Mejore Su Salud al Evitar los Pesticidas

Pesticidas

Historia en Breve -

  • El libro 'Whitewash' cuenta la convincente historia de cómo las corporaciones, como Monsanto, crearon una dependencia global hacia los pesticidas, lo cual origino un aumento masivo en el uso del glifosato
  • Hoy en día, los agricultores aplican casi 5 mil millones de libras (más de 2 mil millones de kilogramos) de glifosato en los cultivos agrícolas, cada año, en todo el mundo. En las zonas agrícolas de los Estados Unidos se aplican aproximadamente 300 millones de libras
  • La exposición hacia los pesticidas también ha aumentado exponencialmente. Los resultados de las pruebas de orina para comprobar la presencia de glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup, demostraron que, entre 1993 y 2016, los niveles de este químico aumentaron más de 1 200 %
  • El "gli" del glifosato es por la glicina, un aminoácido muy común que su cuerpo utiliza para producir proteínas. El cuerpo podría sustituir a la glicina por el glifosato, lo que podría ocasionar la producción de proteínas con mal funcionamiento y frecuentemente dañadas
  • En marzo de 2015, la Agencia Internacional para la Investigación Contra el Cáncer, una rama de investigación de la Organización Mundial de la Salud, reclasificó el glifosato como un "probable agente cancerígeno" clase 2A

30 Tips para Ayudarle a Tomar Control de Su Salud

Este artículo es parte de la Guía de 30 Tips para Ayudar a Revolucionar Su Salud. Cada día del mes descubra un nuevo consejo diseñado para ayudarle a tomar control de su salud. Para ver la lista completa de clic aquí.

Por el Dr. Mercola

Monsanto se ha convertido en una potencia mundial capaz de controlar a su antojo a gobiernos enteros, conforme a su voluntad. Como resultado, esta empresa ha saturado con sus productos químicos tóxicos al medio ambiente a nivel mundial, en gran medida, a través de medios dudosos, si no es que totalmente ilícitos e inmorales.

Carey Gillam, periodista de investigación, profundiza en el trasfondo de Monsanto y las catastróficas consecuencias de su influencia en la cultura global, por medio de su libro "Whitewash".

"He sido periodista durante toda mi adultez, hace más de 25 años", indica Gillam. La mayor parte de su carrera fue reportera de Reuters; una organización de noticias globales muy respetada. En los años 90, trabajó en Kansas y se encargó de informar sobre cuestiones relacionadas con la alimentación y producción alimenticia.

"Llegué a la ciudad de Kansas e inmediatamente comencé a indagar y tratar de obtener toda la información sobre Monsanto, la cual acababa de introducir cultivos transgénicos (GE, por sus siglas en inglés)", indica. "Me pareció que la ingeniería genética era algo muy interesante... utilicé Roundup; funcionó muy bien... No tenía prejuicios preconcebidos.

Realmente, como periodista, aprendí a hacer a un lado cualquier prejuicio porque no es honesto ni la forma de obtener e informar datos precisos. En verdad, el libro es la culminación de 20 años de estar muy involucrada con este mundo, y pasar mucho tiempo con Monsanto, Dow, DuPont y los agricultores.

El glifosato—Roundup—es la razón por la que he escrito este libro. Que trata de Monsanto y la historia de cómo impulsaron a este herbicida para que se convirtiera en el más utilizado en el mundo... que [fue] estratégicamente diseñado...

La cuestión que espero exponer con esta obra es que, el glifosato y Monsanto realmente son el ejemplo perfecto de un problema mucho mayor--un impulso corporativo de la dependencia hacia los pesticidas..."

Glifosato: El Pesticida Más Ampliamente Utilizado en la Tierra

El glifosato está registrado en 130 países y su uso ha aumentado exponencialmente desde la introducción de los cultivos transgénicos, resistentes al glifosato.

Actualmente, los agricultores aplican casi 5 mil millones de libras (más de 2 mil millones de kilogramos) de glifosato en los cultivos agrícolas, cada año, en todo el mundo.1 En las zonas agrícolas de los Estados Unidos se aplican aproximadamente 300 millones de libras.

Sin embargo, la exposición a los pesticidas también se ha incrementado exponencialmente. Los resultados de las pruebas de orina para comprobar la presencia de glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup, demostraron que, entre 1993 y 2016, sus niveles aumentaron más de 1 200 %.2

El libro de Gillam revela cómo los cultivos transgénicos fueron el verdadero catalizador de este increíble incremento en el uso del glifosato, ya que, de hecho, fueron diseñados para alentar a los agricultores a utilizar este químico.

"Monsanto ha aplicado esta brillante estrategia", indica ella. "En Norteamérica hemos pasado de alrededor de 40 millones de libras al año, a aproximadamente 300 millones de libras al año. Se usa en... casi 70 cultivos de alimentos para consumo regular.

Todo, desde aguacates y almendras hasta cerezas". Ciertamente, el hecho de que un alimento no sea transgénico no significa que no contenga pesticidas.

"Monsanto también fue lo suficientemente inteligente como para comercializarlo con los agricultores [de] trigo, avena y cebada... para que fuera fumigado directamente sobre los cultivos poco antes de la cosecha.

Ellos les han indicado a los agricultores que pueden continuar y rociarlo directamente sobre los cultivos, cuando los granos se encuentran maduros.

Estos se secarán y... los agricultores podrán cosecharlos de una manera más uniforme y consistente. [Esto] podría ser bueno para los agricultores y las ventas—para los productores de glifosato--pero deja una gran cantidad de residuos de este químico en el producto final.

Hemos documentado residuos de glifosato en la avena, avena para bebé con la que alimenta a sus hijos, y en productos de trigo y pan. Incluso, el glifosato se ha encontrado en la miel—aun en la miel orgánica, lo cual ocurre con mayor frecuencia [debido a la] función de las abejas... que por la aplicación de pesticidas.

De nuevo, es predominante en los alimentos, agua, suelos, aire y en nuestros cuerpos", indica Gillam.

El Glifosato es Una Toxina Potente

El glifosato es el ingrediente principal que se encuentra presente en el Roundup pero, si bien, es tóxico por sí solo, el Roundup como formulación es aún más dañino. Algunos creen que es significativamente más tóxico, ya que ciertos surfactantes permiten que el glifosato sea absorbido de manera más efectiva.

Adicionalmente, el "gli" del glifosato es por la glicina, un aminoácido muy común que su cuerpo utiliza para producir proteínas. Su cuerpo podría sustituir a la glicina por el glifosato, lo que puede ocasionar la producción de proteínas dañadas. Además, el glifosato afecta la vía de shikimato y destruye al microbioma, gracias a su acción antibiótica.

El Roundup también se ha relacionado con ciertos tipos de cáncer. En marzo de 2015, la Agencia Internacional para la Investigación Contra el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), una rama de investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), reclasificó al glifosato como un "probable agente cancerígeno" (Clase 2A),3 basado en "evidencia limitada" que demuestra que el herbicida podría causar la enfermedad de linfoma no Hodgkin y cáncer de pulmón en humanos, junto con una "evidencia convincente" que lo vincula con el cáncer que se presenta en animales.

"Como ya se podrá imaginar, Monsanto se enfureció, y desde entonces, ha hecho campaña para desacreditar a la IARC. [Pero] los documentos demuestran... que ya lo sabía de antemano... [y ya esperaba que] IARC [pudiera] considerarlo como probable o posiblemente cancerígeno.

Ellos lo anticiparon e internamente expusieron que eran vulnerables a la epidemiología y toxicología, porque ellos también habían observado un mayor cuerpo de evidencia científica, que demostraba los problemas del glisofato.

Sin embargo, frente al mundo, han actuado públicamente como si estuvieran conmocionados [e] indignados. '¿Cómo podría IARC considerar [al glifosato] como agente cancerígeno?

¡Esta situación es disparatada y estos científicos de IARC tienen una agenda política, y se han utilizado estudios que no tienen un verdadero valor científico!' [Monsanto] creó organizaciones y [utilizó] diferentes métodos para tratar de desacreditar a IARC. Ellos han perseguido a los científicos de IARC.

Realmente, durante estos últimos dos años y medio, han estado en una misión para evitar esta clasificación. Ahora, presionan a los Republicanos del Congreso para quitarle financiamiento a IARC...

En vez de realmente enfocarse en los estudios científicos, escuchar a los expertos, preocuparse por buscar la forma de mitigar posiblemente la exposición y el riesgo de los seres humanos, han tratado de desacreditar a estos científicos y distorsionar la realidad".

Esta es una estrategia clásica. Lo mismo sucedió con la industria tabacalera, y también ha sucedido en las industrias de telecomunicaciones y farmacéutica.

Al desacreditar a los científicos objetivos que tienen integridad para informar la verdad, han retrasado el inevitable colapso de sus intereses comerciales. Por sí solas, la confusión y la duda son suficientes para mantener a sus negocios estables.

"Todas las diferentes estrategias que ellos han utilizado para suprimir la ciencia, acosar a los científicos, desacreditar a las personas, controlar a los legisladores y su influencia, para escribir anónimamente y manipular el contenido científico—si observamos el panorama completo, es una historia muy alarmante sobre cómo la población y nuestros legisladores son engañados y puestos en peligro... a largo plazo, por la corrupción de la industria [química]", indica Gillam.

Miles de Demandas Pendientes Contra el Químico Roundup de Monsanto

Desde que IARC clasificó al glifosato como un agente cancerígeno clase 2A, aproximadamente 3 500 personas han presentado demandas contra Monsanto, al alegar que el herbicida les ha causado la enfermedad de linfoma no Hodgkin.

Muchos de los casos de este litigio que proviene de múltiples distritos se han manejado en un tribunal federal en San Francisco, bajo la autoridad de un solo juez. Los documentos internos obtenidos durante el descubrimiento fueron publicados por los abogados demandantes, y se han conocido como "The Monsanto Papers".

"Es sumamente aterrador si analizamos que lo que expresan públicamente es muy diferente a lo que dicen internamente, y también cómo funcionan", indica Gillam. "Hoy, veía un nuevo [artículo, en el que] un científico de Monsanto hacía referencia a artículos publicados y revisados por pares en los que ha trabajado pero que no llevan su nombre.

Esto se clasifica dentro de la autoría anónima [de un tema], donde escriben artículos pero [estos] parecen ser imparciales, de profesionales independientes".

Algunas de las pruebas también revelan que la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos ha confabulado con Monsanto para proteger los intereses de la empresa a través de manipular y prevenir las investigaciones clave sobre el potencial cancerígeno del glifosato. Gillam explica que:

"El departamento de servicios de salud y humanos estaba en proceso de realizar una revisión del glifosato, que Monsanto quería que desapareciera. Hablaron internamente de lo preocupados que estaban con respecto a ese tema.

Se dirigieron con los altos mandos de la EPA y pidieron ayuda. Los apoyaron, y esta revisión fue detenida. Puede ver toda la información al respecto en los correos electrónicos internos y documentos de libertad de información.

Podemos observar que ocurren estas conversaciones. Una vez más, esto le sirve a Monsanto, pero no es muy útil para la población. La oficina del inspector general ha investigado la colusión entre la EPA y Monsanto, a través de este y muchos otros ejemplos de la EPA, que trabaja en nombre de Monsanto".

El Problema Principal es Que Permiten Que los Intereses Corporativos Prevalezcan Sobre la Seguridad Pública

Cuando se trata del daño que podría causar la exposición al glifosato, el cáncer solo es la punta del iceberg. Incluso, es posible que no sea el tema más importante. El glifosato tiene la capacidad de causar daño sistémico y metabólico generalizado, capaz de producir o empeorar casi cualquier enfermedad, y eso es mucho más problemático que su potencial de carcinogenicidad.

Y como señala Gillam en su obra, el problema más importante es que también estamos expuestos a muchos otros pesticidas tóxicos, y a menudo se encuentran combinados.

"Según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, el clorpirifos es el segundo pesticida más prevalente, que se encuentra actualmente en las muestras de alimentos", indica Gillam.

"Por ejemplo, se encuentra en aproximadamente el 80 % de las frutas. Se ha demostrado que el clorpirifos, un insecticida de Dow, causa problemas de neurodesarrollo en niños [y] mujeres embarazadas...

Está prohibido para uso doméstico, porque se sabe que es muy peligroso. Estaba programado que este año sería prohibido en la agricultura. El químico de Dow fue a la EPA, se entrevistó con los partidarios de Trump, donó un millón de dólares al fondo inaugural de Trump, y adivine qué--ya no será prohibido.

El mayor problema es que las ganancias corporativas han superado a la seguridad pública. Nuestros legisladores y reguladores no protegen a la población. Ellos escuchan a las corporaciones... Ese es el mensaje más significativo del libro 'Whitewash'".

Como Comprobar Sus Niveles de Glifosato

Si bien, el Programa de Datos Sobre Pesticidas del USDA y la FDA cuantifican los residuos de pesticidas presentes en los alimentos, ninguno de ellos incluye al glifosato en sus pruebas, aparentemente porque es demasiado costoso y en parte porque se ha asumido que el glifosato es seguro (según la evidencia de Monsanto).

El USDA prometió comenzar las pruebas de residuos de glifosato el año pasado, pero pocos días antes de que comenzara a hacer las pruebas programadas, estas fueron suspendidas. La razón nunca se ha revelado.

La única vez que el USDA hizo pruebas sobre el glifosato fue en 2011, cuando se probaron 300 muestras de soya, y se descubrió que todas estaban contaminadas. Además, en 2016, la FDA comenzó un programa de pruebas limitado sobre el glifosato, pero el programa no fue publicado.

"Tenían a uno de sus principales químicos en Atlanta, para hacer algunas pruebas", indica Gillam. "Encontró productos de avena [y miel] que tenían altos niveles de glifosato... y misteriosamente, las pruebas de residuos de pesticidas fueron eliminadas. Se publicó una nota que decía textualmente, 'Por favor, no busque glifosato en la miel'.

Se suspendió el programa, pero, ahora, indican que se ha realizado de nuevo, sin embargo, aún no tenemos ninguna información sobre la presencia de residuos de glifosato en los alimentos, lo cual simplemente, me parece muy sospechoso".

La buena noticia es que, ya no necesita depender del gobierno para realizar una prueba de glifosato. Puede comprobar sus propios niveles, y así evaluar su exposición de forma individual. Si sus niveles están elevados, lo más recomendable sería abordar su alimentación y considerar comprar alimentos más orgánicos.

Los Laboratorios del Instituto de Investigación de Salud (HRI Labs) en Davenport, Iowa, han desarrollado kits de pruebas caseras para comprobar la presencia del glifosato en la orina y el agua.

Los Médicos Necesitan Informarse Más Sobre la Exposición a Pesticidas

El límite actual de HRI, que es lo que debe utilizar o que debe aplicar un laboratorio que utiliza este tipo de nivel de sensibilidad, es media parte por billón o 40 partes por trillón. Si está por debajo de ese límite, su exposición es baja y es poco probable que experimente efectos adversos.

Desafortunadamente, aún tenemos un largo camino por recorrer, en términos de educar a los profesionales médicos sobre la importancia de realizar pruebas de plaguicidas. El año pasado, Gillam le pidió a su médico que verificara sus niveles de glifosato y el médico nunca había escuchado esa palabra.

"Ella dijo, 'No tengo idea de lo que habla. No puedo ordenarle esa prueba'", indicó Gillam. "No es parte de los estudios médicos convencionales y considero que sí debería serlo.

He hablado al respecto con personas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). ¿Cómo podremos correlacionar [la exposición a los pesticidas] con las enfermedades... si no la monitoreamos?

Hay varios médicos integrativos afiliados a los laboratorios, quienes realizan pruebas de glifosato, metales pesados y otros pesticidas, pero la tendencia de la medicina no va en esa dirección, y no muestra señales de que pueda ocurrir".

La Lucha Por la Verdad y la Transparencia--US Right to Know

Después de décadas con Reuters, Gillam dejó la organización de noticias en 2015, para unirse a US Right to Know (USRTK), una organización sin fines de lucro que trabaja por la transparencia y la rendición de cuentas en el sistema alimentario de los Estados Unidos.

USRTK ha expuesto una serie de fraudes masivos a través de presentar solicitudes con base en la Ley de Libertad de Información (FOIA, por sus siglas en inglés) ante las agencias reguladoras y otras instituciones.

"Somos una organización sin fines de lucro, muy pequeña y sin muchos recursos económicos. Principalmente, lo que hacemos es presentar una solicitud respaldada por FOIA ante las agencias reguladoras del gobierno federal; es decir, EPA, FDA y USDA.

También presentamos solicitudes de registros estatales ante las universidades financiadas por los contribuyentes para saber hacia dónde se dirigen todos los recursos corporativos y cómo influyen en la investigación y lo que sucede.

Ha sido verdaderamente alarmante porque, se ha abierto una ventana de oportunidad en el mundo para... que haya una profunda influencia corporativa--por ejemplo, en las personas y profesores académicos.

Estamos enterados sobre la colusión con los reguladores, pero estos profesores académicos que les enseñan a nuestros jóvenes y redactan escritos normativos para nuestros legisladores, hacen presentaciones alrededor del mundo--en muchos casos, nos hemos percatado de que Monsanto ha hecho presentaciones para ellos; les ha enviado presentaciones de diapositivas y ha escrito la información que aparece en los sitios web a nombre de ellos.

Monsanto y la industria química han desarrollado una red sorprendente alrededor del mundo, conformada por personas que parecen actuar de forma independiente y con una perspectiva sinsesgo, quienes en realidad colaboran con la industria química. Lo cual es impactante...

[Un] ejemplo reciente [es] Henry Miller... A través de los correos electrónicos, pudimos percatarnos de que Monsanto le estaba asignando, y redactando en su nombre, unos artículos que aparecerían en la revista Forbes.

Esto sucedió muchas veces, cada una de esas palabras... fue escrita por Monsanto, los cuales fueron publicados en la Revista Forbes bajo el nombre de alguien que actuaba como un profesional independiente.

Después de que aparecieron estos documentos, la revista Forbes cortó su relación con él, pero nuevamente, ese solo es un ejemplo. [Esto] ocurre por todos lados...

Tuve que demandar a la EPA sobre una de mis peticiones más recientes relacionada con el glifosato y evaluación del cáncer. Después de que presentamos esa demanda, han entregado varios miles de documentos, por lo que ha sido de utilidad. Sin duda, el gobierno no está dispuesto a cooperar, ni tampoco estas universidades académicas.

Hemos sido atacados y [se ha] dicho que hemos tratado de reprimir la ciencia, hostigar a los científicos y todo ese tipo de declaraciones falsas; cuando lo único que realmente queremos es brindarle la verdad y transparencia a la población y al contribuyente.

Si realmente estos académicos consideran que los transgénicos son una maravilla y el glifosato es seguro, y estas empresas químicas salvarán al mundo, eso está bien.

Pero deben hacer de conocimiento público la relación que tienen, divulgar de donde proviene su financiamiento y sus colaboraciones. De esta manera, las personas podrían tener su propia perspectiva de la situación".

Información Adicional

Para obtener más información sobre el impacto de Monsanto en el sistema alimenticio, los peligros de la exposición a los pesticidas y la corrupción en los estudios científicos, asegúrese de conseguir una copia de "Whitewash".

Por alrededor de US$ 20, tendrá acceso a los más de 20 años de experiencia profesional de Gillam, quien ha investigado e informado sobre estos temas. Ella proporciona una visión profunda de lo que sucede con los alimentos, y cuáles son las soluciones, como comprar productos orgánicos y cultivar los suyos.

"Es interesante señalar que, si bien, no hemos realizado pruebas [para comprobar los niveles de glifosato en los alimentos] en los Estados Unidos... hemos hecho pruebas de granos, alfalfa y otros alimentos que son enviados al extranjero.

Tenemos una agencia de inspección de granos que realiza pruebas de glifosato en diferentes tipos de granos. No los que consumen los habitantes de los Estados Unidos, sino los destinados a otras partes del mundo. ¿Por qué hacemos esto? Debido a que muchos países no quieren que sus alimentos tengan residuos de glifosato...

Esto es serio e importante... pero es difícil hacer que otros se interesen en ello... Espero que las personas [lean el libro y] entiendan que el tema no se trata solo de un producto químico, sino de lo que le han hecho a nuestro sistema alimenticio y salud--cómo una sola empresa...

[Ha podido] impulsar esto en nuestro mundo de una manera tan retorcida y manipuladora, que ha provocado que estemos desinformados, y les ha proporcionado ganancias. Esto es deshonesto y algo de lo que todos debemos estar conscientes".

Sea Parte de la Solución

Hace solo seis años, catalizamos el proyecto de etiquetar los transgénicos en California. Si bien, perdimos la votación, la campaña hizo que millones de personas en los Estados Unidos, quienes nunca antes habían escuchado este término, concientizaran sobre los transgénicos.

El tema de la exposición a los pesticidas es el siguiente nivel de concientización que debe alcanzar la población. Podría apoyar este proceso al informarse y compartir lo que ha descubierto con sus conocidos.

Además, debe saber que, si bien, el desconocimiento podría ponerle en una posición difícil, en términos de salud, la información podría liberarle. Tomar el control de su salud es más fácil de lo que imagina. Todo lo que tiene que hacer es tomar diferentes decisiones.

Una de las estrategias más básicas es consumir alimentos reales, cultivados orgánicamente sin pesticidas.

Una vez que haya establecido ese hábito, debe hacer pruebas de orina para comprobar la presencia de glifosato y evaluar sus hábitos alimenticios. Si sus niveles continúan siendo elevados, aún se encuentra excesivamente expuesto, ya sea a través del agua, alimentos o su entorno.

Y por último, "tenemos que tomar decisiones por nosotros mismos para alimentarnos más sanamente, pero [también] tengo la esperanza de que las personas se motiven para tratar de influir en las políticas públicas, y para presionar a que haya una mayor transparencia y más opciones saludables", indica Gillam. De hecho, atacar la corrupción gubernamental requerirá que todos nosotros nos involucremos aún más en el proceso político.

Publique su comentario