La Leche Sin Pasteurizar Podría Solucionar Sus Padecimientos Problemáticos

Leche Sin Pasteurizar

Historia en Breve -

  • Simplemente, este es el último episodio de la campaña actual de los CDC contra la leche y los productos lácteos sin pasteurizar, marcados por falsedades y engaños
  • Los brotes causados por el consumo de leche pasteurizada son responsables de muchas más enfermedades y muertes que la leche sin pasteurizar; sin embargo, los CDC nunca han emitido advertencias sobre eso; aunque la FDA y los CDC desean hacerle creer que se preocupan por su seguridad, si examina los hechos, su primera prioridad es proteger a la industria láctea
  • De hecho, la leche sin pasteurizar de las CAFOs sería una opción poco segura para el consumo humano, ya que, a menudo, está cargada de bacterias patógenas debido a las sucias circunstancias de hacinamiento de las grandes granjas lecheras
  • La leche sin pasteurizar verdadera proviene de "vacas felices", a las que se les permite vagar libremente en los pastizales y comen pastura, lo que optimiza su salud y sistema inmunológico y produce leche que es muy segura para beber sin estar pasteurizada

Por el Dr. Mercola

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos han afirmado durante mucho tiempo que, entre 1998 y 2008, hubo dos muertes por la leche sin pasteurizar.

A menudo, este número se utiliza en los medios que informan sobre leche sin pasteurizar.

Pero, en realidad, esas enfermedades parecen provenir de una forma de queso que es ilegal, según las regulaciones actuales de la FDA, llamado queso fresco.

Mark McAfee, el dueño de Organic Pasture Dairy, cuestionó las declaraciones que aparecían en el sitio web de los Centros para el Control de Enfermedades, las cuales indicaban que la leche sin pasteurizar era peligrosa.

La agencia acordó realizar algunos ligeros cambios en el vocabulario que utilizaba en el sitio, pero no modificó un informe sobre una muerte por Salmonella Typhimurium en California.

Pero el estado no informó esa muerte.

Él no recibió una respuesta de los CDC hasta que amenazó con presentar una solicitud amparada por la Ley de Libertad de Información. En ese momento, descubrió que la muerte fue ocasionada por esa misma forma de queso mencionada anteriormente, queso fresco.

De acuerdo con Health Impact News Daily:1

"¿Por qué es importante esto? Porque las estadísticas se han convertido en armas importantes en la guerra por los derechos alimenticios.

Cuando los CDC indicaron que hubo dos muertes por leche sin pasteurizar, entre 1998 y 2008, esa estadística tuvo el poderoso mensaje de: podría morir por beber leche sin pasteurizar...

Si resultara que las dos personas que indicaban que habían muerto por beber leche sin pasteurizar no habían fallecido por eso, entonces los CDC perderían un arma importante en la campaña gubernamental de miedo a la leche sin pasteurizar.

Si no hubiera muerto nadie durante ese período de 11 años, repentinamente, la leche sin pasteurizar ya no sería el peligro que nos han hecho creer".

Los CDC defienden el uso del mercurio en las vacunas y del fluoruro en el agua, no obstante le dicen que debe tener mucho miedo a la leche sin pasteurizar. ¿Acaso le parece lógico?

¡por supuesto que no!

Lo que los CDC le informan2 sobre los peligros de la leche sin pasteurizar es completamente todo lo contrario de la verdad.

La realidad es que el riesgo de enfermedades de origen alimenticio que proviene de muchos otros alimentos (tal como la leche pasteurizada, producción masiva de carne y aves, y vegetales envasados) es mucho mayor que la leche sin pasteurizar, siempre que este tipo de leche provenga de una lechería que se apegue a los estándares apropiados.

Los CDC y la FDA continúan utilizando, manipulando y suprimiendo incorrectamente los datos para asustar al público.

Secretos, Mentiras y Propaganda Contra la Leche Sin Pasteurizar

El prejuicio de los CDC contra la leche sin pasteurizar no es algo nuevo. En un comunicado de prensa3 del 2007 hecho por A Campaign for Real Milk (parte de la Fundación Weston A. Price) dilucida un poco sobre el ocultamiento de la verdad por parte de los CDC.

El artículo surgió luego de un aviso de advertencia pública por parte de la FDA y los CDC, de que la leche sin pasteurizar era "peligrosa".

El artículo declara que:

"El aviso conjunto FDA/CDC afirma que entre 1998 y 2005, la leche sin pasteurizar estuvo implicada en 45 brotes, 1007 casos, 104 hospitalizaciones y 2 muertes.

Sin embargo, la referencia citada en Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC para la semana del 2 de marzo de 2007 (MMWR para 02-03-07), no proporcionaba tal información, ni se encontró dicha información en ningún otro documento de la FDA o de los CDC. Las numerosas solicitudes a la FDA para hacer aclaraciones no han sido respondidas".

Entonces, no solo NO debieron haberse atribuido esas dos muertes a leche sin pasteurizar, sino que según Sally Fallon (Presidenta de la Fundación Weston A. Price), la FDA y los CDC nunca han brindado una sola referencia para respaldar la afirmación sobre la existencia de una enfermedad generalizada en la leche durante ese período de siete años. Fallon declaró que:

"Existen informes de personas que se han enfermado después de tomar leche sin pasteurizar, aunque no se citó ninguna en el reciente aviso de los CDC y la FDA. Pero, incluso, por lo general, estos informes no proporcionan pruebas de que la leche sin pasteurizar haya causado enfermedades.

Cuando alguien que bebe leche sin pasteurizar se enferma, las agencias informan inmediatamente una ‘relación’ con la leche sin pasteurizar, al ignorar otros vectores de enfermedades y las pruebas posteriores que demuestran que la leche está limpia. Definitivamente, la FDA y los CDC tienen un doble estándar cuando se trata de la leche sin pasteurizar".

La leche pasteurizada es responsable de muchas más enfermedades y muertes. Por ejemplo, de acuerdo con RealMilk.com, el mayor brote registrado por Salmonela en los Estados Unidos fue ocasionado como resultado de la leche pasteurizada, pero de forma alarmante, los CDC nunca emitieron un Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad sobre este brote.

El incidente, que ocurrió entre junio de 1984 y abril de 1985, produjo 200 000 enfermedades y 18 muertes. Este y otros brotes de enfermedades resultantes del consumo de leche pasteurizada, de alguna manera pasan desapercibidos públicamente, al escapar a las advertencias tanto de los CDC como de la FDA.

¡De hecho, nunca han emitido una advertencia contra la leche pasteurizada que se comercializa! Por lo tanto, no es terriblemente sorprendente que los CDC hayan desalentado a Mark McAfee. Este solo es un ejemplo más del prejuicio continuo de los CDC hacia los productos lácteos sin pasteurizar.

La Leche Sin Pasteurizar es un Alimento Vivo y Saludable

La leche sin pasteurizar de alta calidad tiene una gran cantidad de beneficios para la salud, al contrario de la leche pasteurizada. Por ejemplo, la leche sin pasteurizar:

  • Está cargada de bacterias saludables que son beneficiosas para su tracto gastrointestinal
  • Está completamente cargada de más de 60 enzimas digestivas, factores de crecimiento e inmunoglobulinas (anticuerpos)
  • Tiene un alto contenido de ácido linoleico conjugado (CLA), que es un elemento anticancerígeno
  • Tiene un alto contenido de aminoácidos, proteínas y grasas sin procesar beneficiosas en una forma altamente biodisponible y 100 % digerible en su totalidad
  • Está cargada de vitaminas (A, B, C, D, E y K) en formas sumamente biodisponibles, y una mezcla muy balanceada de minerales (calcio, magnesio, fósforo, hierro) cuya absorción es reforzada por los lactobacilli vivos

No es inusual que las personas que toman leche sin pasteurizar experimenten una mejoría o resuelvan sus padecimientos problemáticos--desde alergias hasta problemas digestivos y eczema.

También, es común que las personas que tienen "alergia a la leche" toleren perfectamente la leche sin pasteurizar. La leche pasteurizada es una historia completamente diferente.

La Pasteurización Crea un Líquido Sin Vida y Blanco Que NO Es Beneficioso Para Su Salud

La pasteurización convierte la leche en un líquido blanco sin vida cuyos beneficios para la salud son considerablemente destruidos. Si consideramos lo que el proceso de pasteurización le hace a la leche:

  • El precio por destruir a las bacterias patógenas es que también destruye a las bacterias beneficiosas que ayudan a digerir la leche y la convierten en un alimento tan nutritivo.
  • Las proteínas y enzimas son completamente destruidas o desnaturalizadas, y son menos digeribles y aprovechables por el cuerpo
  • Se destruyen las inmunoglobulinas, las proteínas que unen a los metales, las proteínas que unen a las vitaminas, las proteínas transportadoras, los factores de crecimiento y los péptidos antimicrobianos, tales como la lactoferrina.
  • Muchas vitaminas y minerales se vuelven biológicamente inservibles
  • Las grasas están dañadas y desestabilizadas

Además, las bacterias que mueren durante el proceso de pasteurización no son eliminadas, por lo que sus cadáveres sin vida permanecen en la leche y activan reacciones inmunológicas en las personas que la consumen, que es una de las principales causas de alergias a la leche. Realmente, esta no es una alergia a la leche en sí, sino a los fragmentos de células orgánicas que contiene la misma.

Para empeorar las cosas, a las vacas CAFO (operaciones concentradas de alimentación animal) se les administran medicamentos de forma rutinaria para contrarrestar una salud deficiente y problemas inmunológicos causados ​​por una deficiente calidad de vida.

Las unidades de engorda son ambientes ideales para el desarrollo de todo tipo de bacterias dañinas. Entonces, las vacas son bombardeadas con antibióticos. Esta leche TIENE que pasteurizarse, porque sencillamente está cargada de bacterias, y no de las del tipo beneficioso.

Los investigadores que recurren a una prueba altamente sensible para determinar qué tipo de medicamentos y hormonas podrían estar presentes en la leche pasteurizada, han encontrado algunos resultados sorprendentes. Los medicamentos y hormonas que detectaron incluyeron a los siguientes:

Antiinflamatorios (ácido niflúmico, ácido mefenámico, ketoprofeno, diclofenaco, fenilbutazona, naproxeno, flunixina, diclofenaco)

Antibióticos (florfenicol)

Hormonas naturales (estrona)

Hormonas sexuales (17-beta-estradiol)

Hormonas esteroides (17-alfa-etinilestradiol)

Medicamentos contra la malaria (pirimetamina)

Medicamentos antifúngicos (triclosan)

Si bien todos los tipos de leche dieron positivo a sustancias químicas--incluso la leche materna--la leche de vaca contenía los niveles más elevados.

Algunos de estos medicamentos y hormonas se les proporcionaron a las vacas directamente, mientras que otras, probablemente los consumieron a través del alimento para ganado o la contaminación en la granja.

Cuando bebe leche sin pasteurizar proveniente de estas enormes lecherías comerciales, de hecho, podría poner en riesgo su salud. Pero, este es un producto muy diferente en comparación con la leche sin pasteurizar de granjas más pequeñas, donde las prácticas agrícolas son más naturales, sostenibles, limpias y humanizadas.

La leche sin pasteurizar de estas vacas es limpia y nutritiva y está cargada de bacterias benéficas—las cuales necesita para tener un intestino saludable.

Publique su comentario