El programa de desintoxicación de Walsh

Toxinas en el Cuerpo

Historia en Breve -

  • Todas las personas están expuestas a diversas toxinas en mayor o menor grado y estos químicos quedan almacenados en su cuerpo. De igual forma, existen efectos sinérgicos cuando está expuesto a múltiples sustancias químicas
  • En realidad, la dosis de la toxina no es relevante, porque una dosis mínima puede ser igual de dañina que una dosis alta, sobre todo cuando se trata de sustancias químicas que alteran el sistema endocrino
  • Para que un programa de desintoxicación sea efectivo, se deben implementar los siguientes 3 principios: Movilización, desintoxicación y excreción
  • El ayuno es un poderoso método de desintoxicación ya que promueve la lipólisis y la movilización de las toxinas liposolubles. Es importante tomar agentes aglutinantes durante el ayuno con el fin de evitar la reabsorción, al igual que sudar las toxinas con ayuda, por ejemplo, de un sauna de infrarrojos
  • Tener un pH urinario de 7.5 o más aumenta en gran medida la excreción de xenobióticos ácidos y otras toxinas. El pH de la orina determina si un xenobiótico que está a punto de ser expulsado se reabsorbe o se excreta

Por el Dr. Mercola

El Dr. Bryan Walsh es un médico naturópata con una amplia experiencia y conocimiento en las vías biológicas moleculares. En esta entrevista, analizamos la desintoxicación y el programa de desintoxicación basado en alimentos que él mismo ha desarrollado. En lo particular, tomé su curso y me parece que probablemente sea uno de los mejores que existen en la actualidad.

En el mundo moderno, donde la mayoría de nosotros estamos expuestos a innumerables toxinas de forma prácticamente continua, la desintoxicación es un elemento fundamental que debe realizarse de forma constante si busca tener una salud óptima.

De hecho, las investigaciones demuestran que los bebés nacen con un índice de toxinas en la sangre del cordón umbilical y en la primera evacuación intestinal – que son las toxinas que absorbieron de su madre.

"Entre sus 20 y 30 años puede decidir que quiere vivir un estilo de vida limpio y sin toxinas, pero eso no abarca nada de lo que se haya almacenado en su vida incluso antes de que naciera. Esos elementos son omnipresentes. Están en todas partes ... todos estamos expuestos a algo", dice Walsh.

"En el pasado leí libros de personas sin ninguna especialización sobre desintoxicación. Creía que éramos entes tóxicos y pensaba que probablemente la desintoxicación era una buena idea.

Pero luego hablé con un colega que me contó sobre un gurú de la desintoxicación y sobre cómo describía las vías de desintoxicación de fase 3 ... Y no coincidía con lo que yo entendía por fase 3".

Comenzar desde cero

Walsh decidió investigar más a fondo, profundizar en la bibliografía científica y, finalmente, llegar a la conclusión de que este "gurú" de hecho lo estaba describiendo de forma inexacta.

"Me molesta porque en la medicina funcional necesitamos ser precisos con lo que explicamos", dice Walsh. También aprendió que existe otra fase de desintoxicación, llamada fase 0, de la que no sabía nada.

"La tercera cosa que realmente me molestó fue un término que leí llamado respuesta bifásica para los nutrientes y que comúnmente es utilizado en programas o fórmulas de desintoxicación.

En concreto, la respuesta bifásica se basa en que una dosis baja – de la hierba de su elección – estimula ciertas enzimas o vías de desintoxicación, pero luego una dosis alta inhibe esas mismas enzimas.

En palabas simples, esto significa que, por lo general, las cantidades encontradas en los alimentos estimulan las enzimas de desintoxicación, pero las cantidades que probablemente se encuentren en forma aislada dentro de una cápsula o una botella de equis producto desintoxicante, en realidad podrían inhibir la desintoxicación.

Lo miré y pensé, 'Y dale con lo mismo. Creemos que estamos implementando estas fantásticas medidas, sin embargo, probablemente estemos haciendo exactamente lo contrario de lo que queremos hacer y nadie lo cuestiona’. Esas 3 cosas sucedieron, y pensé, 'Vale, tengo que empezar desde cero’.

Debo descartar todo lo que pensé que sabía o me enseñaron sobre la desintoxicación y remitirme a la bibliografía científica para decir: ‘¿Qué se está diciendo y estudiando en realidad?’

Incluso antes de meterme de lleno en el tema de la desintoxicación, respondía preguntas que creía saber responder. ‘¿Acaso somos tóxicos desde el principio?’ Todo el mundo dice que sí, pero en realidad no había consultado la bibliografía.

Otro ejemplo era: ‘¿Existe una respuesta sinérgica?’ Si existen exposiciones múltiples simultáneamente, se nos dice que hay una respuesta sinérgica. Pero, de nuevo, ¿qué es lo que la ciencia dice realmente sobre esto?

Otra cosa que escuchamos es que la dosis es irrelevante ... que nuestro cuerpo tiene estas vías de desintoxicación integradas para hacer frente a estos elementos, por lo que una dosis baja es intrascendente, según los detractores de la desintoxicación.

También preguntan, ‘¿Acaso tenemos [las toxinas] almacenadas en nuestro organismo?’ Supuestamente somos entes tóxicos, supuestamente tenemos toxinas almacenadas, supuestamente existe un efecto sinérgico, pero ¿qué dice la ciencia al respecto?"

¿Es necesario desintoxicarse?

Lo que Walsh descubrió fue que, sí, prácticamente todos somos entes tóxicos y todos estamos expuestos en mayor o menor grado, en efecto, los químicos se almacenan en nuestro organismo, y es verdad que existe un efecto sinérgico.

Además, la dosis en realidad es irrelevante, porque una dosis mínima puede ser igual de dañina que una dosis alta, sobre todo si se trata de sustancias químicas que alteran el sistema endocrino.

El siguiente paso fue determinar la forma más efectiva de eliminar todos estos productos químicos, lo que finalmente dio pie a la creación del programa de desintoxicación The Walsh Detox Program.

"En mi opinión, si realmente queremos desintoxicarnos, este es el tipo de programa en el que confío – y tenemos algunas pruebas – de que realmente funcionará", afirma el experto. En lo particular, no podría estar más de acuerdo. He visto diversos programas y este es el mejor que he encontrado.

Uno de los componentes principales de este programa es que lleva una dieta que simula al ayuno, que originalmente desarrolló Valter Longo, Ph.D., profesor de gerontología y ciencias biológicas en la Universidad del Sur de California.

Estoy convencido de que el ayuno es una estrategia de salud excepcional, y uno de los libros en los que estoy trabajando actualmente es "Keto Fast", en colaboración con el Dr. Alan Goldhamer, director del TrueNorth Health Center, la clínica de ayuno más grande de América del Norte. Han guiado a 16 000 personas a través del proceso de ayuno con agua hasta por 40 días.

Si bien Walsh cree que el ayuno regular con agua tiene muchos beneficios, en este programa, lleva una dieta que simula al ayuno. "Simplemente no creo que estemos lo suficientemente sanos como para ayunar [con agua] más tiempo", dice el experto.

"En cada estudio con mamíferos que he visto, cuando existe una restricción calórica significativa o se ayuna, los niveles de xenobióticos aumentan en la sangre. Los niveles sanguíneos de toxinas aumentan cada vez, sin importar qué mamífero se esté estudiando, lo que quiere decir que ... estamos inundando nuestro cuerpo con estos xenobióticos.

Si somos deficientes en nutrientes, si se observa una deficiencia en las vías bioquímicas, lo que incluye las de desintoxicación, estamos inundando el organismo con todas estas toxinas, y posiblemente no podamos deshacernos de ellas...

Si no implementamos [medidas] activas para metabolizar o desintoxicarnos y luego excretarlas, entonces es más probable que causen daño en otras partes del cuerpo.

Me fascina la idea del ayuno. La simple y llana cuestión es que no me parece que la mayoría de nosotros tengamos el óptimo estado de salud que se necesita para llevarlo a cabo".

El ayuno libera las toxinas

La razón por la cual aumentan los niveles de toxinas cuando ayuna es porque la mayoría de las toxinas son liposolubles y, por lo tanto, se almacenan en la grasa. Cuando está en ayuno o lleva una alimentación baja en calorías, estará quemando sobre todo grasa como combustible.

Cuando se quema grasa como combustible, su organismo libera las toxinas liposolubles almacenadas en las células de grasa. Con suerte, las toxinas hidrosolubles logran ser excretadas a diario a través del sudor, la orina y las heces.

La lipólisis es el proceso mediante el cual se descompone la grasa almacenada, y todo lo que induce la lipólisis movilizará las toxinas liposolubles almacenadas. Mientras más lipólisis se genere, durante el ayuno u horario de restricción de la alimentación (ayuno intermitente) o el ejercicio, más toxinas serán movilizadas y liberadas de los tejidos.

La dieta diseñada por Walsh que simula al ayuno es una ligera revisión del trabajo realizado por Longo, el cual parte de la premisa de que, al consumir cierta proporción de macronutrientes en un período relativamente corto, su cuerpo cree que está en ayunas.

"Mi preocupación [con la dieta de Longo], es que, con base en los estudios, durante la restricción calórica o ayuno, los niveles de [toxicidad] aumentan si no se intenta apoyar activamente las vías de desintoxicación, así que ¿a dónde van esas toxinas?

¿Se están metabolizando? ¿Simplemente pasan por la fase 1 y no por la fase 2 o la fase 3? Todas estas cuestiones son mi única inquietud".

Para abordar eso, la dieta de Walsh se centra en alimentos que, como se ha demostrado, apoyan y mejoran las vías y enzimas de desintoxicación como la glucuronidación o la conjugación de glutatión. Los vegetales Brassica como las coles de Bruselas, brócoli, coliflor y col, son excelentes para esto, al igual que el ajo, cebolla, puerro y cebollín.

Guía básica para la desintoxicación

La fase 0, la cual la mayoría de las personas desconoce, es la entrada de la toxina en la célula. Por lo general, el hígado recibe todo el crédito de la desintoxicación, ya que es parte de la fase 1, donde hace que las toxinas estén disponibles para ser excretadas con agua.

Sin embargo, sus intestinos tienen exactamente las mismas enzimas de desintoxicación, al igual que los riñones y testículos. Entonces, la desintoxicación ocurre en varios órganos. Walsh expone la siguiente analogía sobre las funciones de las 4 vías:

"Imagine que está en una habitación con 2 puertas. La primera puerta es la fase 0. Alguien entra por esa puerta, la toxina. Las toxinas entran a su habitación que es la célula. Y luego empieza a combatirlas. Les dice cosas malas y negativas.

Expone cosas que no querrían que nadie supiera. Esa es la fase 1. La fase 1 expone o agrega un grupo hidroxilo [que] hace que [la toxina] sea hidrosoluble.

Pero ahora, solo destruyó esa [toxina] y como consecuencia las toxinas empiezan a destrozar el interior de la célula. La Fase 2 es que les entregue US$ 1 000 ... Eso equivale a la conjugación ... [lo que significa que algo] es agregado, y ahora ya no están enojadas.

Algunas de las vías en la fase 2 son la metilación, que agrega un grupo metilo; la sulfatación que agrega un grupo de azufre; la acetilación que agrega un grupo acetilo; y la conjugación de aminoácidos que generalmente agregará glicina. La conjugación de glutatión es una molécula de glutatión; la glucuronidación es una molécula de glucurónido.

Tras la fase 2, [la toxina] todavía es hidrosoluble, pero ahora no está enojada. Ya no va a causar ningún daño. Sin embargo, todavía se encuentra dentro de la célula. Esto es increíblemente importante. Necesita salir de la segunda puerta.

Esa segunda puerta es la fase 3. Si bloquea la fase 3, algo que logran hacer especias como la curcumina y el cardo mariano, esa [toxina] no puede salir, y dentro de la célula residen enzimas que pueden deshacer esa conjugación. Así que, ahora están enojadas de nuevo. Ahora, causan daños dentro de la célula".

Los 3 principios de la desintoxicación

Entonces, para que un programa de desintoxicación sea efectivo, los siguientes 3 principios deben ser precisos:

1. Movilización. Este principio incluye restricción de calorías o ayuno y ejercicio para participar en la lipólisis

2. Desintoxicación. Este implica estimular y optimizar todas las vías de desintoxicación

3. Excreción. La fibra es un aglutinante importante que mejora la excreción de los intestinos. También necesita mantenerse bien hidratado con el fin de eliminar las toxinas a través de la orina.

Una ruta de excreción que no se puede sobrevalorar es la sudoración. Usar un sauna de infrarrojo cercano o uno de infrarrojo lejano que esté equipado con bombillas de infrarrojo cercano es ideal

La importancia de los aglutinantes

Entonces, para desintoxicarse de manera efectiva, primero necesita movilizar las toxinas, luego optimizar sus vías de desintoxicación y finalmente aglutinar las toxinas que fluyen a través de su sistema para que puedan eliminarse a través de la orina, heces o sudor. Para que esto sea posible, necesita algún tipo de agente aglutinante.

"He incluido aglutinantes específicos en el programa, algunos se pueden tomar con los alimentos y otros sin ellos", dice Walsh. "Además, utilizo el ayuno intermitente junto con la dieta que simula al ayuno. Intente comer en el menor intervalo de tiempo posible con el fin de maximizar la lipólisis y no maximizar la movilización...

Ahora, si está haciendo un ayuno intermitente en el que no come por 16 horas, se está sometiendo a lipólisis y recibe este alud, en función de su índice de toxicidad y de las toxinas que está introduciendo en su tracto gastrointestinal con el estómago vacío. ¿Cómo va a excretar las toxinas si no está comiendo tanto como antes?

Existen algunos aglutinantes que funcionan mejor con el estómago vacío, y luego algunos, como 5, que funcionan mejor con los alimentos ... En lo particular, utilizo elementos como el quitosano y el carbón, así como distintos tipos de fibras.

Existe evidencia de que la pectina cítrica modificada aumenta la excreción de xenobióticos. Es fundamental que no solo [obtenga] fibra cuando coma, sino que también, consuma estos aglutinantes cuando esté en ayunas.

Porque si sus niveles de xenobióticos aumentan en su sangre, una parte se estará filtrando a su tracto gastrointestinal. Si no come la cantidad de alimento que normalmente consume en términos de contenido calórico total, su organismo no podrá movilizar esos materiales.

Eso, para mí, es una pieza fundamental. No se trata de simplemente sudar, ni beber suficientes líquidos. Debe aglutinar el material para su excreción".

Cuidado con las tendencias de desintoxicación

Walsh trae a colación un punto importante respecto a la investigación en torno a la desintoxicación.

Los estudios con roedores, por ejemplo, pueden ser poco confiables cuando se estudia la desintoxicación humana, porque estos tienen vías de desintoxicación más robustas que los humanos, son animales nocturnos, viven por menos tiempo y tienen un metabolismo más acelerado.

Entonces, si algo funciona bien en un ratón o una rata, no significa que funcionará igual de bien en nosotros. La forma en la que miden la desintoxicación también tiene grandes diferencias. Por lo general, los investigadores observarán la actividad enzimática o el ARN mensajero (ARNm), que indica cómo la célula produce una proteína de desintoxicación.

Walsh cita un estudio in vitro que analizó lo que sucedió cuando se aplicó quercetina a las células. El ARNm disminuyó ante ciertas enzimas de desintoxicación, lo que sugiere que la quercetina inhibe la desintoxicación.

Pero cuando agregaron una toxina a la mezcla, la quercetina aumentó la excreción de toxinas. Por lo tanto, a pesar de que la quercetina parecía inhibir la desintoxicación, aun así, ayudó a la excreción de este químico en particular.

Una posible razón para este hallazgo paradójico podría ser que la quercetina inhibe el clúster de diferenciación 38 (CD38), que es un importante consumidor de nicotinamida adenina dinucleótido (NAD+), un compuesto involucrado en la salud mitocondrial, en el estado redox celular y el metabolismo energético.

En esencia, la quercetina aumenta indirectamente la NAD +. De forma paralela encontramos la cuestión de la dosificación aguda frente a la crónica.

"La mayoría de los estudios, estudian la dosis aguda. Toman una célula, aplican té verde (u otro compuesto) y luego observan cómo reaccionan las enzimas. La granada inhibe agudamente ciertas vías de desintoxicación, pero si se administra durante un período de 2 semanas aumenta esas mismas vías.

Ahora bien, teniendo todo esto en cuenta – elija el nutriente que quiera y pregúntese, '¿favorece la desintoxicación?' Bueno, ¿se estudió en una célula, en un roedor o en un ensayo clínico con humanos? ¿Observaron el ARNm o la actividad enzimática?

¿Qué tejido celular se estaba estudiando y acaso exhibe distintos efectos? ¿Qué dosis era, es decir, tiene efectos bifásicos? [y] ¿fue una dosis aguda o crónica?

En vista de todo esto, debe ser un experto cuando busque e interprete la investigación con el fin de decir irrefutablemente que el cardo mariano es un nutriente de desintoxicación. En lo particular, no lo puedo decir.

Debido a lo anterior y a lo que he leído, no incluyo curcumina, té verde, granada ni ninguna de esas cosas [en mi programa], porque si realmente quiere desintoxicarse, debe activar la movilización.

Debe activar la fase 0, 1, 2 y 3, y tiene que excretar las toxinas. Me parece que cualquier cosa que pueda inhibir cualquiera de lo anterior no está incluido en el programa de desintoxicación".

Por estas razones, el programa de Walsh incluye muy pocos suplementos. Se basa sobre todo en alimentos, ya que resulta poco probable que los alimentos produzcan algún tipo de daño o se generen efectos adversos en cualquiera de las vías de desintoxicación. Como tal, es una de las formas más pragmáticas, seguras y relativamente económicas de desintoxicación.

¿Con qué frecuencia necesita desintoxicarse?

Si consideramos que está continuamente expuesto a productos químicos y contaminantes de todo tipo a través de los alimentos, aire, agua y la mayoría de los productos para el hogar, ¿con qué frecuencia necesita desintoxicarse? Walsh tiene las siguientes recomendaciones al respecto:

"El programa, como se describe, es de 10 días. Mi recomendación es hacerlo por estos 10 días. Los primeros 6 días son de restricción calórica, pero con un alto índice de proteínas. Y en los últimos 4 sigue la dieta que simula al ayuno.

Lo que le recomiendo a las personas es que en un mes sigan el programa completo de 10 días, y luego, dependiendo de sus resultados, completen el próximo mes el programa de 10 días o simplemente sigan por 4 o 5 la dieta que simula al ayuno.

A mi parecer, esta es una buena forma de hacerlo en el caso de las personas que son relativamente saludables. Esto equivale a seguir la dieta que simula al ayuno por 4 o 5 días al mes – más los suplementos, el sauna y el ejercicio...

Probablemente hacer eso una vez al mes por un período de 6 meses más o menos, no sea una mala idea para la mayoría de las personas, debido a la acumulación [de toxinas] que tenemos.

Si las personas quieren ser algo enérgicas con esta medida, les diría que al mes hagan 2 veces la dieta que simula al ayuno por 4 días. Sígala por primera vez en la semana 1 del mes y luego por segunda vez en la semana 3 y así el mes siguiente. Si de verdad lo quiere hacer, podría seguir esta dieta 2 veces al mes. Durante ese periodo de tiempo logra movilizar una gran cantidad de material".

Existen muy pocas verdades absolutas, sobre todo en el ámbito de la salud. Probablemente una alimentación alta en proteínas de 6 días sea útil para muchos, pero me parece que probablemente no sea lo ideal.

Mi estrategia sería hacer un ayuno intermitente de 8 horas por lo menos, y preferiblemente uno de 6 horas. Haga esto durante al menos 1 mes y luego comience con el protocolo de Walsh de 4 o 5 días.

Por qué es recomendable que verifique el pH de su orina

Curiosamente, la investigación sugiere que tener un pH urinario de 7.5 o más aumenta en gran medida la excreción de xenobióticos ácidos y otras toxinas. "El pH de la orina determina si un xenobiótico a punto de ser expulsado se reabsorbe o se excreta", explica Walsh. "Es una pieza increíblemente importante.

Si su orina es demasiado ácida, tiende a reabsorber los xenobióticos ácidos que se han conjugado y están por ser expulsados. En contraposición, cuanto más alcalino sea su organismo, exhibirá una mayor tendencia por reabsorber xenobióticos alcalinos, que son menos. Muchos xenobióticos son ácidos".

Para aumentar la excreción de estas toxinas, todo lo que necesita hacer es utilizar una tira de análisis de orina con el fin de medir su pH, y si está por debajo de 7.5, tome un poco de bicarbonato de sodio o bicarbonato de potasio durante la dieta que simula al ayuno del programa con el fin de elevar su pH por encima de 7.5.

La adición de N-acetil cisteína (NAC) también puede ser útil, ya que la NAC es compatible con la producción de glutatión y D-glucarato de calcio para aumentar la glucuronidación.

Descubra más información

Si le gustaría obtener el programa de desintoxicación realizado por Walsh, consulte MetabolicFitnessPro.com. En el sitio descubrirá 2 versiones del programa, una para profesionales médicos, que incluye un video de 9 horas donde se explica a detalle la ciencia de las vías de desintoxicación.

Asimismo, la otra versión está dirigida para pacientes y no especialistas e incluye una introducción menos rigurosa en términos científicos, junto con las instrucciones detalladas del programa.

La versión para profesionales incluye de forma gratuita la versión para personas que no son especialistas. También puede encontrar más información sobre el experto en DrWalsh.com. Si ha estado buscando un valioso programa de desintoxicación, este programa vale la pena.

De igual forma, los profesionales médicos pueden proporcionarles mayores beneficios a sus pacientes al entender mejor el proceso de desintoxicación.