Ocultar
Aditivos Alimenticios

Historia en Breve -

  • Los aditivos alimentarios conocidos como emulsionantes provocan inflamación de bajo grado, síndrome metabólico y colitis en los ratones
  • Los emulsionantes impiden que los aceites y las grasas se separen y son ampliamente utilizados en los alimentos procesados, incluyendo productos para hornear, helado, margarina y más
  • Los emulsionantes fueron administrados en niveles que la persona promedio estaría expuesta a si comiera muchos alimentos procesados
 

Un Estudio Vincula los Aditivos Alimentarios Comunes a la Enfermedad Crohn y Colitis

Marzo 19, 2015 | 7,864 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Si fuera una opción, casi todas las personas elegirían ser más saludables o, si ya es una persona saludable, elegiría mantener un estado libre de enfermedades. Sin embargo, pensarlo y hacerlo puede ser algo abrumador. ¿Cómo empezar a "ser saludable"?

Un excelente punto de partida es el siguiente: reduzca de su alimentación, con el objetivo de eliminar, los alimentos procesados. Si usted ya sabe un poco sobre la salud probablemente ya sabe que estos alimentos tienen muchas desventajas... exceso de azúcar, a menudo jarabe de maíz de alta fructosa, granos refinados, ingredientes transgénicos, aceite de soya y más.

Sin embargo, estos no son los únicos problemas. La mayoría de los alimentos procesados ​​también contienen algo de aditivos, como sabores, colorantes y conservadores artificiales. También contienen otros aditivos menos mencionados llamados emulsionantes.

Cada uno de ellos tiene el potencial de alterar su salud y los investigadores apenas están empezando a entender cómo y por qué.

En el caso de los emulsionantes, por ejemplo, que están omnipresentes en los alimentos procesados ​​como la margarina, mayonesa, productos para hornear y helados, han sido vinculados a enfermedades inflamatorias graves en su intestino junto con el síndrome metabólico.

Los Emulsionantes Podrían Promover la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII)

Más de 1.5 millones de personas en Estados Unidos sufren de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), que es una enfermedad autoinmune que involucra la inflamación en el tracto digestivo e incluye tanto la enfermedad de Crohn como la colitis ulcerosa.

Las personas que sufren de la EII han dañado gravemente su biota intestinal con diferentes especies dominantes que las personas sanas, y los que tienen la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa sufren una ruptura en el revestimiento de la mucosa del intestino. Como se informó en la revista Nature:1

"El tracto intestinal está habitado por una comunidad grande y diversa de microbios conocidos colectivamente como microbiota intestinal.

Mientras que la microbiota intestinal proporciona importantes beneficios a sus anfitriones, especialmente en el metabolismo y el desarrollo inmunológico, la mala relación entre la microbiota y sus anfitriones está asociada con numerosas enfermedades inflamatorias crónicas, como la enfermedad inflamatoria intestinal y el grupo de las enfermedades asociadas a la obesidad, conocidas colectivamente como síndrome metabólico.

Un medio principal por el cual el intestino está protegido por su microbiota es a través de estructuras de moco de varias capas que cubren la superficie intestinal, permitiendo de este modo que la gran mayoría de las bacterias intestinales se mantengan a una distancia segura de las células epiteliales que recubren el intestino.

Por lo tanto los agentes que interrumpen las interacciones de moco bacteriana podrían tener el potencial de promover las enfermedades asociadas con la inflamación intestinal.”

De hecho, un nuevo estudio reveló que los emulsionantes, que son "moléculas tipo detergente," impactan la microbiota intestinal de los ratones, inducen la inflamación de bajo grado y el síndrome metabólico y promueven la colitis "aguda" en ratones con predisposición a la enfermedad.

Los investigadores concluyeron:2

“…El amplio uso de agentes emulsionantes podría estar contribuyendo a un aumento de la incidencia social de la obesidad/síndrome metabólico y otras enfermedades inflamatorias crónicas."

Los Aditivos Alimentarios Pueden Impactar su Salud...

Los emulsionantes utilizados en el estudio fueron carboximetilcelulosa y polisorbato-80. Emulsionantes similares incluyen lecitina, carragenano, poligliceroles y goma de xantano.

Estos aditivos impiden que los aceites y las grasas se separen, lo que ayuda a mejorar la textura y la vida útil de los aderezos para ensalada, leche no láctea e incluso en alimentos como hamburguesas vegetarianas y hamburguesas.3

Los emulsionantes causaron colitis crónica en ratones con sistemas inmunes anormales. En ratones con una función inmune saludable, provocaron una inflamación intestinal leve y disfunción metabólica subsecuente que causo obesidad, hiperglucemia y resistencia a la insulina.

Más notoriamente, los emulsionantes fueron administrados en niveles que una persona promedio podría estar expuesto si comiera una gran cantidad de alimentos procesados, lo que sugiere que estos aditivos de hecho pueden afectar la salud de muchas personas.

Los aditivos alimentarios como estos fueron aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), lo que destaca una vez más la severa limitación de nuestro actual sistema regulador.

Un estudio realizado en 2013 publicado en la revista Reproductive Toxicology encontró que casi el 80 por ciento de los aditivos alimentarios aprobados por la FDA carecen de información de pruebas que le ayude a la agencia estimar la cantidad de personas que pueden consumirlo sin problemas antes de sufrir las consecuencias de salud...4

Nutrir Su Microbioma Es Crucial para Prevenir Enfermedades

Cada vez es más evidente que los microbios en su cuerpo podrían fácilmente ayudarlo o dañar su salud. En el caso de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, por ejemplo, hay pruebas de que pueden causar una ruptura el sistema de defensa de su cuerpo basado en los bacteriófagos.5

Los bacteriófagos, o fagos, son un grupo de virus que lo ayudan a mantenerse saludable al destruir las bacterias dañinas y fomentar las bacterias benéficas para prosperar dentro de su cuerpo.

Los científicos encontraron que los fagos que viven en el moco (que recubren el interior de la boca, la nariz, los párpados, los pulmones y el tracto digestivo) tienen una relación simbiótica con su anfitrión (usted) y ayudan a controlar el delicado equilibrio microbiano en su cuerpo, proporcionándole un "moco inteligente."

Sin embargo, como se mencionó, en las personas con enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa se produce una ruptura en el revestimiento de la mucosa de su intestino. Ahora se sabe que los aditivos alimentarios podrían ser uno de los culpables por esta ruptura, pero también hay otros, como la contaminación del aire. Como lo reportó la revista Scientific American:6

"Muchas de las 160 regiones génicas implicadas en el desarrollo de enfermedades intestinales también regulan la manera en que el sistema inmunológico reconoce e interactúa con los billones de bacterias que existen en el intestino humano.

'En el intestino, usted tiene una barrera entre el sistema inmunológico y las bacterias que viven allí. Es importante que esa barrera este en buenas condiciones,' dijo [Karen] Madsen [una científico de gastroenterología de la Universidad de Alberta en Edmonton].

Las partículas del aire contaminado pueden dañar la barrera al hacer que el intestino sea más permeable a las bacterias y posiblemente alterar la composición de las bacterias. Los estudios en ratones muestran que las partículas contaminadas hacen que el intestino sea más permeable.

'Esos cambios pueden provocar inflamación y pueden preparar a alguien que está genéticamente predispuesto a las enfermedades inflamatorias intestinales,' dijo el [Dr. Gilaad] Kaplan [gastroenterólogo de la Universidad de Calgary en Alberta].

La Mejor Manera de Curar la Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Si tiene EII, abordar salud intestinal es crucial, y una manera clave para hacerlo es al consumir muchas bacterias benéficas. Puede hacer esto al consumir regularmente alimentos tradicionalmente fermentados que no estén pasteurizados o tomar un suplemento probiótico de alta calidad, junto con pocas cantidades de azúcar y fructosa agregada (otra razón por la que los alimentos procesados ​​deben ser evitados.

La investigación presentada en la Junta Anual del Colegio Americano de Gastroenterología por los investigadores de la Universidad de Cork en Irlanda mostró que las personas con enfermedades inflamatorias como la colitis ulcerosa que tomaron la bacteria probiótica Bifidobacterium infantis durante ocho semanas tenían menores niveles de inflamación que los que tomaron un placebo.7

Los alimentos fermentados son ideales para esto, ya que si se fermentan correctamente pueden contener 100 veces más que un suplemento de probióticos. Otra opción para mejorar la composición de las bacterias en su intestino, es el trasplante fecal, que también ha demostrado ser muy eficaz.

Un trasplante de la microbiota fecal (FMT) consiste en tomar heces de los donantes (el donante comúnmente es un cónyuge o pariente) y, básicamente transferirlas al paciente durante una colonoscopia. ¿Cuál es el beneficio? El paciente recibe una población trasplantada de flora saludable que pueden trabajar rápidamente para sanar cualquier problema de salud y gastrointestinal. La investigación ha encontrado que los trasplantes mostraron ser eficaces para el tratamiento de la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn, ya que los síntomas mejoraron en solo días y semanas.

Soluciones Naturales para la Enfermedad Inflamatoria Intestinal

La EII puede causar calambres, diarrea con sangre, pérdida de peso y otras complicaciones potencialmente graves en sus intestinos, junto con un mayor riesgo de cáncer de colon. Debido a que la EII puede ser extremadamente dolorosa, debilitante e incluso potencialmente mortal, muchos pacientes con EII terminan eliminando grandes secciones del colon con el fin de abordar  el problema cuando las terapias convencionales fallan--y esto puede causar complicaciones devastadoras y mortales.

El objetivo de la mayoría de los tratamientos de la EII, ya sea convencional o integral, es suprimir la inflamación que está causando los síntomas perjudiciales, y la exposición a contaminantes ambientales es sólo uno de los factores.

Algunos de los principales culpables de la inflamación crónica son los factores de estilo de vida como fumar, una alimentación alta en azúcar, los alimentos fritos y las grasas trans sintéticas, la falta de ejercicio, el estrés y la deficiencia de vitamina D. Por lo tanto, si usted tiene EII en primer lugar para empezar a tener el control de la enfermedad tiene que tratar estos factores subyacentes. Si usted tiene EII, lo invito a que:

  1. Tome un suplemento de alta calidad, de grasas de omega-3 de origen animal como el aceite de kril, para obtener los beneficios anti-inflamatorios. Si ya está tomando un omega-3 de fuentes vegetales, como el lino, tenga en mente que no funcionara tan bien, ya que su cuerpo necesita la grasa de omega-3 DHA preformada para provocar un impacto serio sobre esta enfermedad—no la grasa de omega-3 ALA que se encuentra en el lino.
  2. Evite todo tipo de azúcares y alimentos procesados, especialmente fructosa, ya que estos  aumentaran la inflamación al disparar los niveles de insulina.
  3. También evite los granos hasta que sus síntomas estén bajo control. Muchas personas con la enfermedad inflamatoria intestinal tienen sensibilidad al gluten. Además, los granos tienden a aumentar los niveles de insulina, promoviendo de esta manera la inflamación.
  4. Evite los endulzantes artificiales. La enfermedad inflamatoria intestinal puede ser causada o agravada por consumir regularmente el endulzante artificial Splenda, ya que desactiva las enzimas digestivas y altera la función de la barrera intestinal.
  5. Optimice sus niveles de vitamina D. La vitamina D parece ser casi tan eficaz que las grasas de omega-3 de origen animal para combatir la EII. Una de las razones por la que la vitamina D podría funcionar es que le ayuda a su cuerpo a producir más de 200 péptidos antimicrobianos que ayudan a combatir todo tipo de infecciones, y hay muchos expertos que creen que la enfermedad inflamatoria intestinal tiene un componente infeccioso.
  6. Consuma muchas bacterias beneficias, ya sea a través de alimentos fermentados o probióticos, ya que esto le ayudará a sanar su tracto intestinal.
  7. Considere el uso de un anti-inflamatorio a base de hierbas. Un cuerpo sólido de investigación clínica indica que la especia cúrcuma, y ​​su principal polifenol amarilloso, conocido como la curcumina, como también la hierba Aryuvédica  boswellia, pueden proporcionar resultados terapéuticos y perfiles de seguridad muy superiores, en comparación con los medicamentos convencionales, para el tratamiento de la EII.8

¿Tiene Problemas para Deshacerse de los Alimentos Procesados?

Regresando a mi sugerencia original de eliminar los alimentos procesados ​​para hacerse más saludable, esto se hace aún más importante si está enfrentado una condición seria como la EII. He dicho durante mucho tiempo que si desea tener una salud óptima debe gastar el 90 por ciento de su presupuesto de comida  en alimentos enteros, y sólo el 10 por ciento en alimentos procesados. Desafortunadamente, la mayoría de las personas en Estados Unidos actualmente hacen lo contrario, y como consecuencia su salud resiente.

Para deshacerse de los alimentos procesados ​​requiere que planee sus comidas con anticipación, pero si lo lleva paso a paso como lo indica mi Plan de Nutrición, es muy posible, y manejable, eliminar fácilmente los alimentos procesados ​​de su alimentación. Puede intentar explorar los mercados locales en la búsqueda de productos de temporada que estén disponible para la venta, y planear adecuadamente sus comidas, pero también puede utilizar esta misma premisa, con los especiales de los supermercados.

En general, puede planear una semana de comidas a la vez, asegurándose de tener disponibles todos los ingredientes necesarios, y después de realizar cualquier trabajo de preparación por adelantado para que la cena sea fácil de preparar cuando no tenga mucho tiempo disponible  (y al día siguiente para el desayuno puede reutilizar las sobras).

A medida que elimine los alimentos procesados ​​de su alimentación, es importante reemplazar estos alimentos con grasas saludables, no de proteínas o carbohidratos de granos—algo que a menudo no le indican. Creo que la mayoría de las personas necesitan entre 50 y 70 por ciento de sus calorías diarias en forma de grasas saludables, entonces, a medida que elimina los alimentos procesados de sus comidas, asegúrese de comer más de los siguientes:

Olivas y aceite de oliva Coco y aceite de coco Mantequilla hecha de leche de vacas alimentadas con pastura
Frutos seco orgánicos y sin procesar, especialmente macadamia que tienen un bajo contenido de proteína y grasas de omega 6 Yemas de huevos de gallinas y carde de animales alimentados con pastura Aguacates

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.