Exponerse a productos de limpieza es tan dañino como fumar un paquete de cigarrillos todos los días

Peligros de los Productos de Limpieza

Historia en Breve -

  • Aunque las emisiones de los automóviles han disminuido, los productos para el hogar cada vez contribuyen más a la contaminación del aire; ahora se estima que el 50 % de la contaminación atmosférica está constituida por compuestos orgánicos volátiles (VOCs, por sus siglas en inglés)
  • Una vez que los VOCs salen de los hogares, reaccionan con los óxidos de nitrógeno y el calor y se transforman en ozono, y cuando son expuestos a la luz solar, se transforman en partículas finas
  • Los investigadores han encontrado que las personas que utilizaron aerosoles para limpiar no más de una vez a la semana, durante 20 años, tuvieron un deterioro similar en la función pulmonar que los que habían fumado diariamente un paquete de cigarros entre 10 y 20 años
  • Los irritantes y VOCs en los suministros de limpieza estuvieron relacionados con daños en la salud a largo plazo, incluyendo al cáncer y una función pulmonar deficiente. Los efectos a corto plazo son un agravamiento en las enfermedades cutáneas, asma y problemas reproductivos
  • Probablemente, ya tenga los mejores productos de limpieza en su cocina, por lo que podría limpiar casi cualquier cosa en su hogar con diferentes combinaciones de vinagre blanco, bicarbonato de sodio, jabón de castilla, limones y aceite de coco

Por el Dr. Mercola

Ahora que se han empezado a comprender mejor los peligros de la contaminación del aire, la industria automovilística ha reducido significativamente sus emisiones y los habitantes en los Estados Unidos han empezado a generar una contaminación cada vez menos evidente.

Sin embargo, debido a que la contaminación del aire no conoce fronteras y podría viajar miles de millas, la mayor parte del smog de la costa Oeste de los Estados Unidos proviene de Asia.1

Un esfuerzo de colaboración de más de 40 investigadores, quienes analizaron datos de 130 países, ha denominado la contaminación del aire como la "causa ambiental más grande de enfermedades y muerte prematura del mundo contemporáneo".2

La materia en forma de partículas finas es el tipo de contaminación del aire más estudiado, y consiste en partículas de un diámetro inferior a 2.5 micrómetros, que es aproximadamente 30 veces más pequeño que el ancho de una hebra de cabello.

Lo suficientemente pequeñas como para pasar a través del tejido pulmonar y entrar en el torrente sanguíneo, que podría ocasionar inflamación y enfermedades crónicas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 92 % de la población mundial respira aire contaminado.3 Esta medición se basa en fuentes al aire libre de actividad industrial, vehículos de transporte, quema de combustibles domésticos y plantas generadoras de energía impulsadas por carbón.

Aunque estos números son considerables, es probable que sean datos conservadores. De acuerdo con estudios recientes publicados en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, también podría estar expuesto a la contaminación atmosférica de partículas finas mientras limpia su casa.4

Utilizar soluciones químicas de limpieza cada semana, es como fumar diariamente un paquete de cigarrillos

Antes de que los productos de jabón actuales se vendieran a mediados del siglo XX, la mayoría de las personas utilizaba agua y vinagre blanco para cubrir sus necesidades de limpieza doméstica.

En los últimos 50 años, la cantidad de jabones, detergentes y soluciones de limpieza ha aumentado a un ritmo vertiginoso, a medida que los fabricantes intentan satisfacer las demandas de los consumidores, quienes buscan una solución rápida y fragante al problema de la suciedad.5

Sin embargo, las investigaciones recientes6 de la Universidad de Bergen, en Noruega, demuestran que las personas que utilizan productos químicos limpiadores en el hogar no más de una vez por semana experimentan un rápido deterioro en su función pulmonar. Utilizar productos de limpieza una vez por semana, durante 20 años, podría ser el equivalente a fumar 20 cigarrillos por día durante 10 a 20 años.7,8

Se analizaron los datos de 6 000 participantes, quienes tenían una edad promedio de 34 años cuando se registraron en la Encuesta de Salud de la Comunidad Europea de Enfermedades Respiratorias.

Con la ayuda de datos recolectados a lo largo de 20 años, los investigadores encontraron que las mujeres que utilizaron soluciones de limpieza comerciales experimentaron un deterioro más rápido en su función pulmonar, medido a través del esfuerzo en el volumen respiratorio y capacidad vital, en comparación con quienes no las utilizaron o las emplearon en raras ocasiones.

Los productos de limpieza ocasionan graves consecuencias en la función pulmonar

Inicialmente, los autores se sorprendieron por los resultados. La autora principal, Cecile Svanes, Ph.D., profesora en el Centro de Salud Internacional de la Universidad de Bergen, indicó que:9

"Sin embargo, si lo analiza bien, después de todo, tal vez no le sorprenda tanto la posibilidad de inhalar pequeñas partículas de agentes para limpieza que son útiles para limpiar el piso y no para sus pulmones. Aunque cada vez están mejor documentados los efectos de los productos químicos de limpieza en el asma a corto plazo, no conocemos su impacto a largo plazo.

Temíamos que tales sustancias químicas, al producir un daño ligero y constante en las vías respiratorias todos los días, año tras año, pudieran acelerar la tasa de deterioro de la función pulmonar que ocurre con el envejecimiento.

El mensaje principal de este estudio es que, muy probablemente, a la larga, los productos químicos de limpieza dañaran considerablemente los pulmones. Por lo general, estos productos químicos son innecesarios; ya que para la mayoría de estos propósitos es más que suficiente con utilizar trapos de microfibra y agua".

Los autores suponen que el deterioro en la función pulmonar podría atribuirse a la irritación en el revestimiento de las membranas mucosas pulmonares, producida por la mayoría de los químicos. Con el tiempo, esto podría originar cambios persistentes, así como una alteración en las vías respiratorias.

Los datos fueron ajustados en función de las variables que posiblemente influían en los resultados, incluyendo el índice de masa corporal, educación y antecedentes de tabaquismo.10 Los investigadores reconocieron que el estudio incluyó a muy pocas personas que no hacían limpieza, pero creen que los resultados del análisis de datos están bien sustentados.

¿Qué son los VOCs?

Los VOCs son una clase de sustancias químicas comunes en la mayoría de productos de limpieza. Conforme se utilizan estos productos químicos, se evaporan en el aire. De hecho, en algunos casos, incluso podrían evaporarse durante su almacenamiento.

El olor que percibe mientras camina por el pasillo de limpieza de algún supermercado local son los VOCs que se evaporan de las botellas bien cerradas. Algunos ejemplos de estos son el benceno, formaldehído y acetona.11

Asimismo, los VOCs se encuentran presentes en productos para hacer el mantenimiento del hogar, tales como pinturas y removedores de pintura, pesticidas, barnices y pegamentos.

El formaldehído, un VOC que se encuentra en productos de compuestos de madera, materiales de construcción y productos para el hogar, es un gas incoloro a temperatura ambiente y tiene un olor fuerte. Si bien, es un conocido agente cancerígeno,12 prohibido en Japón y Suecia, e importado en Europa, no tiene restricciones de uso en los Estados Unidos.13

El formaldehído, o productos que liberan formaldehído, podrían encontrarse bajo una serie de nombres diferentes en las etiquetas de productos.14 Desafortunadamente, muchos otros productos también podrían contener formaldehído, tales como lociones, champús, cosméticos e inclusive pasta dental.

Las etiquetas de productos rara vez o nunca tendrán enlistada la palabra formaldehído, sino más bien aparecerá un sinónimo o químico emisor de formaldehído. Algunas de estas denominaciones incluyen a la formalina, metanal, quaternium 15, óxido de metileno y aldehído fórmico.15

A largo plazo, la exposición a VOCs a través de productos domésticos comunes se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer en animales,16 e identificado como una parte significativa de la contaminación del aire en espacios cerrados.

A corto plazo, los compuestos orgánicos volátiles (VOCs) se han relacionado con la irritación en ojos, nariz y garganta, así como también con la dificultad para respirar, cefaleas y fatiga. Además, en concentraciones más elevadas podrían irritar los pulmones y causar daño hepático, renal o en el sistema nervioso central.17

Los efectos sobre la salud relacionados con los VOCs dependen de la concentración de las sustancias químicas presentes en el aire, así como la duración de la exposición.

Por lo tanto, no es tan sorprendente que los estudios que han analizado estos efectos a lo largo de 20 años hayan encontrado que han causado daño en el tejido pulmonar, así como un deterioro en la función pulmonar en las personas que se expusieron a productos químicos de limpieza cada semana.

Los productos personales emiten tanta contaminación en el aire como los automóviles, sin embargo aún no están regulados

En otro estudio reciente,18,19 los investigadores analizaron los productos de consumo que contienen compuestos refinados provenientes del petróleo. Curiosamente, a pesar de saber que muchos de estos son cancerígenos, en realidad, están diseñados de tal manera que podrían emitir VOCs en el aire conforme se evaporan.

Una vez que estos productos químicos se escapan de los hogares, reaccionan con los óxidos de nitrógeno y el calor, lo que ocasiona que se transformen en ozono, y cuando son expuestos a la luz solar, se convierten en partículas finas.

En una evaluación reciente sobre la calidad del aire en el área de Los Ángeles, los investigadores encontraron que, en realidad, la cantidad de VOCs emitidos por los productos de consumo e industriales era dos o tres veces más alta de lo que se había estimado anteriormente.20,21

Además, el equipo de investigación descubrió que los niveles de etanol y acetona eran más elevados de lo esperado, dos sustancias químicas que se encuentran en los productos para el cuidado personal y no en las emisiones de automóviles.

Si bien, la lista de VOCs es excesivamente larga, Jessica Gilman, miembro del equipo de estudio e investigadora de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), señala que la forma más fácil de identificar los productos que contienen VOCs es al buscar la palabra "fragancia" en la etiqueta, ya que, simplemente, podrían enlistarse hasta 2 000 diferentes VOCs como fragancia.22

Dos de las más populares son el limoneno y el beta-pineno, que se utilizan frecuentemente en productos de limpieza y aromatizantes, ya que tienen olor a limón y pino.

El estudio se inspiró en las mediciones anteriores realizadas en Los Ángeles, las cuales demostraban que había concentraciones de VOCs más elevadas de lo que podría predecirse al quemar solo combustibles fósiles.23 Las estimaciones anteriores de la EPA indicaron que el 75 % de las emisiones de VOCs provinieron de vehículos, pero el nuevo estudio sitúa este desglose más cerca de un 50 %.

Los descubrimientos indican que posiblemente tengamos que adoptar nuevos modelos de calidad del aire para disminuir este creciente patrón de emisión de los productos de consumo.24

Es importante abordar la contaminación en espacios cerrados, tanto para la salud personal como ambiental

El autor principal del estudio, Brian McDonald, de la Universidad de Colorado, en Boulder, y NOAA, comentaron sobre los resultados, al indicar que:25 "Con el tiempo, el sector de transporte se ha vuelto más limpio en lo que respecta a las emisiones de contaminantes atmosféricos. Y a medida que estas emisiones han disminuido, las fuentes de contaminación del aire se han vuelto más diversas".

Asimismo, estos descubrimientos resaltan la necesidad de abordar la calidad del aire en espacios cerrados, ya que por lo regular, los niveles de VOCs son siete veces más elevados en el aire al interior que al aire libre.26

Al final de este artículo, se enlista una serie de estrategias útiles para mejorar la calidad del aire en ambientes cerrados. Sin embargo, una clave es evitar llevar productos químicos tóxicos al hogar, y los productos de limpieza representan una fuente significativa. Tener plantas que absorban VOCs en el hogar también podría ser una forma sencilla pero estratégica de disminuir los riesgos para la salud.

Una investigación reciente27 dirigida por el profesor de química, Vadoud Niri, en la Universidad Estatal de Nueva York, en Oswego, ha confirmado las cualidades de diversas plantas para filtrar el aire. Por ejemplo, la planta de Jade se encuentra entre las más eficaces para absorber el VOC tolueno, que se encuentra presente en muchos tipos de pintura y lacas.

La regulación de la calidad del aire podría estar en riesgo

Según este estudio, los productos industriales que emiten la mayor cantidad de VOCs son los pesticidas, tintas para impresión, productos de limpieza y adhesivos.28 En el caso de los pesticidas, no sólo emiten VOCs, sino también óxidos de nitrógeno, con los que los primeros reaccionan para producir ozono.

Los autores comentaron que si el producto tiene algún olor, probablemente esta característica adicional emita VOCs. Brent Stephens, experto en la calidad del aire en espacios cerrados, del Instituto de Tecnología de Illinois, comentó sobre el estudio a través de un correo electrónico para el Washington Post, al indicar que:29

"Estos resultados tienen importantes implicaciones sobre cómo y qué emisiones regulamos. Tradicionalmente nos hemos centrado en el transporte y las emisiones industriales al aire libre.

Ahora, [los productos químicos volátiles] son ​​fuentes de emisión relativamente más significativas, y provienen de fuentes en ambientes cerrados y externos (y algunas principalmente en interiores), aunque no regulamos la gran mayoría de las fuentes en espacios cerrados.

Por lo regular, pensamos en la contaminación del aire en el exterior como un problema al aire libre, pero este estudio demuestra que la situación (en términos cuantitativos) es más complicada que eso".

Desafortunadamente, los recortes en el presupuesto de la Agencia de Protección Ambiental podrían tener un impacto significativo en la regulación de la calidad en el aire de espacios cerrados y externos en los próximos años.

Si bien, la agencia estudia la calidad del aire y la química atmosférica, hasta la fecha las regulaciones han sido laxas. Los recortes presupuestarios adicionales solo debilitan aún más el propósito declarado por la agencia: "Proteger la salud humana y del medio ambiente".30

Los efectos de estos productos de limpieza en la salud a corto plazo podrían ser inmediatos y muy evidentes

Si bien, el estudio presentado evaluó los efectos de las soluciones de limpieza durante más de 20 años, podría padecer consecuencias más inmediatas en su salud cuando utiliza estas soluciones químicas.

Un estudio publicado en BMJ que evaluó la exposición a productos de limpieza frente a los efectos respiratorios a corto plazo en mujeres que padecían asma, encontró que utilizar productos específicos en el trabajo exacerbaba la enfermedad de las participantes.31

Durante 15 días se recolectaron datos de 21 mujeres, incluidos síntomas que ellas mismas informaron, el uso de productos de limpieza y función pulmonar, fueron medidos tres veces al día por medio de un espirómetro manual.

Con los medicamentos que existen actualmente, a menudo, pueden controlarse los síntomas del asma. Sin embargo, si se tiene una exposición crónica, los irritantes agravan los síntomas del asma, lo que eleva el riesgo de presentar efectos relacionados con esta enfermedad a largo plazo, incluyendo a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, infecciones pulmonares y tejido cicatricial pulmonar.32

Los productos químicos de limpieza y sus vapores también están relacionados con síntomas en la piel, tales como enrojecimiento, picazón y cáncer de piel. Exponerse a largo plazo podría ocasionar daño en el sistema nervioso, menor conteo de espermatozoides en hombres, así como menstruación irregular o abortos involuntarios en mujeres.33

Los productos de limpieza más peligrosos son los limpiadores corrosivos para caño, para el horno y ácidos para WC.34

Los productos químicos corrosivos podrían causar quemaduras graves, mientras que, el blanqueador con cloro y los productos con amoníaco emiten vapores que irritan los ojos, garganta y pulmones.

Además, el cloro y amoníaco representan una amenaza adicional, ya que reaccionan con otros productos químicos y producen vapores dañinos. Las fragancias que se encuentran añadidas en muchas soluciones de limpieza también podrían irritar el sistema respiratorio y causar cefaleas.

Probablemente en su hogar ya tenga soluciones de limpieza eficaces que no son tóxicas

Una de las principales razones para limpiar su hogar de forma regular es para eliminar muchos de los químicos tóxicos que se acumulan en el polvo. Un hogar limpio y ordenado es un santuario del mundo exterior, pero si utiliza guantes de hule y rocía químicos limpiadores agresivos, perjudicará su salud y la de sus seres queridos.

La buena noticia es que, realmente, no necesita productos químicos limpiadores para mantener su hogar limpio y reluciente. Los productos naturales que podría utilizar para limpiar su hogar de arriba para abajo incluyen al bicarbonato de sodio, vinagre blanco, limones, jabón de castilla y aceite de coco.

Si les agrega aceites esenciales podría ayudar a potenciar su poder de limpieza y también proporcionar un aroma fresco, sin poner en riesgo su salud. Conozca algunas de mis soluciones de limpieza favoritas y caseras en mi artículo anterior, "Mantenga su casa limpia con productos que no son tóxicos".

Estrategias para mejorar la calidad del aire en espacios cerrados

La mayoría de las personas, independientemente de dónde vivan, podrían beneficiarse al abordar la calidad del aire en ambientes cerrados. Si lo ha pospuesto mucho, revise la lista de las siguientes medidas propuestas y comprométase a implementar una o más de ellas.

Si es necesario, planifíquelo en su calendario para que lo recuerde. No solo reduce su riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, sino que las investigaciones demuestran que mejorar la calidad del aire también beneficia a la salud mental ya que disminuye el estrés psicológico.35

La mayoría de estas estrategias son muy económicas a corto plazo, y podrían ayudar a disminuir significativamente el gasto por servicios de atención médica a largo plazo.

Utilice un purificador de aire de alta calidad

No todos los filtros son igual de eficaces para eliminar los contaminantes de su hogar y ningún filtro es capaz eliminar todos los contaminantes. Consulte este artículo y descubra los diferentes tipos de filtros de aire que pueden serle de utilidad conforme a sus necesidades.

En general, la oxidación fotocatalítica (PCO por sus siglas en inglés) es una de las mejores tecnologías disponibles. En lugar de filtrar el aire, el PCO lo limpia con luz ultravioleta. A diferencia de los filtros, los cuales simplemente atrapan los contaminantes, el PCO los transforma en sustancias no tóxicas. Además de su uso doméstico, puede llevar consigo los purificadores de aire personales a su trabajo o de vacaciones.

Instale un filtro de agua

El cloro se disemina en el aire mientras se ducha, y en conjunto con los altos niveles de humedad en el baño, esto puede aumentar la cantidad de cloro que inhala. Adquiera un filtro conforme a la norma 177 de NSF/ANSI: Sistemas De Filtración Para Duchas Con Efectos Estéticos. Estos filtros son probados por una entidad ajena con el fin de eliminar el cloro de manera efectiva.36,37

Coloque plantas que purifiquen el aire

Los científicos de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), la Universidad de Georgia y la Universidad Estatal de Pensilvania han demostrado que las plantas en macetas dentro de su hogar pueden mejorar la calidad del aire.38

Las plantas eliminan los contaminantes al absorberlos a través de sus hojas y raíces, de manera similar, limpian el aire exterior de aquellos contaminantes generados por las fábricas, automóviles y sistemas de calefacción.

Las 10 mejores plantas para mejorar la calidad del aire son39 el aloe, hiedra inglesa, árbol de caucho, lirio de la paz, planta de serpiente, palma areca, filodendro, planta araña, dracaena reflexa y pothos.

Abra sus ventanas

Una de las formas más sencillas de reducir los contaminantes en su residencia es abriendo las ventanas. Abrir las ventanas por completo producirá una ventilación cruzada. Hoy en día, la mayoría de las casas son de bajo consumo y tienen pocas fugas, por ello, abrir una ventana 15 minutos al día puede mejorar la calidad del aire de su hogar.

Quítese los zapatos

Quitarse los zapatos en la puerta, ayudará a evitar que el remante de polvo y partículas tóxicas entren en su hogar.

Deshágase de los productos de limpieza agresivos y aromatizantes para el hogar

La mayoría de los productos de limpieza contienen sustancias químicas que contribuyen a la mala calidad del aire en espacios cerrados. Esto mismo ocurre con los aromatizantes y las velas perfumadas.

Los estudios han relacionado el uso semanal de productos de limpieza, con un riesgo mayor de enfermedad pulmonar progresiva40 el cual oscila entre el 24 % y el 32 %. Afortunadamente, existen muchas opciones seguras y efectivas. Por ejemplo, jabón y agua, o vinagre y bicarbonato de sodio, pueden servir como alternativas de bajo costo.

Las estrategias descritas en mi artículo anterior, "¿Los Productos de Limpieza para el Hogar Nos Están Matando?" lo podrán ayudar a reducir su carga tóxica. Pruebe algunas de estas sugerencias para limpiar su hogar con productos simples que quizás ya tiene.

  • Bórax: esta es una forma de bicarbonato de sodio la cual actúa como un blanqueador y aumentará su propiedad detergente. Conforme al tamaño de la carga de ropa, añada entre ¼ y una taza entera.
  • Vinagre: Este líquido común es un ácido débil y una sustancia limpiadora natural que también funciona como desodorizante. Agregue a su ropa con detergente ¼ o ½ taza y lave como siempre. No mezcle el bórax con vinagre en la misma carga de ropa, ya que entre sí se neutralizan. Además, el vinagre es un buen limpiador multiusos para su cocina y baño, de igual forma, es ideal para limpiar espejos y ventanas.
  • Polvo abrasivo casero: Haga que su propio polvo abrasivo sea seguro para limpiar los residuos de jabón en el baño al mezclar 2 partes de bicarbonato de sodio con 1 parte de bórax y sal respectivamente.

Evite los polvos

Los polvos – ya sean exfoliantes, talco u otros de cuidado personal – pueden ser peligrosos ya que después de utilizarlos, se disipan y permanecen en el aire. Diversos polvos son alérgenos por su diminuto tamaño y pueden causar problemas respiratorios.

Ventile la ropa lavada en seco

Tras llevar a casa la ropa lavada en seco, evite colgarla en su armario. En cambio, cuélguela al aire libre durante 1 día entero o 2 si es posible. Mejor aún, busque una tintorería ecológica en su ciudad que utilice algunas de las tecnologías de limpieza en seco más recientes, como el CO2 líquido.

Dé mantenimiento periódico a los aparatos de combustión

Un horno, calentador, caldera, descalcificador, un calentador o estufa de gas natural y otros aparatos de combustible pueden derramar dióxido de carbono o dióxido de nitrógeno. Dé mantenimiento a sus electrodomésticos conforme a las recomendaciones del fabricante con el fin de reducir la posible contaminación del aire en su hogar.

Es posible que también necesite sustituir los filtros de su horno. Hoy en día, existen filtros más avanzados que pueden atrapar un mayor número de partículas.

Limpie regularmente el aire acondicionado

Su aire acondicionado puede albergar peligrosas bacterias. En diversas ocasiones, los brotes de la enfermedad del legionario se derivaron de unidades de aire acondicionado contaminadas. La mayoría de las personas ignoran que un aire acondicionado sin mantenimiento, podría ser tóxico y afectar la salud.

El compresor puede estar fuera de su casa, sin embargo, si se encuentra adentro, con frecuencia los lugares donde se produce la condensación son el ático y el sótano.

La bandeja que se encuentra debajo de la manija está conectada a un tubo de drenaje. La bandeja puede obstruirse con bastante frecuencia, lo que creará un entorno extremadamente proclive para el crecimiento de bacterias nocivas.

Asimismo, el cambio de clima frío a cálido puede hacer que el agua se condense y permanezca allí, lo que la torna en vapor estancado. Incluso puede hacer que las piezas de metal acumulen placa, que indica la acumulación de una bacteria potencialmente mortal.

Considere la posibilidad de adquirir un ventilador de recuperación de calor (HRV por sus siglas en inglés)

Hoy en día la mayoría de las casas son más herméticas, por lo tanto, son más eficientes en términos de energía y el intercambio de aire exterior e interior es más difícil. En la actualidad, algunas constructoras están instalando sistemas HRV con el fin de ayudar a prevenir tanto la condensación como el crecimiento del moho y mejorar la calidad del aire en espacios cerrados.41

Si la instalación de un HRV se sale de su presupuesto, abra las ventanas y prenda los extractores del baño y cocina con el fin de ventilar el aire interior hacia el exterior. Hacer esto todos los días de 15 a 20 minutos, será más que suficiente, además, debe hacerlo durante el verano y el invierno cuando la temperatura a la intemperie sea semejante a la temperatura de su hogar.

Utilice un deshumidificador en lugares húmedos

El moho crece en ambientes mojados y húmedos. Use un deshumidificador y un acondicionador de aire con el fin de mantener la humedad de cualquier habitación por debajo del 50 %. De igual forma, limpie ambas unidades regularmente.

Nunca fume en espacios cerrados

Pídales a aquellos que fumen que lo hagan afuera. El humo de segunda mano proveniente de cigarros, pipas y puros contiene más de 200 sustancias químicas cancerígenas que ponen en peligro su salud. Esto mismo aplica para los cigarros electrónicos y dispositivos con vapor.

Compruebe que su casa no tenga radón

El radón es un gas incoloro e inodoro relacionado con el cáncer de pulmón. Puede quedar atrapado debajo de su casa durante su construcción y con el tiempo, puede filtrarse en su sistema de aire. Los equipos de prueba para detectar radón, son una forma rápida y económica de determinar si su hogar lo contiene.

Invierta en una aspiradora con filtro HEPA

Las aspiradoras estándar con o sin bolsa, son las principales contribuyentes a la mala calidad del aire en espacios cerrados. Por lo general, una aspiradora normal tiene una tolerancia aproximada de 20 micrones. Esto es muy poco y muchas partículas microscópicas circulan en la aspiradora sin ser captadas.

Tenga cuidado con las imitaciones más baratas que dicen tener filtros "similares a los HEPA" – adquiera las versiones auténticas. Los filtros HEPA son sumamente eficaces, pues son capaces de recoger partículas diminutas, sin embargo, aunque se trate de un filtro HEPA, algunos no son suficientes.

Lo anterior incluye a los COVs. Por lo general, para filtrar dichos compuestos, se recomiendan los filtros de carbón activado.42

Evite almacenar productos químicos en interiores

Evite almacenar pinturas, adhesivos, solventes y otros productos químicos nocivos en su hogar. Si los necesita, almacénelos en una cochera o cobertizo aislado.

Emplee utensilios de cocina atóxicos

Evite el uso de utensilios de cocina con revestimiento antiadherente, pues estas ollas y sartenes pueden liberar toxinas en el aire al calentarse.

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario