La búsqueda de culpables de la vacuna contra la pertussis (tosferina)

vacuna

Historia en Breve -

  • La vacuna contra la pertussis (tosferina) de células enteras es la vacuna más reactiva que existe, la cual aún se administra a bebés y niños en los países en desarrollo porque a las empresas farmacéuticas les cuesta solo unos cuantos centavos hacer una dosis
  • La vacuna contra la pertussis en DPT contiene bacterias B. pertussis enteras expuestas a altas temperaturas y lavadas con formaldehído, con aluminio neurotóxico y mercurio, junto con la endotoxina inductora de choque y toxina pertussis bioactiva dañina para el cerebro
  • La vacuna pertussis de células enteras promovió la mutación de la bacteria B. pertussis en cepas resistentes a la vacuna desde los años 50
  • Ahora, algunos vacunólogos han tratado de volver instituir el uso de la vacuna contra la pertussis de células enteras en los Estados Unidos, ya que creen que es una opción ligeramente mejor para prevenir la tosferina un poco más de tiempo, que la vacuna contra la pertussis acelular y purificada en DTaP
  • Ya en 1965, los funcionarios de salud pública de los Estados Unidos y Europa sabían que la vacuna contra la pertussis de células enteras en DPT no prevenía infecciones en muchos niños vacunados y adultos previamente vacunados

Por Barbara Loe Fisher

Es una vacuna bacteriana primitiva autorizada en 1914,1 la cual no se les ha suministrado a los bebés en los Estados Unidos durante 20 años.

Esta es la vacuna que dañó el cerebro de tantos niños y originó muchas demandas por lesiones causadas por vacunas2 que la gran industria farmacéutica utilizó para chantajear al congreso para que se les proporcionará a los fabricantes de vacunas una protección parcial de responsabilidad del producto en 1986, que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos amplió aún más en 2011.3

Me refiero a la vacuna de pertussis de células enteras en DPT, una sustancia sin refinar compuesta de bacterias enteras de B. pertussis expuestas a altas temperaturas y lavadas con formaldehído,4 cargada de aluminio neurotóxico5 y mercurio,6 junto con una endotoxina inductora de choque,7,8 así como la toxina pertussis bioactiva dañina para el cerebro,9,10,11 una toxina tan letal que los investigadores la han utilizado para inducir deliberadamente encefalomielitis autoinmunológica experimental (EAE, por sus siglas en inglés) aguda en animales de laboratorio.12,13,14

La vacuna contra la pertussis de células enteras es la vacuna más reactiva que existe y aún se le suministra a los bebés y niños en los países en desarrollo porque a las empresas farmacéuticas les cuesta solo unos cuantos centavos hacer una dosis.15

La vacuna contra la pertussis de células enteras, es la que promovió la mutación de la bacteria B. pertussis en cepas resistentes a la vacuna desde los años 50.16,17

Los vacunólogos hacen su labor para recuperar la vacuna DPT tóxica

Ahora, algunos vacunólogos han hecho su labor para recuperar esa vacuna dañina y obsoleta, para suministrársela a los bebés recién nacidos en los Estados Unidos.18,19

Indican que la vacuna contra la pertussis de células enteras en DPT y cargada de toxinas podría funcionar un poco mejor para prevenir la tosferina por más tiempo que la vacuna contra la pertussis acelular y purificada en DTaP.

Quieren “preparar” a los pequeños bebés entre seis y ocho semanas de edad con TODAS las toxinas bioactivas de la sustancia sin refinar que contiene la vacuna contra la pertussis de células enteras. Al parecer, piensan que vale la pena el riesgo de pretender que han arreglado el problema.

En los años 80, los padres de niños con lesiones causadas por vacuna DPT trabajaron durante más de una década para obtener la vacuna DTaP que es menos reactiva y está autorizada en los Estados Unidos, porque sabíamos que Japón la había utilizado desde 1981 y no había tenido reportes de brotes de tosferina y mucha menor cantidad de reacciones graves.20

A medida que creció la indignación pública sobre la reactividad de la vacuna contra la pertussis de células enteras y se acumularon las demandas de lesiones causadas por la vacuna DPT, en 1996 los funcionarios de salud pública de los Estados Unidos, finalmente autorizaron una vacuna contra la pertussis acelular y purificad para los niños.21,22,23

La industria de las vacunas libre de responsabilidad desea reescribir la historia

Pero nunca condonaron a los padres de niños con lesiones de vacunas por provocarlo y, en 1998, señalaron a los defensores de la seguridad de las vacunas como “enemigos de las vacunas".24,25

Ahora que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha declarado que las vacunas con autorización de la FDA son "inevitablemente inseguras" y que les han proporcionado a las empresas farmacéuticas un pase gratuito para "evitar la cárcel" por lesiones y muerte causadas por vacunas.26

Aparentemente el objetivo durante ese tiempo era en volver a imponer eventualmente la obsoleta vacuna contra la pertussis, así la industria de las vacunas nunca más tendrá que gastar un centavo adicional para mejorar una vacuna que la FDA ha autorizado como “segura”.

Su intento de reescribir la historia ha comenzado, y la estrategia es redimir la mala reputación de la vacuna DPT de células enteras para hacer como si nada hubiera pasado.

Los vacunólogos podrían reescribir la historia, pero es más difícil de hacer cuando los datos se encuentran bien documentados en la investigación médica.27 Para los que deseen obtener información sobre la historia y vacuna contra la pertussis, la página en línea de “Library of Medicine” podría ser una excelente fuente.28

Dato n.° 1 sobre la pertussis — Descrita como los “100 días de tos”, la enfermedad de B. pertussis ha existido desde por lo menos el siglo XVI, y podría ser especialmente grave para los bebés que no pueden respirar cuando la mucosa pegajosa producida por las bacterias gram negativas obstruye sus pequeñas vías respiratorias.

La Organización Mundial de la Salud estima que ─mundialmente─ el 85 % de los niños ha recibido tres dosis contra la pertussis, pero cada año hay alrededor de 160 000 niños menores de 5 años de edad que mueren por complicaciones provocadas por la pertussis, como la neumonía, y más del 60 % de estos niños viven en África.29,30

La mortalidad causada por enfermedades infecciosas siempre es más elevada donde las personas viven en condiciones de pobreza, hacinamiento y falta de higiene, contaminación industrial, mala alimentación y falta de acceso a los centros de salud.31

En 2017, se reportaron 15 808 casos de pertussis en América, junto con 13 muertes,32 aunque la mayoría de los casos de pertussis nunca son identificados ni reportados al gobierno. Eso se debe a que podrían estar infectados con la enfermedad, pero demostrar pocos o ningún síntoma, ya sea que la persona haya sido vacunada o no.33,34

Dato n.° 2 sobre la pertussis — Después de recuperarse de una infección por pertussis, se cree que la inmunidad natural podría prolongarse entre 7 y 20 años, y se estima que la inmunidad artificial podría disminuir en un lapso de tiempo tan corto como dos años después de recibir la vacuna contra la pertussis de células enteras o acelular.35,36,37

Las personas que recibieron la vacuna, o no, podrían contraer dos o tres infecciones causadas por pertussis a lo largo de su vida, y la inmunidad podría incrementarse de forma asintomática después de la primera infección.

Dato n.° 3 sobre la pertussis — Ya desde 1965, y durante los años 80 y 90, los funcionarios de salud pública de los Estados Unidos y Europa sabían que la vacuna contra la pertussis de células enteras no evitaba las infecciones en muchos niños vacunados ni adultos previamente vacunados.38,39,40,41,42,43

Al igual que antes de los programas de vacunación DPT, los aumentos de pertussis siguieron siendo informados en ciclos de tres a cinco años,44,45,46,47,48,49 incluso en los Estados Unidos, donde el 95 % de los niños recibió entre tres y cinco dosis de DPT.50,51

Hace más de 30 años fue evidente que la vacuna contra la pertussis de células enteras en DPT no solo era altamente reactiva, sino que tenía muy bajo nivel de efectividad.

Dato n.° 4 sobre la pertussis — entre 1986 y 1996, múltiples ensayos clínicos confirmaron que la vacuna DTaP acelular menos reactiva demostró una eficacia y eficiencia superiores que la vacuna DPT más antigua y más reactiva.52,53,54,55

Aun así, en el siglo XXI continuaron los brotes de tosferina, tanto en los países que habían utilizado una mejor como en los países que utilizaron la forma anterior más reactiva.56,57,58,59,60 Para 2006, los funcionarios de salud de los Estados Unidos recomendaron dosis de refuerzo de la vacuna Tdap acelular en los adolescentes.61

Luego en 2010, se encontró que la vacuna de refuerzo Tdap tenía una eficacia de solo 66 %.62

Debido a los continuos informes de casos de tosferina en niños vacunados, en 2012 la falsa narrativa que se transmitió en los medios de comunicación culpó a los brotes de tosferina en la vacuna DTaP acelular.63

Al mismo tiempo quisieron culpar a una minoría de niños que no estaban vacunas junto a la disponibilidad de exenciones de creencias personales en las leyes estatales sobre la vacunación.64,65

Los vacunólogos en los Estados Unidos culparon a la vacuna acelular,66,67,68,69,70 y cuando los investigadores de la FDA informaron en 2014 que los bebes monos que les habían administrado la vacuna pertuassis con células enteras, combatieron más rápidamente la infección de pertuassis que los que recibieron la vacuna acelular.71

Fue entonces cuando insistieron en volver a aplicar la vacuna DTP de células enteras.72,73,74,75,76

En julio de 2018, los obedientes medios de comunicación promovieron un pequeño estudio de California que promovía la idea de que la vacuna contra la tosferina de células enteras estimula un tipo de inmunidad más potente cuya efectividad dura más tiempo que la vacuna antitosferínica acelular.77

El refrán que ahora es muy conocido es que sería mejor darles a los bebés un par de dosis de la antigua vacuna de la tosferina de células enteras más reactiva junto con una dosis de refuerzo de la vacuna acelular. El público estaba siendo manipulado para aceptar lo inaceptable.

Dato n.° 5 sobre la pertussis — es importante recordar que tanto la vacuna contra la tosferina anterior como la más reciente solo brindan inmunidad temporal y su eficacia merma dentro de dos a cinco años. Las personas vacunadas pueden convertirse en "presas silenciosas" a la infección por pertussis subclínica y transmitir tosferina sin siquiera saberlo.78,79,80

Eso se debe a que hay una gran diferencia entre una vacuna que previene la infección y una vacuna que previene la enfermedad y los síntomas de la infección.81

Esta diferencia explica el mito sobre por qué la vacuna contra la tosferina provocó inmunidad colectiva, una ilusión creada cuando incrementó la inmunidad por pertussis asintomática a través de la infección natural que se presentó en las poblaciones altamente vacunadas.82,83,84,85

Las vacunas contra la tosferina no contienen cepas circulantes de B. pertussis

La ciencia sobre este punto es muy clara: la bacteria B. pertussis se adaptó a los programas de vacunación contra la tosferina de células enteras con el fin de subsistir, y ahora dicho proceso evolutivo está incrementando.86,87

En la actualidad, ninguna de las vacunas de células enteras o pertussis acelular que los médicos aplican habitualmente a niños y mujeres embarazadas contiene las cepas de B. pertussis mutadas y ampliamente circundantes y que causan tosferina en poblaciones humanas.88,89

La triste realidad es que las cepas de pertussis mutadas y resistentes a la vacuna están presentes con mayor frecuencia en personas vacunadas y no en personas sin vacunar.90

Entonces, ¿por qué cualquier persona en sus cinco sentidos y con poca integridad moral sugiere que la solución para prevenir la tosferina es someter a los bebés recién nacidos a la vacuna contra la tosferina más reactiva, cuando ninguna de las vacunas contra la tosferina contiene las nuevas cepas de pertussis, que es precisamente lo que causa la tosferina?

La diferencia de conocimiento entre los vacunólogos y la ciencia básica

Después de un siglo de programas de vacunación contra la tosferina, los vacunólogos todavía no saben cómo las infecciones por pertussis--o muchas otras infecciones—incitan la inmunidad humoral a largo plazo mediada por células.91

Esa falta de conocimiento científico básico es la razón por la que no saben cómo crear vacunas que proporcionen inmunidad artificial a largo plazo y que para medir con precisión qué tipo de inmunidad proporcionan o no las vacunas, no tiene nada que ver con la inmunidad.92,93

Después de un siglo de vacunación global, los vacunólogos también admiten que todavía no comprenden por qué y cómo las infecciones naturales o las vacunas causan complicaciones que pueden causar daños cerebrales y la muerte, ni tampoco saben cómo identificar con precisión quién es más susceptible al daño.94,95,96

Es por eso que no saben cómo crear vacunas sin que causen efectos secundarios graves.97,98

Y después de un siglo de leyes sometiendo a bebés y niños a una lista creciente de vacunas obsoletas y nuevas, no se toman las suficientes medidas para descubrir con exactitud cuántas de esas vacunas han causado, o causaran, que los microbios se conviertan en una formas más virulenta y resistente a las vacunas.99100,101,102

Solo usted puede ser su propio salvador

Nadie lo salvara ni a usted ni a su familia de las consecuencias, al menos que tome las medidas necesarias. Por favor comparta este articulo con su familia y amigos y haga una cita para hablar con sus representantes electos.

Inscríbase al portal en línea de “NVIC Advocacy” y únase a otros ciudadanos interesados en su estado que deseen impedir que las industrias de las vacunas irresponsables continúen beneficiándose a expensas de la salud de nuestros niños y nuestra nación. Es SU salud, SU familia y SU derecho.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario