El estrés crónico puede elevar el riesgo de diversos tipos de enfermedades cardiovasculares

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

estres cronico ataque cardiaco

Historia en Breve -

  • Las investigaciones recientes demuestran que las personas con trastornos relacionados con el estrés tienen 29 % más probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares en comparación con un pariente sin un trastorno de estrés, y un 37 % más en comparación con la población general
  • Durante el primer año de diagnóstico de estrés en una persona, el riesgo de enfermedad cardiovascular puede ser aún más alto; es decir, 64 % mayor que el de un pariente, y 71 % mayor que la población general Este vínculo también es particularmente fuerte en las personas menores de 50 años de edad
  • Las investigaciones anteriores han demostrado que el estrés puede elevar el riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral al causar hiperactividad en la amígdala, el centro cerebral del miedo
  • A medida que se incrementa el nivel de estrés, también el nivel de glóbulos blancos promotores de enfermedades, y esa es otra forma en que el estrés podría causar aterosclerosis, ruptura de placas y ataque cardíaco
  • Durante los momentos en que su cuerpo experimenta mayor estrés, también libera norepinefrina, que podría dispersar las biopelículas bacterianas de las paredes arteriales, lo que permite que los depósitos de placa se desprendan repentinamente, y puede provocar un ataque cardíaco

El estrés puede tener grandes repercusiones en la salud. Desde una perspectiva evolutiva, la respuesta al estrés es una función biológica vital que le permite enfrentarse instintivamente a un agresor, huir de un depredador o matar a una presa.

Sin embargo, actualmente, los que vivimos en la modernidad activamos esta misma reacción biológica en respuesta a actividades y eventos que no tienen implicaciones potencialmente mortales, desde hablar en público hasta llenar formularios de impuestos, y al permanecer atorados en el tráfico.

El extenso número de situaciones estresantes que enfrentamos diariamente podría ocasionar que sea difícil desactivar la respuesta al estrés, y generar una carga excesiva de hormonas de estrés corrosivas durante todo el día, que posiblemente tenga consecuencias muy graves en su salud.

El estrés está ‘muy relacionado’ con la enfermedad cardiovascular

Una investigación reciente destaca nuevamente los riesgos del estrés crónico, ya que los datos demuestran que las personas con trastornos relacionados con el estrés tienen 29 % más probabilidades de desarrollar enfermedad cardiovascular, en comparación con un pariente sin un trastorno de estrés, y un 37 % más en comparación con la población general.

Las enfermedades cardiovasculares incluyen a la cardiopatía isquémica, enfermedad cerebrovascular, émbolos/ trombosis, enfermedad hipertensiva, insuficiencia cardíaca y trastorno de arritmia/conducción.

El estudio, publicado en BMJ, comparó los datos de salud de 136 637 suecos diagnosticados con un trastorno de estrés, incluyendo una reacción de estrés agudo, trastorno de estrés postraumático y trastorno de adaptación, con 171 314 hermanos y 1 366 370 personas de la población general que no padecían un trastorno relacionado con el estrés.

Lo curioso es que, en el primer año de diagnóstico de estrés, el riesgo de enfermedad cardiovascular fue aún más alto; es decir, 64 % mayor que el de un hermano y 71 % mayor que la población general. El vínculo también fue particularmente fuerte en las personas menores de 50 años de edad. Según indicaron los autores:

“La mayoría de las personas está expuesta a traumas psicológicos o eventos estresantes en algún momento de la vida, como la muerte de un ser querido, el diagnóstico de alguna enfermedad potencialmente mortal, desastres naturales o violencia.

La evidencia acumulada sugiere que tales adversidades podrían elevar el riesgo de un sinnúmero de enfermedades importantes (incluyendo la morbilidad cardiovascular, lesiones, infecciones y ciertas enfermedades autoinmunológicas, pero no de cáncer) y mortalidad, con el mayor incremento en el riesgo generalmente observado entre las personas que desarrollan trastornos psiquiátricos como resultado de un trauma...

Los trastornos relacionados con el estrés están fuertemente vinculados con múltiples tipos de enfermedades cardiovasculares, independientemente de los antecedentes familiares, enfermedades somáticas/psiquiátricas y comorbilidad psiquiátrica...

Además, los pacientes con trastornos relacionados con el estrés fueron propensos a tener mayor carga de enfermedades somáticas en la fecha índice y menor nivel de ingresos familiares, y tuvieron más probabilidad de divorciarse o enviudar, en comparación con sus hermanos no afectados o personas con pareja que no estuvieron expuestas...

Estos hallazgos requieren mayor conciencia clínica y, si se verifican, necesitan un monitoreo o intervención temprana en pacientes con trastornos relacionados con el estrés recientemente diagnosticados".

Cómo el estrés podría influir en su salud cardiovascular

Como señaló el estudio presentado y otros, aunque todavía hay preguntas sin responder, se han propuesto una serie de mecanismos para explicar la relación entre el estrés y la enfermedad cardiovascular. Por ejemplo:

Aumento de la presión arterial causada por un estrés agudo podría sentar el antecedente para eventos cardiovasculares agudos; a largo plazo, la presión arterial elevada podría provocar disfunción endotelial y arteriosclerosis

Niveles crónicamente elevados de cortisol, liberado en respuesta al estrés, también podría aumentar los niveles de triglicéridos y azúcar en la sangre, que al igual que la presión arterial alta son factores de riesgo para enfermedades cardíacas

Con el tiempo, las reacciones biológicas de estrés también podrían desencadenar otros factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares, como:

Inflamación crónica

Disfunción autonómica

Desregulación del eje hipotalámico pituitario y suprarrenal

Neuroquímica alterada, que puede contribuir a comportamientos negativos, como fumar y malos hábitos de sueño

Acumulación de placa arterial

Un estilo de vida con elevado nivel de estrés está relacionado con un mayor riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral

De hecho, hay gran cantidad de evidencia que demuestra que el estrés puede influir en la salud cardíaca. Las investigaciones anteriores han demostrado que el estrés aumenta el riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral al causar hiperactividad en la amígdala.

Conocida como el centro cerebral del miedo, esta región del cerebro, situada en el lóbulo temporal, se activa en respuesta a amenazas percibidas y reales. También está involucrada en el procesamiento de otras emociones, incluyendo las positivas, así como recuerdos emocionales de todo tipo.

Sin embargo, una de sus funciones más básicas es mantenerlo seguro, al prepararlo bioquímicamente para luchar o huir, según sea necesario.

En este estudio en particular, en el cual participaron 293 personas, se midieron los niveles de inflamación, así como la actividad cerebral y de la médula ósea. Todos los participantes tenían más de 30 años de edad, y ninguno padecía algún problema cardíaco diagnosticado.

Al final del período de observación, que duró entre dos y cinco años, 22 participantes experimentaron algún evento cardíaco grave, como un ataque cardíaco, derrame cerebral o angina (dolor en el pecho).

Basados en exploraciones cerebrales, los investigadores pudieron concluir que las personas con mayor actividad en la amígdala tenían un mayor riesgo de un evento cardíaco.

Como base en los resultados, parece haber una correlación significativa entre la actividad de la amígdala e inflamación arterial, desencadenada por la producción de células inmunes en la médula ósea, que es un factor de riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral.

Esto se confirmó en un subestudio en el que participaron 13 pacientes con antecedentes de trastorno de estrés postraumático. En este, también se midieron los niveles de proteína C reactiva, lo que demuestra que los que reportaron los niveles más altos de estrés también tenían mayor actividad en la amígdala, así como niveles más altos de los marcadores inflamatorios.

El autor principal, Dr. Ahmed Tawakol, del Hospital General de Massachusetts y la Facultad de Medicina de Harvard, dijo para Science Daily:

"Nuestros resultados proporcionan una visión única de cómo el estrés podría ocasionar enfermedades cardiovasculares. Esto plantea la posibilidad de que los bajos niveles de estrés podrían producir beneficios que van más allá de tener una mejor sensación de bienestar psicológico.

Con el tiempo, el estrés crónico podría tratarse como un factor de riesgo importante de enfermedad cardiovascular, analizado de forma rutinaria y manejado de manera efectiva, como otros factores de riesgo significativos de enfermedad cardiovascular".

Ilze Bot, Ph. D., investigadora biofarmacéutica holandesa, quien escribió una nota adjunta al estudio, agregó:

"En la década pasada, cada vez eran más las personas que sufrían estrés psicosocial todos los días. Una pesada carga de trabajo, inseguridad laboral o vivir en la pobreza, son circunstancias que podrían provocar un aumento crónico del estrés.

Estos datos clínicos establecen una conexión entre el estrés y enfermedades cardiovasculares, al identificar al estrés crónico como un verdadero factor de riesgo para los síndromes cardiovasculares agudos, que debido al cada vez más elevado número de personas que padecen estrés crónico, podría ser incluido en las evaluaciones de riesgo de enfermedades cardiovasculares, en la práctica clínica diaria".

Otras circunstancias en que el estrés podría desencadenar un ataque cardíaco

El estrés también podría promover o desencadenar un ataque cardíaco, de otras maneras. Por ejemplo, los estudios han demostrado que a medida que aumenta su nivel de estrés, también el nivel de glóbulos blancos promotores de enfermedades; sin embargo, esta es otra forma en que el estrés podría provocar aterosclerosis, ruptura de placa e infarto del miocardio.

Durante los momentos en que su cuerpo experimenta elevados niveles de estrés, también libera norepinefrina, que según los investigadores podría causar la dispersión de biopelículas bacterianas de las paredes arteriales. Esta dispersión podría permitir que los depósitos de placa se rompan repentinamente, lo que desencadenaría un ataque cardíaco.

Incluso, la liberación repentina de grandes cantidades de hormonas de estrés y rápido incremento de la presión arterial podría desencadenar un ataque cardíaco o derrame cerebral, aún si no padece un problema cardíaco subyacente. En el caso de síndrome del corazón roto, los síntomas de un ataque cardíaco ocurren aunque el corazón no tenga ningún daño real.

De acuerdo con la Fundación Británica del Corazón, el síndrome del corazón roto, conocido clínicamente como cardiomiopatía de Takotsubo, es un "padecimiento temporal en el que el músculo cardíaco se debilita o entra en un choque repentino". El ventrículo izquierdo (la cámara cardíaca más amplia) también cambia de forma, lo que se suma a la disfunción temporal.

Se cree que esta repentina debilidad cardíaca se debe a una súbita liberación de grandes cantidades de adrenalina, y otras hormonas del estrés.

La adrenalina aumenta la presión arterial y frecuencia cardíaca, y se ha sugerido que podría causar un estrechamiento de las arterias que suministran sangre al corazón, o inclusive que se unen directamente a las células cardíacas, lo que permite que grandes cantidades de calcio entren y provoquen que las células sean temporalmente incapaces de funcionar de forma adecuada.

Aunque la mayoría se recuperará exitosamente, en algunas personas, la alteración en la forma del ventrículo izquierdo podría desencadenar un ataque cardíaco fatal. Se cree que tener antecedentes de problemas neurológicos, como trastornos convulsivos o antecedentes de problemas de salud mental, podría elevar el riesgo.

Por el lado positivo, si bien, este padecimiento podría ser posiblemente mortal y requerir atención médica inmediata, por lo general es una enfermedad temporal que no deja daños permanentes.

Si es fanático del ejercicio, debe tener cuidado

Otro artículo que analiza el estrés y eventos cardíacos repentinos señaló que el riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral fue mayor después de eventos deportivos emocionalmente intensos, como los juegos de fútbol europeo. Como los autores señalaron:

"Uno de los primeros estudios fue en los Países Bajos, donde se observó que la mortalidad por cardiopatía coronaria y derrame cerebral se había elevado en la población masculina cuando ocurrió un importante partido de fútbol entre los Países Bajos y Francia en el campeonato europeo de fútbol de 1996.

En el caso de las mujeres, no hubo aumento similar, ni durante el evento ni ningún otro día en que los holandeses jugaron un partido de fútbol a lo largo de ese torneo.

El incremento se produjo el día en que los holandeses jugaron su único juego que terminó en un tiro de penal, una situación de vida o muerte en la que el ganador del juego se determina de manera dramática.

Los investigadores del estudio propusieron que la mayor intensidad del juego y resultado (la pérdida del equipo holandés) pudieron ser responsables de las 14 muertes adicionales causadas por cardiopatía coronaria y derrame cerebral en los Países Bajos en dicho día...

Un estudio posterior realizado en Inglaterra demostró que las hospitalizaciones por infarto de miocardio agudo aumentaron en un 25 % ese día y dos días después de que Inglaterra perdió ante Argentina en la Copa del Mundo de 1998, en otro juego que terminó en un tiro de penal".

Los investigadores detallan diversos mecanismos posibles a través de los cuales observar tales acontecimientos deportivos podría contribuir a dichos eventos cardíacos, que incluyen:

  • La estimulación del sistema nervioso simpático, que puede incrementar el tono vascular coronario, al disminuir el suministro de oxígeno relativo. Al mismo tiempo, el nivel de catecolaminas circulantes ("inducido por la participación emocional en el juego") podría elevarse, lo que aumentaría el requerimiento de oxígeno al incrementar la frecuencia cardíaca y presión arterial.
  • El aumento de la inotropía ventricular y cambios en el tono coronario podrían alterar "la tensión de cizallamiento de la sangre contra una placa aterosclerótica vulnerable, que contribuye a la fractura de la placa"
  • El incremento de las concentraciones de catecolaminas también podría desencadenar arritmias y aumentar la acumulación plaquetaria, una parte de la secuencia de eventos que producen la formación de un coágulo sanguíneo.

La frecuencia cardíaca alta en reposo se relaciona con la muerte prematura

En noticias relacionadas, los investigadores también advierten que tener una frecuencia cardíaca alta en reposo puede influir en la longevidad. Los hombres de mediana edad con una frecuencia cardíaca en reposo de 75 latidos por minuto (bpm) tuvieron el doble de probabilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca y murieron antes que los que presentaban una frecuencia cardíaca en reposo de alrededor de 55 bpm.

También encontraron que quienes exhibían una frecuencia cardíaca en reposo y se habían mantenido estables entre sus años 50 y 60 tenían menor riesgo de enfermedad cardiovascular, en comparación con aquellos cuya frecuencia cardíaca en reposo había aumentado con el tiempo. Según informó Newsweek:

“Los investigadores consideran que esto podría deberse a que una frecuencia cardíaca alta en reposo podría generar estrés en el corazón y aumentar el consumo de oxígeno.

También se ha relacionado con la hiperactividad simpática en la que el sistema nervioso hace un gran esfuerzo, lo cual está relacionado con padecimientos que influyen en la salud cardíaca, como la presión arterial alta y síndrome metabólico".

Otro estudio descubrió que estimular la aptitud cardiorrespiratoria podría disminuir el riesgo de ataque cardíaco, especialmente en mujeres.

De acuerdo con el autor principal, Rajesh Shigdel, los resultados sugieren que la condición cardiorrespiratoria, que refleja la cantidad máxima de oxígeno que el cuerpo puede utilizar al hacer el esfuerzo, podría emplearse "como un indicador de riesgo para los primeros ataques cardíacos".

Las mujeres con los niveles más altos de aptitud cardiorrespiratoria tenían una probabilidad 25 % menor de padecer un ataque cardíaco, en comparación con las que exhibían una aptitud cardiorrespiratoria baja. Entre los hombres, los niveles altos fueron ligeramente menos efectivos en reducir en un 10 % el riesgo de ataque cardíaco.

Según Shigdel, "las personas que deseen mejorar su capacidad cardiorrespiratoria deben esforzarse por ser físicamente activas, al menos 150 minutos cada semana y minimizar el tiempo dedicado al sedentarismo".

Cómo reconocer los signos de estrés

Muchas personas se han acostumbrado tanto a estar estresados, que ni siquiera se percatan de su situación Entonces, el primer paso es reconocer que se encuentra estresado y luego tomar medidas para solucionarlo. Los signos y síntomas comunes de estrés incluyen:

Dormir mal; problemas para conciliar el sueño; cansancio excesivo

Consumo excesivo de alcohol

Falta de apetito o comer en exceso

“Irritarse con facilidad”/perder los estribos o enojarse con rapidez

Sentirse abrumado, triste o irritable; llorar por cualquier cosa o llanto frecuente

Dolores de cabeza o malestar y dolor general

Disminuya el estrés agudo al respirar de forma adecuada

Como mencioné anteriormente, el estrés está vinculado con una amígdala hiperactiva, que cuando se activa por una amenaza percibida o real, el oxígeno es desviado de sus órganos internos, incluyendo su cerebro, hacia las extremidades. Básicamente, su cuerpo se prepara para luchar, sin pensarlo.

No obstante, hoy en día, realmente necesita tener un pensamiento crítico cuando enfrenta una situación estresante. Por ejemplo, luchar con los puños no es la solución más adecuada cuando se enfrenta a algún embotellamiento o dificultades interpersonales; sin embargo, debido a la respuesta al estrés, esto ha desactivado en gran medida a su cerebro.

Posteriormente, el primer paso es llevar el oxígeno al cerebro, que puede hacer a través de algunos ejercicios de respiración sencillos. Es posible que deba experimentar con unos cuantos ejercicios diferentes para saber si alguno le funciona mejor. Enseguida se presentan tres variaciones que podrían ser de utilidad.

Técnica de respiración # 1.

  1. Simplemente inhale hasta la cuenta de cuatro
  2. Contenga la respiración y cuente hasta cuatro
  3. Exhale hasta la cuenta de cuatro
  4. Contenga la respiración de nuevo y cuente hasta cuatro

Otra técnica que me gusta es el ejercicio de respiración 4-7-8 enseñado por el Dr. Andrew Weil.

  1. Siéntese derecho y coloque la punta de su lengua contra la parte posterior de sus dientes delanteros. Manténgala allí durante todo el proceso de respiración
  2. Inhale silenciosamente por la nariz hasta la cuenta de cuatro, contenga la respiración hasta la cuenta de siete, y exhale por la boca hasta la cuenta de ocho, mientras hace el sonido audible "whoosh". Eso concluye una respiración completa
  3. Repita el ciclo tres veces más, por un total de cuatro respiraciones. Después del primer mes, podrá aumentarlo hasta un total de ocho respiraciones por sesión

Un tercer método, es el método de respiración controlado, enseñado por Patrick McKeown, uno de los mejores maestros del Método de Respiración Buteyko. Si experimenta ansiedad o ataques de pánico, o si se siente estresado y le inundan los pensamientos, pruebe la siguiente secuencia de respiración.

Su eficacia se deriva de que puede ayudar a retener y acumular suavemente el dióxido de carbono. Esto no solo puede relajar su respiración, sino que también podría disminuir su ansiedad. En resumen, la necesidad de respirar disminuirá a medida que llegue a un estado más relajado:

  1. Inhale ligeramente por la nariz, enseguida exhale un poco
  2. Sostenga la respiración de su nariz durante cinco segundos, con el fin de contener la respiración, y luego libere el aire para reanudar la respiración
  3. Respire normalmente durante 10 segundos
  4. Repita la secuencia varias veces más

Cómo contrarrestar el estrés al activar la respuesta de relajación del cuerpo

Una vez que haya abordado la oxigenación de su cerebro, realice algún tipo de técnica de relajación física, ya que la respuesta al estrés puede tensar los músculos del cuerpo.

Un ejercicio sencillo que podría hacer en cualquier lugar es apretar los músculos de un área, durante algunos segundos, y luego soltarlos. Puede hacerlo por partes. Comience con sus piernas y pies, y levántelos. Incluso, podría hacerlo en sincronía con el ejercicio de respiración de su elección.

También podría ser de utilidad usar las técnicas de visualización, como las enseñadas por el Dr. Martin Rossman, autor del libro The Worry Solution (La solución a la preocupación). La imaginación es el lenguaje natural del cerebro, que en parte es la razón por la que los ejercicios de visualización e imágenes guiadas son tan poderosos para cambiar los pensamientos y el comportamiento.

Como señaló Rossman, las tres claves para tener tranquilidad, son la respiración, relajación y visualización. Lo ideal es que practique las tres.

Enseguida se encuentra la sugerencia de Rossman para tener tranquilidad: Respire y relaje su cuerpo por partes, después imagine que está en un lugar hermoso y tranquilo donde se siente seguro. Este podría ser un lugar real o imaginario. Permanezca allí entre 10 y 20 minutos, mientras visualiza activamente la serenidad que le rodea, para interrumpir la respuesta al estrés.

Esto desactivará su respuesta de lucha o huida, al permitir que su cuerpo regrese al punto de equilibrio, o lo que también se denomina "la respuesta de relajación". Este es un estado compensatorio de reparación, renovación y recarga que le balancea de nuevo.

El entrenamiento de atención plena, que se centra en estar presente en el momento, es otra estrategia que podría ser muy útil. En un estudio, las personas que participaron en 10 sesiones en el transcurso de un mes experimentaron estrés, ansiedad y depresión "significativamente menores".

La meditación de atención plena es una práctica más formal que la atención plena, en la cual se sitúa de forma consciente o centra su atención en pensamientos o sensaciones específicos, y luego los analiza sin juzgarlos.

Las técnicas de libertad emocional para aliviar el estrés

Por último, pero no menos importante, las técnicas de psicología energética como las Técnicas de Libertad Emocional (EFT) podrían ser muy efectivas para disminuir los niveles de estrés al ayudarle a reprogramar las reacciones de su cuerpo a los factores estresantes e inevitables de la vida cotidiana.

Esto es importante ya que, en términos generales, un factor de estrés se convierte en un problema cuando:

  • Su respuesta es negativa
  • Sus sentimientos y emociones son inapropiados para las circunstancias
  • Su respuesta dura mucho tiempo
  • Se siente continuamente abrumado, superado o sobrecargado de trabajo

El EFT no es lo mismo que la atención plena; es completamente diferente y se utiliza para diversos propósitos. Considero que la atención plena y meditación son herramientas útiles para toda la vida, como hacer ejercicios mentales. Lo ideal es que se esfuerce para estar consciente y utilice la meditación todos los días.

El EFT es diferente ya que funciona mejor para aliviar el estrés, como recuperarse de un trauma emocional o superar una adicción. Es posible que solo requiera utilizar EFT unas cuantas veces, mientras que la atención plena y meditación son ejercicios que debe practicar a lo largo de su vida.

Cuando utilice el EFT, simplemente de golpecitos (tapping, en inglés) con las yemas de los dedos para activar la energía cinética en los meridianos específicos que se encuentran en el pecho y la cabeza, mientras se concentra en su problema específico y hace afirmaciones positivas.

Esta combinación de aprovechar los meridianos de energía y expresar afirmaciones positivas servirá para eliminar el "cortocircuito", o bloqueo emocional, del sistema bioenergético de su cuerpo, lo que restaurará el equilibrio mente-cuerpo, que es esencial para una salud óptima y sanar el estrés crónico.

Aunque el video anterior podría demostrarle fácilmente cómo hacer tapping para el estrés, es importante entender que no es recomendable autotratarse cuando se trata de problemas más graves. Para abordar problemas graves o complejos, debe buscar un profesional con experiencia que pueda guiarle en todo el proceso.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario