Los peligros del gel para la dentición y otras alternativas seguras

Denticion

Historia en Breve -

  • La FDA advierte a los padres de familia que dejen de utilizar cremas y geles que contienen un agente anestésico llamado benzocaína, para calmar el dolor en los niños que les están saliendo los dientes, ya que la benzocaína se ha relacionado con un trastorno sanguíneo mortal
  • El trastorno sanguíneo conocido como metahemoglobinemia, impide que la hemoglobina, una proteína sanguínea, libere oxígeno en los tejidos, lo que provoca la privación de dicho elemento en los tejidos del cuerpo, esto incluye al cerebro, lo que a veces tiene consecuencias mortales
  • Aunque los anillos para la dentición hechos de plástico son populares, pueden filtrar bisfenol-A, un agente disruptor endocrino que está relacionado con alteraciones en la función inmunológica, obesidad, diabetes, hiperactividad y más
  • La investigación revela que utilizar juguetes para la dentición, implementar una terapia de abrazos y frotar las encías del bebé son los medios naturales más efectivos para aliviar el dolor y la incomodidad relacionados con la dentición; la Academia Americana de Pediatría no recomienda utilizar geles ni cremas ya que se disuelven fácilmente y se pueden tragar con rapidez

Por el Dr. Mercola

Los padres están familiarizados con el llanto e incomodidad que sienten los niños cuando les están saliendo los dientes. Si bien es parte natural del crecimiento y desarrollo, algunas estrategias que puede considerar podrían tener efectos secundarios potencialmente peligrosos.

A nadie le gusta sentir dolor, y si a un bebé le están saliendo los dientes, cualquier padre haría prácticamente lo que sea por aliviar su incomodidad. Sin embargo, debemos comprender los posibles peligros que conlleva suministrar un medicamento como primera línea de defensa.

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios potencialmente graves – incluso los que se venden sin receta y/o que se aplican por vía tópica en lugar de ser ingeridos. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos emitió una declaración en la que exhortaba a los fabricantes a que retiraran los productos que contuvieran un popular ingrediente anestésico y tópico,1 pues desde hace años la evidencia lo ha relacionado con un trastorno sanguíneo peligroso.

La benzocaína puede desencadenar un trastorno sanguíneo

En un comunicado de prensa, la FDA advirtió a los consumidores que los productos de dentición de venta libre que contienen benzocaína pueden representar un riesgo grave para niños y bebés.

La benzocaína es un analgésico que se encuentra en muchos productos destinados a aliviar temporalmente el malestar en las encías. La FDA está solicitando a los fabricantes que retiren voluntariamente sus productos con benzocaína del mercado y a las empresas que dejen de venderlos.

En la última década,2 la FDA ha estado advirtiendo su efecto secundario potencialmente mortal y ahora advierte que recurrirá a medidas legales si los fabricantes no cumplen con lo solicitado. La FDA también les exigirá a los fabricantes que actualicen las etiquetas de advertencia de los anestésicos de acción local recetados a niños en la etapa de dentición con el fin de incluir el riesgo potencial de la metahemoglobinemia.3

Diversos geles y cremas que contienen benzocaína han sido relacionados con una afección rara pero mortal en los niños, sobre todo los menores de 2 años. Se han seguido reportando enfermedades y muertes durante la última década, lo que llevó a la FDA a emprender medidas adicionales. El Dr. Scott Gottlieb, comisionado de la FDA, comentó en un comunicado de prensa lo siguiente al respecto:4

"La FDA se compromete a proteger a la población de los Estados Unidos de cualquier producto que suponga serios riesgos de inocuidad, sobre todo aquellos sin beneficio demostrado.

La FDA está implementando medidas para impedir el uso de productos de venta libre con benzocaína para la salud bucal en niños pequeños en vista de la poca evidencia de su eficacia para la dentición y las serias preocupaciones de inocuidad que han suscitado, asimismo, busca crear conciencia sobre los riesgos relacionados con otros usos de los productos con benzocaína para la salud oral.

Además de nuestras cartas a las empresas que fabrican estos productos, instamos a los padres, tutores y minoristas que los venden a que presenten atención a nuestra advertencia y no utilicen productos de venta libre que contengan benzocaína para aliviar el dolor de la dentición".

La benzocaína es un anestésico local comúnmente utilizado en pastillas para la tos, aerosoles para la garganta y geles o líquidos para aliviar el dolor de la dentición, aftas y otras irritaciones orales. Algunos de los nombres comerciales más comunes son Anbesol, Baby Orajel, Cepacol, Chloraseptic, Orabase, Orajel y Topex.5

Los efectos secundarios de estos productos pueden presentarse con un solo uso. En un escrito de 7 páginas dirigido a los fabricantes,6 la FDA describe la relación entre la medicación y la metahemoglobinemia que está sustentada por la bibliografía.

Al realizar múltiples revisiones del Federal Adverse Event Reporting System (Sistema Federal de Notificación de Eventos Adversos) y otros estudios publicados, la FDA estimó que desde 1971 se han presentado más de 400 casos en los Estados Unidos.

Las revisiones más recientes encontraron 111 casos relacionados con productos tópicos que contienen benzocaína, lo que incluye 4 muertes. Asimismo, se consideró que la gran mayoría de los casos reportados, 97.5 %, desencadenaron una afección de gravedad.

La metahemoglobinemia desencadena bajos niveles de oxígeno

Se espera que los fabricantes hagan caso a esta advertencia lo antes posible.7 Los síntomas pueden aparecer tras utilizar benzocaína por primera vez o varias veces y pueden percibirse en minutos o hasta 2 horas después.

La reacción requiere atención médica inmediata para evitar la muerte. La FDA está ejerciendo presión con el fin de eliminar los productos del mercado ya que existe poca evidencia que avale su eficacia.

La Academia Americana de Pediatría tampoco recomienda utilizar cremas o geles, ya que se disuelven rápidamente en la boca y se pueden tragar una vez que hayan sido aplicados en las encías.8 La metahemoglobinemia es una rara afección sanguínea relacionada con problemas respiratorios potencialmente letales ya que interfiere con la proteína transportadora de oxígeno en la sangre.9

La hemoglobina es la proteína en los glóbulos rojos que transporta y distribuye oxígeno por todo el cuerpo. La metahemoglobina10 es una forma de hemoglobina que algunas personas producen en cantidades anormales cuando utilizan benzocaína.

Con una cantidad anormal de metahemoglobina, la hemoglobina puede captar oxígeno, pero no lo liberará de manera efectiva en los tejidos del cuerpo, incluidos el corazón y el cerebro.

La afección puede adquirirse a través de la exposición a sustancias químicas y medicamentos como la benzocaína y nitrobenceno, así como a través de algunos antibióticos, como la cloroquina y dapsona, o los nitritos utilizados como aditivos alimentarios para evitar que la carne se eche a perder.

Los alimentos que contienen una gran cantidad de nitratos, como las espinacas, remolachas o zanahorias – tampoco deben ser suministrados a niños menores de 6 meses de edad.11 Algunas de las complicaciones de la reacción son shock, convulsiones y muerte.12

Algunos de los síntomas de metahemoglobinemia son:13

  • Piel, labios y lechos ungueales pálidos o de color grisáceo o azulado
  • Falta de aliento
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza y aturdimiento
  • Frecuencia cardíaca acelerada

El periodo de dentición en los bebés es una mera estimación

Los dientes de su bebé comienzan a desarrollarse antes del nacimiento. El primer diente comienza a salir a través de las encías entre los 4 y 12 meses. Los primeros dientes se conocen como dientes primarios, dientes de leche o dientes temporales.14

Suelen salir en un orden específico, pero la fecha exacta en la que comiencen a aparecer puede variar. Los primeros dientes que aparecen son los dos incisivos centrales inferiores, que generalmente salen al mismo tiempo.

Los siguientes 2 dientes son los frontales que salen entre los 8 y 12 meses, seguidos de cerca por los incisivos laterales entre los 9 y 13 meses, los cuales aparecen justo a la izquierda y la derecha de los dientes superiores. Los primeros molares superiores de su bebé crecerán en la parte superior entre los 13 y 19 meses y en la parte inferior entre los 14 y los 18 meses.

En el momento en que su hijo tenga 3 años de edad, tendrá un conjunto total de 20 dientes de leche, que comenzarán a caerse hasta que los dientes permanentes estén listos para salir alrededor de los 6 años.15

Cada bebé responde al dolor de la dentición de manera diferente, casi de la misma forma que cada niño o adulto responde al dolor de maneras distintas. Algunas de las señales más comunes de que su bebé tiene malestar por la dentición pueden ser:16

Tener irritabilidad

Verse agitado

Presentar encías hinchadas y sensibles

Tener conductas similares a roer o masticar

Negarse a comer

Tener problemas para dormir

Babear, lo cual a veces puede causar una erupción facial

Sufrir fiebre de menos de 101 ° F (38.3 ° C)

Aunque muchos informan que su bebé experimenta diarrea o secreción nasal antes de que le salga un nuevo diente, no hay investigaciones que indiquen que la mayoría de los niños experimenten dichos síntomas. Si su bebé tiene fiebre de más de 101 ° F (38.3 ° C) con síntomas de vómitos, letargo o diarrea, busque atención médica para descartar algo más serio.

Los dientes de su hijo comenzarán a caerse cuando tenga aproximadamente 6 años. Por lo general, los primeros en caer son los incisivos centrales. Los dientes permanentes salen poco después y no suelen generar gran incomodidad. Sin embargo, la erupción de los molares de los 6 años puede desencadenar dolores de cabeza y oídos o mandíbula durante unos días.17

Las muelas del juicio son un tercer conjunto de molares que crecen en la parte posterior de la boca, por lo general entre los 17 y 25 años de edad.18 Muchas personas las extraen si se ven afectados (si no salen de manera normal ya que están atrapados en la mandíbula o las encías), crecen en el ángulo incorrecto o si su boca no es lo suficientemente grande como para acomodar el conjunto extra de molares.19

Manténgase alejado de los mordedores tóxicos

Los anillos y juguetes para la dentición son un medio eficaz para ayudar a los bebés a aliviar las encías hinchadas y molestias. Sin embargo, muchos contienen bisfenol-A (BPA), un producto químico relacionado con importantes riesgos para la salud a largo plazo. La exposición temprana al BPA tiene un mayor potencial para afectar el sistema neurológico, digestivo e inmunológico de su hijo.

En un estudio20 publicado en el Journal of the American Chemical Society, los investigadores encontraron filtraciones de ciertos químicos disruptores endocrinos, como el BPA, en los productos plásticos. Como resultado de este estudio,21 la Unión Europea restringió el BPA en biberones, y justo después los Estados Unidos restringió su uso en biberones y tazas para bebés.

Sin embargo, el BPA continúa usándose en juguetes para niños y productos para la dentición. Kurunthachalam Kannan, Ph.D., científico del Departamento de Salud del Estado de Nueva York y autor del estudio, encontró que estudios recientes sugieren que tan solo un nanogramo puede ser dañino, asimismo el experto señala que:22

"Poner este cóctel de productos químicos, incluso en pequeñas cantidades, durante las etapas fundamentales de desarrollo para muchos órganos, puede tener algún tipo de efecto en muchas etapas de la vida.

Por tal motivo este tema nos preocupa - la exposición temprana y los cambios epigenéticos que se derivan de los EDC [químicos disruptores del sistema endocrino] pueden contribuir a algunas enfermedades y al desarrollo de otras en el futuro. Deberíamos tener políticas que limiten la exposición".

Se sabe que el BPA y los químicos de reemplazo comunes como el bisfenol-S y el bisfenol-F alteran el sistema endocrino, que produce y secreta hormonas que afectan prácticamente a todas las células, órganos y funciones de su cuerpo.

Las hormonas son fundamentales para regular el estado de ánimo, crecimiento y desarrollo, así como la función tisular y el metabolismo. El BPA se ha relacionado con diversos problemas de salud, sobre todo en mujeres embarazadas, fetos y niños pequeños, por ejemplo:

Hiperactividad, aumento de la agresividad y problemas de aprendizaje23

Cambios en el comportamiento específico de su género y comportamiento sexual anormal

Aumento de la formación de grasa, riesgo de obesidad y diabetes24

Pubertad precoz, estimulación del desarrollo de las glándulas mamarias, alteración de los ciclos reproductivos, disfunción ovárica e infertilidad25

Aumento del tamaño de la próstata y disminución de la producción de esperma26

Estimulación de células de cáncer de próstata27

Cancer de mama28

Mayor riesgo de hipertensión arterial y cardiopatía29

Menor eficacia en el tratamiento de quimioterapia30

Daño estructural en el cerebro

Función inmunológica alterada31

Parto prematuro32

Las opciones naturales para la dentición son efectivas

En un ensayo clínico33 con 270 niños de 8 a 36 meses, los investigadores concluyeron que los niños con bajo peso pueden sufrir más síntomas de la dentición y que utilizar anillos de dentición, implementar terapia de abrazos y frotar las encías del bebé fueron los métodos más efectivos para reducir los síntomas.

Una alternativa segura a los anillos de dentición hechos de plástico es humedecer un paño limpio hecho de materiales orgánicos y colocarlo en el refrigerador o congelador. Una vez que se haya enfriado, su bebé puede masticarlo de forma segura bajo su supervisión.

De igual forma puede optar por juguetes de tela orgánica que estén teñidos con tintes vegetales o que no contengan metal. Estos también pueden ser humedecidos y refrigerados.

Otra opción es utilizar juguetes para la dentición hechos de caucho 100 % natural.34 Un inconveniente es que muchos productos de caucho contienen látex y la exposición crónica puede conducir a una alergia a la proteína del látex.35

Esta alergia puede volverse grave y, en algunos casos, fatal. Aquellos niños que se vuelven alérgicos al látex pueden presentar síntomas locales o generalizados. Los síntomas generalizados incluyen picazón, congestión o secreción nasal, síntomas de tipo asmático o urticaria que generalmente comienzan unos minutos después de la exposición.

La dermatitis de contacto localizada produce erupción y ampollas similares a una erupción de hiedra venenosa que comienza de 1 a 3 días después de la exposición.

Si está buscando una opción fría que ayude a reducir el dolor y la inflamación de las encías hinchadas, considere la posibilidad de optar por una paleta de leche materna.36 También llamada “momsicle”, estas paletas heladas se hacen con leche materna o de fórmula. Las paletas comerciales contienen azúcar y aditivos peligrosos para la salud de su hijo. La leche congelada ya sea materna o de fórmula, ayuda a mitigar el malestar en las encías del bebé.

Posiblemente tenga que sostener la paleta hasta que su bebé tenga la coordinación necesaria para sostenerla por sí mismo. Otra opción es llenar una bandeja de cubitos de hielo hasta la mitad con leche materna y congelarla. El cubo congelado se puede colocar en un chupón para dentición con malla.37 El chupón debe estar frío para aliviar las encías y liberar leche materna conforme el cubo se vaya derritiendo.

Conforme su bebé comience a consumir alimentos sólidos, considere añadir un poco de puré de plátano, aguacate o manzana a la leche materna.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo