El uso de filtros EMF para abordar la hipersensibilidad electromagnética

daño cerebral

Historia en Breve -

  • Si padece diabetes tipo 1 o 2 e hipersensibilidad a la electricidad, su nivel de azúcar en la sangre podría elevarse cuando está expuesto a la electricidad sucia
  • Los factores de riesgo para la hipersensibilidad electromagnética incluyen daño de la médula espinal, latigazo cervical, daño cerebral, conmoción cerebral, toxicidad química y por metales pesados, disfunción inmunológica e infecciones bacterianas o parasitarias, como la enfermedad de Lyme
  • Se ha demostrado que la electricidad sucia puede agravar la esclerosis múltiple (MS), y muchos pacientes con MS han reportado mejoras al instalar filtros EMF para eliminar la electricidad sucia de su entorno
  • La electricidad sucia también puede agravar el asma, padecimientos cardíacos, ansiedad, infertilidad, tinnitus y otros problemas de salud
  • Las pruebas revelan que la radiación de microondas hace que los glóbulos rojos se aglomeren y agrupen, lo que podría elevar el riesgo de derrame cerebral, ataque cardíaco y otras enfermedades

Por el Dr. Mercola

En este artículo, Magda Havas, Ph.D. explica los beneficios de los filtros para campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés). En particular, estos dispositivos son importantes para las personas que son electrosensibles.

Simplemente, la mayoría de las personas no quiere creer que los campos electromagnéticos son problemáticos porque la electricidad y dispositivos inalámbricos eléctricos son increíblemente convenientes y nos brindan muchas ventajas logísticas.

Asimismo, la mayoría de las autoridades de salud pública también insisten en que los EMF son seguros. Y al igual que Havas, al principio era escéptico.

Había reconocido de forma racional que podrían ser motivo de preocupación, pero pensé que solo tendría que evitar cualquier peligro para tener un estilo de vida saludable.

Luego, hace casi un año y medio, asistí a una presentación de Havas y el Dr. Dietrich Klinghardt, lo que me sirvió como un poderoso catalizador para cambiar mi perspectiva, hasta el punto en que comencé a tomar medidas energéticas para remediar y reducir mi exposición a los campos electromagnéticos.

Una investigación más exhaustiva

Havas es profesora asociada en la Universidad de Trent, en Canadá. Al inicio su enfoque de investigación estaba centrado en la lluvia ácida y contaminación por metales. En 1990, mientras enseñaba un curso llamado "Pollution Ecology", también decidió incluir la contaminación electromagnética (o electrosmog).

"Había escuchado que los niños que viven cerca de cables de alta tensión tenían un mayor riesgo de desarrollar leucemia", indicó Havas. "Pensé que este sería un tipo de contaminante diferente que podría presentar en la clase. Actualizo mis conferencias todos los años porque el área de toxicología química cambia muy drásticamente.

Empecé a indagar en los estudios y descubrí que era muy confuso. Hubo muchos estudios que demostraron que, en efecto los niños que viven cerca de cables de alta tensión están en mayor riesgo de desarrollar diversos tipos de cáncer... pero, sentí que no era el momento de ingresar en este campo porque no tenía experiencia en el tema.

Mi área de especialización era la toxicología química.

Un día, mi esposo visitó a su hermano en Gales; mientras llevaban a caminar a su perro a altas horas de la noche cerca de una planta de energía nuclear pasaron por debajo de algunas líneas de cables de alta tensión. Mi cuñado era ingeniero químico-mecánico. Sacó un tubo fluorescente de su abrigo y lo sostuvo debajo de las líneas eléctricas, y este se iluminó.

Mi esposo regresó y me contó al respecto, porque sabía que estaba interesada, pero lo había dejado en pausa. Esa noche desatornillé uno de los tubos de nuestra cocina, y lo coloqué debajo de los gabinetes.

Hice lo mismo cerca de un cable de transmisión de alto voltaje, y se iluminó. Eso me intrigó, no comprendía la física detrás del fenómeno. Pero, aunque me tomó algún tiempo, pude entenderlo.

Le pregunté a un amigo mío, profesor de física en mi universidad, ‘¿Crees que esto podría causar leucemia infantil?’ Su respuesta fue lo que realmente me impulsó a hacer esta investigación.

Su respuesta fue, ’definitivamente no’. Creo que cuando le pides a alguien su opinión sobre alguna cuestión, en verdad es importante averiguar en qué basa su opinión, así que simplemente se lo pregunté.

Él me dijo, 'no hay suficiente energía, no se trata de radiación ionizante. No hay suficiente cantidad de energía para causar cáncer, por lo que no tiene nada de qué preocuparse'. Pero, no me pareció una respuesta satisfactoria.

En ese momento, decidí que iba a arrasar con los estudios, iba a examinar absolutamente todo de forma muy cuidadosa, y constatar por mí misma aun si pensaba o no que era un factor real".

El monitoreo del efecto de los EMF en las células cancerígenas

Le tomó tres años concluir que la leucemia infantil y los EMF estaban realmente relacionados, a pesar de que el efecto es pequeño. Luego examinó los estudios ocupacionales, por medio de personas que tenían trabajos que involucraban altos niveles de electromagnetismo.

De nuevo, los estudios demostraron que había un mayor riesgo de leucemia, pero también tumores cerebrales y cáncer de mama.

A partir de ese momento, comenzó a observar los campos electromagnéticos naturales para descubrir cómo reacciona el cuerpo humano.

"Pasé de analizar la leucemia infantil por alguna exposición residencial, a la exposición ocupacional a campos electromagnéticos naturales", indicó. "Y luego un amigo mío sugirió que examinara los efectos curativos de las terapias electromagnéticas".

En este punto, no parecía haber algún patrón predecible en los efectos que encontraba. Finalmente, eso cambió una vez que profundizó en la investigación sobre los campos electromagnéticos pulsados (PEMF, por sus siglas en inglés) para curar fracturas óseas.

Esta terapia se encuentra muy establecida y se ha utilizado desde los años 60. Uno de los artículos declaró que los PEMF no deben utilizarse en pacientes con cáncer, aunque no especificó la razón.

"Entre otras cosas, la función de la terapia PEMF es estimular la división celular. Cuando incrementa la división celular en sus huesos, es beneficioso, porque promueve la cicatrización. Pero si ha aumentado la división celular de las células cancerígenas, entonces no es bueno. En cierto modo tuve un momento ‘eureka’.

En ese momento, comprendí que los EMF de baja frecuencia pueden causar cáncer y que sin duda podrían promover el desarrollo de cáncer. Desde entonces, la investigación básicamente ha respaldado toda esa información. Pase de estudiar campos electromagnéticos de frecuencia muy baja hasta hacer investigación, e incluirla en mis cursos".

La electricidad sucia podría tener un efecto pronunciado en el comportamiento

Alrededor del 2003, a Havas se le acercó una madre cuya hija era hipersensible a la electricidad, esta persona le solicitó a Havas que realizara un estudio en la escuela de su hija para evaluar los efectos de los filtros EMF, como el filtro Stetzer, que reduce la electricidad sucia.

Anteriormente, había entrevistado al Dr. Sam Milham sobre este tema, así que para obtener más información sobre los aspectos técnicos de la electricidad sucia, le recomiendo que consulte mi artículo, "Electricidad sucia: un factor desencadenante oculto de las epidemias de enfermedades y menor longevidad".

En ese momento, Havas no estaba familiarizada con la electricidad sucia, pero acordó de forma reacia realizar el experimento.1,2

"Veía con escepticismo que colocar algo sobre un enchufe podría sanear la electricidad y que todos estarían felices y sanos después de eso", indicó, y señaló que en realidad no esperaba obtener algún efecto de estos filtros.

"Cuando por fin pude analizar los datos, quedé totalmente conmocionada por los resultados... En ese momento, la hipersensibilidad eléctrica se atribuía a menos del 1 % de la población.

No teníamos un tamaño de muestra tan grande en la escuela. Aunque un profesor padecía hipersensibilidad a la electricidad, no se manifestaba, ya que no había un tamaño de muestra tan grande.

Pero encontramos que alrededor del 44 % de los profesores había mejorado cuando los filtros fueron conectados. Hicimos un análisis antes y después, y debido a que no sabían lo que pasaba, no fue un efecto placebo. Fue un estudio ciego, porque pensaron que evaluabamos su capacidad de enseñanza. En realidad, no tenían idea de lo que hacíamos.

Les dijimos que no podíamos comentarles porque afectaría los resultados. Pero que al final del estudio les revelaríamos toda la información. Teníamos un conserje que conectaba los filtros el fin de semana, las cuales solo eran pequeñas cajas que pasaban desapercibidas.

Hicimos ese estudio y descubrimos que la salud de los profesores y el comportamiento de los estudiantes habían mejorado. Muchos de los síntomas que mejoraron en la escuela fueron los que relacionábamos con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, lo cual me pareció muy intrigante".

La relación entre la diabetes y los EMF

Después de completar el experimento, Havas conoció a Dave Stetzer, cocreador del filtro Graham-Stetzer (junto con el ya fallecido Dr. Martin Graham), y así pudo aprender de primera mano más sobre su investigación. Stetzer le comentó que padecía prediabetes, y que cada vez que se encontraba en un ambiente con mucha electricidad sucia, se elevaban sus niveles de azúcar en la sangre.

Dado que el azúcar en la sangre es una valoración objetiva, y no se puede controlar de forma consciente, Havas decidió estudiar3 los efectos de los EMF en las personas con diabetes. Lo que descubrió fue que si padece diabetes tipo 1 o 2 y es hipersensible a la electricidad, su nivel de azúcar en la sangre aumentará si se expone a la electricidad sucia.

Hay algo que se denomina como 'diabetes inestable', que es una forma en la cual las personas no pueden controlar su azúcar en la sangre. De repente sube o baja, y no está relacionado con su actividad, alimentos o medicamentos. De hecho, considero que esta diabetes tan variable es desencadenada por factores ambientales.

Creo que uno de los factores desencadenantes es la contaminación electromagnética, ya sea sucia o de frecuencias de radio más altas. Una de las personas con las que trabajamos era una mujer de Nueva York, quien padecía diabetes tipo 2.

No tomaba ningún medicamento... Si medía sus niveles de azúcar en la sangre y eran altos, realizaba una caminata de 20 minutos, y regresaba a los niveles normales y aceptables.

Los días en que llovía o no tenía ganas de caminar al aire libre, caminaba sobre una caminadora. De hecho, cada vez que caminaba sobre la máquina, sus niveles de azúcar en la sangre se incrementaban, lo cual es algo que no se espera.

Una de las medidas que los médicos les recomiendan a sus pacientes es hacer ejercicio. No hacen distinción entre caminar al aire libre o en una máquina caminadora, no obstante,estas emiten energía sucia, también generan un alto campo magnético.

Por lo tanto, si padece diabetes e hipersensibilidad a la electricidad, en realidad podría dañar aún más a su cuerpo debido al estrés que genera el electrosmog en el mismo. Por lo tanto, eso podría elevar sus niveles de azúcar en la sangre".

Los campos electromagnéticos pueden agravar la esclerosis múltiple

Otra escuela experimentó una drástica disminución en la incidencia de ataques de asma, y el director, quien padecía esclerosis múltiple (MS, por sus siglas en inglés), mejoró casi de inmediato una vez que se instalaron filtros Stetzer.

Havas se sintió intrigada y comenzó a trabajar con personas diagnosticadas con MS. Tiene diversas historias de sus archivos de casos, algunos son bastante dramáticos, entre ellas este ejemplo:

Una mujer me dijo, 'avíseme cuando quiera venir para hacer la entrevista y mediciones, dejaré la puerta abierta. Simplemente llame a la puerta y entre, porque me toma demasiado tiempo caminar hasta la puerta para abrirla’.

En el caso de esta mujer en particular, en seis semanas no solo podía caminar sin ayuda y abrir la puerta, sino que me comentó que se había ido de vacaciones con su esposo y hasta había bailado.

Pero, seguí cavilando, 'nadie me creerá, porque apenas podía creerlo con mis propios ojos'... Por lo que, empecé a grabar en video a estas personas, y esa se convirtió en mi evidencia...

Muchas personas con diferentes tipos de MS se beneficiaron. No todas las personas que evaluamos obtuvieron beneficios, pero la gran mayoría tuvo alguna mejora, no solo en su capacidad física, sino también en sus capacidades cognitivas. Realmente fue bastante notorio".

Además, las imágenes por resonancia magnética demostraron que los pacientes con MS que habían utilizado filtros para EMF durante varios años habían disminuido los signos de esclerosis en el cerebro.

Los filtros para EMF no solo mejoraron los síntomas, sino que también permitieron que el cuerpo se sanara por sí solo. Los resultados de esta investigación sobre los efectos de los campos electromagnéticos en la MS se publicaron en 2006.4

Enfermedades que elevan el riesgo de hipersensibilidad electromagnética

Havas se interesó bastante en descubrir cómo diagnosticar la hipersensibilidad electromagnética5 (EHS, por sus siglas en inglés), que está reconocida por la Organización Mundial de la Salud.6 (Además, la EHS es conocida como intolerancia idiopática al ambiente, lo que significa que sus causas son desconocidas).

Según Havas, existen diversas situaciones que podrían elevar el riesgo de EHS, como:

Daño en la médula espinal; latigazo cervical

Daño cerebral; conmoción cerebral

Toxicidad química, tal como altos niveles de mercurio, plomo, PCB u otras neurotoxinas

Infecciones bacterianas y/o parasitarias, como la enfermedad de Lyme

Disfunción inmunológica; lupus

Personas muy jóvenes o adultos mayores

El tinnitus comparte una fisiopatología similar al EHS

Asimismo, los investigadores han encontrado una relación significativa entre el tinnitus y la hipersensibilidad electromagnética, lo que sugiere que los dos padecimientos podrían compartir una fisiopatología similar.7

En este estudio, se realizó una comparación entre 89 pacientes con hipersensibilidad electromagnética y 107 controles, combinados por edad, sexo, condiciones de vida y entorno laboral.

Casi el 51 % de los pacientes con hipersensibilidad electromagnética padecía tinnitus, en comparación con solo el 17.5 % de los controles. Si bien, la prevalencia fue significativamente mayor entre las personas sensibles a los campos electromagnéticos, la duración y gravedad del tinnitus no vario entre los dos grupos. De acuerdo con los autores:

"Nuestros datos indican que el tinnitus está relacionado con la hipersensibilidad electromagnética subjetiva. Al parecer una vulnerabilidad individual--que quizá se deba a una red de angustia cortical sobrestimulada--es la responsable tanto de la hipersensibilidad electromagnética como del tinnitus.

Por lo tanto, las medidas terapéuticas deberían centrarse en estrategias de tratamiento (por ejemplo, la terapia cognitiva conductual) con el objetivo de normalizar esta red de problemas disfuncionales".

Efectos de los EMF en la sangre

Además, Havas realizó muchas pruebas con su propia sangre a lo largo de los años; se percató que después de trabajar en la computadora, su sangre estaba coagulada y viscosa.

Después de pasar ocho minutos en un tapete PEMF, su sangre fluía libremente de nuevo. Al continuar con sus pruebas, observó que cada vez que su cuerpo se exponía a la radiación de microondas, ya sea por un router o enrutador wifi, teléfono celular o inalámbrico, se producía la formación Rouleau (aglomeraciones de glóbulos rojos), que explica de la siguiente manera:

Prácticamente, no hay células individuales, todo se aglomera. Sabemos que este efecto podría ser realmente muy dañino y causar un derrame cerebral o ataque cardiaco. Por ejemplo, sin duda puede disminuir la circulación en los dedos de las manos y pies, lo que podría disminuir la temperatura de las extremidades, así como producir una sensación de hormigueo.

Todas estas pruebas que realizamos eran para alertar a los médicos sobre lo que podrían hacer en los consultorios con el fin de diagnosticar a alguien con EHS. Los indicadores como los niveles de azúcar en la sangre, frecuencia cardíaca y coagulación de la sangre son algunas de las medidas que los médicos puedan utilizar para hacer sus diagnósticos...

Hay algunas personas que solo responden a la radiación de microondas. No reaccionan a nada más. Otras personas responden sobre todo a la electricidad sucia; la electricidad sucia y microondas son prácticamente omnipresentes. Se encuentran por todas partes... y creo que en verdad la electricidad sucia es el eslabón perdido.

Hay muy pocas personas en el mundo que estudian los efectos biológicos de la electricidad sucia. Ha habido una gran cantidad de investigación que analiza la interferencia electromagnética, que es otro efecto de la electricidad sucia.

Los ingenieros están muy familiarizados con el tema y con mucha frecuencia aplican alguna medida para proteger el equipo electrónico sensible. Pero no se percatan de que al resguardar el equipo, también se protege la salud humana. En verdad, eso es fundamental".

Algunas herramientas de descontaminación

Antes de empezar la descontaminación, necesita un par de herramientas para medir los campos electromagnéticos en su hogar u oficina. Por lo que, es importante entender que no todos los dispositivos miden con precisión los tres tipos de campos electromagnéticos; es decir, los campos eléctricos, magnéticos y de radiofrecuencia. Havas recomienda tres tipos de medidores diferentes:

  • Acousticom 2
  • Medidor TriField (si bien, mide las frecuencias eléctricas, magnéticas y de radio, en realidad solo sirve para medir campos magnéticos. No es una herramienta precisa para medir campos eléctricos o frecuencias de radio)
  • Medidor de microcirugía (Stetzer), que mide la electricidad sucia y al menos un filtro Stetzer, para permitirle determinar que tanta cantidad de electricidad sucia puede reducir en cualquier ubicación determinada

"Considero que si cuenta con estos tres dispositivos diferentes, y sabe cuáles son los niveles y lo que busca... entonces podrá recorrer su casa y descubrir a que está expuesto, así de simple", indicó.

"Cuando viaja, hay maneras de realizar estas mediciones. Cuanto más lo haga, más cómodo se sentirá. Cuando cuenta con estos medidores se topa con algunas sorpresas, porque lo que creía que estaba desconectado o que no irradiaba energía, en realidad podría incrementar su exposición. Hacer pruebas por sí solo es algo muy recomendable".

En cuanto al filtro Stetzer, es probable que la mayoría de los hogares necesiten al menos 20 unidades. Una casa de gran tamaño podría necesitar entre 40 y 80 filtros, que pueden costar alrededor de $ 40 dólares cada uno; por lo que, la inversión podría ser significativa.

Sin embargo, podría obtener un descuento mayor si llama a Stetzer Electric. No encontrará el descuento en línea; tendrá que hacer una llamada telefónica y el precio podría disminuir hasta alrededor de $ 25 dólares por unidad.

Asimismo, es fundamental comprar un medidor; de lo contrario, no tendrá idea de qué tan grave es su problema y dónde deberá colocar los filtros. Por lo general, deben instalarse entre dos y tres filtros en el dormitorio (el área más importante), las habitaciones que tienen computadoras, y la habitación cerca de los interruptores de circuito.

Lo ideal es que las lecturas marquen un nivel inferior a 50, e incluso inferior a 35. Si al instalar el filtro no disminuye la lectura en al menos un 20 %, probablemente lo mejor será buscar otro lugar para colocarlo.

También, lo mejor sería que un electricista experimentado evaluara su casa para localizar cualquier error de cableado, ya que los filtros no pueden corregirlo. De igual forma, cualquier cosa que se conecte a un circuito que tenga una mala instalación de cableado (violación del código) aumentará los campos magnéticos dañinos.

Una cantidad sorprendentemente grande de hogares presentan errores de cableado y podrían ser hasta de 30 % o más, en algunas áreas.

Tenga cuidado con los focos inteligentes

Anteriormente, escribí sobre los peligros de los LEDs y focos fluorescentes, pero Havas presenta otro ejemplo de focos que son aún peores—los denominados focos inteligentes, que pueden encenderse y apagarse con los teléfonos inteligentes.

"Irradian microondas tan elevadas como el router wifi o teléfono inalámbrico", indicó. Hace dos años acudí a una conferencia sobre iluminación en Alemania.

Impartí una charla sobre diferentes tipos de iluminación, analicé el espectro y señalé todas las frecuencias diferentes que emiten, incluyendo la luz ultravioleta y proporción relativa de azul a rojo, todo ese tipo de cuestiones.

La industria de la iluminación patrocinaba esta conferencia, así que les dije, '¿podrían enviarme un foco de buena calidad?', y me dijeron, 'no hay problema'. Me enviaron una muestra y quizá sea el peor foco que haya analizado. Fue uno de esos focos inteligentes que tan pronto como se enciende emite radiación de microondas.

Recuerdo haber hablado con el presidente de la empresa cuando fui a Alemania. Le demostré los resultados... y le expuse, 'su foco ha sido uno de los peores debido a la radiación de microondas que emite. Puede enfermar a las personas". Me dijo: 'No tenía idea. Pero toda la industria ha seguido esa tendencia, y no queremos quedar rezagados".

Ahora, los EMF también podrían ser emitidos por medio de la tierra

El problema de los EMF se ha vuelto tan significativo que ahora ni siquiera se puede hacer grounding (una práctica también conocida como earthing o caminar descalzo sobre la tierra) de forma segura en Norteamérica.

Toda la electricidad debe estar conectada a la tierra, por lo que los suelos se han convertido en una especie de vertedero de campos electromagnéticos, y por esta misma razón he cambiado mi postura sobre el earthing. Havas explica que:

"Al parecer, la electricidad puede fluir a través de la tierra; y esto ha ocurrido cada vez con mayor frecuencia. En parte debido a la forma en que usamos la electricidad en Norteamérica; la forma en que la distribuimos y transmitimos.

Tenemos tantos tipos de suelos que la electricidad de un área de alta conductividad eléctrica podría trasmitirse a un área donde hay menos electrones, por lo que simplemente se mueven a través de la tierra, y cuando hay electrones en movimiento, se puede crear una corriente.

De hecho, hay granjas--en su mayoría en Wisconsin, Minnesota e Iowa--que ya tienen un grave problema con la tierra donde están sus vacas lecheras. Estas vacas levantan sus patas constantemente porque se encuentran expuestas a la corriente que pasa por la tierra.

Pero lo que más daña no son los 60 ciclos por segundo, sino la electricidad sucia [100 kHz] que fluye por medio de la tierra...

Hay personas que afirman que lo mejor que puede hacer es conectarse con la tierra. Estoy de acuerdo, siempre y cuando se encuentre en un área donde no tenga un problema de corriente en los suelos. Al igual que beber agua limpia, también puede beber agua sucia, pero tienen efectos muy diferentes.

Si la electricidad sucia fluye por lo suelos, significa que ahora al entrar en contacto con la tierra entrará en su cuerpo, porque básicamente accederá de forma directa por medio de una pierna y bajará por la otra.

Los dispositivos que conecta al enchufe y luego coloca en su cama le expondrán durante la noche, por lo que las personas que lo hacen han empezado a comentarme que después de un par de días o semanas, han comenzado a sentirse bastante enfermas.

Supongo que la electricidad sucia es trasmitida por medio de la tierra al área donde duermen y, por lo tanto, podría enfermarlos. Así que, debe tener mucho cuidado donde pisa".

Más información

El tema de los EMF es bastante extenso y en este artículo no hemos cubierto todos sus aspectos. Para obtener más información sobre los mecanismos de riesgo, consulte mi artículo “Nuevo estudio relaciona la radiación de los celulares con los tumores cardíacos y cerebrales” en el que reviso mecanismos de acción propuestos por Martin Pall, Ph.D., Alasdair Philips y Paul Héroux, Ph.D.

Publique su comentario