La imprudente práctica de agregar fluoruro al agua potable

Historia en Breve -

  • La investigación relaciona el consumo de agua fluorada con la disfunción endocrina, hipotiroidismo, TDAH y menor coeficiente intelectual
  • Muchas autoridades responsables del suministro de agua no emplean fluoruro de grado farmacéutico; sino que utilizan ácido hidrofluosilícico--un producto residual y tóxico de la industria de fertilizantes que, con frecuencia está contaminado con metales pesados y otras toxinas
  • El 97 % de los países de Europa occidental no aplica fluoruro, y los datos demuestran que los países que no realizan la fluorización han observado exactamente la misma disminución en el número de caries dentales que las áreas que ponen en marcha esta práctica

Por el Dr. Mercola

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos consideran que la fluoración del agua es uno de los 10 principales logros en el área de salud pública del siglo XX.

Desde 1945, se ha afirmado que agregar fluoruro en el agua potable es una forma segura y efectiva de mejorar la salud dental de las personas. A lo largo de las décadas, muchos creyeron este engaño, a pesar de que todas las pruebas indicaban lo contrario. El documental presentado, "Our Daily Dose", examina parte de esta evidencia. Como señala la sinopsis de la película:

"El cineasta Jeremy Seifert expone los peligros de la fluoración del agua de manera informativa y creativa, al destacar las investigaciones más recientes y entrevistar a médicos, activistas y abogados de primer nivel conocedores del tema.

A través de un examen cuidadoso de la información obsoleta y nuevos estudios científicos, el documental nos alerta sobre la amenaza para la salud que acecha en el agua y las bebidas de las que dependemos de forma cotidiana".

¡Comparta este documental con las personas que están al pendiente con la problemática del fluoruro!

Es posible que la película no proporcione muchos datos novedosos para las personas que ya se encuentran bien informados sobre esta historia y los riesgos documentados del fluoruro.

Fue creado principalmente como una fuente educativa dirigida a las personas que posiblemente no estén enteradas de estos problemas o que aún no están completamente convencidos de que beber fluoruro no es algo bueno.

Por lo tanto, POR FAVOR, le pido que comparta este video con todos sus amigos y familiares que se han mantenido pasivos frente a este problema, y pídales que lo vean. Solo dura 20 minutos, pero contiene muchos detalles convincentes en ese corto tiempo.

En particular, es importante que los padres con niños pequeños y mujeres embarazadas comprendan cómo el fluoruro podría afectar en el cuerpo y cerebro.

Por ejemplo, realmente es crucial saber que NUNCA debe mezclar fórmula infantil con agua fluorada de la llave, ya que ¡esto podría exponer excesivamente a su hijo hasta 100 veces el nivel "seguro" propuesto de exposición al fluoruro para bebés!

Si su hijo padece TDA/TDAH y bebe agua fluorada también podría empeorar su padecimiento. Lo mismo puede ocurrir en el caso de las personas con disfunción tiroidea. Entonces, por favor, le pido que comparta este video en sus redes sociales, ya que podría hacer una gran diferencia en la salud de las personas.

El fluoruro es una neurotoxina y un disruptor endocrino

Las investigaciones científicas han revelado que el fluoruro es una sustancia química que puede alterar el sistema endocrino,1 y también una neurotoxina del desarrollo que puede afectar la memoria de trabajo y de corto plazo, así como disminuir el coeficiente intelectual en los niños.2

Ha sido implicado como un factor coadyuvante en el aumento de las tasas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)3,4 y enfermedad tiroidea.

De hecho, el fluoruro fue utilizado en Europa para disminuir la actividad tiroidea en pacientes con hipertiroidismo hasta los años 70, y la disfunción tiroidea está relacionada con consumir fluoruro en cantidades tan bajas como de 0.05 a 0.1 mg de fluoruro por kilogramo de peso corporal por día (mg/kg/día).5

El gobierno admite que durante más de 50 años los niveles de fluoruro fueron demasiado altos

Los niños están en un riesgo particular de presentar efectos adversos de exposición excesiva, y en abril de 2015, el gobierno de los Estados Unidos admitió que el nivel "óptimo" de fluoruro recomendado desde 1962 en realidad era demasiado alto.

Como resultado, más del 40 % de los adolescentes en los Estados Unidos demostró signos de exposición excesiva al fluoruro,6 un padecimiento conocido como fluorosis dental. Incluso, en algunas áreas, las tasas de fluorosis dental son tan elevadas que alcanzan el 70 % a 80 %, y algunos niños padecen formas avanzadas.

Por lo tanto, por primera vez, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos redujo en un 40 % el nivel recomendado de fluoruro en el agua potable,7,8,9 de un límite superior de 1.2 miligramos por litro (mg L) a 0.7 mg/L.

El HHS indicó que evaluaría las tasas de fluorosis dental infantil en 10 años para determinar si estaban en lo cierto acerca de que este nuevo nivel podría proteger contra la fluorosis dental. Pero, ¿cuál sería el nivel aceptable de daño para prevenir la caries?

Un sin número de estudios10,11,12,13 ha demostrado que los niños con fluorosis dental moderada a grave han obtenido la peor puntuación en las pruebas que miden las habilidades cognitivas y coeficiente intelectual, en comparación con sus compañeros sin fluorosis ─sin duda es una revelación destacada en el documental─ ya que algunos insisten en que la fluorosis dental no es más que un problema estético.

El alto precio que pagamos por prevenir la caries

Según el documental, los CDC estiman que la fluoración del agua disminuye la caries dental en, cuando mucho, un 25 %. No obstante, las investigaciones recientes14,15 sugieren que el efecto real podría ser mucho menor.

Con base en los resultados de tres artículos que evaluaron la efectividad de este proceso para la caries dental, los investigadores concluyeron que la fluoración del agua no reduce las caries a un grado estadísticamente significativo en los dientes permanentes.

Si ese es el caso, ¿por qué continuamos poniendo en peligro la salud tiroidea y cerebral de nuestros hijos a largo plazo al agregar fluoruro en el agua potable?

Originalmente, el fluoruro ─al igual que muchas otras sustancias tóxicas─ fue declarado seguro en función de la dosis, pero ahora sabemos que el tiempo de exposición también puede desempeñar un papel importante en sus efectos.

Los niños que son alimentados con fórmula infantil mezclada con agua fluorada reciben dosis muy altas y podrían ser afectados de por vida, como resultado de esta exposición temprana.

Además, el fluoruro puede atravesar la placenta, lo que hace que los fetos en desarrollo estén expuestos. Si consideramos el hecho de que el fluoruro podría generar alteraciones endocrinas, esto no es una situación adecuada para promover la buena salud de un niño.

Es importante comprender que el fluoruro no es un nutriente, sino un medicamento, y es el ÚNICO que se añade de forma deliberada y directamente en el agua potable.

Esta fuente de suministro omite por completo las reglas estándar relacionadas con el consentimiento informado y que son fundamentales para la práctica médica ética. Lo que es peor, no hay forma de mantener un registro de la dosis. Y nadie ha realizado el monitoreo de los efectos secundarios.

Los bebés reciben una dosis excesiva, severa y cotidiana de fluoruro

Según el reciente Estudio de Iowa, financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y los CDC, los bebés y niños pequeños reciben una dosis excesiva y masiva de fluoruro. Este estudio, que es el mayor estudio realizado en los Estados Unidos que mide la cantidad de fluoruro que consumen los niños, concluyó que:

  • 100 % de los bebés que reciben fórmula infantil mezclada con agua de la llave fluorada obtiene una cantidad mayor que la dosis supuestamente segura de fluoruro. Algunos bebés alimentados con fórmula reciben 100 veces el nivel de dosis segura de forma cotidiana
  • 30 % de los niños de 1 año de edad exceden la dosis segura recomendada
  • 47 % de los niños de 2 a 3 años de edad excede la dosis segura

La mayoría de las autoridades responsables del suministro de agua utilizan productos residuales y tóxicos, en vez de fluoruro de grado farmacéutico

Como indiqué anteriormente, el fluoruro es un medicamento y la investigación sobre los efectos del fluoruro en la salud se basa en fluoruro de calidad farmacéutica.

Sin embargo, la mayoría de las autoridades responsables del suministro de agua ni siquiera utilizan fluoruro de grado farmacéutico; sino que utilizan ácido hidrofluosilícico o ácido hexafluorosilícico--productos residuales y tóxicos de la industria de fertilizantes fosfatados, que a menudo se encuentran contaminados con metales pesados, como arsénico, mercurio, cadmio, plomo y otras toxinas.

Este es un punto clave que muchos partidarios de fluoruro no abordan al argumentar su uso.

De hecho, una de las estrategias exitosas para detener la fluoración del agua en diversas áreas alrededor de los Estados Unidos ha sido responsabilizar a los funcionarios electos por obtener evidencia de que la sustancia química específica para fluoración utilizada cumple con las afirmaciones de salud y seguridad del fluoruro, así como con todas las regulaciones, leyes y evaluaciones de riesgo requeridas para el agua potable segura.

Si bien, la idea de encubrir residuos industriales tóxicos en el agua potable podría sonar como una idea cuestionable para la mayoría de las personas, fue bien recibida por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos. En una carta de 1983, Rebecca Hanmer, administradora auxiliar adjunta del agua, escribió:

"...Con respecto al uso del ácido fluosilícico como fuente de fluoruro para realizar la fluoración, esta agencia considera tal uso como una solución ambiental ideal para un problema de larga data.

Recuperar el ácido fluosilícico residual de la fabricación de fertilizantes, puede disminuir la contaminación del aire y agua, y los servicios de suministro de agua obtienen una fuente de fluoruro económica y disponible..."

Los datos y estudios científicos no sustentan la práctica de la fluoración del agua

El 97 % de los países de Europa occidental no realiza la fluoración de agua, y los datos recopilados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) demuestran que los países que no ponen en marcha esta práctica han observado exactamente la misma disminución en caries dentales que los Estados Unidos,16 donde gran parte del agua aún es fluorada.

Si el fluoruro fuera la causa de esta disminución, los países que no ponen en marcha esta práctica no deberían demostrar la misma tendencia.

Sin duda, las tasas decrecientes de caries dentales no son por sí solas una prueba de que funcione la fluoración del agua. También, es importante señalar que más del 99 % del fluoruro añadido en el agua potable ni siquiera toca un solo diente; simplemente corre por el desagüe, mientras contamina el medioambiente.

Detener la fluoración podría ser el mayor logro de salud pública del siglo XXI

A pesar de que la evidencia científica no sustenta la práctica de la fluoración, los que cuestionan o se oponen abiertamente a ella suelen ser desprestigiados y desestimados como conspiracionistas trastornados.

Muchos promotores del fluoruro afirman que la investigación científica sobre la fluoración fue "establecida" hace cerca de 50 años… ¡y rechazan efectivamente todas las revelaciones producidas por los estudios científicos modernos!

Para defender su posición, confían en investigaciones obsoletas, porque eso es todo lo que tienen. Sería muy difícil encontrar alguna investigación moderna que respalde la práctica de fluoración del agua.

De hecho, como señala el documental, detener la fluoración del agua será uno de los mayores logros en cuestión de salud pública del siglo XXI, y por mi parte no me detendré hasta que eso suceda.

Para obtener más información sobre por qué la fluoración del agua contradice a los buenos estudios científicos, sentido común y bien público, le recomiendo ver el siguiente video, que cuenta por qué el flúor no es bueno para su salud.

La alimentación es su mejor alternativa para prevenir las caries

La mejor forma para prevenir las caries no es a través del fluoruro, sino por medio de su alimentación.

Una de las claves para mantener la salud oral es llevar una alimentación tradicional o consumir alimentos reales, que incluya carnes de animales alimentados con pastura, así como frutos secos y gran cantidad de vegetales frescos sin procesar. En primer lugar, al evitar los azúcares y alimentos procesados podría prevenir la proliferación de las bacterias causantes de la caries dental.

Según el Dr. Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo de la OMS:17

"Tenemos pruebas sólidas de que mantener un consumo de azúcares libres menor al 10 % del consumo total de energía podría disminuir el riesgo de exceso de peso, obesidad y caries".

Otras estrategias naturales que pueden mejorar significativamente la salud dental son consumir mucha cantidad de vegetales fermentados y practicar el método de "oil pulling" con aceite de coco.

Además, debe asegurarse de consumir mucha cantidad de grasas omega-3 de origen animal de alta calidad, ya que las investigaciones sugieren que incluso consumir cantidades moderadas de este tipo de grasas podría ser beneficioso para prevenir las enfermedades periodontales. Mi fuente favorita es el aceite de kril.

Publique su comentario