Summer Essentials Summer Essentials

PUBLICIDAD

El ayuno puede ayudar a prevenir y revertir la diabetes

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

ayuno ayuda a prevenir revertir diabetes

Historia en Breve -

  • La prevención, tratamiento y reversión de la diabetes tipo 2 comienza al mejorar la sensibilidad a la insulina, lo cual se logra con el ayuno y puede ser un factor importante para quienes luchan contra diferentes afecciones relacionadas con la obesidad
  • La nueva información revela que la actividad física antes del desayuno y el postergar el consumo de alimentos hasta el almuerzo puede reducir el consumo calórico total del día y ayudar a perder peso, al igual que controlarlo
  • Los participantes del estudio ayunaron desde el amanecer hasta el atardecer; pero consumir alimentos tan solo unas horas antes de dormir puede ocasionar otros efectos negativos para la salud, ya que en las mejores circunstancias el estómago tardará horas en vaciarse; por esta razón, si se acuesta justo después del consumo de alimentos, puede aumentar el riesgo de desarrollar acidez y reflujo
  • Comer tres horas antes de dormir puede ser una de las peores actividades que se pueden hacer, ya que afecta negativamente a la salud mitocondrial
  • A pesar de sus excelentes beneficios, el ayuno no debe de llevarse a cabo si se encuentra bajo de peso, está embarazada, lactando o con trastornos alimentarios, y mientras que esta práctica apoya su salud, es recomendable implementar una alimentación cetogénica cíclica con el ayuno para obtener mejores beneficios para la salud

El ayuno ha sido practicado durante siglos. Actualmente, una gran cantidad de evidencia científica confirma sus beneficios terapéuticos. Durante el ayuno, la restricción calórica activa los procesos metabólicos que desencadenan la curación y el rejuvenecimiento.

Los profesionales lo han utilizado para ayudar a controlar el peso, mejorar la concentración, prolongar la vida y prevenir la demencia. Hipócrates recomendaba y defendía el ayuno mientras utilizaba vinagre de manzana.

Los antiguos griegos consideraban que los tratamientos médicos podían encontrarse en la naturaleza, y como con la mayoría de los animales, se recomendaba el ayuno para curar las enfermedades.

Las religiones de todo el mundo desarrollaron el ayuno de forma independiente como práctica y los griegos lo utilizaban como método de preparación para numerosos rituales para contactar fuerzas sobrenaturales. El ayuno también ha sido utilizado como medio de protestas políticas.

Gandhi ayunó en por lo menos 14 ocasiones diferentes, en donde aplico esta actividad por más de 21 días en 3 ocasiones. Uno de los ayunos políticos más largos registrados fue por Terence McSweeney, un exalcalde de Cork (Irlanda), quien por razones políticas ayunó por un periodo de 74 días hasta alcanzar la muerte en 1920.

El ayuno puede parecer difícil y desafiante, pero puede proporcionar beneficios a largo plazo y ayuda al cuerpo a eliminar toxinas.

Los efectos desintoxicantes del ayuno son, de hecho, la razón por la que desarrollé el régimen de ayuno parcial detallado en mi último libro titulado KetoFast (disponible solo en inglés). Realizar el protocolo 'KetoFast' combina una alimentación cetogénica cíclica y un ayuno intermitente con un ayuno parcial cíclico. para optimizar la salud, la longevidad y apoyar la desintoxicación de manera segura.

El ayuno mejora la sensibilidad a la insulina

Al igual que otros estudios anteriores, las investigaciones recientes encuentran que el ayuno puede mejorar la sensibilidad a la insulina, revertir la diabetes y respaldar los esfuerzos pare el control de peso al ser combinado con el ejercicio.

La investigación, presentada en la Digestive Disease Week del 2019, se basó en las prácticas de oración en ayunas de los musulmanes durante el Ramadán. El estudio piloto reclutó a 14 personas saludables que ayunaban de forma rutinaria durante 15 horas al día desde el amanecer hasta el anochecer por un periodo de 30 días.

Los investigadores recolectaron muestras sanguíneas antes del comienzo del ayuno religioso y al final de la cuarta semana de ayuno. Asimismo, se extrajo un panel sanguíneo adicional una semana después del ayuno. El trabajo de investigación fue parcialmente apoyado por el National Institute of Health Public Health Service Grant.

El ayuno durante 30 días elevó los niveles de proteínas de tropomiosina (TPM) que, a su vez, mejoraron la resistencia a la insulina y redujeron los efectos adversos de una alimentación rica en azúcar. Se encontraron niveles más elevados de TPM 1, 3 y 4 en las muestras sanguíneas de los participantes. El TPM es un factor muy importante para mantener la salud de las células necesarias para la resistencia a la insulina.

El TPM 3 desempeña un papel importante en la mejora de la sensibilidad a la insulina, lo que significa un mejor control de la glucemia. El equipo de investigación fue dirigido por la Dra. Ayse Leyla Mindikoglu, profesora asociada de medicina y cirugía en el Baylor College of Medicine en Houston, Texas, quien comentó lo siguiente:

"La alimentación y el ayuno pueden afectar significativamente la forma de producción y uso de las proteínas del cuerpo, las cuales son fundamentales para disminuir la resistencia a la insulina y mantener un peso corporal saludable.

Por lo tanto, el momento y la duración entre los alimentos podrían ser factores importantes que deberían considerar las personas que luchan con afecciones relacionadas con la obesidad.

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, la obesidad afecta a más de 650 millones de personas en todo el mundo, lo que los pone en riesgo de padecer una serie de afecciones de salud.

Nos encontramos en el proceso de ampliar nuestra investigación para incluir a las personas con síndrome metabólico y [enfermedad del hígado graso no alcohólico] para determinar si los resultados son consistentes con los de las personas sanas.

Con base en nuestra investigación inicial, consideramos que el ayuno entre el amanecer y el atardecer puede proporcionar una intervención muy eficaz para quienes luchan con enfermedades relacionadas con la obesidad."

El ayuno puede promover el crecimiento de células beta pancreáticas

Un editorial redactado en BMJ por un destacado científico investigador, conocido como el Dr. James DiNicolantoni, analizó los resultados de numerosos estudios que han encontrado que los episodios repetidos de ayuno pueden inducir el crecimiento celular de las células beta pancreáticas en ratones.

Este crecimiento se encuentra asociado con un aumento de la expresión del Ngn3, el cual es una proteína involucrada en la conversión del ADN a ARN que es crítico para las células endocrinas en los islotes pancreáticos de langerhans, que son las células responsables de producir insulina.

El aumento de células beta de los islotes inducido por el ayuno intermitente fue acompañado por una mejora notable en el control de glucemia en los estudios con animales. Estas observaciones fueron de gran interés para las personas que padecen diabetes tipo 1, ya que a menudo experimentan una destrucción inflamatoria casi completa de las células beta de los islotes.

Sin embargo, lo mismo ocurre en las últimas etapas de la diabetes tipo 2 grave. DiNicolantonio considera que estos hallazgos pueden ser replicados clínicamente, con la oportunidad de revertir la diabetes tipo 2 en aquellos con "suficiente disciplina y compromiso para adoptar un estilo de vida que hubiera ayudado a prevenir el desarrollo de la diabetes en primer lugar."

Como primer paso, es recomendable practicar un estilo de vida saludable para prevenir la diabetes, al consumir una alimentación rica en alimentos enteros, junto con una rutina de ejercicio regular. Esto ayudará a mejorar su sensibilidad a la insulina y puede ser suficiente para aquellas personas diagnosticadas recientemente con diabetes para revertir esta condición con el tiempo.

En aquellas personas que no responden al tratamiento, se recomienda implementar un protocolo de ayuno intermitente. Al regresar a la alimentación para proteger la salud después del ayuno, se recomienda implementar medidas complementarias para proteger a las células beta de la toxicidad para que conserven su capacidad funcional.

Se puede reducir el estrés oxidativo de los islotes con el consumo de espirulina, acetilcisteína o berberina. El objetivo es lograr un control normal de glucemia sin el uso de medicamentos y cumplir con una alimentación y un estilo de vida para diabéticos.

Omitir el desayuno antes de una rutina de ejercicio puede ayudar a controlar el peso

Se publicó un estudio reciente en el Journal of Nutrition, el cual evalúa la efectividad de omitir el desayuno antes de ejercitarse. Los investigadores buscaban si omitir el desayuno antes de la rutina de ejercicio afectaría la relación con los alimentos durante el resto del día.

Aunque el ejercicio juega un papel importante en el control de peso y la salud en general, estudios anteriores han demostrado que las personas que comienzan un nuevo programa de ejercicio a menudo compensan la energía utilizada con alimentarse mucho más tarde o a moverse menos.

Los investigadores estudiaron a 12 hombres jóvenes sanos y físicamente activos, los cuales completaron tres etapas aleatorias separadas en un lapso de más de una semana. Durante la primera etapa, los participantes desayunaron avena y leche, seguido de un descanso. Durante otra etapa, consumieron el mismo desayuno y luego se ejercitaron por un periodo de 60 minutos.

En otra etapa, los participantes ayunaron por la noche y a la mañana siguiente, se ejercitaron antes del desayuno. Se monitoreo y calculo el consumo calórico por las siguientes 24 horas.

Los investigadores encontraron que quienes ayunaron y luego se ejercitaron, mostraban un consumo negativo de 400 calorías al día en comparación con las personas que se alimentaban y luego descansaban o desayunaban antes de su rutina de ejercicio.

Según los investigadores, estos resultados desarrollan consecuencias para aquellas personas que desean incluir el ejercicio en sus esfuerzos para controlar el peso. Javier González, Ph. D., de la Universidad de Bath, supervisó el estudio y aconsejo que ejercitarse con el estómago vacío probablemente no provocará el consumo excesivo de alimentos, sino que puede conducir a un déficit calórico.

El estudio fue pequeño y utilizó hombres jóvenes con buena condición física. Los investigadores cuestionan si los resultados pueden ser comparables para las personas mayores, con sobrepeso, fuera de forma o para las mujeres.

El estudio no explicó las razones de la falta de hambre en los participantes que omitieron el desayuno antes de ejercitarse. González espera encontrar mayor información sobre este tema.

Aumentan las tasas de obesidad, que afectan a múltiples condiciones de salud

La diabetes es una condición en la que el cuerpo desarrolla una resistencia a la señalización de insulina y leptina, lo que eleva los niveles de glucosa en la sangre. La medicina convencional busca tratar los síntomas de la diabetes, mientras que la condición es totalmente prevenible y, en la mayoría de los casos, reversible al cambiar la alimentación y el estilo de vida.

Un factor de riesgo importante para la resistencia a la insulina es consumir carbohidratos y azúcar añadida en exceso, ya que aumentan gradualmente los niveles de insulina, así como la resistencia celular a la insulina. Consumir carbohidratos y azúcar en exceso también es una de las causas principales de obesidad, la cual es una epidemia cada vez mayor en los Estados Unidos.

La National Health and Nutrition Examination Survey es una encuesta profunda diseñada para evaluar el estado de salud y nutrición de las personas en los Estados Unidos.

En sus hallazgos más recientes, publicados durante el periodo del 2015-2016, los datos demostraron un número cada vez mayor de afecciones de salud asociadas con la obesidad, las cuales incluyen: diabetes, presión arterial elevada, enfermedades cardiovasculares, artritis y ciertos tipos de cáncer.

La tasa de adultos que padecieron obesidad del 2007-2008 al 2015-2016 aumentó de un 33.7 % a 39.8 %. Se pueden atribuir una variedad de razones a estos números en aumento, las cuales incluyen un estilo de vida sedentario, un mayor consumo de alimentos procesados, medicamentos, desencadenantes psicológicos, entre otros.

Beneficios adicionales relacionados al ayuno

Además de apoyar los esfuerzos para controlar el peso, el ayuno también ofrece muchos otros beneficios fundamentales para una salud óptima. Este ciclo de alimentación y ayuno imita los hábitos alimenticios de nuestros antepasados y desarrolla un estado más natural del cuerpo, con una gran cantidad de beneficios bioquímicos.

Al comer durante todo el día, el cuerpo se adapta a la quema de azúcar y carbohidratos como su combustible principal, al regular negativamente las enzimas involucradas en el uso y la quema de grasa almacenada. Esto aumenta la resistencia a la insulina y el riesgo a aumentar de peso. Es importante considerar que, para perder grasa corporal, el cuerpo necesita quemar grasa.

Dos maneras poderosas para cambiar el metabolismo a una quema de grasa, es por medio del ayuno y por medio de una alimentación cetogénica cíclica. Además de promover la sensibilidad a la insulina y la leptina, el ayuno también normaliza los niveles de grelina, la cual es conocida como la hormona del hambre.

La producción de la hormona de crecimiento humano (HGH, por sus siglas en inglés) también se ve afectada por el ayuno, la cual aumenta hasta un 1300 % en las mujeres y un 2000 % en los hombres. La HGH desempeña un papel muy importante en la condición física, la longevidad, el crecimiento muscular y aumenta la pérdida de grasa.

El ayuno también ayuda a suprimir la inflamación, reducir el daño oxidativo, mejorar la función inmune y reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Uno de los beneficios de incrementar los niveles de cetonas que sucede durante el ayuno es una mejor función cognitiva y menos enfermedades neurológicas, como la demencia, la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.

Además, el ayuno ayuda a reducir los antojos de azúcar a medida que el cuerpo se adapta a la quema de grasa, lo que aumenta aún más los esfuerzos para la pérdida de peso. Según la investigación presentada en la reunión anual de la Endocrine Society, el ayuno intermitente también reducirá drásticamente el riesgo de desarrollar cáncer de mama en las mujeres.

Evite el consumo de alimentos por lo menos tres horas antes de dormir

Aunque el estudio presentado demostró que aquellas personas que practican el ayuno intermitente desde el amanecer hasta la puesta del sol experimentaron beneficios para la salud, el consumo alimentos cerca de la hora de dormir puede causar repercusiones negativas para la salud.

Parte del problema es que, para la mayoría de las personas en los Estados Unidos, las cantidades de los alimentos consumidos por la noche tienden a ser mayores y, a menudo, son puros alimentos muy procesados.

En el mejor de los casos, el estómago tarda varias horas en vaciarse después del consumo de alimentos. A medida que envejece o si experimenta reflujo ácido, el proceso toma aún más tiempo. Al acostarse para dormir, es mucho más fácil que el ácido ingrese al esófago, donde se crea el reflujo ácido.

Es posible padecer de reflujo ácido incluso si no se experimenta acidez estomacal, pero incluye síntomas como ronquera, carraspeo crónico e incluso asma. Consumir alimentos a altas horas de la noche también desajusta al reloj interno del cuerpo.

En mi artículo anterior titulado como, "Lo que realmente necesita saber sobre sus mitocondrias," el Dr. Lee Know, un médico y autor naturópata, aborda el problema de la programación alimenticia y explica lo qué sucede al consumir alimentos a altas horas de la noche, el cual es un momento en el que el cuerpo no necesita más energía.

En resumen, puede ser una de las peores actividades que se pueden hacer, ya que afecta negativamente a las mitocondrias. Las mitocondrias son una causa fundamental de muchas enfermedades degenerativas, las cuales se consideran como pequeñas centrales eléctricas ubicadas en la mayoría de las células del cuerpo.

Si reciben cantidades indebidas del combustible que necesitan, pueden comenzar a deteriorarse y averiarse. Esta disfunción prepara las bases para las averías posteriores de numerosos sistemas corporales.

Controle su salud con la ayuda del ayuno

Millones de personas sufren de diabetes tipo 2, pero no es un riesgo inevitable. El ayuno es la intervención metabólica más efectiva que conozco. Es como recibir un trasplante de células madre de forma gratuita, y regula de manera masiva la autofagia y la mitofagia.

También estimula la biosíntesis mitocondrial durante la fase de realimentación, lo que permite la regeneración natural del cuerpo.

Por estas razones, el ayuno no solo es beneficioso para la diabetes tipo 2 y la obesidad, sino también para la salud en general y la longevidad, probablemente. Incluso existe evidencia que sugiere que el ayuno puede ayudar a prevenir o incluso revertir la demencia, ya que ayuda a eliminar los desechos tóxicos del cuerpo.

Otras afecciones que pueden beneficiarse del ayuno incluyen: ovarios poliquísticos, riñones poliquísticos y células cancerosas de rápido crecimiento. La razón de esto es que, al aumentar la autofagia, el cuerpo comienza a descomponer las proteínas viejas, incluyendo las células de rápido crecimiento.

Asimismo, durante la fase de realimentación, la hormona de crecimiento aumenta, lo que fomenta la reconstrucción de nuevas proteínas y células. En otras palabras, reactiva y acelera el ciclo de renovación natural del cuerpo.

Al implementar progresivamente los ayunos más prolongados, minimizará de manera natural la mayoría de los efectos secundarios asociados con esta práctica, al igual que la transición a una alimentación alta en grasa y baja en carbohidratos, para ayudar a que su cuerpo utilice la grasa como su combustible principal.

La conocida "gripe keto" a menudo se relaciona con la deficiencia de sodio, por lo que se recomienda el consumo de sal sin procesar y de buena calidad de manera diaria.

Por lo general, se recomienda verter un poco de sal en la mano para lamerla durante todo el día de ayuno, ya que obviamente no puede añadirse a los alimentos. Esto también ayudará a reducir la probabilidad de padecer calambres musculares intratables durante la noche.

Una alternativa para no consumir sal directamente, o añadirla al agua, es agregarla a un poco de caldo de hueso. Otro mineral muy importante es el magnesio. Es particularmente importante si padece de diabetes, ya que la deficiencia de magnesio es muy común entre las personas que padecen diabetes tipo 2. Este es otro posible culpable de los calambres musculares.

También es importante comprender que, al ayunar, liberará automáticamente las toxinas de las reservas de grasa. Utilizar un sauna infrarrojo y consumir aglutinantes como la chlorella, la pectina cítrica modificada, el cilantro o incluso el carbón activado puede ayudar a eliminar las toxinas liberadas del cuerpo y prevenir su reabsorción.

Como se mencionó anteriormente, mi protocolo 'KetoFast' aborda esta y otras preocupaciones importantes sobre el ayuno. Finalmente, aunque esta práctica es muy beneficiosa para la mayoría de las personas, no es para todos. No es recomendable llevar a cabo ningún tipo de ayuno prolongado si se encuentra bajo de peso, embarazada, lactando o con trastornos alimentarios.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario