Anniversary Sale Anniversary Sale

PUBLICIDAD

El diclofenaco puede causar casi tantos ataques cardíacos como el antiinflamatorio Vioxx

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

diclofenaco puede elevar el riesgo de ataque cardiaco

Historia en Breve -

  • Un estudio demuestra que el medicamento antiinflamatorio, diclofenaco, es tan peligroso como el Vioxx, ya que puede elevar en un 40 % el riesgo de derrames cerebrales o ataques cardíacos
  • El diclofenaco es uno de los medicamentos antiiflamatorios no esteroideos (NSAID, por sus siglas en inglés) de más larga duración, ya que se utiliza desde los años 70; aunque no es tan popular en los Estados Unidos, es el analgésico más prescrito a nivel mundial
  • Este medicamento, al igual que otros NSAID, puede elevar el riesgo de problemas cardiovasculares ya que inhibe las enzimas que dilatan los vasos sanguíneos y promueven el flujo de la sangre; evidencia también sugiere que además podría generar endurecimiento arterial
  • Hay sugerencias sobre como disminuir la inflamación de forma natural, sin medicamentos. Los cambios en la alimentación y el estilo de vida, así como muchas hierbas antiinflamatorias, pueden ser muy efectivas para aliviar el dolor y la inflamación

Un metaanálisis revela que el analgésico más popular del mundo es tan peligroso como el desafortunado antiinflamatorio Vicoxx. El Vioxx (refecoxib) fue retirado del mercado estadounidense en 2004, hasta que se perdieron 60 000 vidas debido a derrames cerebrales y ataques cardíacos, que fueron efectos mortales de este medicamento.

El diclofenaco pertenece a la misma categoría que el Vioxx, ya que representa a los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID) clasificados como inhibidores COX-2.

Este medicamento es uno de los NSAID de más larga data, ya que se prescribe desde los años 70 para tratar todo tipo de problemas inflamatorios, incluyendo artritis, dolor de espalda, gota, dolores de cabeza y fiebre.

Aunque el diclofenaco no es tan popular en los Estados Unidos, es el NSAID más ampliamente prescrito a nivel mundial, vendido bajo las marcas Voltaren, Cambia, Cataflam y Zipsor. El diclofenaco supera ampliamente al naproxeno y otros NSAID en 15 países alrededor del mundo.

En Canadá, es el tercer NSAID más vendido. Y en Inglaterra, seis millones de personas fueron prescritas con diclofenaco el año pasado. El uso excesivo de este medicamento es un riesgo particular en los países de bajo y mediano ingreso, donde las tasas de enfermedades cardiovasculares han aumentado.

El diclofenaco puede elevar en un 40 % el riesgo de derrame cerebral o ataque cardíaco

Todos los medicamentos antiiflamatorios no esteroideos (NSAID, por sus siglas en inglés) están relacionados con efectos adversos significativos, que incluyen un incremento en el riesgo de derrame cerebral y ataque cardíaco.

Pero ¿cómo funcionan? La razón es que, junto con la inhibición de las prostaglandinas "malas" que causan inflamación y dolor, inhiben a las prostaglandinas "buenas" que dilatan los vasos sanguíneos y promueven el flujo sanguíneo.

Así que, cuando estas prostaglandinas "buenas" son suprimidas, el resultado es una presión sanguínea más alta, así como mayor cantidad de coágulos sanguíneos. Inicialmente, se creía que el propio óxido de nitrógeno del cuerpo podría compensar estos efectos, pero los estudios han demostrado que no es así.

El riesgo cardiovascular es mayor para las personas que ya presentan una enfermedad cardiovascular, pero incluso las personas que tienen un corazón saludable pueden estar en riesgo significativo. Su riesgo de insuficiencia cardíaca congestiva (CHF) se incrementa 10 veces cuando toma NSAID y tiene antecedentes de enfermedades cardíacas.

El último estudio sobre diclofenaco, dirigido por David Henry, del Instituto de Ciencias de Evaluación Clínica, en Toronto, descubrió que este medicamento puede elevar alrededor del 40 % el riesgo de un derrame cerebral o ataque cardíaco, en comparación con no tomar un NSAID.

Dado que este estudio fue un metaanálisis, analizó los resultados de múltiples estudios, algunos demostraron tasas inquietantemente altas de eventos cardiovasculares.

En un estudio realizado en 2012, publicado en Circulation, los NSAID estuvieron relacionados con un riesgo persistentemente mayor de eventos coronarios en pacientes con infarto de miocardio previo (ataque cardíaco). 

En más de 43 000 pacientes con IM, el uso de NSAID se relacionó con un incremento del 59 % en el riesgo de muerte después de un año, e incremento del 63 % en el riesgo de muerte después de cinco años de uso. Además, el uso de los NSAID estuvo relacionado con un incremento en el riesgo de muerte coronaria y MI recurrente. Henry destacó que:

"Es evidente que, miles de personas mueren como resultado del uso [de diclofenaco]. Pero, estas personas son víctimas invisibles y, por lo tanto, no hay grupo de presión que abogue por ellas."

Ninguna dosis en suficientemente baja para ser segura

Ahora, el diclofenaco está disponible como un producto de venta libre llamado Voltarol Pain-eze, que contiene una dosis más baja del medicamento, que la opción de prescripción. Incluso esta dosis baja ha generado un riesgo 22 % mayor de evento cardiovascular.

Además de incrementar la presión sanguínea y coagulación, ahora hay evidencia de que los inhibidores de COX-2 también podrían causar el endurecimiento articular, incluso en personas con un corazón sano. De hecho, los investigadores dijeron que ¡no pudieron encontrar NINGUNA dosis del medicamento que fuera lo suficientemente baja para no incrementar algún riesgo cardiovascular!

Además de los efectos cardiovasculares, los NSAID estaban asociados con el daño en el tracto gastrointestinal, riñones e hígado, y estuvieron vinculados con la pérdida auditiva y aborto espontáneo. ¡Cada vez hay más evidencia que señala a estos medicamentos como unos de los más dañinos que podría tomar! El riesgo relativo de los NSAID es controlado por un sinnúmero de factores.

Sus probabilidades de causar efectos adversos se incrementan si se emplean en alguno de los siguientes casos:

  • Adultos mayores o discapacitados
  • Antecedentes de úlcera péptica
  • Uso simultáneo de prednisona o corticosteroides
  • Dependencia del alcohol o tabaquismo
  • Toma de una dosis alta de NSAID, o uno de los NSAID más tóxicos

La inflamación puede controlarse sin recurrir a medicamentos

Si tiene alguna lesión o infección, la inflamación es una parte natural del proceso de curación. A través de un sinnúmero de reacciones bioquímicas, los glóbulos blancos y otras sustancias químicas son enviadas al área afectada para combatir los cuerpos extraños. Este proceso inflamatorio puede provocar dolor, hinchazón, enrojecimiento, calor y pérdida de movimiento o función.

Si presenta dolor debido a la inflamación, hay formas de tratarlo por medio de agentes antiinflamatorios, en vez de recurrir a medicamentos. Estos antiinflamatorios naturales podrán beneficiar a su salud cardíaca y cerebral, a diferencia de sus contrapartes farmacéuticas, que pueden hacer más perjuicio que beneficio.

Por ejemplo, nuestro protocolo sobre la artritis reumatoide tiene una tasa de mejoramiento del 60 a 90 % para los pacientes con RA.

Si padece dolor debido a la inflamación, le insto a evitar el uso de NSAID, como el diclofenaco, que tiene una larga lista de efectos potencialmente peligrosos. El diclofenaco es tan peligroso como el desafortunado medicamento Vioxx, que le ha arrebatado la vida a más de 60 000 personas, ¡pero, el diclofenaco sigue siendo el analgésico más prescrito a nivel mundial!

Si analiza las estadísticas, es completamente evidente que no solo puede depender de su médico para protegerse. Pero, puede ser proactivo y hacerse cargo de su propia salud.

Factores básicos de estilo de vida que debe abordar

Hacer cambios en el estilo de vida puede representar un gran avance para disminuir la inflamación del cuerpo, así que debe enfocarse y abordar los siguientes aspectos:

Optimice su alimentación Evite los alimentos proinflamatorios como las grasas trans, alimentos fritos, azúcar, alimentos procesados y granos; consuma menos carbohidratos (azúcar, granos, fructosa) y proteínas, y reemplácelos por grasas de alta calidad. Las grasas pueden representar del 50 al 70 % del total de sus alimentos.

La mayor parte de su alimentación debe incluir alimentos enteros y frescos, como carnes y lácteos de animales alimentados con pastura, así como vegetales orgánicos, y grasas beneficiosas, como la mantequilla y lácteos fermentados de animales alimentados con pastura, queso, yemas de huevo y aguacate.

Incluya alimentos fermentados de forma natural en su alimentación, y trate de aumentar de 4 a 6 onzas por día. Una porción grande de muchas onzas de alimentos óptimamente fermentados puede proporcionarle alrededor de 10 billones de bacterias beneficiosas, que es alrededor del 10 % de la población intestinal.

La mejor manera de aprender a prepararlos apropiadamente es a través del libro GAPS o leer mi artículo con Caroline Barringer. Puede tomar un suplemento probiótico de alta calidad, pero consumir alimentos fermentados puede proporcionar los mayores beneficios.

Practique el ‘grounding’  La falta de ‘grounding’ o conexión con la tierra, debido al uso tan generalizado de zapatos con suela de plástico o hule, probablemente es un factor que contribuye a la inflamación crónica actual.

Cuando camina sobre el suelo con los pies descalzos ocurre una transferencia masiva de electrones beneficiosos que sirven como potentes antioxidantes. Los experimentos han demostrado que caminar con los pies descalzos sobre la Tierra puede producir cambios beneficiosos en el cuerpo, incluyendo menor dolor e inflamación.

Así que, ayúdese y camine con los pies descalzos sobre la arena o césped mojado para obtener los poderes curativos de la Tierra.

Consuma gran cantidad de grasas omega-3 de origen animal — Mi fuente favorita es el aceite de kril, que tiene los componentes llamados resolvinas y protectinas que pueden ayudar a aliviar la inflamación. El aceite de kril contiene naturalmente la astaxantina, un poderoso antiinflamatorio. (Obtenga enseguida más información acerca de la astaxantina).

Haga ejercicio con regularidad — El ejercicio es una excelente manera de disminuir la inflamación, en especial el entrenamiento con peso, ejercicios de alta intensidad, estiramientos y entrenamiento de la zona core. Las personas que sufren de artritis reumatoide que realizaron entrenamiento con peso durante 24 semanas mejoraron su función en un 30 % y su fuerza en un 120 %.

Busque excelentes medidas para aliviar su estrés — Los altos niveles de las hormonas del estrés pueden causar que el cuerpo libere mayor cantidad de químicos inflamatorios, así que asegúrese de implementar algún tipo de control para el estrés.

La meditación, oración, yoga, y Técnicas de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés) son excelentes medidas para controlar el estrés, pero tendrá que descifrar que le funciona mejor.

Optimice sus niveles de vitamina D Su mejor fuente de vitamina D es a través de exponer su piel a los rayos del sol o utilizar una cama de bronceado segura. Debe monitorear sus niveles de vitamina D para confirmar que se encuentren en el rango terapéutico de 50 a 70 ng/ml. Si no puede exponerse a los rayos UV, considere tomar un suplemento oral de vitamina D.

Combata la inflamación de forma natural con hierbas y suplementos

Las siguientes hierbas y suplementos son útiles para tratar los síntomas de inflamación y alivio del dolor, mientras trata de implementar los cambios anteriores en su estilo de vida:

La curcumina (agente activo de la cúrcuma) es un potente antiinflamatorio que ha demostrado ser beneficioso contra el dolor agudo y crónico.

Un estudioreveló que la forma altamente disponible de curcumina era más efectiva que el Voltaren (diclofenaco) para aliviar los síntomas de RA, incluyendo la sensibilidad e inflamación de las articulaciones. De hecho, las personas que toman curcumina experimentan las más grandes mejoras.

El jengibre cuenta con un sinnúmero de beneficios, y uno de ellos es disminuir la inflamación. Además, es un analgésico natural y puede ser muy beneficioso después de hacer ejercicio. El jengibre fresco realiza su acción al inficionarse en agua hirviendo como té o rayado sobre jugo de vegetales.

La astaxantina es un poderoso antiinflamatorio que brinda excelentes beneficios para controlar el dolor.

En un estudio, las personas que padecían RA experimentaron una mejora del 35 % en los niveles de dolor, así como una mejora del 40 % en su capacidad para realizar sus actividades diarias, después de recibir astaxantina durante solo 8 semanas. En otro estudio, más del 80 % de las personas que sufrían artritis mejoraron mientras tomaban astaxantina.

La boswellia, también conocida como boswellin o "incienso indio," es otra hierba que ha demostrado ser particularmente útil para tratar la inflamación y dolor articular.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario