Cómo tratar el tinnitus

Tinnitus

Historia en Breve -

  • El tinnitus es un zumbido crónico en los oídos que afecta a alrededor de 1 de cada 10 adultos. Los sonidos se producen cuando se dañan las células del oído interno
  • El daño en el oído interno que produce el tinnitus podría ser por causa de sonidos fuertes, medicamentos, mala postura, lesiones en la cabeza o cuello, problemas de TMJ, ciertas enfermedades, trastornos genéticos, infecciones auditivas y exposición a campos electromagnéticos (EMFs)
  • Los investigadores han encontrado una relación significativa entre el tinnitus e hipersensibilidad a los EMFs, al aludir a una fisiopatología compartida, es decir la activación excesiva de la red de dolor cortical
  • Más de la mitad de los pacientes con hipersensibilidad a los EMFs informan padecer tinnitus, en comparación con un poco más del 17 % de los controles. La duración y gravedad del tinnitus fue similar entre los dos grupos
  • El sistema Levo es un nuevo dispositivo aprobado por la FDA de los Estados Unidos como una opción de tratamiento para el tinnitus. Al imitar el sonido del tinnitus, le permite a su cerebro acostumbrarse mejor, lo que lo vuelve más tolerable

Por el Dr. Mercola

El tinnitus es un zumbido crónico en los oídos1 que afecta a alrededor de 1 de cada 10 adultos.2 Los sonidos se producen cuando se dañan las células de la cóclea y el oído interno, y las células que no funcionan bien terminan enviando señales al cerebro aun en ausencia de un sonido audible.

Su cerebro traduce estas señales en algo descrito como zumbidos, siseos, chasquidos, chirridos, crujidos, sonidos estáticos, rugidos, palpitaciones, silbidos y/o chiflidos.

El tono podría ser alto o bajo, y cambiar de forma intermitente. El volumen también puede ser más alto o bajo, en función del entorno y otros factores. A menudo, es más notable por la noche, razón por la cual el tinnitus está frecuentemente relacionado con trastornos del sueño y depresión.

Sin embargo, las recomendaciones para el tratamiento del tinnitus les indican particularmente a los médicos no utilizar terapias médicas, como antidepresivos o anticonvulsivos para abordar este padecimiento.3

Muchas de las personas con tinnitus han indicado que afecta su calidad de vida. Además, esta enfermedad podría ser un indicador de algún otro padecimiento subyacente más grave, como una lesión auditiva o trastorno del sistema circulatorio.4 Peor aún, puede ser un signo de daño nervioso permanente que podría predecir una discapacidad auditiva futura.

Cada vez es más frecuente la aparición de tinnitus entre los jóvenes

Si bien, es más común entre las personas mayores de 50 años de edad, se ha incrementado el número de personas más jóvenes que padecen tinnitus, probablemente debido a una mayor exposición a niveles altos de música en los auriculares y otros ruidos ambientales, los cuales son algunas de las causas más comunes.

En un estudio,5 el 29 % de los estudiantes que tenían entre 11 y 17 años de edad ya habían desarrollado tinnitus crónico, como lo demuestra un examen psicoacústico realizado en una cabina de sonido.

Los jóvenes con y sin tinnitus tenían una capacidad auditiva similar, pero las personas con el padecimiento tenían una tolerancia significativamente menor hacia los ruidos fuertes y tendían a proteger más su audición.

Manifestar una menor tolerancia al sonido es una señal de daño en los nervios auditivos porque, cuando los nervios utilizados para procesar el sonido están dañados, las células cerebrales aumentan la sensibilidad al ruido, lo que básicamente hace que los sonidos parezcan más fuertes de lo que son.

¿Cuáles son las causas de tinnitus?

El daño en el oído interno que origina el tinnitus podría ser causado por un sin número de factores, incluyendo los siguientes:

Exposición a sonidos fuertes; por ejemplo, en forma de música, maquinaria o explosiones

Por efectos secundarios de los medicamentos (tales como algunos antibióticos, diuréticos, medicamentos anticonvulsivos y analgésicos)

Pérdida de audición relacionada con el envejecimiento

Mala postura; "cuello de texto"

Lesiones de cabeza o cuello, así como problemas de la articulación temporomandibular (TMJ, por sus siglas en inglés)

Ciertas enfermedades, como trastornos neurológicos, de los vasos sanguíneos y tumores auditivos

Otosclerosis (rigidez de los huesecillos del oído medio)

Daño por infección auditiva severa

Trastornos genéticos del oído interno

Exposición a campos electromagnéticos (EMFs, por sus siglas en inglés)

El tinnitus comparte su fisiopatología con la hipersensibilidad electromagnética

Quizás la causa del tinnitus que pasa más desapercibida es la exposición a los EMFs. Como posiblemente ya sepa, los dispositivos que utilizan electricidad generan EMFs. Esto incluye a las líneas eléctricas, electrodomésticos, computadoras, radios, televisores, teléfonos inalámbricos y teléfonos celulares, enrutadores, Wi-Fi y más.

De igual manera, su cuerpo utiliza señales eléctricas para transmitir información. En su cerebro, las neuronas se comunican entre sí a través de pequeñas cargas eléctricas, y los campos electromagnéticos externos podrían interferir estas señales. Es probable que las personas hipersensibles que afirman poder escuchar la electricidad reaccionen a esta interferencia.

Un estudio realizado en 2009 propuso otra explicación.6 Los investigadores encontraron una relación significativa entre el tinnitus y la hipersensibilidad a los EMFs, lo que sugiere una fisiopatología compartida; 89 pacientes con hipersensibilidad a EMFs fueron comparados con 107 controles, agrupados por edad, sexo, entorno de vida y laboral.

Casi el 51 % de los pacientes con hipersensibilidad a EMFs padecían tinnitus, en comparación con solo el 17.5 % de los controles. Si bien, la prevalencia fue significativamente mayor entre los que eran sensibles a EMFs, la duración y gravedad del tinnitus fue similar entre los dos grupos.

De acuerdo con los autores:

"Nuestros datos indican que el tinnitus está relacionado con la hipersensibilidad electromagnética subjetiva. Al parecer, la vulnerabilidad de una persona, que probablemente sea originada por una red de dolor cortical activado excesivamente, es la causa tanto de la hipersensibilidad electromagnética como del tinnitus.

Por lo tanto, los esfuerzos terapéuticos deberían enfocarse en estrategias de tratamiento (por ejemplo, la terapia cognitivo-conductual) que tengan el objetivo de normalizar esta red de dolor disfuncional".

La terapia cognitiva podría ayudar a las personas que padecen tinnitus

Las investigaciones recientes7 sugieren que su recomendación era un objetivo, al demostrar que las terapias cognitivas, como el entrenamiento de atención plena, podrían disminuir significativamente los efectos del tinnitus.

La terapia de relajación es un tratamiento convencional para el tinnitus crónico, pero la atención plena demostró ser una opción mucho más efectiva. Ya que no solo produjo mayor relajación--y el tinnitus por sí solo podría causar un malestar severo en algunas personas--sino que también redujo significativamente la gravedad y hubo una mejora más duradera.

¿Cuál es exactamente la diferencia entre estos dos enfoques para reducir el estrés? Mientras que la terapia de relajación se enfoca en enseñar como relajarse y aliviar el estrés, la atención plena requiere que permanezca enfocado en el momento presente, y poner especial atención a todo lo que experimenta sin tratar de suprimir o ignorar alguna cuestión.

En otras palabras, la atención plena le enseña a aceptar los sonidos que escucha en vez de tratar de combatirlos. The Guardian escribe que:8

"La atención plena no tiene como objetivo cambiar el sonido o naturaleza del tinnitus, pero podría volverlo menos intrusivo, hasta el punto en que dejará de ser un problema para las personas. 'MBCT cambia el tratamiento tradicional de tinnitus en su cabeza', indicó [Dra. Liz] Marks.

'Entonces, en vez de tratar de evitar o disimular el ruido, le enseña a las personas a dejar de combatir el tinnitus'.

David Stockdale, Director ejecutivo de BTA [Asociación Británica de Tinnitus], indicó que, "los resultados de esta investigación son extremadamente alentadores, en especial para las personas con tinnitus crónico que han descubierto que los tratamientos actuales no les son de utilidad. De hecho, esperamos que cada vez más personas puedan beneficiarse de este enfoque en el futuro'".

Otras opciones de tratamiento beneficiosas

El sistema Levo es un nuevo dispositivo aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos como una opción de tratamiento para el tinnitus.9 Si bien, no puede curarlo, al simular el sonido de tinnitus, permite que su cerebro se acostumbre, lo que lo vuelve más tolerable.

Esto se conoce como terapia de reentrenamiento de tinnitus, y hay otros dispositivos que funcionan de manera similar. En el caso del sistema Levo, se supone que debe escuchar el sonido durante toda la noche, al dormir, que es cuando su cerebro tiene más plasticidad, durante 90 días seguidos.

Otras máquinas de sonido, como los generadores de ruido blanco o rosa también podrían ser beneficiosos al permitirle "desconectar" el sonido interno. Al elegir un dispositivo, debe asegurarse de optar por uno que tenga un sonido similar a su tinnitus.

El ruido rojo/marrón es cualquier sonido que imite el movimiento browniano, o una localización aleatoria de partículas en líquido y colisiones posteriores entre átomos y moléculas que se mueven rápidamente.

Este tipo de sonido es más adecuado para el tinnitus que responde bien a los sonidos bajos, como los truenos. Incluso una pequeña fuente de agua sobre la mesa podría ayudar a disimular el ruido.

Asimismo, quizá necesite abordar las posibles causas subyacentes, como una mala postura, o problemas dentales como rechinidos y TMJ.

Encorvarse frente a la pantalla de la computadora o pasar demasiado tiempo frente a un teléfono inteligente podría desencadenar el tinnitus, ya que puede afectar las conexiones músculo-nerviosas del cuello. Alinear sus orejas sobre sus hombros y caderas podría marcar la diferencia. De igual manera, atender los rechinidos dentales y TMJ puede aliviar el tinnitus.

Algunas intervenciones alimenticias

Podría ser beneficioso recurrir a algunas intervenciones alimenticias, incluyendo a las siguientes:

Raíz de valeriana. La valeriana es un sedante natural que puede aliviar el tinnitus ya que influye en el neurotransmisor GABA, que desempeña el rol de mediar a los receptores de sonido cerebrales.

Ginkgo biloba. Aunque los resultados de la investigación son mixtos, diversos estudios han encontrado que el ginkgo biloba podría ser útil para el tinnitus. Sin embargo, la calidad y dosificación desempeñan un rol importante.

En una revisión sistemática10 de investigaciones disponibles, los estudios que utilizaron el extracto EGb 761 de gingko biloba obtuvieron resultados positivos, al contrario de los que emplearon otras preparaciones. Según los autores, "es destacable que, todos los ensayos que utilizaron este extracto demostraron que manifestaba una constante superioridad frente al placebo".

Zinc y vitamina B12. La deficiencia en cualquiera de estos podría desencadenar o agravar el tinnitus, ya que ambos son necesarios para estimular la función normal de los nervios.

Magnesio. Los estudios demostraron una mejora en la audición cuando los participantes con pérdida auditiva inducida por ruido se suplementaban con magnesio. En uno,11 los pacientes con tinnitus moderado a grave lograron una mejora significativa al tomar una dosis diaria de 532 miligramos de magnesio durante tres meses.

Coenzima Q10. La CoQ10 o su forma reducida, ubiquinol, es compatible con la función mitocondrial y podría disminuir la pérdida auditiva inducida por el ruido. Este y otros antioxidantes también pueden ayudar a neutralizar las especies reactivas del oxígeno involucradas en la progresión del tinnitus.

Taurina. Podría ayudar a disminuir la gravedad del tinnitus y ha demostrado un efecto protector en la pérdida auditiva relacionada con el uso de medicamentos.

La prevención es la mejor solución para abordar el tinnitus

La lesión auditiva del nervio relacionada con el tinnitus, así como una mayor sensibilidad a los ruidos fuertes no pueden ser detectados por medio de las típicas pruebas de audición, por lo que algunas veces se denomina "pérdida de audición oculta".

Además, dicho daño es permanente y tiende a agravarse con el tiempo, lo que podría aumentar la pérdida de audición en el futuro. Debido a que no existe una cura conocida, la mejor solución es la prevención.

El autor del estudio, Larry Roberts, Ph.D., del departamento de psicología, neurociencia y del comportamiento en la Universidad McMaster, ha comparado los riesgos emergentes de los ruidos fuertes con las advertencias tempranas sobre el tabaquismo.

Por sorprendente que parezca, muchas personas aún no son conscientes de que escuchar altos volúmenes de música a través de los audífonos o en fiestas podría dañar permanentemente su audición, sobre todo porque todavía pueden oír normalmente en este momento.

Si más personas fueran conscientes de los riesgos, una mayor cantidad de personas tomaría medidas para disminuir el volumen y dejar descansar a sus oídos.

Recientemente tuve la oportunidad de asistir a un concierto de Boy George ya que era uno de los artistas favoritos de mi novia.

Teníamos los mejores asientos en el primer piso del centro del lugar, pero como estaríamos tan cerca del escenario fui precavido al llevar tapones para los oídos y estaba muy agradecido de tenerlos a la mano para preservar mi capacidad auditiva. También, utilice mis lentes bloqueadores de luz azul ya que el evento terminaría al anochecer.

Roberts indicó para Science Daily:12

"Este es un problema cada vez más generalizado y creo que podría agravarse... Desde mi punto de vista, nos enfrentamos a un gran desafío de salud pública, en términos de problemas de audición....

Los niveles de exposición al sonido que son bastante comunes en nuestro entorno, en especial entre los jóvenes, parecen ser suficientes para producir lesiones ocultas en la cóclea... El mensaje sería, "proteja sus oídos".

Como se mencionó previamente, la exposición a los EMFs es otro factor adyuvante y significativo de tinnitus, y todos somos "irradiados por EMFs" inuadibles, de forma cotidiana. Hay muchas razones para limitar la exposición a los campos electromagnéticos, sobre los cuales he escrito extensamente en otros artículos.

Una de las razones por las que los EMFs podrían ser tan perjudiciales es porque producen radicales libres dañinos, que a su vez causan disfunción mitocondrial.

Como indicó el estudio anterior, exponerse a EMFs también podría activar excesivamente su red de dolor cortical, lo cual puede generar o contribuir a la aparición de tinnitus. Para obtener información sobre cómo minimizar su exposición, consulte mi artículo, "Reducir la exposición a los EMFs".

Cómo puede proteger su audición

En su informe "Make Listening Safe", la Organización Mundial de la Salud recomienda que los adolescentes y jóvenes implementen las siguientes medidas para proteger su audición y evitar la pérdida de capacidad auditiva (aunque estas recomendaciones se pueden aplicar en personas de cualquier edad):13

Disminuir el volumen de los dispositivos de audio personales

Agregar una aplicación de medición de decibeles en el teléfono inteligente, que le mostrará una advertencia si el volumen sube a un nivel potencialmente dañino

Utilizar tapones para los oídos cuando visite lugares ruidosos (o cuando use equipos ruidosos como una máquina para cortar pasto o sopladores de hojas)

Emplear audífonos/auriculares con cancelación de ruido que este cuidadosamente ajustada y pueda permitirle escuchar cómodamente a un volumen más bajo

Limitar la cantidad de tiempo que dedica a actividades ruidosas

Tomar regularmente pausas al escuchar, cuando utilice dispositivos de audio personales

Restringir el uso diario de dispositivos de audio personales a menos de una hora

Publique su comentario