Caminar mientras cuenta hacia atrás podría ayudar a diagnosticar la demencia

hidrocefalia idiopática de presión normal

Historia en Breve -

  • La hidrocefalia idiopática de presión normal (iNPH, por sus siglas en inglés) es un trastorno neurológico causado por un exceso de líquido cerebral que provoca dificultades para caminar, incontinencia urinaria y demencia
  • Frecuentemente, la iNPH no se diagnostica o, debido a que los síntomas se asemejan a otras enfermedades neurológicas, podría diagnosticarse erróneamente, a menudo como una parálisis supranuclear progresiva (PSP, por sus siglas en inglés), que es otra forma de demencia
  • En comparación con las personas con iNPH, los pacientes que padecen PSP caminaban más lento y en general tenían más dificultades para poder caminar cuando lo hacían con una bandeja o contaban hacia atrás
  • Una simple prueba de caminata podría diagnosticar con precisión la iNPH el 97 % de las veces

Por el Dr. Mercola

Aproximadamente el 0.2 % de las personas a los 70 años de edad, y cerca del 6 % de los que se encuentran alrededor de los 80, padecen hidrocefalia idiopática de presión normal (iNPH),1 un trastorno neurológico causado por un exceso de líquido cerebral que provoca alteraciones en la forma de caminar, incontinencia urinaria y demencia.

Cuando la iNPH es identificada en sus primeras etapas, podría ser tratable y, con frecuencia, hasta podría revertirse.

Por desgracia, a menudo no se diagnostica o, debido a que los síntomas se asemejan a otras enfermedades neurológicas podría diagnosticarse de forma errónea, frecuentemente, como parálisis supranuclear progresiva o PSP, una forma de demencia causada por daño en las células nerviosas que, hoy en día, no tiene cura.

"Hasta el momento, el diagnóstico de iNPH es difícil porque sus síntomas son similares a los de otras enfermedades neurocognitivas.

Para distinguir la diferencia, se requieren excelentes habilidades clínicas y modalidades de diagnóstico/imagenología", escribieron los investigadores para Gerontology and Geriátric Medicine,2 pero una nueva investigación sugiere que hacer una simple prueba de caminata podría diagnosticar con precisión la iNPH el 97 % de las veces.

La prueba de caminata podría diagnosticar con precisión la iNPH

Monitorear la habilidad de caminar de una persona mientras hace otra cosa, es decir, contar hacia atrás o llevar una bandeja, podría ser la clave para diagnosticar la iNPH y distinguirla de PSP.

Los investigadores de la Universidad Ludwig Maximilian de Munich, en Alemania, monitorearon a 27 personas con iNPH, 38 personas con PSP y 38 voluntarios sanos, al comparar su forma de caminar en diferentes escenarios de prueba.

A los voluntarios del estudio se les solicitó que caminaran a la velocidad que prefirieran, a una velocidad lenta y una velocidad rápida, así como mientras contaban hacia atrás o cargaban una bandeja. Entre los pacientes con PSP e iNPH se identificaron diferencias notables, quienes demostraron tener más dificultades para caminar que los voluntarios sanos. De acuerdo con CNN:3

"Por lo general, los pacientes con PSP son propensos a hacer las piernas hacia adelante mientras caminan, y cuando se giran lo hacen de forma abrupta e incontrolable. Por el contrario, en el caso de los pacientes con iNPH parece como si sus pies estuvieran pegados al suelo, y algunos balancean sus brazos de forma exagerada.

Los pacientes con PSP caen con mayor frecuencia que los que padecen iNPH, pero en ambos trastornos, se cree que tocar el piso está relacionado con alteraciones motoras y cognitivas".

Sin embargo, las diferencias más notables se observaron durante las pruebas con doble tarea, en las que se les solicitó a los voluntarios que caminaran mientras hacían otra cosa al mismo tiempo.

Esto resultó ser más desafiante para los pacientes con PSP, en comparación con los pacientes que padecían iNPH. De hecho, cuando los pacientes con PSP caminaron mientras contaban hacia atrás, su ritmo se redujo en un 34 %, en comparación con el 17 % que presentaron los pacientes con iNPH.

De manera similar, en comparación con los pacientes que padecían iNPH, los pacientes con PSP caminaban más despacio y tenían más dificultades para poder caminar en general cuando lo hacían con una bandeja.

Al evaluar la forma de caminar de los pacientes, los investigadores pudieron diagnosticar con precisión a los pacientes con PSP o iNPH el 82 % de las veces, pero esto se incrementó hasta el 97 % cuando se consideraron sus puntajes en la prueba de caminata con doble tarea.

La Dra. Charlotte Selge, autora del estudio, dijo para Daily Mail: "Las personas con PSP parecen ser más sensibles a estas pruebas de caminata con doble tarea que las personas con iNPH... Nuestros hallazgos sugieren que incluir estas pruebas con doble tarea podría ser una forma económica y efectiva de mejorar el diagnóstico de iNPH".4

Al tener un mejor diagnóstico, existe una mayor posibilidad de revertir la enfermedad, ya que el tratamiento--implantación quirúrgica de una derivación (o válvula) ventrículo-peritoneal (VP)5--funciona mejor cuando se hace de forma temprana.

Esta cirugía, que funciona al desviar el líquido cefalorraquídeo, ha sido considerada como una medida exitosa para revertir los síntomas de iNPH en más del 80 % de los pacientes,6 mientras que, otra investigación la describió como un tratamiento médico eficaz y económico que podría agregar 2.2 años adicionales de vida y 1.7 años años en función de calidad de vida en un hombre de 70 años.7

Por otro lado, la Asociación del Alzheimer proporcionó un informe mucho menos favorable sobre la cirugía de derivación para iNPH, al indicar que:8

"La efectividad de la derivación en iNPH nunca se ha demostrado en un ensayo clínico aleatorizado. La mayoría de estos estudios fueron pequeños y monitorearon a personas durante un período de tiempo limitado.

Los datos disponibles sugieren que la dificultad para caminar es el síntoma con mayor probabilidad de mejorar. Varios estudios encontraron una tasa significativa de complicaciones posquirúrgicas. Además, los resultados demostraron que los beneficios a corto plazo de la inserción de esta derivación tendían a disminuir con el tiempo".

Señales de alerta temprana de demencia

A muchas personas les preocupa que sus lapsos de olvido sean lapsos normales de memoria o un signo de algo más serio.

La alteración de la memoria es una característica distintiva de la enfermedad de Alzheimer, la forma más común de demencia, y no se observa con tanta frecuencia en iNPH, la cual está más relacionada con el lóbulo frontal de ejecución y déficits de atención.9 Sin embargo, no todos los lapsos de la memoria son motivo de alarma.

Si los cambios en su memoria o capacidad de razonamiento son tan graves como para que puedan percibirlos sus amigos y familiares, podría tener un deterioro cognitivo leve (MCI, por sus siglas en inglés).

El MCI es una leve disminución de las capacidades cognitivas, que aumenta el riesgo de desarrollar demencia más grave, incluyendo a la enfermedad de Alzheimer. Si estos cambios mentales son tan significativos que interfieren con su capacidad para funcionar o vivir de forma independiente, podría tratarse de demencia. Algunas señales de alerta de MCI o demencia son:

Dificultad para realizar tareas diarias, tales como pagar cuentas o cuidar su higiene personal

Hacer la misma pregunta una y otra vez

Dificultad para tomar decisiones

Mala capacidad de razonamiento o comportamientos sociales inapropiados

Cambios en la personalidad o pérdida de interés en las actividades favoritas

Lapsos de memoria que ponen a las personas en peligro, como dejar la estufa encendida

Incapacidad para reconocer rostros u objetos familiares

Negar un problema de memoria e irritarse cuando es mencionado por otras personas

Si bien, aproximadamente el 6 % de los adultos de 80 años padecen iNPH, el Alzheimer afecta al 10 % de las personas mayores de 65 años.10 La Asociación del Alzheimer agrupó estas diferencias entre los síntomas de demencia, incluyendo al Alzheimer, y los típicos cambios relacionados con el envejecimiento:11

Signos de Alzheimer/demencia Cambios típicos relacionados con la edad

Tener una mala capacidad de razonamiento y en la toma dedecisiones

Tomar malas decisiones de forma ocasional

Ser incapaz de administrar un presupuesto

Olvidar hacer un pago mensual

Olvidarse de la fecha o temporada del año

Olvidar qué día es y recordarlo después

Tener dificultad para seguir una conversación

Olvidar qué palabra usar algunas veces

Extraviar cosas y tener la incapacidad de hacer unarecapitulación para encontrarlas

Perder cosas de vez en cuando

Causas de la demencia

Usualmente, la acumulación de líquido relacionada con iNPH ocurre por razones desconocidas. Además, por lo general, la causa de la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia son desconocidas, aunque se estima que la genética representa aproximadamente el 5 % de los casos de la enfermedad de Alzheimer.12

En realidad, hay docenas de diferentes factores que también están involucrados; la genética solo es una pequeña pieza de ese rompecabezas.

Por ejemplo, la investigación presentada en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer (AAIC, por sus siglas en inglés) del 2014, reveló que los pacientes con Alzheimer y TDP-43, una proteína infecciosa, tenían 10 veces más probabilidades de haber sufrido un deterioro cognitivo al morir, en comparación con los que no estaban en esa situación.13

Cada vez más investigaciones también sugieren que la enfermedad de Alzheimer está intrincadamente relacionada con la resistencia a la insulina; incluso un ligero incremento en los niveles de azúcar en la sangre está relacionado con un mayor riesgo de demencia.14

La diabetes y las enfermedades cardíacas también elevan el riesgo, ya que estos tres padecimientos son causados por la resistencia a la insulina. Incluso, el endurecimiento arterial (aterosclerosis) está relacionado con la acumulación de placa beta-amiloide en el cerebro.15

Como tal, de acuerdo con el Dr. David Perlmutter, neurólogo certificado y autor de "The Grain Brain Whole Life Plan: Boost Brain Performance, Lose Weight, and Achieve Optimal Health" (El Plan de Por Vida del Cerebro de Pan: Mejorar la Función Cerebral, Bajar de Peso, y Tener una Salud Óptima), su alimentación--por mucho--es el factor de riesgo más significativo.

Para prevenir la enfermedad de Alzheimer necesita enfocarse en llevar una alimentación que estimule a su cuerpo y cerebro con grasas saludables, no carbohidratos netos (carbohidratos totales sin fibra), es decir, una dieta cetogénica.

Dicho lo anterior, es un tema complejo y el protocolo ReCODE del Dr. Dale Bredesen evalúa 150 factores, incluyendo la bioquímica, genética e historial de imaginología, que se sabe, contribuyen a la enfermedad de Alzheimer.

Él considera que existen subtipos de enfermedades o combinaciones de subtipos que establecen qué protocolo de tratamiento es el mejor. Por ejemplo, Bredesen afirma que la enfermedad de Alzheimer tipo 1 es "inflamatoria" o "caliente", y que los pacientes manifiestan síntomas predominantemente inflamatorios.

El tipo 2 es atrófico o "frío", y los pacientes manifiestan una respuesta atrófica. En el tipo 3, o Alzheimer tóxico "vil", los pacientes tienen exposiciones tóxicas. También, existe un tipo mixto, tipo 1.5, que se conoce como "dulce" y es un subtipo que involucra procesos de inflamación y atrofia, debido a la resistencia a la insulina e inflamación inducida por la glucosa.

Para determinar el porcentaje para cada subtipo se utiliza un algoritmo, en función de las variables evaluadas, y se crea un protocolo de tratamiento personalizado. Por ejemplo, si tiene resistencia a la insulina, debe mejorar su sensibilidad a la insulina.

Si tiene inflamación, entonces debe esforzarse por eliminar la fuente del efecto proinflamatorio. A menudo, tendrá que eliminar las toxinas y/o atender la enfermedad del intestino permeable o un microbioma intestinal subóptimo.

Curiosamente, también se enfocan en el microbioma rinosinal; es decir, los microbios que residen en la nariz y los senos paranasales. De igual manera, restaurar la función mitocondrial es una piedra angular para tener un tratamiento exitoso contra la enfermedad de Alzheimer, y una de las formas más poderosas para optimizar la función mitocondrial es implementar una cetosis cíclica.

Pruebas de detección para evaluar su riesgo de Alzheimer

La investigación de la enfermedad de Alzheimer sugiere que los signos preclínicos de este padecimiento podrían ser evidentes hasta 20 años antes de que la enfermedad se manifieste realmente, lo que podría permitir hacer una intervención mucho más temprana si se identifican estos cambios.16

Sin embargo, por lo regular, en el momento en que su memoria comienza a deteriorarse notablemente, alrededor del 40 al 50 % de las células cerebrales ya se han dañado o destruido.

De la misma forma en que la prueba simple de caminata tiene el potencial de identificar la iNPH en sus etapas iniciales, también es posible medir su riesgo de Alzheimer, para poder tomar medidas tempranas.

Bredesen recomienda las siguientes pruebas de detección de Alzheimer para poder evaluar su riesgo y, posteriormente, implementar un programa apropiado para prevenirlo o, si ya es sintomático, entonces revertirlo:

Prueba Rango recomendado

Ferritina

40 a 60 ng/mL

Gama-glutamiltransferasa
(GGT)

Menos de 16 U/L para hombres, y menos de 9 U/L para mujeres

25-hidroxi vitamina D

40 a 60 ng/mL. Aquí puede acceder a la prueba.

Proteína C reactiva (CPR, por sus siglas en inglés) de alta sensibilidad

Menos de 0.9 mg/L (Cuanta menor sea la cantidad, será mejor)

Insulina en ayunas

Menos de 4.5 uIU/ml (cuanto menor sea la cantidad, será mejor)

Índice de grasas omega-3 y proporción grasas omega 6:3

El índice de grasas omega-3 debe ser superior al 8 % y su proporción de grasas omega 6:3 debe situarse entre 0.5 y 3.0. Aquí puede acceder a la prueba de índice de grasas omega-3.

Factor de necrosis tumoral alfa (TNFα)

Inferior a 6.0

Hormonas estimulantes de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés)

Menos de 2.0 microunidades/mL

T3 libre

3.2 a 4.2 pg/mL

T3 inversa

Menos de 20 ng/mL

T4 libre

1.3 a 1.8 ng/mL

Proporción sérica de cobre y zinc

0.8 a 1.2

Selenio en suero

110 a 150 ng/mL

Glutatión

5.0 a 5.5 μm

Vitamina E (alfa tocoferol)

12 a 20 mcg/mL

Índice de masa corporal (que puede calcular usted mismo)

18 a 25

ApoE4 (prueba de ADN)

Vea cuántos alelos tiene: 0, 1 o 2

Vitamina B12

500 a 1500

Hemoglobina A1c

Menos de 5.5 (entre menos, mejor)

Homocisteína

4.4 a 10.8 mcmol/L

Nuevos métodos para ayudar a diagnosticar la demencia

Un juego para el celular llamado Sea Hero Quest, y su secuela de realidad virtual, podrían ser de utilidad en la búsqueda de un método confiable de diagnóstico temprano para la enfermedad de Alzheimer.

Este juego monitorea las habilidades de navegación espacial de los jugadores, que se encuentran entre los primeros conjuntos de habilidades perdidas en los casos de demencia.

Los neurocientíficos esperan utilizar los datos recopilados de cientos de miles de jugadores para identificar un rango normal de habilidades de navegación y, en última instancia, desarrollar directrices para identificar la demencia en sus etapas iniciales.17

Los análisis sanguíneos, que miden las proteínas cerebrales (proteínas lisosómicas), también podrían ayudar a predecir la enfermedad de Alzheimer hasta 10 años antes de que se desarrolle este padecimiento.

Otras pruebas de detección de biomarcadores podrían predecir la enfermedad dentro de un período de tiempo de dos a tres años con más de un 90 % de precisión; los escaneos PET y las pruebas de retina también proporcionan la esperanza de una detección temprana.

Si desea analizar su propia función cognitiva, podría intentarlo con la prueba de examen gicocognitivo autoadministrado (SAGE, por sus siglas en inglés).

Es una prueba casera de 15 minutos desarrollada por el Dr. Douglas Scharre, de la División de Neurología Cognitiva en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio. Podría descargar la prueba SAGE del sitio web de la universidad.

Según Scharre, esta prueba sencilla se correlaciona muy bien con pruebas cognitivas más exhaustivas y es una excelente opción para obtener una evaluación temprana de su función cognitiva.

Si se toma a intervalos regulares a lo largo del tiempo, también podría servir como una alerta temprana, en caso de que sus puntajes comiencen a disminuir. El único inconveniente es que, no proporciona respuestas a las preguntas, por lo que, para conocer su puntaje, deberá buscar un médico que pueda calificarlo.

Por último, la prueba está diseñada para evaluar su capacidad de razonamiento y ayudar a su médico a saber si se justifica una evaluación posterior. Además de hacer una prevención y detección temprana, también existen interesantes estrategias de tratamiento.

La fotobiomodulación, que involucra estimular al cerebro con la luz del infrarrojo cercano, se encuentra entre ellas y se ha descubierto que estimula la cognición y disminuye los síntomas del Alzheimer, incluyendo a las fases más avanzadas de la enfermedad.

El Dr. Lew Lim ha desarrollado un dispositivo llamado Vielight, que emplea diodos emisores de luz en estas frecuencias. Los pacientes con Alzheimer que utilizan el dispositivo durante 20 minutos por día informan resultados notablemente positivos.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo