Un nuevo estudio confirma que la ivermectina supera a cualquier otro medicamento

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

ivermectina

Historia en Breve

  • Los investigadores utilizaron análisis computacionales para analizar el desempeño de 10 medicamentos contra la variante Ómicron y descubrieron que la ivermectina superó a todos, incluyendo al nirmatrelvir (Paxlovid), un nuevo medicamento de Pfizer que le ha costado a los contribuyentes $ 5 290 millones y el tratamiento cuesta alrededor de $ 529
  • La ivermectina reduce la carga viral al impedir que el virus se reproduzca, además reduce la infección en un 86 % cuando se usa de manera preventiva, acelera la recuperación, protege contra el daño a los órganos, reduce el riesgo de requerir hospitalización y muerte y el tratamiento cuesta alrededor de $48 y $95 dependiendo del lugar donde viva
  • Tratar la enfermedad a tiempo reduce el riesgo de desarrollar secuelas de COVID, que incluyen afecciones de salud física y mental. De acuerdo con el cardiólogo Dr. Peter McCullough, el 50 % de las personas lo suficientemente enfermas como para ingresar al hospital, desarrollan secuelas de COVID
  • África tiene menos casos, complicaciones, hospitalizaciones y muertes que otras áreas del mundo, lo que podría deberse al uso de medicamentos profilácticos para infecciones endémicas que han tratado con éxito el COVID

Nunca había existido tanto miedo como el que se ha experimentado en este 2020 y 2021. La profundidad y amplitud de las estrategias utilizadas para avivar esos miedos ha sido enorme.

Las autorizaciones de uso de emergencia para medicamentos que no han demostrado ser efectivos en ensayos,1,2 los mandatos públicos de cubrebocas para los cuales no hay evidencia científica3,4,5 y la supresión y censura de la información de salud ha contribuido a que las personas le tengan más miedo a una enfermedad viral con una tasa de supervivencia superior al 99 %.6

Por desgracia, muchas de las estrategias efectivas y de tratamiento a tiempo que se pueden utilizar el hogar también han sido víctimas de la censura. La ivermectina es una de ellas. En un análisis computacional de la variante Ómicron comparado con varios agentes terapéuticos, los datos demuestran que la ivermectina obtuvo los mejores resultados.7

Sin embargo, si analizamos todo lo que ha sucedido en todo el mundo, el miedo no ha sido parcial. La idea de suprimir información por parte de corporaciones, agencias gubernamentales y la industria farmacéutica indica su preocupación y cuán lejos están dispuestos a llegar para garantizar que el nivel de miedo se mantenga alto como para manipular el comportamiento.

Considere las estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos. En 2019, al 4.6 % de la población de Estados Unidos se le diagnosticó una enfermedad cardíaca.8 La población a finales de 2019 era de 328 239 523.9 Esto significa que en 2019 hubo 15 099 018 personas con enfermedades cardíacas en los Estados Unidos. Ese año murieron 696 962 personas por enfermedades cardíacas,10 lo que representa una tasa de mortalidad del 4.6 %.

Esto es 20 veces mayor que la tasa de mortalidad por COVID-19. Sin embargo, estas mismas agencias no ejercían presión por los mandatos contra las sodas o los alimentos con cantidades elevadas de azúcar, tampoco prohibían fumar, ni obligaban a las personas a hacer ejercicio, los cuales son factores de riesgo que contribuyen a las enfermedades cardíacas.11

La censura y la supresión de información obstaculizó el tratamiento a tiempo del COVID-19 en muchas naciones occidentales. Hasta 2020, los expertos en salud pública12,13 y los principales medios de comunicación14,15 advirtieron contra el uso de la hidroxicloroquina e ivermectina. Ambos están en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud,16 pero los funcionarios de salud pública y los medios ignoraron y ocultaron los beneficios

El estudio más reciente de ivermectina demostró mejores resultados contra el COVID

Este estudio en el sitio web de preimpresión de la Universidad de Cornell aún no se ha revisado por pares. Los investigadores utilizaron un análisis computacional para observar la variante Ómicron, que ha demostrado una presentación clínica y tasas de ingreso hospitalario más bajas.17

Después de recuperar la secuencia completa del genoma y recolectar 30 variantes de la base de datos, los investigadores analizaron 10 medicamentos contra el virus, entre ellos:

Nirmatrelvir

Ritonvir

Ivermectina

Lopinavir

Boceprevir

MPro 13b

MPro N3

GC-373

GC376

PF-00835231

Los investigadores descubrieron que cada uno de los medicamentos tenía cierto grado de efectividad contra el virus y la mayoría se encontraba en ensayos clínicos. Utilizaron acoplamiento molecular para encontrar que las mutaciones en la variante Ómicron no afectaron la interacción entre los medicamentos y la proteasa principal.

Un análisis de los 10 medicamentos descubrió que la ivermectina era el candidato más efectivo contra la variante Ómicron. Las pruebas incluyeron Nirmatrelvir (Paxlovid), que es el nuevo inhibidor de proteasa para el cual la FDA otorgó una autorización de uso de emergencia contra el COVID en diciembre de 2021.18

En otras palabras, Pfizer lanzó un nuevo medicamento que le costó a los contribuyentes en Estados Unidos $5 290 millones o alrededor de $529 por tratamiento19 y recibió una EUA a pesar de que ya existía un medicamento similar que ha demostrado ser más efectivo y más barato, con un precio de entre $ 4820 y $9521 por 20 pastillas dependiendo del lugar donde viva.

Publicidad
Haga clic aquí para leer másHaga clic aquí para leer más

Cómo funciona la ivermectina

La ivermectina es mejor conocida por sus propiedades antiparasitarias.22 Sin embargo, el medicamento también tiene propiedades antivirales y antiinflamatorias. Los estudios han demostrado que la ivermectina ayuda a reducir la carga viral al impedir que el virus se reproduzca.23 Una sola dosis de ivermectina puede matar el 99.8 % del virus en tan solo 48 horas.24

Un metanálisis en el American Journal of Therapeutics25 demostró que el medicamento disminuyó un 86 % la infección cuando se utilizó de forma preventiva. Un estudio observacional26 en Bangladesh evaluó la efectividad de la ivermectina como profilaxis para COVID-19 en trabajadores de la salud.

Los datos demostraron que cuatro de los 58 voluntarios que tomaron 12 mg de ivermectina una vez al mes durante cuatro meses desarrollaron síntomas leves de COVID en comparación con 44 de los 60 trabajadores de la salud que rechazaron el medicamento.

También se demostró que la ivermectina acelera la recuperación, ya que impide la inflamación y protege contra el daño a los órganos.27 Esta vía también reduce el riesgo de requerir hospitalización y muerte. Los metaanálisis demostraron una reducción promedio de la mortalidad que varía entre el 75 %28 al 83 %.29,30

Además, el medicamento también previene la transmisión del SARS-CoV-2 cuando se toma antes o después de exponerse al virus.31 Estos beneficios dejan en claro que la ivermectina casi podría terminar con esta pandemia.

Actuar a tiempo reduce el riesgo de requerir hospitalización y desarrollar secuelas de COVID

Algunas personas que han tenido COVID-19 y que ya se recuperaron por completo, se quejan de síntomas persistentes de fatiga crónica. Mientras que otros tienen problemas de salud mental. Un estudio realizado32,33 en noviembre de 2020, descubrió que el 18.1 % de las personas que tenían COVID-19 recibieron su primer diagnóstico psiquiátrico en los 14 a 90 días posteriores a su recuperación. Las afecciones más diagnosticadas fueron trastornos de ansiedad, insomnio y demencia.

Estos síntomas han llegado a denominarse secuelas del COVID, síntomas de secuelas de COVID, síndrome post-COVID o COVID crónico. Todos se refieren a síntomas que persisten durante cuatro semanas después de una infección inicial por COVID-19. De acuerdo con el Dr. Peter McCullough, internista y cardiólogo certificado por la junta, el 50 % de las personas que han estado lo suficientemente enfermas como para ser hospitalizadas tendrán secuelas de COVID:34

“Por lo tanto, cuanto más enferma esté una persona y cuanto mayor sea la duración de la enfermedad, mayor es la probabilidad de sufrir secuelas. Esa es la razón por la que recomendamos el tratamiento a tiempo. Reducimos la duración de los síntomas y por lo tanto existe una probabilidad menor de que se desarrollen secuelas".

Algunos de los síntomas comunes de las secuelas de COVID incluyen dificultad para respirar, dolor en las articulaciones, problemas de memoria, de concentración o para dormir, dolor muscular o de cabeza y pérdida del olfato o el gusto. De acuerdo con el Dr. McCullough, un documento presentado por el Dr. Bruce Patterson en la Cumbre Internacional de COVID en Roma, del 11 al 14 de septiembre,35 2021:36

"Demostró que en las personas que han tenido una enfermedad significativa de COVID, 15 meses después, el segmento s1 de la proteína spike se puede recuperar de los monocitos humanos. Eso significa que el cuerpo fue rociado con el virus y pasa 15 meses tratando de limpiar la proteína spike de los tejidos. No es de extrañar que las personas tengan secuelas de COVID".

No debería sorprender que los estudios también hayan confirmado que la intervención a tiempo mejora la mortalidad37 y reduce las hospitalizaciones.38 Quizás uno de los mayores crímenes en toda esta pandemia es la negativa de las autoridades sanitarias para emitir una guía de tratamiento a tiempo.

En cambio, han hecho todo lo posible para ocultar los remedios que han demostrado funcionar. Solo les dijeron a los pacientes que se quedaran en casa sin hacer nada al respecto. Pero una vez que la infección empeoraba hasta el punto de casi causar la muerte, se les dijo que fueran al hospital donde la mayoría recibía ventilación mecánica, hasta que pronto se hizo evidente que esta práctica era letal.

Sin embargo, como lo han demostrado el estudio destacado39 y otros,40 la ivermectina es uno de los protocolos de tratamiento exitosos que se pueden usar contra el SARS-CoV-2.

África tiene la tasa más baja de casos y muertes, tal vez debido a la ivermectina

En todo el mundo, los países han adoptado diferentes enfoques para abordar la propagación del virus.41 Las medidas adoptadas en África variaron dependiendo del país, pero las tasas de infección y mortalidad se mantuvieron estables y bajas en todo el continente.42

En el último año ha habido reportes de pequeñas áreas en el mundo donde la cantidad de infecciones, muertes o tasas de letalidad han sido más bajas que en el resto del mundo. Por ejemplo, el estado de Uttar Pradesh de la India43 reportó una tasa de recuperación del 98.6 % y no hubo más infecciones.

Sin embargo, todo el continente africano parece haber evitado la gran cantidad de infecciones y muertes previstas para estos países mal financiados con ciudades superpobladas. Las primeras estimaciones eran que morirían millones de personas, pero ese escenario aún no se ha materializado. La Organización Mundial de la Salud se ha referido a África como “una de las regiones menos afectadas del mundo”.44

Existen varios factores que podrían influir en la tasa de infección en África. Un estudio de Japón demuestra que a los 12 días después de que los médicos podían recetar de forma legal la Ivermectina a sus pacientes, los casos disminuyeron demasiado.45

El presidente de la Asociación Médica de Tokio46 descubrió la cantidad tan baja de infecciones y muertes en África, donde muchas personas utilizan la ivermectina de manera profiláctica y como estrategia para tratar la oncocercosis,47 una enfermedad parasitaria también conocida como ceguera de los ríos. Más del 99 % de las personas infectadas con oncocercosis viven en 31 países africanos.

Además del uso de ivermectina en África, también existen otros medicamentos disponibles, como la hidroxicloroquina y la cloroquina, que se han utilizado durante mucho tiempo para tratar y prevenir la malaria48 también endémica en África.49 En Estados Unidos, el Dr. Vladimir Zelenko publicó resultados exitosos donde utilizó hidroxicloroquina y zinc contra el COVID-19.50,51,52

Por último, la artemisia annua, también conocida como ajenjo dulce, es una hierba que se utiliza en terapias combinadas para tratar la malaria.53 Se utilizó en la medicina tradicional china durante más de 2 000 años para tratar la fiebre. Hoy en día, la artemisinina, un metabolito de la artemisia, es una opción terapéutica para la malaria. La planta también se ha estudiado desde el brote de SARS de 2003 para tratar el coronavirus, y ha demostrado buenos resultados.54,55

En otras palabras, ya sea por diseño o por defecto, los medicamentos que han demostrado ser exitosos contra el virus, por lo general se utilizan en África para tratar otras afecciones. Mientras Pfizer analiza los efectos a corto y largo plazo de un experimento genético en la población de Israel,56 parece que un continente ha demostrado que administrar un medicamento económico de 30 años con un perfil de seguridad conocido podría reducir los casos, la gravedad y la mortalidad de esta infección.

La pregunta que debe formularse y responderse para llegar al fondo de esta plan-demia es: ¿qué impide que los principales medios de comunicación, las agencias gubernamentales, los expertos en salud pública, las asociaciones médicas, los médicos, las enfermeras y su vecino de al lado reconozcan y apoyen la verdadera Ciencia?

+ Fuentes y Referencias