Recomendaciones sobre descontaminación de un experto en EMFs

emf

Historia en Breve -

  • Una de las toxinas más perniciosas a las que estamos expuestos no es algo que pueda saborear, ver, oír o sentir; de hecho son los campos electromagnéticos (EMFs) invisibles del cableado eléctrico y tecnologías inalámbricas, como su teléfono celular y Wi-Fi
  • Básicamente, existen tres tipos de campos electromagnéticos: Frecuencias de radio, microondas y campos electromagnéticos (eléctricos y magnéticos). En particular, los campos magnéticos de baja frecuencia afectan los sistemas biológicos, pero al parecer todas las formas de campos electromagnéticos son perjudiciales
  • Uno de los mecanismos de acción involucra al calcio intracelular. Los EMFs activan los canales de calcio voltaje dependientes en las membranas plasmáticas de las células, que luego se abren, lo que permite una enorme afluencia de iones de calcio
  • Asimismo, las células comienzan a funcionar de forma inadecuada debido a la carga excesiva, lo que altera la actividad celular
  • Se han examinado diversas estrategias de descontaminación, desde simplemente mantener su teléfono celular en modo de avión cuando no lo utiliza, hasta estrategias más costosas como la instalación de un cableado blindado cuando se construye una casa nueva

Por el Dr. Mercola

Una de las toxinas más perniciosas a las que estamos expuestos no es algo que pueda saborear, ver, oír o sentir; de hecho son los campos electromagnéticos (EMFs, por sus siglas en inglés) invisibles de cableado eléctrico y tecnologías inalámbricas, como su teléfono celular y Wi-Fi. Al igual que con otras toxinas, debe evitarlos para proteger su salud, pero ¿cómo podría descontaminarse de los EMFs?

Esta y otras preguntas relacionadas son respondidas por Alasdair Philips, fundador de Powerwatch,1 una organización británica comprometida con descubrir los detalles sobre cómo los campos electromagnéticos afectan la salud y cómo podemos protegernos de forma práctica contra los efectos perjudiciales.

Philips también fue miembro de SAGE, el Grupo Depositario del Departamento de Salud del Reino Unido sobre EMFs de frecuencia extremadamente baja (ELF),2 y el Grupo de Discusión sobre EMFs de la Agencia Británica de Protección de la Salud.3

Microondas: Una forma de conflicto oculto

Philips tiene estudios en ingeniería eléctrica y electrónica, así como en ingeniería agrícola, y su interés por los campos electromagnéticos comenzó cuando se involucró en el uso ético de la tecnología en los años 80.

"Estaba muy preocupado por la tecnología de armas no letales que desarrollaban los Estados Unidos, Gran Bretaña y otras naciones", indica. "Comencé a investigar y descubrí que las microondas podían ser muy dañinas. Luego, empecé a examinar las líneas eléctricas".

Algunos de los primeros informes de problemas de salud por campos electromagnéticos se remontan a los años 30. En ese momento, existía la infame "Señal de Moscú". Las microondas fueron trasmitidas a la embajada de los Estados Unidos en Moscú desde 1953 hasta 1976, como parte de un esquema de vigilancia y monitoreo clandestino.

Como resultado del bombardeo energético a largo plazo, muchos miembros del personal de la embajada desarrollaron cáncer y problemas neurológicos.

Asimismo, la compañía de radares Raytheon descubrió accidentalmente que el radar tenía la capacidad de trasmitir calor--un descubrimiento que finalmente originó el desarrollo del horno de microondas. Las fuerzas navales británicas de la Segunda Guerra Mundial estuvieron expuestas a transmisores de radar y onda corta que disminuyeron su fertilidad antes de tomar una licencia.

Actualmente, escribo un nuevo libro, tentativamente titulado "The EMF Extinction", que aborda directamente ese problema, ya que desde entonces se ha confirmado que la  exposición excesiva a los EMFs puede afectar la fertilidad. De hecho, bien podría ser un factor significativo y coadyuvante en el drástico aumento de la infertilidad masculina que ahora observamos alrededor del mundo.

Es probable que todos los campos electromagnéticos sean dañinos

Básicamente, existen tres tipos de campos electromagnéticos: Frecuencias de radio, microondas y campos electromagnéticos (eléctricos y magnéticos). De acuerdo con Philips, es una cuestión de azar cuál podría ser más dañino. En particular, existe evidencia inequívoca de que los campos magnéticos de baja frecuencia afectan los sistemas biológicos.

"Cuando nos referimos a campos de microondas, de teléfonos inalámbricos, de teléfonos celulares, Wi- Fi... Realmente, la energía que contienen es bastante baja. No se puede romper un enlace covalente, pero debido a que la energía es baja, existen miles de millones y millones más de electrones por vatio de energía.

Nuestros cuerpos son eléctricos, por lo que todo el tiempo somos impactados por esa enorme formación de corriente de electrones.

Considero que probablemente, en términos de enfermedades crónicas, los campos de microondas [son los peores]. Los campos modernos de comunicación por radiofrecuencia son el mayor problema...

Debe estar físicamente activo y llevar una buena alimentación, pero también debe minimizar su exposición [a las microondas]. No debe colocar el teléfono celular cerca de su cabeza con regularidad, ni tampoco debe tener el enrutador de Wi-Fi en su habitación o sala.

Hay un punto de equilibrio. Creo que el problema es que estamos muy saturados. Un gráfico que hice hace algunos años para una conferencia demostró que [en comparación con hace] 100 años, alrededor de 1915, ahora estamos en 10 a la potencia de 18 veces más expuestos a señales inalámbricas de lo que estábamos en ese momento...

[L]a mayor parte está constituida por señales de comunicación móviles de teléfonos celulares [y] Wi-Fi... Todo se encuentra aglomerado entre esos 300 megahertz (MHz) y 10 gigahertz (GHz)..."

Las expectativas del consumidor se suman a los desarrollos dañinos

Como comentario positivo, recientemente el gobernador de California vetó un proyecto de ley para instalar torres de telefonía móvil 5G en California,4 que es una victoria significativa para ese estado. Como señaló Philips, "eso es importante porque ocurre en todo el mundo. Instalan estos dispositivos en postes de luz... afuera de las casas de las personas, y en realidad es injustificable".

Por desgracia, el comportamiento del consumidor ha impulsado en gran medida estas decisiones de la industria. Las personas utilizan cada vez más sus dispositivos móviles para transmitir videos de alta definición. Si las personas no hicieran eso, no obtendrían ninguna ganancia, y las torres de telefonía celular no aparecerían justo al lado de las casas de las personas.

"Considero que, verdaderamente esa es una cuestión importante. ¿Por qué necesitamos ver videos 4K o incluso videos ordinarios de alta definición en un dispositivo móvil?", indica Philips.

"Necesitamos convencer de alguna manera al público en general de que esta es una tontería, ya que invierten en algo que no requieren, y como consecuencia, también pagan en estar muy expuestos a señales peligrosas".

Mecanismos perjudiciales

A lo largo de los años, se han identificado diversos mecanismos perjudiciales, aunque todavía hay un camino que recorrer para poder comprender por completo la interacción entre los EMFs y la biología humana.

Uno de los mecanismos de acción, identificado por Martin Pall, Ph.D., involucra al calcio intracelular. Podría disminuir en gran medida los efectos de los EMFs en las células al utilizar bloqueadores de los canales de calcio, y eso es porque los campos electromagnéticos activan los canales de calcio voltaje dependientes (VGCCs, por sus siglas en inglés) en las membranas plasmáticas de las células.

Cuando estos VGCCs se activan, se abren, lo que permite una gran afluencia de iones de calcio. También aumenta la señalización del calcio, que es importante en relación al daño que causan los campos electromagnéticos.

Philips está familiarizado con esta investigación, pero cree que aún hay mucho que descubrir. Hace referencia al trabajo de Gerald Pollack en la cuarta fase del agua, llamada zona de exclusión (EZ) del agua, que es el tipo de agua presente en el cuerpo.

"Es un modelo completamente diferente de cómo funciona la célula", indica Philips. "La célula funciona como un gel--si así lo considera--unida por una carga eléctrica. El canal con compuerta de calcio forma parte de eso pero, en realidad no es una membrana con elementos adheridos.

De hecho, son... cargas eléctricas en las moléculas. En efecto, la [hipótesis] de Pall es muy importante y probablemente sea uno de los mecanismos clave, pero hay muchos involucrados... [L]a célula simplemente falla porque tiene demasiada carga... [Hay] una enorme corriente entrante de electrones, y eso cambia por completo la función de las células".

Estrategias de descontaminación

Cuando se trata de evitar los EMFs, en verdad existen diversas medidas que puede implementar, con algunas estrategias que son mucho más sencillas y menos costosas que otras. Una recomendación básica sería reemplazar el horno de microondas por un horno de convección a vapor.

Asimismo, Philips recomienda evitar las cocinas de inducción, ya que emiten niveles muy elevados de EMFs. Lo mismo en el caso de los medidores inteligentes y los denominados dispositivos inteligentes con capacidades inalámbricas incluidas, que cada vez son más populares—por ejemplo, las lavadoras, secadoras, refrigeradores y congeladores.

Otra estrategia básica de descontaminación es mantener su teléfono celular en modo de avión cuando no lo utilice activamente, y apagarlo durante la noche. Además, recuerde instruir a sus hijos a no dormir con su teléfono celular debajo de la almohada o cerca de su cama. Como señaló Philips:

"Sin duda, la mayor parte de la exposición de las personas son los teléfonos inalámbricos, teléfonos móviles, tabletas y enrutadores... De hecho, las tabletas son [fuentes de exposición] muy altas, porque sostiene el dispositivo en sus manos.

La mayor parte del tiempo tiene activado el Wi-Fi. Hay campos eléctricos de alta frecuencia en la pantalla, por lo que cuando la tiene entre sus manos y lo utiliza, estos suben por sus brazos.

Entonces, es una experiencia sumamente electrizante, y creo que el hecho de que sean tan ampliamente utilizados en las escuelas es completamente injustificable. Aún no percibo ningún costo-beneficio, ni que estas tecnologías proporcionen alguna ventaja para mejorar los resultados educativos...

No fue diseñado por educadores, sino que es promovido por la industria, que trata de saturar el mercado con sus productos...

Los otros dispositivos que considero son muy perjudiciales son los lentes de Google, auriculares con realidad virtual--los teléfonos móviles que son sujetados a la cabeza de los niños para proporcionarles [la experiencia de] una realidad virtual.

El teléfono está conectado al Wi-Fi, se encuentra a unas 3 pulgadas de sus ojos, los sobrecarga con el brillo de la luz azul. En verdad, su uso es injustificable y no deberían estar disponibles comercialmente".

Otras consideraciones de descontaminación

Otras dos estrategias importantes son apagar el Wi-Fi durante la noche y desactivar la electricidad de su habitación (y cualquier habitación contigua, o habitaciones debajo de su habitación) para que pueda dormir en un entorno eléctricamente neutro.

Si construye una casa nueva y tiene la oportunidad de diseñarla según sus propias especificaciones, valdría la pena utilizar cables blindados para que disminuyan los campos eléctricos dentro de las paredes.

Por lo general, los edificios comerciales, incluyendo a los hoteles, cuentan con cableado blindado, lo que significa que todo lo que necesita hacer para eliminar los campos eléctricos en la habitación es desenchufar los cables eléctricos de la pared.

Además, debe investigar antes de instalar paneles solares en su techo, para alimentar su suministro de electricidad, ya que muchos también emiten grandes cantidades de EMFs. Los convertidores de Sonny Boy son algunos de los más limpios.

"Una de las causas más grandes de electricidad sucia--por mucho--son los convertidores de paneles solares que convierten la corriente continua de estos en electricidad para la casa", indica Philips.

"El otro problema [con los paneles solares] es que la mayoría de las personas no tienen los filtros ni convertidores de onda sinusoidal, por lo que también todos sus vecinos recibirán esta electricidad sucia, que desciende y regresa a las casas vecinas...

Un convertidor de onda cuadrada podría costar US$ 500, y el mismo, si es de onda sinusoidal, podría costar alrededor de US$ 800, en función de su potencia...

[Pero] si coloca el filtro en su suministro entrante, le proporcionará resistencia al cableado de su casa; por lo que, todos los dispositivos modernos que tengan una fuente de alimentación conmutada, emitirán una cantidad de 50 veces mayor de electricidad sucia en el suministro de su casa..."

La exposición a EMFs simplemente continúa aumentando

Es desafortunado pero, es difícil hacer que las personas comprendan los riesgos y tomen medidas proactivas para reducir su exposición a los EMFs, principalmente porque la mayoría no puede sentir los efectos.

De hecho, las personas que son electrosensibles son afortunadas en el sentido de que, pueden saber cuándo están expuestas y la incomodidad las impulsa a limitar su exposición. Pero los efectos biológicos son los mismos, ya sea que pueda percibirlos o no.

Tarde o temprano, todos deberemos comenzar a poner atención en esto porque hay una evidente tendencia hacia la tecnología inalámbrica. Para complicar aún más las cosas, pocos componentes electrónicos están conectados a tierra de forma correcta y, sin esta conexión, resulta increíblemente difícil protegerse contra los campos eléctricos, ya que el cable a tierra forma parte del medio de emisión.

Hasta hace poco, todos los adaptadores de Apple para sus computadoras de escritorio y portátiles tenían dos clavijas. He medido los campos eléctricos en los dispositivos de Apple y se encuentran en alrededor de 600 voltios, lo que es muy alto. Sin embargo, las personas desconocen ese peligro y se sientan con los dispositivos enchufados y los colocan en su regazo, durante horas.

"La respuesta es que todos deberían tener una conexión a tierra. La mayoría de las computadoras de escritorio aún cuentan con conexión a tierra, porque tienen una estructura de metal. Por lo tanto, [mi recomendación sería] utilizar como computadora principal una de escritorio con una estructura apropiada y tres conexiones, incluyendo una conexión a tierra", indica Philips.

Para obtener una idea objetiva de su exposición, necesitaría medirla. Por desgracia, si bien existen varios medidores decentes y económicos para las frecuencias de radio, la mayoría se quedan cortos cuando se trata de medir los campos eléctricos y magnéticos.

Philips ha ayudado a desarrollar un dispositivo de medición llamado PF5,5 que mide tanto ELF como EMFs de muy baja frecuencia--EMFs magnéticos y eléctricos del cableado doméstico y electrodomésticos, luces fluorescentes compactas y más. En los Estados Unidos se vende a un costo aproximado de US $ 150.6

Philips también diseñó el Acousticom 27--un detector de microondas que es fácil de utilizar y solo mide frecuencias de radio. Este medidor no cuenta con una pantalla digital; más bien muestra la lectura con un indicador de color y señal auditiva. Utilizo este medidor para descontaminar mi propia casa.

Considere que la gran mayoría de las frecuencias de radio a las que está expuesto provienen de su propio hogar, no del exterior (como las torres de telefonía móvil o sus vecinos), y a menudo su teléfono celular es el principal culpable de las altas lecturas en ambientes encerrados.

Como señaló Philips, "debemos cambiar la percepción de las personas [sobre la tecnología inalámbrica] y [que se percaten] de que todos somos responsables de nuestra propia salud y seguridad. El gobierno y la industria no lo harán por nosotros. De hecho, necesitamos tomar el control de lo que hacemos en nuestras vidas".

Desde mi punto de vista, no hay duda de que los EMFs tienen efectos tóxicos que con el tiempo deterioran la salud y hacen que las enfermedades que ya padece sean mucho más difíciles de tratar y recuperarse.

La buena noticia es que hay formas de minimizar su exposición, sin tener que aislarse a algún área alejada en la naturaleza o renunciar a todas las comodidades tecnológicas.

Simplemente, debe considerar cómo y con qué frecuencia utiliza estas tecnologías. Minimice su uso siempre que le sea posible, e instale filtros EMFs (como filtros Stetzer), u otras formas de descontaminación para cuando tenga que utilizarlos.

Publique su comentario