La causa más común de fatiga que los médicos omiten o diagnostican erróneamente

Fatiga Suprarrenal

Historia en Breve -

  • Sus glándulas suprarrenales no son más grandes que una nuez de castilla y pesan menos que una uva, pero son responsables de una de las funciones más importantes del cuerpo--controlar el estrés
  • Cuando las glándulas suprarrenales están fatigadas, un padecimiento conocido como fatiga o agotamiento suprarrenal, todo el cuerpo lo siente y también padece agotamiento extremo
  • Cuando los niveles de las glándulas suprarrenales se agotan, produce una disminución de ciertas hormonas, en particular el cortisol

Por el Dr. Mercola

Sus glándulas suprarrenales no son más grandes que una nuez de castilla y pesan menos que una uva, pero son responsables de una de las funciones más importantes del cuerpo--controlar el estrés.

"Las glándulas suprarrenales son conocidas como 'las glándulas del estrés'", escribe James Wilson en su libro Fatiga suprarrenal: El síndrome de estrés del siglo XXI.

"Su trabajo es capacitar al cuerpo para lidiar con el estrés de todas las fuentes posibles, que van desde lesiones y enfermedades, hasta problemas laborales y sentimentales. La resistencia, energía, resiliencia y su propia vida dependen de su correcto funcionamiento".1

Cuando las glándulas suprarrenales están fatigadas, un padecimiento conocido como fatiga o agotamiento suprarrenal, todo el cuerpo lo siente y también padece agotamiento extremo.

Se estima que hasta el 80 % de los adultos experimentan fatiga suprarrenal a lo largo de su vida, sin embargo, sigue siendo una de las enfermedades menos reconocidas y más mal diagnosticadas en los Estados Unidos.2

La función óptima de las glándulas suprarrenales

El cuerpo tiene dos glándulas suprarrenales, que se encuentran localizadas justo encima de cada uno de los riñones. Como parte de su sistema endocrino, estas glándulas secretan más de 50 hormonas, muchas de ellas son vitales, como por ejemplo:

  • Glucocorticoides. Estas hormonas, que incluyen al cortisol, ayudan al cuerpo a convertir los alimentos en energía, normalizar los niveles de azúcar en la sangre, responder al estrés y mantener la respuesta inflamatoria del sistema inmunológico.
  • Mineralocorticoides. Estas hormonas, que incluyen la aldosterona, ayudan a conservar los niveles normales de presión arterial y volumen de la sangre, al mantener un equilibrio adecuado de sodio, potasio y agua en el cuerpo.3
  • Adrenalina. Esta hormona incrementa la frecuencia cardíaca y controla el flujo sanguíneo hacia los músculos y cerebro, además ayuda con la conversión del glucógeno a glucosa en el hígado.

En conjunto, estas hormonas, y otras producidas por las glándulas suprarrenales, controlan las funciones corporales como:4

Mantener los procesos metabólicos, tales como controlar los niveles de azúcar en la sangre y regular la inflamación

Regular el balance de la sal y agua en el cuerpo

Controlar la respuesta de "lucha o huida" al estrés

Sustentar el proceso de gestación

Iniciar y controlar la maduración sexual durante la infancia y pubertad

Producir esteroides sexuales, tales como estrógeno y testosterona

Irónicamente, aunque las glándulas suprarrenales se encuentran allí--en gran parte, para ayudarle a lidiar con el estrés—en realidad un exceso provocará un mal funcionamiento.

En otras palabras, una de las tareas más importantes de la glándula suprarrenal es preparar al cuerpo para la respuesta de "lucha o huida" ante el estrés, lo que se traduce en aumentar los niveles de adrenalina y otras hormonas.

Como parte de esta respuesta, su frecuencia cardíaca y presión arterial se incrementan, la digestión se ralentiza y su cuerpo se prepara para enfrentar una posible amenaza o problema.

Si bien, esta respuesta es necesaria y útil cuando es requerida, muchas personas se enfrentan constantemente con factores estresantes (trabajo, toxinas ambientales, falta de sueño, preocupación, problemas sentimentales y más), y por lo tanto, entramos en este modo de "lucha o huida" durante demasiado tiempo--mucho más de lo previsto, en términos biológicos.

El resultado es que las glándulas suprarrenales, que se enfrentan al estrés y carga excesiva, se fatigan y esfuerzan demasiado. Algunos factores comunes que ejercen un estrés excesivo en las glándulas suprarrenales son:5

Ira, miedo, ansiedad, culpa, depresión y otras emociones negativas

Exceso de trabajo, incluyendo estrés físico o mental

Ejercicio excesivo

Privación del sueño

Interrupción del ciclo de luz (tal como trabajar en el turno nocturno o acostarse muy tarde)

Cirugía, traumatismo o lesión

Inflamación crónica, infección, enfermedad o dolor

Temperaturas extremas

Exposición tóxica

Deficiencias nutricionales y/o alergias severas

Signos y síntomas de fatiga suprarrenal

Cuando los niveles de las glándulas suprarrenales se agotan, produce una disminución de ciertas hormonas, en particular el cortisol. La deficiencia de ciertas hormonas suprarrenales varía en cada caso, desde leve a grave.

En su forma más extrema, esto es conocido como enfermedad de Addison, un padecimiento que causa debilidad muscular, pérdida de peso, presión arterial baja y niveles inferiores de azúcar en la sangre, y además, podría ser mortal.

Por fortuna, solo se desarrolla en alrededor de 4 personas por cada 100 000, ya que en la mayoría de los casos se origina de una enfermedad autoinmunológica, pero también puede desarrollarse después de un episodio de estrés muy severo.6

En el otro extremo del espectro, así como en el punto intermedio, se encuentra la fatiga suprarrenal (también conocida como hipoadrenia). Aunque los síntomas son menos graves que en la enfermedad de Addison, los síntomas de la fatiga suprarrenal podrían ser debilitantes. Como Wilson indicó:

"Por lo regular, la hipoadrenia que no está relacionada con la enfermedad de addison (fatiga suprarrenal), no es lo suficientemente grave como para aparecer en la televisión o ser considerada como una emergencia médica. De hecho, la medicina moderna ni siquiera la reconoce como un síndrome distinto. Sin embargo, podría causar estragos en su vida.

En los casos más graves de fatiga suprarrenal, la actividad de las glándulas suprarrenales se encuentra tan mermada que la persona podría tener dificultades para levantarse de la cama durante varias horas al día. Cada vez que incrementa la disminución de la función adrenal, cada órgano y sistema corporal se ven muy profundamente afectados ".7

Los signos y síntomas clásicos de la fatiga suprarrenal son:

Fatiga y debilidad, especialmente en la mañana y tarde

Sistema inmunológico suprimido

Mayor cantidad de alergias

Pérdida muscular y ósea, así como debilidad muscular

Depresión

Antojos de alimentos con alto contenido de sal, azúcar o grasa

Desequilibrio hormonal

Problemas cutáneos

Trastornos autoinmunológicos

Más síntomas de menopausia o síndrome premenstrual

Menor deseo sexual

Aturdimiento al levantarse cuando está sentado o acostado

Menor capacidad para controlar el estrés

Problemas para despertarse por la mañana, a pesar de dormir toda la noche

Mala memoria

Además, a menudo las personas con fatiga suprarrenal sienten un incremento de energía alrededor de las 6 p.m., seguido de somnolencia a las 9 p.m. o 10 p.m., que con frecuencia es resistido. Por lo regular, ocurre un "segundo impulso" a las 11 p.m., lo que a menudo puede evitar que duerman hasta la 1 a.m.8

Además, a menudo las personas con fatiga suprarrenal también tienen niveles anormales de azúcar en la sangre y trastornos mentales, como mayor sensación de temor y ansiedad, y dependen del café, sodas y otras formas de cafeína para que seguir funcionando.

Como su nombre lo indica, el síntoma más común de la fatiga suprarrenal es la fatiga incesante, sensación de agotamiento o imposibilidad de satisfacer sus requerimientos diarios. Y ya que la fatiga es un síntoma tan común, es muy común que los médicos omitan o diagnostiquen erróneamente este síndrome.

El típico examen médico para la función suprarrenal no puede diagnosticar la fatiga suprarrenal

Aparte del problema del diagnóstico erróneo, está la cuestión de que, por lo general los médicos utilizan una prueba de ACTH (hormona adrenocorticotropa) para detectar problemas en las glándulas suprarrenales. Sin embargo, la prueba solo reconoce la subproducción o superproducción extrema de los niveles hormonales, como lo demuestra el 2 % superior e inferior de una curva de campana.

Mientras tanto, los síntomas de mal funcionamiento de la glándula suprarrenal ocurren después del 15 % de la media, en ambos lados de la curva. De modo que sus glándulas suprarrenales pueden estar funcionando 20 % por debajo de la media, su cuerpo podría experimentar síntomas de fatiga suprarrenal, y la prueba estándar no lo reconocería.9

La prueba que reconoce la fatiga suprarrenal en todas sus etapas es una prueba de cortisol salival. Esta es una prueba de bajo costo que puede comprar en línea y realizar en casa, ya que no requiere prescripción médica. Sin embargo, si sospecha que padece fatiga suprarrenal, un profesional experto en la salud natural puede ayudarle con el diagnóstico y tratamiento.

Medidas sencillas y naturales para recuperarse de la fatiga suprarrenal

Posiblemente le tome algún tiempo agotar sus glándulas suprarrenales, y como es de suponer, también puede tardar en recuperarse. Por consiguiente podría tomarle:

  • Entre 6 y 9 meses, para recuperarse de una fatiga suprarrenal menor
  • Entre 12 y 18 meses, cuando se trata de una fatiga suprarrenal moderada
  • Y hasta 24 meses, en el caso de una fatiga suprarrenal severa10

La buena noticia es que los tratamientos naturales son muy eficaces para este síndrome y le será posible recuperarse con el tiempo, paciencia y al seguir las recomendaciones.

Probablemente, el área más importante sea contar con poderosas herramientas y estrategias para abordar los traumas emocionales actuales y pasados en su vida. Podría ser muy útil hacer oración, meditación y aplicar las técnicas de acupresión en los meridianos. Si solo se enfoca en una área, lo mejor sería concentrarse en esta, ya que es la clave principal para restaurar su salud suprarrenal

Escuche a su cuerpo y duerma cuando se sienta cansado (esto incluye a las horas diurnas, al tomar siestas cortas o simplemente al permanecer acostado)

Duerma (si le apetece, hasta las 9 a.m.)

Haga ejercicio de forma regular, por medio de un programa integral de entrenamiento de fuerza, aeróbico, para la zona core y en intervalos

Lleve una alimentación saludable y alta en nutrientes como la que se describe en mi plan de nutrición

Evite los estimulantes, como el café y sodas, ya que estos podrían agotar aún más sus glándulas suprarrenales

Además, para mantener una función suprarrenal adecuada es imprescindible controlar sus niveles de azúcar en la sangre. Si consume los alimentos correctos para su Tipo Nutricional, sus niveles de azúcar en la sangre deben equilibrarse, y las siguientes directrices también podrían serle de utilidad:

  • Consuma un snack o comida ligera cada tres o cuatro horas
  • Coma dentro de la primera hora después de despertar
  • Consuma un snack ligero casi antes de dormir
  • Coma antes de tener hambre. Si tiene hambre, ya ha permitido quedarse sin combustible (bajo nivel de azúcar en la sangre), lo que podría generar un estrés adicional en las glándulas suprarrenales

También, es posible que deba acudir con un médico experto en reemplazo de hormonas bioidénticas, y hacerse una prueba para saber si puede beneficiarse del uso de DHEA.

La DHEA es una hormona esteroide y precursora natural producida por las glándulas suprarrenales, y las personas con fatiga suprarrenal a menudo son deficientes en ella. Por supuesto que, debe considerar que la DHEA no es una solución rápida, y no debe emplearse como un tratamiento único.

El tratamiento para la fatiga suprarrenal requiere un enfoque de cuerpo entero, que aborde el exceso de estrés y los hábitos de vida que son poco saludables y que desgastaron las glándulas suprarrenales en primer lugar.

Curiosamente, el primer paso para normalizar las hormonas sexuales, ya sean masculinas o femeninas, es primero abordar el sistema de hormonas suprarrenales.

Por ejemplo, si solo midiera las hormonas femeninas y luego las reemplazara con terapia de hormonas bioidénticas, virtualmente garantizaría su fracaso porque las hormonas suprarrenales debilitadas nunca permitirían que las hormonas se equilibraran adecuadamente.

Debido a que su salud suprarrenal es tan importante para su bienestar y salud general, le recomiendo ampliamente que colabore con un profesional experto en la salud natural para descubrir si tiene fatiga suprarrenal, y luego solucionar el problema.

Realmente, las recomendaciones anteriores son un excelente punto de partida, y pueden ser empleadas por casi todos para poder impulsar de forma saludable a las glándulas suprarrenales.

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo