La proteína en la jalea real muestra resultados alentadores en la investigación con células madre

jalea real abeja

Historia en Breve -

  • Científicos de la Universidad de Stanford descubrieron que la royalactina, una proteína en la jalea real que es responsable del enorme tamaño de la abeja reina, tiene la capacidad de mantener pluripotentes a las células madre embrionarias de ratón al inhibir la diferenciación
  • Las células madre son pluripotentes, lo que significa que tienen la capacidad de convertirse en cualquier tipo de tejido para formar un ser completo, ya sea animal o humano
  • Los científicos también identificaron una proteína, llamada Regina, que tiene cualidades similares en los mamíferos, ya que al igual que la royalactina permite que las células madre embrionarias mantengan su estado natural
  • Cuando se cultivan en el laboratorio, las células madre embrionarias tienden a diferenciarse en células de tejido y con el fin de utilizar las células madre para investigación o terapias, deben mantenerse en su estado “natural” el tiempo suficiente
  • Estos hallazgos iniciales pueden resultar en el desarrollo de medicamentos que refuercen las células madre del cuerpo, lo que permitiría la regeneración de tejidos sanos en órganos dañados

Por el Dr. Mercola

Además de ser polinizadoras vitales, las abejas producen varias sustancias que benefician la salud humana. Y aunque la miel1 es la más popular, existen muchas otras, tales como la jalea real, una sustancia nutritiva secretada por las abejas nodrizas como alimento exclusivo para la reina de la colmena.

Investigaciones realizadas recientemente2,3,4,5 por científicos de la Universidad de Stanford demuestran que la royalactina (también conocida como proteína 1 de la jalea real o MRJP1) una proteína en la jalea real que es responsable del enorme tamaño de la abeja reina, tiene la capacidad de mantener pluripotentes a las células madre embrionarias.

Este hallazgo inicial puede resultar en el desarrollo de medicamentos que refuercen las células madre del cuerpo, lo que permitiría la regeneración de tejidos sanos en órganos dañados, ya sea en su corazón, ojos, piel o médula espinal.

Los científicos también identificaron una proteína llamada Regina, que tiene cualidades similares en los mamíferos, ya que al igual que la royalactina permite que las células madre embrionarias mantengan su estado natural. De acuerdo con los autores:

“Esto revela un importante proceso innato para la autorenovación de las células madre con grandes implicaciones en la comprensión sobre la regulación molecular de las células madre en todas las especies”.

Investigadores descubren un proceso innato para la autorenovación de las células madre

Las células madre embrionarias son producto del contacto inicial entre el huevo y el esperma. Tres días después de la fertilización del huevo, se puede aislar una masa celular interna y estas son las células madre embrionarias que, si se dejan solas, se convertirán en un feto.

Las células madre son pluripotentes, lo que significa que tienen la capacidad de convertirse en cualquier tipo de tejido para formar un ser completo, ya sea animal o humano. Por el contrario, las células madre adultas, son multipotentes, lo que significa que solo tienen la capacidad de formar subconjuntos de tejido.

El problema con el que se enfrentaron los investigadores es que cuando las células madre embrionarias se cultivan en el laboratorio, tienden a diferenciarse en células maduras de tejido y con el fin de utilizar las células madre para investigación o terapias, deben mantenerse en su estado “natural” el tiempo suficiente. Como se explicó en New Atlas:6

“Con la capacidad de diferenciar todo tipo de células que cumplen funciones especializadas, como las células musculares, glóbulos rojos o células cerebrales, las células madre embrionarias tienen un potencial increíble.

Pero es difícil cultivarlas en el laboratorio debido a que su tendencia natural es superar muy rápido su estado pluripotente y convertirse en algo más.

Para preservar su pluripotencia, los científicos deben añadir moléculas especiales que inhiban ese comportamiento en el cultivo. Wang y su equipo descubrieron que al añadir royalactina, pueden evitar la diferenciación de las células madre embrionarias.

De hecho, descubrieron que podían mantener las células en su estado embrionario hasta por 20 generaciones en el cultivo, sin la necesidad de inhibidores”.

Esto fue una sorpresa, ya que normalmente, los científicos deben utilizar el factor inhibidor de leucemia para evitar que las células madre embrionarias se diferencien cuando crecen en el cultivo. Descubrieron que la royalactina realiza la misma función. La pregunta es: ¿cómo?

Los mamíferos tienen una proteína similar a la royalactina que inhibe la diferenciación de las células madre embrionarias

Los mamíferos no producen la proteína royalactina; sin embargo, la royalactina activó una red de genes conocidos por codificar las proteínas que permiten que las células madre embrionarias mantengan su pluripotencia.

Para encontrar la respuesta, los investigadores buscaron en las bases de datos científicas con el fin de identificar las proteínas humanas con estructuras similares a las de la royalactina.

Lo que encontraron fue una proteína NHLRC3, producida durante el desarrollo del embrión del mamífero (incluyendo al humano). Después duplicaron el experimento con ratones utilizando NHLRC3 y se descubrió que esta proteína activa una red de genes similar a la royalactina.

El resultado final fue el mismo: las células madre embrionarias mantuvieron su pluripotencia en el cultivo. Kevin Wang, profesor asistente de dermatología y autor principal del estudio, comentó sobre los resultados:7

“Es fascinante. Nuestros experimentos implican que Regina es una molécula importante que regula la pluripotencia y producción de células progenitoras que producen los tejidos del embrión. Hemos convertido un mito en algo real”.

Wang y su equipo investigarán si Regina —el equivalente de la royalactina en mamíferos— tiene la capacidad de afectar la regeneración celular y curación de heridas en animales adultos. Y, como lo informó New Atlas:8

“Podría utilizarse como otra forma de mantener pluripotentes a las células madre embrionarias en el laboratorio y en un futuro, ayudar en el desarrollo de versiones sintéticas que proporcionen células madre al cuerpo humano.

Ese tipo de medicamentos pueden utilizarse para todo tipo de cosas, como generar tejido sano para corazones dañados, deterioro ocular, lesiones de la médula espinal y quemaduras graves”.

¿Qué es la jalea real y cómo se produce?

La jalea real es una sustancia gelatinosa y lechosa secretada por las glándulas hipofaríngea y mandibular de las abejas obreras entre el sexto y duodécimo día de su vida,9 y es un alimento esencial para el desarrollo de la abeja reina.

Es una sustancia compleja que contiene proteínas (de 12 % a 15 %), azúcares (de 10 a 12 %), lípidos grasos (de 3 a 7 %), junto con una gran variedad de aminoácidos, vitaminas y minerales.10

En comparación con las abejas obreras que viven poco tiempo, la abeja reina, que solo se alimenta de jalea real, se caracteriza por su esperanza de vida prolongada y gónadas bien desarrolladas. Por lo tanto, la jalea real se ha utilizado durante mucho tiempo como suplemento para la nutrición, antienvejecimiento o infertilidad.

La larva seleccionada para convertirse en la reina solo se alimenta de jalea real, mientras que el resto de las larvas reciben jalea real junto con polen y miel. La investigación11,12 revela que este tipo de alimentación a base de jalea real activa ciertos genes en la abeja reina, permitiéndole crecer mucho más que la abeja promedio y convertirse en una ponedora de huevos tan prolífica.

La miel y el pan de abeja con el que se alimentan las larvas de las abejas obreras contienen ácido p-coumárico y la presencia o ausencia del ácido p-coumárico determina la casta de la abeja.

Las larvas alimentadas con jalea real, a la que se le había añadido ácido p-cumárico, produjeron adultos con un menor desarrollo ovárico.

De acuerdo con los investigadores “consumir jalea real no solo enriquece la alimentación de la larva destinada a ser la reina, sino que también la protege de los efectos inhibitorios de los fitoquímicos presentes en la miel y pan de abeja destinados para alimentar a las larvas que se convertirán en abejas obreras”.13

Beneficios de la jalea real

En las culturas europeas y asiáticas se considera a la jalea real como un rejuvenecedor muy potente capaz de aumentar la longevidad y fertilidad. También se utiliza para promover el crecimiento del cabello y minimizar la aparición de arrugas.

En la medicina china, la jalea real es venerada como una sustancia que ayuda a aumentar la esperanza de vida, prevenir enfermedades y restaurar la juventud.

El hecho de que la proteína Regina encontrada en los mamíferos y humanos parece funcionar igual que la royalactina en la jalea real podría ayudar a explicar algunos de sus beneficios.

La jalea real también tiene propiedades antimicrobianas gracias a su contenido de defensina-1, un péptido antimicrobiano. Debido a componentes como este, se puede asumir que la jalea real es beneficiosa para los humanos.

Dicho esto, la idea de que el consumo de jalea real puede afectar de alguna manera a las células madre, está llevando las cosas demasiado lejos. Es decir, no existe evidencia de ello, solo sabemos que la royalactina permite que las células madre embrionarias de los mamíferos se mantengan en un estado indiferenciado dentro de un entorno de laboratorio.

También debemos tomar en cuenta que es difícil garantizar la potencia y calidad de los productos de jalea real disponibles en el mercado.

Por ejemplo, las pruebas de toxicología sugieren que la mayoría, si no es que todas las mieles, contienen cierta cantidad de herbicida glifosato y la población de abejas se ha visto afectada por el uso de pesticidas. Si las abejas absorben esas toxinas, entonces es posible que la jalea real que producen, también esté contaminada.

A pesar de todo esto, la investigación fue realizada por una institución muy prestigiosa y publicada en una revista muy respetable, por lo que parece que hay beneficios reales aquí. Solo debe tomar en cuenta que esta investigación no está enfocada en la jalea real en sí, sino en la proteína Regina, la proteína encontrada en mamíferos que es equivalente a la royalactina.

Beneficios del propóleo

El propóleo es otro producto de abeja con muchos beneficios para la salud, que incluyen propiedades que estimulan el sistema inmunológico y fortalecen las defensas de su cuerpo para combatir baterías, virus y otros organismos que causan enfermedades.

Las abejas utilizan el propóleo para cerrar las aberturas de sus colmenas, razón por la que también se le conoce como “pegamento de abeja”.

Por lo general, este material se recolecta de las hojas, corteza, brotes de flores y otras partes de la planta. Después se combina con saliva de abeja, cera y polen, esta mezcla se coloca en los orificios de la colmena.

Los estudios sugieren que el propóleo también protege a las abejas de las infecciones y posibles elementos externos que pueden poner en peligro a toda la colonia. En algunos casos, el propóleo también se utiliza para cubrir los cadáveres de los intrusos y evitar que las bacterias se propaguen por la colmena.14

Durante años, se ha utilizado propóleo en la medicina popular debido a su supuesto efecto en varios sistemas del cuerpo, su uso se remonta a la época de los antiguos griegos, romanos y egipcios.

De hecho, Hipócrates señala que el propóleo es beneficioso para promover la curación de heridas, tanto internas como externas, mientras que Plinio el Viejo documenta que el propóleo puede utilizarse para tratar tumores, dolor muscular y úlceras.

Este producto de las abejas también se documentó en los manuscritos persas como un remedio para varios problemas de salud, incluyendo eczema y reumatismo.15

En la actualidad, el propóleo se utiliza como ingrediente en una gran variedad de productos para el cuidado de la piel, incluyendo cremas y extractos que promueven la curación de heridas y alivio de varios tipos de infecciones. También está disponible como un suplemento que toman las personas de forma regular para fortalecer su sistema inmunológico.16

El propóleo: otro producto de abeja con un flavonol beneficioso

Las investigaciones también sugieren que el propóleo contiene un flavonol llamado galangina que tiene efectos contra varios tipos de cáncer, incluyendo melanoma, hepatoma, leucemia y cáncer de colon.

En una de estas investigaciones,17 se encontró que induce la apoptosis (muerte celular programada) en dos tipos de células de cáncer de colon (HCT-15 y HT-29 específicamente) y que el efecto destruyó las células de cáncer de una forma dependiente a la dosis. De acuerdo con los autores:

“También determinamos que la galangina aumentó la activación de caspasa-3 y 9 y liberó un factor inductor de apoptosis de las mitocondrias en el citoplasma según el análisis de Wetern blot.

Además, la galangina indujo la muerte de las células de cáncer de colón a través de la alteración del potencial de la membrana mitocondrial y la disfunción.

Estos resultados sugieren que la galangina induce la apoptosis de las células de cáncer de colon humano HCT-15 y HT-29, lo que puede resultar útil en el desarrollo de agentes terapéuticos para combatir el cáncer de colon en humanos”.

La galangina también ha demostrado inhibir la inflamación al regular el factor nuclear kappa B (NF-κB), PI3K/Akt y el receptor de peroxisoma proliferador activado (PPAR γ) en la microglia activada en el cerebro y por lo tanto, puede mejorar o prevenir el Alzheimer.18

Además, la galangina reduce la resistencia a la insulina al aumentar la actividad de la hexocinasa y piruvato quinasa, lo cual promueve el consumo de glucosa y la síntesis de glucógeno.19

La jalea real puede ser beneficiosa para la salud, pero no hace milagros

En resumen, aunque la jalea real tiene un gran número de beneficios para la salud, es prematuro asumir que puede afectar directamente a sus células madre. Una serie de estudios realizados sobre la jalea real se han enfocado en sus posibles efectos en el cáncer, fertilidad y su papel en la producción de testosterona.

En un estudio,20 hombres infértiles recibieron dosis diferentes de jalea real y miel con el fin de aumentar su producción de testosterona.

Después de tres meses, los hombres que recibieron jalea real tuvieron mayores niveles de testosterona, mejor movilidad del esperma activo y niveles de hormona luteinizante, lo que demuestra el impacto potencial que puede tener la jalea real en la infertilidad de los hombres.

En otro estudio,21 se descubrió que la jalea real reduce los síntomas de la mucositis en pacientes que sufren de cáncer de cuello y cabeza. La mucositis se refiere a la inflamación del tracto digestivo causada por la quimioterapia y radioterapia. Los pacientes que recibieron jalea real tres veces al día mostraron una menor incidencia de mucositis.

Un estudio reciente,22 publicado en una revista china, sugiere que la jalea real también tiene un efecto antisenescente en los fibroblastos de pulmón en los cultivos celulares. Así que, si encuentra un producto de jalea real de alta calidad (que puede ser costoso), podría ser un suplemento valioso.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario