidad de tener un bebé que haya nacido vivo en un 88 %.

Las Regulaciones de Pesticidas No Protegen la Salud Humana

El investigador principal, el Dr. Jorge Chavarro, profesor asociado de nutrición y epidemiología en la facultad TH Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard dijo para Time:4

"Siempre fui escéptico de que los residuos de pesticidas en los alimentos tuvieran algún impacto en la salud. Entonces, cuando comenzamos a hacer este estudio, hace un par de años, pensé que no íbamos a encontrar nada. Me sorprendió ver algo en cuanto a los resultados de salud. Ahora estoy más dispuesto a comprar manzanas orgánicas que hace algunos meses".

La Dra. Yu-Han Chiu, coautora e investigador en el Departamento de Nutrición de la facultad TH Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard, añadió que:5

"Hace tiempo que existe la preocupación de que tener una exposición a dosis bajas de pesticidas a través de la alimentación, como la que hemos observado en este estudio, podría presentar efectos adversos para la salud, especialmente en poblaciones susceptibles como las mujeres embarazadas y sus fetos, y en los niños. Nuestro estudio proporciona evidencia de que esta preocupación es justificada".

Como ha señalado el Dr. Philip Landrigan, decano y profesor de salud global en la Facultad de Medicina Icahn del Monte Sinaí, en un comentario adicional,6 "Las observaciones hechas en este estudio envían una advertencia de que nuestra actitud actual de laissez-faire hacia la regulación de los pesticidas nos ha fallado", y agregó que:

"Ya no podemos darnos el lujo de asumir que los nuevos pesticidas son inofensivos después de que definitivamente han demostrado causar daños en la salud humana.

Debemos superar las objeciones estrepitosas de la industria de fabricación de pesticidas, reconocer los costos ocultos de la desregulación y fortalecer los requisitos, tanto para la realización de pruebas antes de la comercialización de nuevos pesticidas, como el monitoreo posterior a la comercialización en las poblaciones expuestas--exactamente como lo hacemos para otra clase de moléculas biológicamente activas y poderosas—como los medicamentos".

Las Tasas de Fertilidad Masculina También Han Disminuido

Asimismo, la investigación demuestra que la concentración y calidad de los espermatozoides ha disminuido drásticamente en las últimas décadas, y la evidencia sugiere que las sustancias químicas que interrumpen el sistema endocrino son en gran parte las culpables.

Si bien, hay muchas fuentes, pesticidas, incluyendo al glifosato,7 estos también son disruptores endocrinos conocidos. De acuerdo con el primero de los dos artículos publicados recientemente,8 un metaanálisis de 185 estudios y el más grande de su tipo, el recuento de espermatozoides a nivel mundial disminuyó en más del 50 % entre 1973 y 2013, y continúa disminuyendo.

La disminución más significativa se encontró en las muestras de los hombres en América del Norte, Europa, Australia y Nueva Zelanda. (Los hombres con sospecha de infertilidad, como los que asisten a clínicas de FIV, fueron excluidos del estudio).

En general, los hombres de estos países tuvieron una concentración espermática 52.4 % menor y un conteo espermático total (concentración de espermatozoides multiplicada por el total del volumen de una eyaculación) 59.3 % menor.

Tal como está la situación, actualmente, la mitad de los hombres en la mayoría de las naciones desarrolladas están cerca o a punto de ser infértiles. El autor principal, el Dr. Hagai Levine, quien calificó los resultados como “profundos” e “impactantes”9 teme que la extinción humana sea una posibilidad muy real, en caso de que la tendencia continúe sin disminuir.10

Exposición de Microondas--Otro Factor Invisible Que Contribuye a la Infertilidad

La exposición a los campos electromagnéticos (EMFs, por sus siglas en inglés) es otro importante factor que contribuye a la infertilidad. De hecho, creo que este podría ser el factor más significativo en la disminución observada en el conteo de espermatozoides masculinos.

Los órganos reproductivos de las mujeres están un poco más protegidos, pero aún podrían ser afectados, solo que no tan fácilmente como en el caso de los testículos de los hombres.11

Durante la Segunda Guerra Mundial, era bien sabido que los operadores de radar podían crear fácilmente esterilidad al exponer las ingles a las ondas de radar. El radar emite una radiación de microondas y fue el precursor de los teléfonos celulares que usan frecuencias similares.

La investigación más reciente también sugiere que la radiación de microondas podría desempeñar un rol importante en la salud reproductiva masculina.

Si bien, los estudios de evaluación demuestran que se puede reducir radicalmente el daño biológico de microondas al utilizar bloqueadores de los canales de calcio, Martin Pall, Ph.D., descubrió un mecanismo de daño biológico, antes desconocido, de microondas emitidas por teléfonos celulares y otras tecnologías inalámbricas.12

Los canales de calcio voltaje dependientes (VGCCs, por sus siglas en inglés) están integrados en las membranas celulares. Al parecer, estos VGCCs se activan con las microondas, y cuando eso sucede, se liberan aproximadamente 1 millón de iones de calcio por segundo.

Posteriormente, este exceso masivo de calcio intracelular estimula la liberación del óxido nítrico (NO) en el interior de la célula y las mitocondrias, que se combina con el superóxido para formar peroxinitrito.

Los peroxinitritos no solo causan daño oxidativo, sino que también crean radicales libres de hidroxilo--los radicales libres más destructivos conocidos por el hombre.

Los radicales libres de hidroxilo diezman el ADN mitocondrial y nuclear, así como sus membranas y proteínas, lo que produce una disfunción mitocondrial.

Durante un panel de expertos en salud infantil en 2013, sobre el tema de la exposición a teléfonos celulares y Wi-Fi,13 se señaló que, "La barrera testicular que protege los espermatozoides, es el tejido más sensible del cuerpo...

Además del recuento y la función de los espermatozoides, el ADN mitocondrial de los espermatozoides se daña tres veces más si es expuesto a la radiación de los teléfonos celulares".

Además de los testículos masculinos, los tejidos que tienen una mayor densidad de VGCCs son el cerebro y marcapasos del corazón. Lo que la investigación nos indica es que, exponerse de forma excesiva a las microondas podría ser un factor que contribuye directamente a padecimientos tales como la infertilidad, enfermedad de Alzheimer, ansiedad, depresión, autismo y arritmias cardíacas.14

De hecho, otros estudios han relacionado la exposición a la radiación electromagnética de bajo nivel por a los teléfonos celulares aun reducción del 8 % en la motilidad de espermatozoides, así como una viabilidad de espermatozoides 9 % menor.15,16

Además, las computadoras portátiles equipadas con Wi-Fi han estado relacionadas con una menor motilidad de espermatozoides y una mayor fragmentación del ADN espermático, después de tan solo cuatro horas de uso.17 Entonces, si le importa su salud reproductiva, las estrategias más importantes que debe implementar son:

  • Evitar llevar el teléfono celular en los bolsillos o la cadera
  • Evitar utilizar una computadora portátil y tableta en su regazo
  • Apagar su teléfono celular durante la noche, ya que incluso cuando no lo utiliza para hablar, podría producir daño hasta en 30 pies de distancia
  • Apagar su Wi-Fi durante la noche (idealmente también durante el día)
  • Y lo más importante, desactivar la electricidad hacia su habitación al apagar el interruptor. Normalmente, esto funciona para la mayoría de las habitaciones, a menos que tenga una habitación o habitaciones adyacentes a su habitación, en cuyo caso es posible que también deba desactivarla esas conexiones. Esto reducirá radicalmente los campos eléctricos y magnéticos mientras duerme. Si necesita un reloj, podría utilizar uno con pilas y, aún mejor, un reloj parlante sin luz que podría conseguir en Amazon.

Un Estudio Revela la Existencia de Niveles Sorprendentemente Mayores de Glifosato

En noticias relacionadas, los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Diego, informaron recientemente que, en las últimas décadas, se ha incrementado sorprendente la exposición al glifosato y, subsecuentemente, el nivel encontrado en la orina de las personas.

Para este estudio,18 los investigadores midieron los niveles de excreción del glifosato y su metabolito, el ácido aminometilfosfónico, en 100 participantes del estudio Rancho Bernardo Study of Healthy Aging, que se realizó durante 23 años, y que comenzó en 1993, un año antes de que los cultivos transgénicos (GE) fueron introducidos en los Estados Unidos.

Como era de esperarse, la introducción de cultivos transgénicos Roundup Ready ocasionó que aumentara masivamente el uso del Roundup, cuyo ingrediente activo es el glifosato. Además, el glifosato se ha convertido en una herramienta popular para desecar granos, leguminosas y frijoles no transgénicos.

Los datos19,20 revelan que entre 1974 (el año en que el glifosato entró en el mercado estadounidense y algo más de dos décadas antes de que se introdujeran los cultivos transgénicos) y 2014, el uso de glifosato aumentó más de 250 veces en los Estados Unidos. Desde 1996, el uso de glifosato aumentó casi quince veces a nivel mundial, dos años después de que los primeros cultivos transgénicos empezaran a comercializarse.

Al inicio del estudio, muy pocos de los participantes tenían niveles detectables de glifosato en la orina, pero en 2016, se suscitó una incidencia de 70 %.21

En general, la prevalencia de la exposición humana al glifosato aumentó en un 500 % durante el período de estudio (1993 a 2016), mientras que los niveles reales de la sustancia química en los cuerpos de las personas aumentaron en un asombroso 1 208 %.

La Incidencia de mayores Niveles de Glifosato en la Orina es Motivo de Preocupación

Aún no está claro cuáles son las implicaciones exactas del glifosato en la salud humana, pero otras investigaciones recientes22 han descubierto que una exposición diaria a niveles ultra bajos de glifosato durante dos años produjo la enfermedad del hígado graso no alcohólico en ratas, y los niveles que se encontraron en la orina de las personas fueron cien veces mayores que los presentados en este estudio de ratas.

En respuesta a los hallazgos de estos niveles elevados de glifosato en la orina de las personas, Monsanto indicó rápidamente que las cantidades informadas "no aumentaban los problemas de salud" y que el hecho de que el químico era detectado en la orina fue solo "porque es una forma en la que nuestros cuerpos eliminan sustancias no esenciales".23

En declaraciones de GM Watch, Michael Antoniou del Colegio King en Londres, tenía otra forma de abordar esta cuestión:24

"Este es el primer estudio que realiza un seguimiento longitudinal de los niveles de glifosato en la orina durante un período anterior y posterior a la introducción de cultivos GM tolerantes al glifosato.

Este es otro ejemplo que explica que la gran mayoría de los habitantes que actualmente viven en los Estados Unidos tienen niveles fácilmente detectables de glifosato en la orina, que van desde 0.3 partes por billón, como en este estudio, hasta 10 veces mayor--3 o más partes por billón--detectado por otros.

Estos resultados son preocupantes, porque existen cada vez más pruebas que demuestran que exponerse a herbicidas que contengan glifosato en niveles más bajos a los límites de seguridad reglamentarios, podrían ser perjudiciales".

El Glifosato se Encuentra en la Leche Materna

Hace tres años, la primera prueba independiente para comprobar el glifosato en la leche materna de las mujeres que viven en los Estados Unidos encontró niveles elevados en el 30 % de las muestras.25 Las pruebas, que no eran estudios científicos formales, fueron realizadas por Moms Across America and Sustainable Pulse.

Aun así, los resultados sugieren firmemente que el glifosato se bioacumula e incrementa en el cuerpo con el tiempo, a pesar de que hay afirmaciones de que ocurre todo lo contrario.

Se encontró que los niveles en la leche materna eran de 76 a 166 microgramos por litro (ug/l), lo que representa hasta 1 600 veces mayores de lo que permite la Directiva Europea de Agua Potable en los pesticidas, pero aún son cantidades muy inferiores a los niveles máximos contaminantes de 700 ug/l (MCL, por sus siglas en inglés) para el glifosato permitido en los Estados Unidos.

Sin embargo, el nivel de los Estados Unidos fue establecido por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, basado en la ahora premisa ridícula de que el glifosato no se bioacumula.

Es importante destacar que muchos de los participantes en este estudio estaban familiarizados con los transgénicos (GMOs, por sus siglas en inglés) y que habían tratado activamente de evitarlos durante varios meses a dos años. Esto hace que los descubrimientos sean aún más desalentadores, y demuestra cuán difícil es evitar esta sustancia química a menos que lleve un tipo de alimentación orgánica.

Las Maquinaciones Corporativas Mantuvieron la Comercialización del Glifosato

Como se señaló en una reciente investigación de In These Times,26 a raíz de los hallazgos de Moms Across America, Monsanto defendió a su pesticida estrella con un estudio que demostraba que el glifosato no se encontraba presente en la leche materna.

Sin embargo, este estudio, que pretendía ser "independiente", en realidad fue respaldado por Monsanto. De acuerdo con In These Times:

"Cada vez más investigaciones sugieren que exponerse al glifosato podría ocasionar numerosos problemas de salud, que varían desde el linfoma no Hodgkin y daño renal hasta una alteración en la población de bacterias intestinales y un mal funcionamiento hormonal.

Este incidente de Moms Across America se ajusta a un patrón que ha surgido desde 1974, cuando la EPA registró por primera vez al glifosato para utilizarlo:

Cada vez que se han planteado dudas sobre la seguridad de estas sustancias químicas, Monsanto se ha asegurado de que las respuestas sirvan a sus intereses financieros, en vez de proporcionar transparencia y certeza científica.

Nuestra investigación de dos años encontró evidencia incontrovertible de que Monsanto ejerció una profunda influencia sobre las decisiones de la EPA, desde que el glifosato apareció por primera vez en el mercado--a través del Roundup--hace más de 40 años".

La Manipulación de la Ciencia Ha Ocasionado una Subestimación de los Riesgos del Glifosato

Sospechosamente, los documentos archivados de la EPA, hace décadas, fueron redactados laboriosamente, cuando la agencia apenas empezaba a considerar el glifosato para su aprobación. A pesar de que, gran parte de estos son ilegibles, los documentos revelan que los científicos de la EPA estaban muy preocupados por un estudio en ratones realizado en 1983, que demostraba que el glifosato causaba cáncer.

La documentación también demuestra que la interpretación de los datos fue "posteriormente revertida por la alta dirección de la EPA y las juntas de asesores, aparentemente bajo la presión de Monsanto".

"En los siguientes años, ese estudio crucial realizado con ratones en 1983 sería escondido bajo capas de análisis engañoso para ocultar su significado. Hoy en día, la EPA y Monsanto continúan citando ese estudio como evidencia de que el glifosato no representa un riesgo para la salud pública, a pesar de que la evidencia real del estudio indica lo contrario", según señala In These Times.

Además, la EPA fue acusada de ignorar otras evidencias de daño. Escribí sobre esto en “Unveiling the Glyphosate Conspiracy” (Revelando la Conspiración del Glifosato).

Como se mencionó anteriormente, el glifosato fue introducido en 1974, y el primer ejemplo de los intentos de Monsanto para minimizar la importancia de la evidencia de daño se remonta a mayo de 1973, un año antes de la aprobación final de este producto.

En ese momento, un biólogo de la División de Registro de la Agencia de Toxicología de la EPA recomendó incluir la palabra "Peligro" en la etiqueta, debido a la capacidad de este producto químico para causar irritación ocular.

Monsanto se opuso enérgicamente, al indicar que la irritación ocular observada era simplemente el resultado de "una infección secundaria en ojos previamente irritados".

Después de tres años de hacer deliberaciones de un lado hacia el otro, la EPA finalmente aceptó la solicitud de Monsanto de reemplazar la palabra "Peligro" por una que llamara menos la atención, "Precaución".

Cómo Verificar su Nivel de Glifosato

A medida que los alimentos se adulteraron, contaminaron y fueron alterados genéticamente, la necesidad de hacer pruebas de laboratorio ha crecido de forma exponencial. En respuesta a esta necesidad, Health Research Institute (HRI Labs) ha creado dos pruebas de glifosato para el público: un kit de prueba para agua, y un kit de prueba para la exposición ambiental.

Esta última es una prueba de orina que le indicará cuánto glifosato tiene en su cuerpo, lo que le podría dar una buena idea de la pureza de su alimentación. Si su nivel de glifosato es alto, es probable que también haya estado expuesto a muchos otros productos agroquímicos.

Hace un tiempo, me realizaron una prueba de exposición ambiental y tenía un nivel de glifosato inferior al límite de detección, que es de 40 partes por billón, probablemente porque mi alimentación está basada en alimentos orgánicos y cultivados en casa, y elimine las toxinas con las que podría entrar en contacto a través del ejercicio, y al utilizar un sauna de forma regular.

Hasta ahora, HRI Labs ha analizado más de 1 200 muestras de orina. Las pruebas se han realizado como parte de un proyecto de investigación, que proporcionará información valiosa sobre la presencia de glifosato en la alimentación.

También, ayudará a responder preguntas sobre cómo el estilo de vida y la ubicación afectan a la exposición de las personas hacia los agroquímicos. Éstos son algunos de los descubrimientos obtenidos hasta la fecha:

  • El 76 % de las personas evaluadas tenían algún nivel de glifosato en su cuerpo
  • Los hombres son propensos a tener niveles más elevados que las mujeres
  • Las personas que consumen avena regularmente tienen el doble de glifosato en su sistema, en comparación con las personas que no lo hacen (probablemente porque la avena es desecada con glifosato, antes de ser cosechada)
  • Las personas que consumen alimentos orgánicos de forma regular tienen un nivel de glifosato 80 % menor que las personas que rara vez consumen productos orgánicos. Esto indica que los productos orgánicos son las opciones más seguras
  • Las personas que consumen cinco o más porciones de vegetales por día tienen niveles de glifosato 50 % más bajos, en comparación con las personas que no consumen menos vegetales

¿Cuáles Son los Alimentos Qué Deben Comprarse Principalmente Como Productos Orgánicos?

Todas las personas podrían ser perjudicadas por los pesticidas, pero si es un hombre o mujer en edad fértil o tiene niños pequeños, es especialmente importante tomar medidas para disminuir su exposición.

Lo ideal sería que todos los alimentos que consumiera usted y su familia fueran orgánicos. Dicho lo anterior, no todos tienen acceso a una amplia variedad de productos orgánicos, y en ocasiones podrían ser más costosos que comprar productos convencionales.

Una manera de ahorrar un poco de dinero y al mismo tiempo reducir la exposición a pesticidas, es al comprar ciertos artículos orgánicos y "decantarse" con otros que se cultivan convencionalmente, en función de la intensidad con que cada cultivo es fumigado con pesticidas.

Los productos de origen animal, tal como la carne, mantequilla, leche y huevos son los que deben comprarse principalmente como productos orgánicos, ya que los productos de origen animal son propensos a bioacumular toxinas debido a su alimentación vinculada con pesticidas, al aglutinarlos en concentraciones mucho más elevadas, en comparación con las que normalmente se encuentran presentes en los vegetales.

Más allá de los alimentos de origen animal, podría variar mucho la carga de pesticidas que contienen las diferentes frutas y vegetales.

En 2015, Consumer Reports analizó la información recabada durante 12 años por el Programa de Datos de Pesticidas de USDA, para determinar las categorías de riesgo (de muy bajo a muy alto) en los diferentes tipos de productos.27

Debido a que los niños son especialmente vulnerables a los efectos de las sustancias químicas ambientales, incluyendo a los plaguicidas, basaron la evaluación de riesgos en un niño de 3.5 años.

Recomiendan comprar orgánicos en el caso de cualquier producto que entre en las categorías de riesgo medio o superior, lo cual expone a los siguientes, como ejemplos de alimentos que siempre debe tratar de comprar como productos orgánicos, debido a su elevada carga de pesticidas.

Otras excelentes fuentes, que se actualizan anualmente, son las listas "Dirty Dozen" y "Clean 15" del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) sobre los productos con la mayor y menor cantidad de contaminación por pesticidas. Puede descargar aquí la guía para el comprador 2017 de EWG28 sobre los pesticidas en los productos.

Duraznos

Zanahorias

Fresas

Ejotes

Pimientos dulces

Chiles picantes

Mandarinas

Nectarinas

Arándanos

Batata dulce

Cómo Limpiar los Pesticida de los Productos

Lavar los productos ayudará a eliminar los residuos de pesticidas que se encuentran en la superficie. De acuerdo con investigaciones recientes,29 el método de limpieza más eficaz, por mucho, es lavar el producto con una mezcla de agua de la llave con bicarbonato de sodio.

Se encontró que remojar las manzanas en una solución de bicarbonato de sodio al 1 %, durante 12 a 15 minutos, eliminaba el 80 % del fungicida tiabendazol y el 96 % del insecticida fosmet.

La razón por la que el tiabendazol no se elimina tan eficazmente se debe a que penetra en las manzanas a una profundidad de 80 micrómetros. Es importante destacar que, en comparación con el estándar de la industria para limpiar las manzanas--que se realiza bajo el chorro del agua de la llave o al tratarlas con una solución de cloro durante dos minutos—este último fue ineficaz.

Publique su comentario