La Mayor Causa de Ansiedad y Depresión Son los Eventos Traumáticos de la Vida

Depresión

Historia en Breve -

  • Una nueva investigación reveló que el determinante más grande de la ansiedad y depresión era los eventos traumáticos de la vida, seguido muy de cerca, por los antecedentes familiares con enfermedades mentales, los niveles de ingreso y educación, estado de la relación y otros factores sociales
  • El estudio también encontró que la manera en que piensa acerca de que los eventos traumáticos de la vida afectan directamente su salud mental
  • Los investigadores también han determinado que una alteración en el gen del Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro (BDNF, por sus siglas en inglés) puede contribuir más a un riesgo en la pérdida de la memoria, ansiedad y depresión
  • Cada vez, mayor evidencia, indica que el ejercicio desencadena los genes y los factores del crecimiento como el BDNF, que reciclan y revitalizan los tejidos del cerebro; el ejercicio también es un tratamiento eficaz para la depresión

Por el Dr. Mercola

Se ha estimado que uno de cada 10 adultos de los Estados Unidos lucha con la depresión,1 y otros 40 millones tienen ansiedad. Además, es absolutamente común, para alguien con depresión, tener también ansiedad. De hecho, cerca de la mitad de los diagnosticados con depresión también se diagnostican con ansiedad.2

No hay duda que ambas condiciones mentales son de proporciones epidémicas, pero la pregunta por contestar sería ¿por qué? A menudo, oye hablar de que la depresión o la ansiedad se dan en familias, lo que conduce a suponer que la genética puede ser la culpable.

Otra teoría popular, es que la depresión se debe a una cierta clase de "desequilibrio químico" en su cerebro (acerca de esto, más adelante). Pero la verdad es que, en la mayoría de los casos, nadie sabe realmente porqué algunas personas están deprimidas o ansiosas, mientras que otras no lo están, y muy probablemente hay múltiples factores en juego.

Quizá el más importante, entre ellos, podría de hecho ser sus experiencias en la vida, y particularmente, su experiencia de acontecimientos traumáticos.

Los Eventos Traumáticos de la Vida Son la Raíz de Muchos Casos de Ansiedad y Depresión

Se llevó acabo un nuevo estudio, usando encuestas de formularios de datos hechos por casi 33,000 personas, para determinar el papel que tienen las circunstancias sociales, los acontecimientos de la vida y los riesgos hereditarios en la salud mental.3

Estos revelaron que el determinante más grande de la ansiedad y depresión era los eventos traumáticos de la vida, seguido muy de cerca, por los antecedentes familiares con enfermedades mentales, los niveles de ingreso y educación, estado de la relación y otros factores sociales. Según el autor que dirige el estudio:4

Aunque sabemos que la genética de una persona y las circunstancias de la vida contribuyen a los problemas de salud mental, el resultado demostró que los eventos traumáticos de la vida son la principal razón por la que las personas sufren de ansiedad y depresión.

Sin embargo, la manera en que una persona piensa acerca de esto y lidia con eventos estresantes, es sin duda un indicador del nivel de estrés y ansiedad que siente.

Aunque no podemos cambiar los antecedentes familiares de una persona o sus experiencias en la vida, es posible ayudarla a cambiar la manera en la que piensa y enseñarle estrategias positivas para salir adelante, que pueden atenuar y reducir los niveles de estrés.

Esta es la clave, pues significa que no esta incapacitado en contra de la depresión y la ansiedad. Más bien, es posible modificar la manera en que piensa acerca de los eventos traumáticos de la vida, para reducir al mínimo el impacto en su salud mental. Por supuesto, los antidepresivos no le ayudarán en esto.

El 20 Por Ciento de la Población Puede Tener una Variante del Gen Ligado a la Depresión

El Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro (BDNF, por sus siglas en inglés), es una hormona clave del crecimiento que promueve neuronas sanas del cerebro y desempeña un papel vital en la memoria. Los niveles de BDNF son críticamente bajos en las personas con depresión, lo cual los modelos sugieren pueden ser realmente una causa principal contributiva.

Ahora, los investigadores han determinado que una alteración conocida como polimorfismo de un solo nucleótido (SNP, por sus siglas en inglés) en el gen de BDNF, puede contribuir mucho más al riesgo en la pérdida de la memoria, ansiedad y depresión. Todo lo que necesita es que una "letra" del código genético de BDNF sea "mal deletreada" para que la alteración ocurra.

La alteración del SNP, no solo disminuye el BDNF en las neuronas, sino también genera una proteina (denominada Met66), que es diferente a  la que es producida por las personas sin la alteración.

Se piensa que cerca del 20 por ciento de la población de los Estados Unidos tiene BDNF SNP que produce la proteína Met66, que, alternadamente, ha demostrado provocar la disminución de neuronas en el hipocampo, en las áreas del cerebro importantes para la memoria y las emociones. La disminución reduciría la conectividad entre las células de cerebro.

Uno de los investigadores del estudio señalo:5

“Puede haber un componente hereditario en estas enfermedades y tiene sentido que una variante común en un gen podría estar implicada… al igual que la hipertensión contribuye al riesgo de una enfermedad cardíaca, la alteración de BDNF aumenta el riesgo de los desórdenes de la depresión, ansiedad y de la memoria -- pero no es la única razón por la que ocurren.”

Los investigadores están actualmente buscando desarrollar medicamentos que se enfocarían en la Met66 o bloquearían proteínas a las que esta une, en las personas con la alteración BDNF SNP. Sin embargo, sería interesante ver cómo funcionarían los métodos naturales que promueven la expresión genética óptima.

Cada vez, mayor evidencia indica que el ayuno y el ejercicio desencadenan la expresión de los genes y de los factores del crecimiento, que reciclan y revitalizan los tejidos del cerebro. Estos factores del crecimiento incluyen el BDNF, que se sabe es liberado en respuesta al estrés del ejercicio.

El BDNF activa las células madre de cerebro para diferenciar a las neuronas nuevas; mientras también, libera en gran número otros químicos que promueven la salud neural. Entonces, quizás no es ninguna coincidencia, que el ejercicio también sea uno de los tratamientos más conocidos para la depresión…

La Realidad Acerca de la Teoría del Desequilibrio Químico

Como médico, he tratado a muchos miles de pacientes deprimidos. La depresión era, en realidad, una de mis principales preocupaciones a mediados de los años ochenta, cuando primero comencé a practicar; sin embargo, en aquel momento mi herramienta típica de tratamiento era usar antidepresivos.

Introduje a miles de personas al uso de este tipo de medicamentos y adquirí un buen nivel de experiencia en esta área. Afortunadamente, aprendí más y pude dejar de usar todos estos medicamentos. Mi experiencia fue, que la teoría de desequilibrio químico era simplemente un truco masivo de comercialización para apoyar el uso de antidepresivos costosos y tóxicos.

La mayoría, probablemente ha oído que la depresión se debe a un "desequilibrio químico en su cerebro", para el cual fueron diseñados estos medicamentos. Desafortunadamente para cualquiera que haya creído alguna vez este plan de mercadotecnia, esta NO es una declaración científica. Entonces, ¿dónde tiene su origen?

La teoría sobre los niveles bajos de serotonina, se presentó porque entendían cómo actuaban los medicamentos en el cerebro; era una hipótesis que intentó explicar cómo el medicamento podría estar tratando algo. Sin embargo, esa hipótesis no se sostuvo frente a la investigación adicional. Las investigaciones se hicieron para considerar si las personas deprimidas o no, realmente tenían niveles  de serotonina más bajos, y en 1983 el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH, por sus siglas en inglés) concluyó:

“No hay evidencia de que haya algo mal en el sistema serotoninérgico de pacientes deprimidos.”

La teoría de la serotonina simplemente no es una declaración científica. Es una teoría engañosa-- una hipótesis que mostró ser incorrecta. El hecho de que esta mentira continúe prosperando está destruyendo la salud de millones de personas, porque si toma un medicamento antidepresivo inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés) que bloquea la reabsorción  normal de la serotonina, termina con el problema psicológico de que el medicamento esta diseñado para tratar niveles bajos de serotonina.

En 1996, el neurocientífico Steven Hyman, quien era director del NIMH en ese tiempo, y en la actualidad es el rector de Harvard University, publicó el documento Initiation and Adaptation: A Paradigm for Understanding Psychotropic Drugs,6 en el cual, explica esta cadena de acontecimientos. Según el Dr. Hyman, una vez que su cerebro haya experimentado una serie de adaptaciones compensatorias al medicamento, su cerebro opera de una forma que sea "cualitativa y cuantitativamente diferente a lo normal".

Por lo que, es importante entender que estos medicamentos NO son agentes normalizantes. Son agentes anormalizantes, y que una vez que entienda eso, podrá entender cómo provocan un episodio maníaco, o porqué podrían estar relacionados, por ejemplo, a una disfunción sexual o violencia y suicidio.

Cómo Reprogramar Su Opinión Acerca de los Eventos Traumáticos

De regreso al estudio original, donde se encontró que los eventos traumáticos de la vida son el principal factor determinante de depresión y ansiedad - pero que la manera que piensa de ellos es un fuerte factor igualmente determinante, discutamos como puede superar un obstáculo emocional de este tipo. Las técnicas de Liberación Emocional (EFT, por sus siglas en inglés) son una forma de acupuntura psicológica basada en los mismos meridianos de energía usados en la acupuntura tradicional para tratar las dolencias físicas y emocionales por más de 5,000 años, pero sin invasión de agujas.

En lugar de esto, el simple golpeteo con las puntas de los dedos se utiliza para transferir energía cinética sobre meridianos específicos en su cabeza y pecho mientras piensa acerca de su problema específico -- sea o no un evento traumático, una adicción, un dolor, ansiedad, etc. -- y manifestar  afirmaciones positivas.

Esta combinación de golpetear en los meridianos de energía y vocalizar afirmaciones positivas funciona para desobstruir "el corto circuito"- el bloqueo emocional - del sistema bioenergético de su cuerpo, restableciendo así el equilibrio de su mente y su cuerpo, que es esencial para la salud óptima y la curación de una enfermedad física y mental.

Algunas personas son inicialmente cuidadosas de estos principios en los que se basa la EFT -- la energía electromágnetica que fluye a través del cuerpo y regula nuestra salud, apenas está siendo reconocida por la medicina occidental. Otros son inicialmente tomados por sorpresa (y a veces sorprendidos) por  EFT/Tapping y la metodología de la afirmación.

Pero créanme cuando digo que, más que cualquier método tradicional o alternativo que haya utilizado o investigado, la psicología de la energía (EFT, de un tipo) tiene el mayor potencial para, literalmente funcionar como magia en esta área. Los ensayos clínicos han demostrado que  EFT puede reducir rápidamente el impacto emocional de las memorias y de los incidentes que accionan la angustia emocional. Una vez que disminuye o eliminad la angustia, el cuerpo a menudo puede reequilibrarse y acelerar su curación.

La Conexión Visceral Entre la Ansiedad y la Depresión

Otro factor digno de mencionar, es que la flora intestinal enferma puede afectar su salud mental, causando problemas como ansiedad, depresión, autismo y más. La investigación ha encontrado, por ejemplo, que el probiótico Lactobacillus rhamnosus tenía un marcado efecto en los niveles de GABA [un neurotransmisor inhibidor que está implicado considerablemente en la regulación de muchos procesos fisiológicos y psicológicos] en ciertas regiones del cerebro y que redujo la hormona corticosterona inducida por el estrés, dando por resultado un menor comportamiento relacionado con la depresión y la ansiedad.7

De forma interesante, así como tiene neuronas en su cerebro, también tiene neuronas en sus intestinos-- incluyendo las neuronas que producen los neurotransmisores como la serotonina, que también se encuentran en su cerebro. De hecho, la concentración más grande de serotonina, que está implicada en  controlar el estado de ánimo, ¡se encuentra en sus intestinos, no en su cerebro!

(Quizás ésta es otra razón por la que los antidepresivos, que elevan los niveles de la serotonina en su cerebro, son a menudo ineficaces en tratar la depresión, mientras que los cambios apropiados en la alimentación a menudo ayudan). Aquí es donde los cambios en la alimentación tales como la reducción del consumo de azúcar y el mayor consumo de alimentos fermentados ricos en probióticos, pueden ser invaluables en ayudar al estado de ánimo.

Seis Factores Adicionales para Mejorar Su Salud Mental

No hay ninguna duda, en que hablar de los eventos traumáticos de la vida es un paso crucial para prevenir y/o para tratar la depresión y la ansiedad. Dicho esto, aquí están seis estrategias adicionales que pueden ayudarle aún más:

  1. Haga ejercicio - Si tiene depresión, o incluso si siente triste de vez en cuando, el ejercicio es absolutamente “NECESARIO”. La investigación en esta área es sumamente positiva, ya que los estudios confirman que el ejercicio físico es por lo menos tan bueno como los antidepresivos para ayudar a las personas que sufren de depresión. Una de las formas principales en que lo hace es al aumentar el nivel de las endorfinas, las hormonas para “sentirse bien", en su cerebro. También ayuda a normalizar sus niveles de insulina y leptina.
  2. Coma sanamente - Un factor que no puede ser  ignorado es su alimentación. Los alimentos tienen un enorme impacto en su estado de ánimo y su capacidad de salir adelante y ser feliz, y comer los alimentos enteros como lo descrito en mi plan nutricional ayudará más a su salud mental. Evitar el azúcar y granos, le ayudará a normalizar sus niveles de insulina y leptina, y la eliminación de los endulzantes artificiales eliminará los riesgos de sufrir sus efectos tóxicos.
  3. Optimice su Salud Intestinal - Los alimentos fermentados, tales como vegetales fermentados son también importantes para una salud mental óptima, pues son la clave para optimizar la salud de sus intestinos. Muchas personas no entienden que los intestinos son literalmente su segundo cerebro, y pueden influir perceptiblemente en su mente, su estado de ánimo y su comportamiento. De hecho, sus intestinos producen más serotonina reguladora del estado de ánimo que su cerebro.
  4. Ayude al funcionamiento óptimo de su cerebro con grasas esenciales - También recomiendo ampliamente suplementar su alimentación con grasas de omega-3 de origen animal de alta calidad, como el aceite del kril. Éste puede ser el nutriente más importante para luchar con la depresión.
  5. Reciba suficientes rayos del sol - Cerciórese de estar consiguiendo bastante exposición solar para tener niveles sanos de vitamina D, que es también un factor crucial en el tratamiento de la depresión o para mantenerla a la raya. Un estudio anterior encontró que las personas con los niveles más bajos de la vitamina D, eran once veces más propensas a estar deprimidas que las que tenían niveles normales. La deficiencia de la vitamina D es realmente es  una norma más que la  excepción, y previamente, ha estado implicada en desórdenes psiquiátricos y neurológicos.
  6. Aborde el estrés - La depresión es una condición muy seria, no obstante no es una "enfermedad". Más bien, es un signo de que su cuerpo y su vida están desbalanceados. Es importante tenerlo presente, porque tan pronto comience a ver la depresión como "padecimiento", pensará que necesita tomar un medicamento para solucionarlo. En realidad, todo lo que necesita es regresar el balance a su vida, y una de las claves para hacer esto es abordar su estrés. La meditación o el yoga a veces pueden ayudar. Si el tiempo lo permite, salga a caminar. Pero además, puede utilizar también EFT, según lo antes mencionado.

Si personalmente ha sido afectado por depresión o ansiedad, mi corazón lo acompaña. Un cuerpo quebrantado puede ser más fácil de componer que una mente dañada. La depresión y la ansiedad son reales. Tengo la esperanza de que la información en este artículo animará e inspirará a personas que luchan con estas condiciones.

Publique su comentario