Summer Essentials Summer Essentials

PUBLICIDAD

Los alimentos fermentados encabezan la lista de superalimentos

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

alimentos fermentados superalimentos

Historia en Breve -

  • Basado en la última encuesta "What’s Trending in Nutrition" realizada entre casi 1400 nutriólogos registrados, los alimentos fermentados se destacaron como los alimentos más buscados
  • La encuesta de los nutriólogos reveló un "cambio impactante" en el comportamiento de los consumidores; por primera vez, predijeron que los consumidores estarían dispuestos a pagar más para comer alimentos más saludables
  • La kale (col rizada) ha sido excluido de la lista de los 10 principales superalimentos, pero sigue siendo una opción increíblemente saludable con numerosos componentes valiosos para optimizar la salud
  • Los alimentos fermentados, específicamente el yogur y kéfir, se clasificaron entre los principales de la lista de superalimentos; pero, con algunas advertencias, ya que a menudo las versiones compradas en la tienda se encuentran cargadas de ingredientes indeseados, por lo que prepararlos en casa podría ayudarle a controlar el sabor e ingredientes
  • Otras tendencias observadas por los nutriólogos incluyeron los beneficios de implementar el enfoque cetogénico; que no solo se trata de tener un abdomen plano, sino que también para lograr mejoras en la salud que pueden influir positivamente en el sistema metabólico y función mitocondrial

Más de 1000 nutriólogos registrados fueron encuestados sobre sus proyecciones acerca de la lista de los superalimentos más probables para el 2018 y 2019.

Cuando se obtuvieron los resultados de la séptima encuesta anual "What's Trending in Nutrition" de Today’s Dietitian y Pollocks Communications, hubo algunas sorpresas. De hecho, una de las tendencias proyectadas fue denominada como "impactante".

Según la encuesta —que comenzó a realizarse en 2014 y hace seguimiento de las nuevas tendencias en la industria—, la kale o col rizada ha sido excluida de la lista de los 10 principales alimentos.

Pero tal vez lo más interesante es que, los alimentos fermentados, específicamente el yogur y kéfir, se clasificaron en la primera posición. En la encuesta de superalimentos del 2017, la kale ocupó el sexto lugar, mientras que los alimentos fermentados se clasificaron en la cuarta posición.

Los nutriólogos que participaron en la encuesta reconocieron que, posiblemente los poderosos beneficios antiinflamatorios y promotores de la salud intestinal eran la razón de que los alimentos fermentados hayan escalado su posición, encabezando la lista de superalimentos.

Además del yogur y kéfir, los nutriólogos predijeron que la kombucha, chucrut, tempeh, kimchi y miso serían opciones adicionales de alimentos fermentados populares el siguiente año.

Ahora, el aguacate ocupa el segundo lugar en la lista de superalimentos del 2019, junto con las semillas, en tercer lugar. Pero, una de las proyecciones más interesantes, que parece haber surgido muy rápidamente, es la posible tendencia en favor de los tipos de alimentación a base de vegetales, indicó la encuesta.

De hecho, la lista completa de los 10 principales superalimentos está basada en vegetales. Por ejemplo, la leche sin lácteos, que hizo su debut en la décima posición.

Entre las posiciones inferior y superior, se encuentran los granos ancestrales, frutas exóticas, moras azules, betabel, frutos secos y productos a base de coco, que conforman el resto de la lista. Los superalimentos que componen la lista del 2019 indicada por los nutriólogos son:

  1. Alimentos fermentados; yogur y kéfir
  2. Aguacate
  3. Semillas
  4. Granos
  5. Frutas exóticas, como el acai y bayas doradas
  6. Moras azules
  7. Betabel
  8. Frutos secos
  9. Productos a base de coco
  10. Leche sin lácteos

Un 'cambio impactante' en el comportamiento de los consumidores

Food Navigator afirma que los alimentos premium que aparecen en la lista de superalimentos son más costosos de lo que muchos de los consumidores —al menos en el pasado— han demostrado estar dispuestos a pagar, pero eso también ha cambiado, y esto está relacionado con el aspecto "impactante" de las predicciones de los nutriólogos:

"La encuesta informa que ha surgido un 'cambio impactante', ya que lo denominado como saludable ha comenzado a superar el costo y sabor como las principales consideraciones en las elecciones de compra de los consumidores.

‘La salud se ha mantenido entre los tres principales factores que han impulsado las compras en los últimos años, pero es notable que por primera vez haya escalado al segundo lugar, lo que refuerza la demanda de mejores opciones alimenticias’, según el informe".

Hoy en día, los beneficios parecen ser los principales impulsores en la compra de alimentos, señaló la nutrióloga registrada, Jenna A. Bell, vicepresidenta principal de Pollock Communications.

Bell enfatiza que junto con los cambios en los productos que buscan los consumidores —principalmente etiquetas "saludables", en vez de preferencias basadas en el costo y sabor— otro avance significativo es una tendencia importante hacia la dieta cetogénica y otras consideraciones:

"Una tendencia no tan sorprendente que informan los nutriólogos es el auge de la dieta cetogénica como el tipo de alimentación más popular entre los consumidores, que ha desbancado a la dieta “clean eating” (alimentación limpia) de la posición principal del año pasado, y el ayuno intermitente apareció en la segunda posición.

Con base en estas predicciones es evidente que los consumidores se encuentran en la búsqueda de lograr un abdomen plano, y para lograrlo, requerirán implementar medidas extremas en su alimentación".

En 2018, los nutriólogos predijeron que la dieta cetogénica se había convertido en tendencia. El comentario de Bell de que los consumidores estaban "buscando un abdomen plano" era válido; ya que se convirtió en el tipo de alimentación más popular en los Estados Unidos.

Otras razones para implementar la dieta cetogénica

Quizás existan algunas razones, aparte de la búsqueda de lograr un abdomen plano, que sustenten la adopción de la dieta cetogénica. Una, es la capacidad para impulsar el metabolismo.

Un estudio reciente sugiere que la cantidad que come, así como los alimentos que consume, podrían mejorar significativamente la función general del sistema metabólico y, al mismo tiempo, optimizar su peso.

Por el contrario, los tipos de alimentación bajos en grasas y altos en carbohidratos pueden mermar la salud de la función mitocondrial y contribuir a los trastornos crónicos, como la obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardiacas, Alzheimer y cáncer.

Además, si consume demasiados carbohidratos y proteínas, y muy pocas grasas saludables, puede desarrollar resistencia a la insulina. Una de las claves para gozar de una buena salud es volverse metabólicamente flexible, o implementar una dieta cetogénica cíclica, para ser más eficiente en quemar grasas como combustible.

Existe evidencia de que, adoptar la dieta cetogénica también es una excelente forma de mantener el cerebro joven y poder prevenir la aparición de deterioro cognitivo o enfermedad de Alzheimer. De igual manera, podría mejorar la función neurovascular, en parte al optimizar el microbioma intestinal.

Si considera que la resistencia a la insulina puede estar fuertemente relacionada con la demencia podría ser un excelente estímulo al momento de hacer sus elecciones alimenticias en el supermercado.

Luego, tenemos el comentario de Bell sobre el ayuno intermitente, una intervención alimenticia que he defendido durante años, y que incluso podría ser más efectiva cuando se combina con la dieta cetogénica.

Otra de las predicciones es que el ayuno intermitente desbancaría el enfoque de la dieta "clean eating" (alimentación limpia) hasta la tercera posición entre los tipos de alimentación más populares.

¿Qué comer o cuánto comer?

Es importante comprender que cuando compra alimentos fermentados, como el yogur y kéfir, en el supermercado, en realidad es comida chatarra, en vez de superalimentos.

De hecho, podría decirse que el 98 % del yogur fermentado que se vende comercialmente es de baja calidad —en el mejor de los casos— ya que contiene grandes cantidades de azúcar o endulzantes dañinos, transgénicos (GMO) y conservadores, por lo tanto, indiscutiblemente son de calidad inferior a los productos que podría elaborar en casa.

Para hacer yogur casero, debe comenzar con leche entera sin pasteurizar, de animales alimentados con pastura y un cultivo de probióticos.

Básicamente, todo lo que necesita es agregar el cultivo iniciador en la leche y dejarla reposar durante toda la noche a una temperatura ambiente constante y cálida para convertir la leche en yogur; cambiar el sabor es tan simple como agregar bayas frescas, jugo de cítricos u otras opciones apetitosas, como ajo o eneldo.

Y francamente, la lista de beneficios que pueden otorgar los alimentos fermentados es asombrosa.

Algunos de los beneficios inmediatos de consumirlos pueden ser optimizar el estado del microbioma intestinal y sistema inmunológico, mejorar numerosos trastornos de la salud y, al mismo tiempo, disminuir el riesgo de diversas enfermedades, como la demencia, infecciones del tracto urinario y diabetes.

En primer lugar, una breve explicación de la ciencia que lo sustenta indica que, consumir alimentos fermentados puede mejorar la salud intestinal al "repoblar" su intestino con bacterias benéficas.

A su vez, las bacterias convierten los azúcares y almidón en ácido láctico, por medio de un proceso denominado lactofermentación, que incrementa el contenido nutricional de los alimentos y produce aminoácidos esenciales, ácidos grasos de cadena corta, enzimas beneficiosas y aumenta la biodisponibilidad de los minerales.

Pero ¿cómo podría obtener los beneficios que ofrecen los alimentos fermentados hechos en casa? La buena noticia es que no necesita esclavizarse en una cocina caliente durante días para crear vegetales fermentados caseros.

La breve explicación es tan simple como conseguir frascos de boca ancha y agua filtrada, elegir los vegetales orgánicos que desea utilizar y rellenar los frascos. El siguiente paso es sencillo, simplemente debe esperar unos cuantos días para que los vegetales ser fermenten.

Y con respecto a la kale y la leche sin lácteos…

La leche sin lácteos, que ha alcanzado la décima posición en la lista de los principales superalimentos, es otro ejemplo de alimentos en los que debe verificarse su autenticidad para saber si otorgaran los beneficios indicados.

En otras palabras, para calificar como un auténtico superalimento, el requisito previo es que debe ser verdadero, pero en el caso de muchos tipos de leche a base de frutos secos ocurre lo contrario. Al menos un fabricante de leche de almendra ha sido acusado de adulterar su producto con leche a base de lácteos.

La kale o col rizada, un vegetal fácil de cultivar el cual ha logrado un nuevo nivel de apreciación en los últimos años, definitivamente tiene sus méritos.

Aunque fue eliminado de la lista por primera vez en varios años, aún contiene una cantidad y niveles impresionantes de vitaminas, minerales y fitonutrientes, incluyendo a las vitaminas A, K y C, junto con el indole-3-carbinol, que apoya la reparación del ADN celular, mientras que al mismo tiempo disminuye el desarrollo de células cancerosas, por nombrar algunos de sus beneficios.

Una categoría que se escabulló en la lista de superalimentos por primera vez fue la leche sin lácteos.

Lo curioso es que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos ha considerado nueva terminología y parámetros para la definición de la leche; actualmente, el concepto de "leche" indica que proviene de un animal, como por ejemplo una vaca.

La FDA e industria láctea de los Estados Unidos sostienen que las bebidas que provienen de materia vegetal, como las almendras y coco, no cumplen con los criterios necesarios.

Al parecer el ingrediente principal en la mayoría de los tipos de leche a base de frutos secos, como la leche de almendras, es agua saborizada.

En esencia, los fabricantes de alimentos saborizan el agua y agregan un remanente de producto del fruto seco que anuncian en el envase. Pero, en realidad el ingrediente principal y base de muchas opciones alternativas a la leche es el agua con olor añadido de origen desconocido.

La intolerancia a la lactosa, alergia a la caseína y otro tipo de sensibilidades impiden que gran parte de la población pueda consumir incluso productos lácteos y leche de vaca sin pasteurizar, orgánica, de animales alimentados con pastura. La conclusión es que la mejor leche que puede consumir es la que puede tolerar su cuerpo.

Dicho lo anterior, reemplazar la leche y otros productos lácteos por sustitutos sin lácteos es una elección personal. Pero, si no extraña beber y consumir productos a base de leche y puede obtener los nutrientes necesarios de otros alimentos, podría evitar fácilmente las alternativas sin lácteos.

Consideraciones al comprar productos de conveniencia y otros alimentos

Uno de los factores problemáticos para las personas al momento de elegir sus alimentos es la conveniencia, revelaron los nutriólogos. El sitio web Convenience Store Decisions afirmó en enero de 2018 que la generación a la que pertenecen los compradores está muy relacionada y puede influir ampliamente en sus hábitos de compra. De hecho:

"Los baby boomers son leales a las marcas y, a los mileniales... les agrada comprar por medio de aplicaciones móviles...

Hoy en día, las tasas de natalidad han disminuido, la población está envejeciendo y, por primera vez, podemos encontrar cinco generaciones distintas de compradores en los pasillos de los supermercados, cada una con su propio conjunto de características y atributos que influyen en sus hábitos de compra.

En la lista anual de las principales tendencias alimenticias de Whole Foods para el nuevo año figura el auge de la dieta cetogénica, paleo, libre de granos e incluso "pegan" (es decir, paleo-vegana), que han transformado la mentalidad con respecto a las grasas saludables, que demandan cada vez más consumidores".

Erin Del Conte, editora principal del sitio web Convenience Store Decisions, ha escrito que la tendencia hacia una "economía de conveniencia" es un factor importante en todas las áreas de negocios, pero en particular en el servicio de suministro de alimentos, donde los consumidores han demostrado que están interesados en "artículos de mejor calidad, más rápidos y personalizados según sus preferencias.

También, buscan alimentos saludables, altos en proteínas, a base de vegetales y fáciles de comer para llevar".

Joy Bauer, nutrióloga dietista registrada (RDN) y experta en nutrición y salud, habló para el programa de televisión Today Show de la cadena NBC sobre la tendencia en la lista de los principales alimentos de la cadena de supermercados Whole Foods Market mencionada anteriormente, señaló que, "es excelente que ahora las personas sepan que las grasas no son el enemigo de la buena salud".

En los próximos meses, los nutriólogos prevén que entraran en juego otras consideraciones, como la forma en que se etiquetan los alimentos, en especial con respecto a los ingredientes que parecen químicos (de hecho, muchos sí lo son).

"Los consumidores continuarán evitando estas características y cada vez las percibirán más, no como un punto de diferenciación, sino como las circunstancias existentes para considerar sus elecciones", dice Bauer.