Los tumores cerebrales se duplican, alerta oportuna sobre los celulares

Tumores Cerebrales

Historia en Breve -

  • Un estudio reciente reveló un aumento en el glioblastoma multiforme, un tumor cerebral agresivo, en Inglaterra entre 1995 y 2015
  • Durante el período de estudio, las tasas de incidencia se duplicaron con creces al pasar de 2.4 a 5 por cada 100 000 personas, un aumento que según los autores no puede explicarse por un mejoramiento o cambio fortuito en las técnicas de diagnóstico y es "muy probable" que sea provocado por los celulares
  • Dos estudios financiados por el gobierno que fueron realizados por el Programa Nacional de Toxicología (NTP) encontraron "evidencia clara" de que la exposición a la radiación de los celulares produjo tumores cardíacos entre el grupo masculino, junto con "cierta evidencia" de que causó tumores cerebrales en ratas
  • Expertos del Instituto Ramazzini de Italia sostienen que la radiofrecuencia (RF) de los teléfonos celulares probablemente debería clasificarse como un "probable" carcinógeno humano en lugar de un "posible" carcinógeno

Por el Dr. Mercola

Hoy en día, 5 mil millones de personas tienen celulares en todo el mundo, lo que representa aproximadamente dos tercios de las personas del planeta.1 Desde su creación, se han planteado preocupaciones acerca de que mantener estos dispositivos emisores de radiación tan cerca de nuestro cuerpo durante tantas horas al día, podría causar problemas de salud, incluido el cáncer.

Uno de los últimos estudios hasta la fecha se llevó a cabo en Inglaterra e incluye un análisis de más de 79 000 tumores cerebrales malignos, el cual solo se ha sumado a la evidencia cada vez mayor de que los celulares podrían ser carcinogénicos.

El estudio, publicado en el Journal of Environmental and Public Health, reveló un aumento en el glioblastoma multiforme, un tumor cerebral agresivo, en Inglaterra de 1995 a 2015.2 Las tasas de incidencia se duplicaron con creces al pasar de 2.4 a 5 por cada 100 000 personas durante el período de estudio, un aumento que según los autores no podría explicarse totalmente por un mejoramiento o cambio fortuito un la mejora en las técnicas de diagnóstico.

De acuerdo con los investigadores: "el aumento es similar en todos los grupos de edad, lo que sugiere que factores ambientales generalizados o de estilo de vida podrían ser los responsables" y los celulares son los principales culpables.

Otras fuentes de exposición a la radiación, como los rayos X, tomografías y pruebas de bombas atómicas, también se enlistaron como posibles factores causantes, sin embargo, Alasdair Philips, autor principal del estudio y administrador de Children with Cancer UK, dijo para CNN: "...los teléfonos celulares realmente parecen ser la causa más probable”.3

Estudios de $ 25 millones sobre los celulares arrojan evidencia 'clara' de su vínculo con el cáncer

El hallazgo de que los tipos de cáncer de glioblastoma multiforme se han más que duplicado en Inglaterra en las últimas dos décadas--periodo en que el uso de los celulares se ha disparado—trae consigo evidencia que sugiere que la radiación de los celulares podría causar tumores en ratas.

Los hallazgos provienen de dos estudios financiados por el gobierno que fueron realizados por el Programa Nacional de Toxicología (NTP, por sus siglas en inglés), un programa de investigación interintitucional que actualmente está bajo el amparo del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental.4

La investigación que costó $ 25 millones involucró a ratones y ratas, que estuvieron expuestos a la radiación de los celulares por nueve horas al día durante dos años--aproximadamente el promedio de vida de dichos roedores.

Lo más preocupante fue que la mayoría de las ratas macho tenían más probabilidades de desarrollar tumores cardiacos conocidos como schwannomas malignos, que según el New York Times son "similares a los neuromas acústicos, tumores benignos en las personas, los cuales involucran el nervio que conecta la oreja con el cerebro, que algunos estudios han relacionado con el uso de los celulares".5

Al formular sus conclusiones, el NTP utiliza los términos "evidencia clara", "cierta evidencia", "evidencia equívoca" y "sin evidencia".

Encontraron "evidencia clara" de que la exposición a la radiación de los celulares condujo a tumores cardíacos en las ratas macho, junto con "cierta evidencia" de que causó tumores cerebrales en las ratas.6 Además, un comunicado de prensa de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) explicó:7

"Los investigadores también observaron aumentos en un patrón inusual de cardiomiopatía, o daño al tejido cardíaco, en las ratas macho y hembra que estuvieron expuestas...

Los informes también señalan aumentos estadísticamente significativos en el número de ratas y ratones con tumores encontrados en otros órganos a los niveles de exposición estudiados o más, incluidos el cerebro, próstata, glándula pituitaria, glándula suprarrenal, hígado y páncreas".

A pesar de esto, consideraron que los hallazgos eran equívocos, lo que significa que creían que no estaba claro si los aumentos de los tumores se debían a la exposición a la radiación de radiofrecuencia (RFR), y señalaron que utilizaron niveles y duración de exposición RFR mucho mayores que los niveles a los que las personas generalmente estarían expuestas al usar un celular.

Sin embargo, un estudio sobre la exposición de por vida que fue publicado por el muy respetado Instituto Ramazzini en Italia, obtuvo los mismos hallazgos que el NTP y demuestra que hay un vínculo claro entre la radiación de los celulares y los schwannomas--a pesar de usar niveles de energía hasta 1 000 veces más bajos que los utilizados en los estudios del NTP.8

En 2011, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) clasificó a los celulares como un "posible carcinógeno" del Grupo 2B, sin embargo, los investigadores de Ramazzini están exhortando al IARC a volver a evaluar su clasificación.

De acuerdo con Fiorella Belpoggi, directora de investigación del Instituto Ramazzini y autora principal del estudio, la radiación de radiofrecuencia (RF) de los celulares quizás debería clasificarse como "probable" carcinógeno humano en lugar de "posible" carcinógeno.9

Panel de asesores científicos concluye que los celulares podrían provocar mayor riesgo de lo que se admitió inicialmente

Cuando se publicó por primera vez el borrador del informe de los NTP, las agencias de salud pública lo minimizaron bastante, incluida la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos y la Sociedad Americana Contra el Cáncer, que declaró que los resultados no eran concluyentes.

Se esperaba que el panel de asesores científicos, que se reunió para revisar la investigación, aprobara las conclusiones que habían sido muy maquilladas, sin embargo, emitió una advertencia mucho más directa de que los celulares pueden estar claramente relacionados con el cáncer en las ratas.

Según el experimentado científico del NTP John Bucher, algo que llamó la atención del panel fue el tipo de tumor que se manifestó en las ratas; los tumores del tejido cardíaco no solo son raros en ratas, sino que también son la misma forma de cáncer que se ha visto anteriormente en algunas personas que usaron los celulares en entornos de máxima exposición durante años.10

Además de encontrar que la exposición a la RF de los celulares puede causar cáncer de tejido cardíaco en ratas macho, los panelistas concluyeron que la radiación de los celulares también podría estar relacionada con el cáncer cerebral en ratas.

Ronald Melnick, un científico retirado del NTP que formó parte del equipo que creó el diseño del estudio hace casi una década, dijo para The News & Observer que los hallazgos "probablemente conducirían a una reducción en los límites de exposición" y podría incitar a los funcionarios públicos a "no promover el uso de algunos de estos dispositivos de emisión de radiofrecuencia para niños".11

Estudio tras estudio demuestra el verdadero peligro de los celulares

Las consecuencias de mayor riesgo a padecer cáncer por el uso de los celulares son inmensas a escala global. El principal origen de los procesos de enfermedad que se le atribuyen a la exposición a la radiación de los campos electromagnéticos (EMFs) se relaciona con el daño mitocondrial provocado por los peroxinitritos, especies reactivas del nitrógeno.

Los dispositivos que constantemente emiten radiación de EMFs a niveles que dañan las mitocondrias incluyen a los celulares, torres de telefonía celular, enrutadores Wi-Fi y módems.

Un aumento en los peroxinitritos de su cuerpo se ha asociado con un aumento en el nivel de inflamación sistémica y, lo que es más importante, con la disfunción mitocondrial. Martin Pall, Ph.D., descubrió este mecanismo de daño, con el fin de observar un debate más a fondo acerca de esta información vital de vanguardia.

Pall publicó una investigación12 que demuestra que la radiación de microondas de baja frecuencia activa los canales de calcio voltaje dependientes (VGCC, por sus siglas en inglés)--canales en la membrana externa de las células.13

Una vez activados, los VGCC se abren, lo que permite una entrada anormal de iones de calcio en la célula y activa el óxido nítrico (NO). El NO es la única molécula en su cuerpo producida a concentraciones lo suficientemente altas como para superar a otras moléculas en busca de superóxido y es un precursor del peroxinitrito.14

Se cree que estos poderosos estresores oxidantes son la causa principal de muchas de las enfermedades crónicas actuales e incluso podrían ser una mayor preocupación que los tumores cerebrales.

De acuerdo con la teoría de Pall, las ubicaciones físicas donde los VGCCs son más densos son indicadores de las enfermedades que se podrían esperar de la exposición crónica y excesiva a los EMFs.

Resulta ser que la mayor densidad de VGCCs se encuentra en su sistema nervioso, el marcapasos de su corazón y los testículos masculinos. Como resultado, es probable que los EMFs contribuyan a problemas neurológicos y neuropsiquiátricos, cardíacos y reproductivos.

¿El lanzamiento de la tecnología 5G genera más preocupaciones?

Es posible que haya oído hablar de la red inalámbrica 5G o de "5ta. generación" respaldada por la industria, quien la promociona como una forma de crear servicios más rápidos de Internet y transmisión de datos y proporcionar una mejor cobertura de telefonía celular.

El 5G depende principalmente de la amplitud de la banda de la onda milimétrica (MMW), que se ha relacionado con padecimientos de salud, desde problemas oculares y cardiacos hasta dolor y repercusiones en el sistema inmunológico, y se sabe que penetran de 1 a 2 milímetros de tejido de la piel humana.15

A diferencia de la tecnología de "cuarta generación" (4G) que se utiliza actualmente y depende de enormes torres celulares de 90 pies con una docena de puertos de antena en cada una; el sistema 5G requiere instalaciones o bases con "celdas pequeñas", cada una con aproximadamente 100 puertos de antena.16

Una vez que esté instalada en su zona residencial, no tendrá opción de optar por evitar la exposición a la red 5G, lo cual es preocupante, ya que la investigación compilada por el técnico de EMFs y autor Lloyd Burrell17 demuestra que la propagación de la tecnología 5G para tener un internet más rápido podría ser un desastre de salud pública. Por ejemplo, las frecuencias utilizadas por el 5G se han vinculado a:18

  • Opacidad en el cristalino de las ratas, que está relacionado con la aparición de cataratas
  • Impacto en la variación de la frecuencia cardíaca, y ser un indicador de estrés en ratas
  • Alteraciones en la frecuencia cardíaca (arritmias) en ranas
  • Efectos en el sistema inmunológico de ratones saludables

Aunque los MMW no se han usado de manera generalizada, ya se ha sugerido que los conductos sudoríparos de la piel humana actúan como antenas cuando entran en contacto con los mismos.19

Además, en 2017, más de 180 médicos y científicos de 35 países firmaron una petición para promulgar una moratoria sobre la implementación del 5G debido a posibles riesgos para la salud, incluido un mayor riesgo de cáncer, estrés celular, daños genéticos, problemas reproductivos y trastornos neurológicos.20

Cómo reducir el riesgo de daño a causa de la radiación de los celulares

La exposición a RF-EMFs es un peligro importante para la salud del siglo XXI, que creo que todos nosotros deberíamos tomar en serio. Si desea involucrarse en evitar la instalación de tecnología 5G en su comunidad, por favor póngase en contacto con sus legisladores para expresarles su opinión.

Parents for Safe Technology compiló una lista de agencias en los Estados Unidos a las que podría contactar para abordar este importante tema para la salud y seguridad de las futuras generaciones. Mientras tanto, a continuación encontrará varias sugerencias que le ayudarán a reducir su exposición a los RF-EMF a partir de hoy:

Conecte su computadora de escritorio a internet por medio de una conexión por cable y asegúrese de poner el escritorio en modo avión. También evite los teclados, trackballs, mouse, sistemas de juegos, impresoras y teléfonos de casa inalámbricos. Opte por las versiones con cable.

Si debe usar Wi-Fi, apáguelo cuando no esté en uso, sobre todo durante la noche cuando está durmiendo. Idealmente, es mejor instalar los cables necesarios en su casa para que pueda apagar el Wi-Fi en todo momento. Si tiene una computadora portátil sin puertos Ethernet, es fácil comprar un adaptador USB de Ethernet que le permitirá conectarse a Internet sin una conexión inalámbrica.

Apague la corriente eléctrica hacia su habitación durante la noche. Por lo general sirve para reducir los campos eléctricos de los cables de la pared, a menos que haya una habitación adyacente al lado de su dormitorio. Si ese es el caso, necesitará usar un medidor para determinar si también necesita apagar la energía en la habitación de al lado.

Use un reloj con baterías, lo ideal es que sea uno sin luz. Utilizo un reloj parlante para personas con discapacidad visual.21

Si aún usa horno de microondas, considere reemplazarlo por un horno de convección de vapor, que calentará sus alimentos con la misma rapidez y mucha más seguridad.

Evite el uso de electrodomésticos y termostatos "inteligentes" que dependen de la señalización inalámbrica. Esto incluiría todas las nuevas pantallas "inteligentes". Se les denomina inteligentes porque emiten una señal de Wi-Fi y, a diferencia de las computadoras, no puede apagar su señal de Wi-Fi. Considere utilizar un monitor de computadora de gran tamaño como televisión, ya que no emiten Wi-Fi.

Rehúsese a utilizar medidores eléctricos inteligentes tanto como le sea posible o incorpore un escudo a su medidor inteligente existente, algunos de los cuales han demostrado reducir en un 98 a 99 % la radiación.22

Considere mover la cama de su bebé a su habitación en lugar de usar un monitor inalámbrico para bebés. Otra alternativa son las opciones con cable.

Reemplace los focos CFL por focos incandescentes. Lo ideal es que elimine todas las luces fluorescentes de su casa. No solo emiten luz poco saludable, sino que lo más importante es que en realidad, transfieren la corriente a su cuerpo con solo estar cerca de ellos.

Evite llevar su celular consigo en el cuerpo a menos que se encuentre en modo avión y nunca duerma con él en su habitación, a menos que esté en modo avión. Incluso en modo avión, puede emitir señales, por eso coloco mi celular en una bolsa de Faraday.23

Cuando use su celular, utilice el altavoz y sostenga el teléfono por lo menos a 3 pies de distancia. Intente disminuir drásticamente el tiempo que usa su celular. Normalmente paso menos de 30 minutos al mes en mi celular, sobre todo cuando viajo. En su lugar, use los teléfonos con software VoIP que puede usar mientras está conectado a Internet a través de una conexión por cable.

Publique su comentario