Inestabilidad Mental: Tratamiento para la Depresión Impulsa a los Usuarios a Asesinar o Suicidarse

Antidepresivo

Historia en Breve -

  • Paxil, el segundo antidepresivo más recetado del mundo después del Prozac, está relacionado con efectos psiquiátricos graves, incluidos los comportamientos suicidas y homicidas
  • Paxil, fabricado por GlaxoSmithKline, se prescribe para una amplia gama de padecimientos que incluyen ansiedad, depresión, irritabilidad, tensión muscular y fatiga
  • Los ensayos clínicos demuestran que el 85 % de los usuarios de Paxil se hacen adictos con rapidez
  • Un tribunal halló responsable al Paxil de provocar que Don Schell asesinara a su esposa, hija y nieta de 10 meses antes de quitarse la vida
  • A pesar de los graves riesgos, se recluta a niños como sujetos de prueba de peligrosos antidepresivos. En un ensayo, 10 de los 93 niños participantes sufrieron problemas psiquiátricos graves y la mayoría tuvieron que ser hospitalizados

Por el Dr. Mercola

Después de tomar Paxil de GlaxoSmithKline durante solo dos días, el petrolero retirado Don Schell asesinó brutalmente a su esposa, hija y nieta de 10 meses en plena noche antes de dispararse a sí mismo.

Los asesinatos, que tuvieron lugar en el año de 1998 en Gillette, Wyoming, sorprendieron a los vecinos que no podían entender porqué Schell, que no tenía antecedentes de violencia, parecía haber matado espontáneamente a las personas que más amaba en la vida.1

Los cuerpos fueron descubiertos la tarde siguiente por Tim Tobin, esposo de Deb, la hija de Schell. Después de superar el impacto de descubrir una escena tan horrible, Tobin y otros miembros de la familia comenzaron a reconstruir lo que pudo haber sucedido.

Lo único que destacó fue que Schell, que era un abuelo cariñoso, había comenzado a tomar Paxil solo dos días antes de los asesinatos. Para el momento del asesinato, solo había tomado dos pastillas.

¿Es posible que el Paxil haya sido responsable de provocar que Schell asesinara a su familia? El documental presentado, "Los secretos de Seroxat", explora los oscuros y atormentadores efectos secundarios del Paxil (conocido como Seroxat en el Reino Unido) y los intentos de GSK por ocultar los efectos negativos del medicamento.

Paxil, el segundo antidepresivo más recetado después del Prozac, pertenece a una clase de medicamentos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRIs, por sus siglas en inglés).2

Los SSRIs son medicamentos tranquilizantes diseñados para mejorar los niveles de serotonina en el cerebro, se prescriben para tratar la depresión y una variedad de otros padecimientos que incluyen ansiedad, angustia, irritabilidad, tensión muscular y fatiga.

Antojo de Antidepresivos

Video disponible solo en ingles

Algunos dicen que los antidepresivos les han ayudado a tener una vida normal. Otros dicen que esos medicamentos no son nada más que una terrible pesadilla. El video presentado se adentra en los detalles del Paxil, entrevista a usuarios que reportaron efectos secundarios horribles, incluyendo autolesiones e insoportables síntomas de abstinencia.

El video también sigue el histórico caso judicial que declaró a GSK y a su antidepresivo, Paxil, responsables de provocar que Schell asesinara a su familia.

La primera historia es de Helen Kelsall, de 22 años, a quien se le recetó Paxil para tratar sus ataques de pánico. Después de consumir el medicamento durante más de cuatro años, Kelsall decidió dejarlo. Pero cuando lo intentó, sufrió fuertes síntomas de abstinencia que incluyen dolores de cabeza, calambres musculares, náuseas, sudoración, temblores y sensaciones de descargas eléctricas en la cabeza.

GSK, productor del medicamento, insiste en que los síntomas de abstinencia remiten y que la adicción al Paxil es imposible. De hecho, esa es una de las características más atractivas para la venta del medicamento.

Pero muchos usuarios de Paxil, incluida Kelsall, no están de acuerdo. En el 2001, GSK fue atacado con una importante demanda donde los denunciantes afirmaron haberse hecho adictos crónicos al Paxil después de que se les prescribiera dicho medicamento para el tratamiento de la depresión o ansiedad leves.

Las docenas de demandantes, entre los que se encontraban un diseñador de sitios web, un investigador de fraudes bancarios y un oficial mayor de la fuerza aérea, dijeron que al intentar dejar de consumir Paxil "sufrieron síntomas violentos y perturbadores, como dolorosos toques en la cabeza, vértigo, pérdida de la coordinación, malestar abdominal, síntomas de gripa, agitación y confusión", según The Guardian.3

Al igual que Kelsall, los demandantes argumentan que nunca se les informó acerca de la posibilidad de volverse adictos al Paxil.

La Pesadilla de la Que No se Puede Despertar

La historia de Kelsall con el Paxil se captura en video mientras la joven documenta su proceso para dejar el medicamento, en el que grabó sus síntomas de abstinencia más insoportables. Kelsall, que durante el video se encuentra en el tercer año de su maestría, dice que el nivel de educación superior para el que tanto ha trabajado está en riesgo de serle arrebatado debido a su adicción al Paxil. "A medida que doy cada paso, hay un shock en mi cabeza que me desequilibra por completo", dice Kelsall.

Sus síntomas de abstinencia son tan severos que se ve obligada a disminuir el medicamento poco a poco en lugar de dejarlo por completo.

"Dejarlo hace que me sienta increíblemente enferma", dice Kelsall, quien se observa cortando el poderoso medicamento por la mitad en un esfuerzo por disminuir gradualmente su consumo. "Si hubiera sabido que este medicamento era adictivo o capaz de causar los horribles efectos secundarios que ahora padezco, nunca lo hubiera tomado", dice.

Por horribles que sean los síntomas de abstinencia, hay otros síntomas que inclusive son más preocupantes, incluidos los que se cree que Schell sufrió antes de lastimar a su amada familia. El Paxil, al igual que otros SSRIs, también está relacionado con las autolesiones y conductas suicidas y homicidas. Ed Casey estaba en una banda y grababa canciones cuando comenzó a tomar Paxil.

Su vida era buena en su mayoría, a excepción de que en ocasiones Casey sufría de baja autoestima y episodios de depresión. Sus doctores le prescribieron Paxil, después de lo cual comenzó a cambiar, se hizo más introvertido y temperamental.

Después de solo dos semanas con el medicamento, Casey comenzó a manifestar signos de autolesión. Empezó a mutilarse quemando cigarrillos en sus brazos y cortándose la piel con navajas de afeitar. Ese comportamiento era nuevo. Casey nunca se había lastimado ni había tenido pensamientos de autolesión en el pasado--hasta que comenzó a tomar Paxil.

Cuando la Solución Es Peor que el Problema Original

Otros usuarios de Paxil, incluidas personas sanas sin antecedentes de depresión, han experimentado sentimientos similares de confusión mental--un síntoma preocupante que GSK no solo ya conocía, sino que se rehusó a revelar.

Después de la muerte de su esposa e hija, Tobin demandó a GSK, alegando que Paxil provocó que Schell matara a su familia. La compañía farmacéutica culpó a la depresión de Schell y negó cualquier relación entre el Paxil, las conductas agresivas y tendencias homicidas.

La demanda sacó a la luz documentos que GSK había mantenido en secreto durante 15 años. Un tesoro de archivos guardados sobre resultados de ensayos clínicos que fue escondido en Essex, un condado al este de Inglaterra. Los documentos detallan los resultados de ensayos clínicos del medicamento en personas sanas, es decir, personas sin antecedentes de ansiedad o depresión.

El Dr. David Healy, un experto en SSRIs y director del Departamento de Medicina Psicológica del Norte de Gales, fue llamado para revisar los archivos. Healy estuvo involucrado en otro estudio que analiza los efectos adversos de un SSRI similar al Paxil en personas saludables.

El estudio se realizó con voluntarios sanos, que incluyeron médicos generales, enfermeras de alto nivel y psiquiatras consultores que trabajaban en el Departamento de Medicina Psicológica del Norte de Gales.

Lo que observó es que cuando las personas recibían el medicamento equivocado, pasaban por un estado de inestabilidad mental y, en última instancia, se volvían suicidas. Healy se preguntó si el Paxil podría tener efectos similares.

Culpable de Asesinato

El almacén de archivos guardados--algunos de los cuales habían desaparecido--contenía más de 250 000 hojas de papel. La tarea de conocer lo que contenían esos archivos resultó abrumadora. Aún así, en solo dos días, Healy leyó todos los documentos que describen los efectos del Paxil en personas sanas.

Algunos de quienes tomaron el medicamento no tuvieron problemas, mientras que otros terminaron en un estado de inestabilidad mental; 1 de cada 4 sufrió esos efectos secundarios, incluso en dosis normales y aún cuando lo tomaron durante solo algunos días.

Healy descubrió que las personas sanas también sufrían síntomas de abstinencia al dejar el Paxil--y GSK lo sabía muy bien. Según demostraron los documentos, hasta el 85 % de los voluntarios que consumieron el medicamento por unas semanas, sufrieron abstinencia. ¿La conclusión de Healy? No fue la depresión lo que hizo que Schell asesinara a su familia, fue el Paxil. Los miembros del jurado estuvieron de acuerdo.

Para su sorpresa, Tobin ganó la demanda contra GSK y recibió $ 6.4 millones por daños y perjuicios. Tobin no buscaba dinero, sino más bien limpiar el nombre de su suegro, y la esperanza de que el veredicto protegiera a otros de ser víctimas del mismo destino que su familia. Tobin dijo:

"En realidad solo quería ganar para decir, sí, el medicamento lo provocó--¿qué harán todos ahora? Y, por supuesto, no ha pasado nada. Honestamente, creo que hasta que le suceda a alguien importante, será muy difícil obtener algún cambio. Aquí estoy, un simple hombre de Montana. No soy excepcionalmente rico ni famoso ni nada por el estilo. ¿Quién va a escucharme?"

A Pesar del Veredicto de Culpabilidad Todo Sigue Igual

A pesar de perder el caso, GSK sostiene que no hay evidencia de que el Paxil cause violencia, agresividad o conductas homicidas. Los representantes de GSK están más preocupados por la compañía que por el bienestar de las personas que consumen su medicamento, dice el narrador del video.

Después del veredicto, GSK añadió una advertencia a los folletos de los pacientes en Gran Bretaña. Sin embargo, la etiqueta evitó mencionar cualquier vínculo entre el Paxil y los pensamientos suicidas. En su lugar decía:

"En ocasiones, los síntomas de la depresión podrían incluir pensamientos de autolesión o suicidio. Estos síntomas podrían aumentar durante las primeras semanas de tratamiento, hasta que se manifiesten todos los efectos antidepresivos del medicamento".

Hoy en día, todo sigue igual para GSK, en los Estados Unidos, el Paxil y la paroxetina (la versión genérica del medicamento) fueron prescritos en unas 15 millones de recetas el año pasado. A uno de cada 10 adolescentes y adultos a partir de los 12 años se le ha recetado un antidepresivo, y 1 de cada 7 adultos de más 40 años de edad también ha sido recetado con lo mismo.4

GSK ha pagado más de mil millones para resolver más de 800 demandas distintas, relacionadas con el Paxil, además de un acuerdo de $ 3 mil millones con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos por la comercialización ilegal de Paxil y otros medicamentos. Sin embargo, el Paxil se ha mantenido como un "elemento básico" en los recursos de los psiquiatras.

¿Ofrecerle Dulces a los Niños Por Tomar Antidepresivos?

En lugar de abordar los problemas asociados con el Paxil, GSK está buscando expandir su base de usuarios, considerando a los niños como sus clientes más nuevos. Se están reclutando niños aquí en los Estados Unidos para servir como sujetos de prueba de peligrosos antidepresivos y medicamentos SSRI.

Bayou City Research hace publicidad dirigida a los niños por medio de anuncios en el periódico local donde les ofrecen galletas gratis, reembolso de gastos de transporte y, por supuesto, medicamentos psicotrópicos gratuitos.

En el año 2001, el psiquiatra infantil estadounidense, el Dr. Neal D. Ryan, llevó a cabo un estudio financiado por GSK conocido como "Estudio 329" en niños que tomaban Paxil.5 La buena noticia, dijo, es que los niños con depresión obtuvieron mejores resultados con el Paxil que con un medicamento más antiguo y en comparación con aquellos que tomaron pastillas de azúcar.

¿Las malas noticias? Diez de los 93 niños estudiados sufrieron graves problemas psiquiátricos semanas después de comenzar a tomar el medicamento--y la mayoría de ellos tuvieron que ser hospitalizados.

Cinco de los 93 niños tenían pensamientos y gestos suicidas, mientras que otros cinco tuvieron efectos secundarios psiquiátricos graves. A pesar de estos hallazgos, en lugar de advertir a los médicos sobre los efectos secundarios como el suicidio, GSK los ha motivado a recetar Paxil a niños y adolescentes al citar su propia investigación que demuestra que el medicamento es seguro y efectivo para los adolescentes.

La Investigación de la Industria Fue Refutada Por un Nuevo Estudio

El reanálisis de la información original del Estudio 329 reveló que el Paxil no era seguro ni efectivo para los adolescentes. De hecho, su efectividad, tanto clínica como estadística, estaba a la par de los placebos.

También descubrió que los efectos secundarios graves, como las tendencias suicidas, estaban mal etiquetados y distorsionados. Como resultado, el mayor riesgo de tener pensamientos suicidas solo se encontró al profundizar en los archivos reales de los pacientes, donde se registró la naturaleza exacta del comportamiento.

Con respecto a los daños, la diferencia entre el Paxil y los placebos fue "sorprendente", según los investigadores. Las reacciones adversas de gravedad fueron 260 % más frecuentes con el Paxil en comparación con el placebo, los efectos adversos psiquiátricos fueron 400 % más frecuentes y el suicidio fue 10 300 % más frecuente.

Durante el estudio de ocho semanas de duración, 11 personas del grupo de Paxil tuvieron comportamientos suicidas, en comparación con uno solo en el grupo de placebo.

A pesar de la evidencia de daños en niños y adolescentes, los niños en edad preescolar y los menores de 18 años son el grupo que aumenta más rápido en el uso de antidepresivos.6 En cuanto a los adultos, en los Estados Unidos se le receta algún tipo de droga psiquiátrica a 1 de cada 6 personas; la mayoría toman medicamentos a largo plazo.7

Opciones Naturales Para Tratar la Depresión

Afortunadamente, hay muchas otras formas de lidiar con la ansiedad y la depresión que no involucran medicamentos inseguros.

Cada vez se acepta más la idea de que la conexión mente-cuerpo es muy real, y que mantener una buena salud física puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar depresión en primera instancia. Estas son varias estrategias que han demostrado ser útiles:

Reduzca dramáticamente su consumo de azúcar (particularmente de fructuosa), granos y alimentos procesados. Además de ser altos en azúcar y granos, los alimentos procesados también contienen una variedad de aditivos que pueden afectar el funcionamiento del cerebro y el estado mental, especialmente el MSG y los endulzantes artificiales como el aspartame. 

Existe un gran libro sobre este tema, The Sugar Blues (La tristeza de azúcar), escrito por William Dufty hace más de 30 años, que escarba en el tema del azúcar y la salud mental a gran detalle.

Aumente su consumo de alimentos probióticos, tales como los alimentos fermentados y kéfir, con el fin de promover una microflora intestinal saludable.

Una cantidad creciente de investigaciones indican que tener un intestino saludable es increíblemente importante tanto para la salud mental como física, y esta última podría ser afectada severamente por el desequilibrio de su bacteria intestinal.

Obtenga suficiente vitamina B12. La deficiencia de vitamina B12 puede contribuir a la depresión y afecta a una de cada cuatro personas.

Optimice sus niveles de vitamina D, de preferencia a través de la exposición regular al sol. La vitamina D es muy importante para su estado de ánimo. En un estudio, se encontró que las personas con los niveles más bajos de vitamina D eran 11 veces más propensas a la depresión que aquellas personas con niveles normales de ésta.

La mejor forma de optimizar su vitamina D es a través de la exposición a los RAYOS DEL SOL, no al tragar una pastilla. Recuerde, el Trastorno Afectivo Estacional (SAD, por sus siglas en inglés) es un tipo de depresión que sabemos que está relacionada con la deficiencia de rayos del sol, así que sería lógico, que la manera ideal para optimizar su vitamina D sea a través de la exposición a la luz del sol o en una cama de bronceado segura, en caso de no tener acceso al sol.

Consuma bastantes grasas omega-3 de origen animal. DHA y Epa son fundamentales para la función cerebral y salud mental. Desafortunadamente, la mayoría de las personas no obtienen suficiente por medio de su alimentación. Si no consume regularmente salmon silvestre, sardinas o anchovas considere tomar una grasa de omega-3 de origen animal como el Aceite de kril.

El Dr. Stoll, psiquiatra de Harvard, fue uno de los primeros guías en recopilar evidencia que apoya el uso de grasas omega-3 de origen animal para el tratamiento de la depresión. Escribió un excelente libro en el que detalla su experiencia en esta área, llamado The Omega-3 Connection.

Evalúe su consumo de sal. En realidad, la deficiencia de sodio ocasiona síntomas que son muy parecidos a los de la depresión. Sin embargo, asegúrese de NO utilizar sal procesada (sal de mesa común). Debería utilizar sal completamente natural y sin procesar, como la sal del Himalaya, que contiene más de 80 micronutrientes distintos.

Ejercítese adecuadamente todos los días, ya que es una de las estrategias más efectivas para prevenir y superar la depresión. Estudios han demostrado que hay una fuerte correlación entre la mejora del ánimo y la capacidad aeróbica.

Duerma lo suficiente. Podrá tener el mejor programa de alimentación y ejercicio, pero si no duerme bien, podría deprimirse con facilidad. El sueño y la depresión están tan íntimamente relacionados que, un trastorno del sueño puede ser parte de la definición del conjunto de síntomas que le da su nombre a la depresión.

Publique su comentario