Ocultar
Grasa Abdominal

Historia en Breve -

  • El Foro Nacional de Obesidad del Reino Unido (NOF, por sus siglas en inglés) informa en relación con las advertencias contra la obesidad, que la política para alentar a las personas a consumir alimentos bajos en grasas tiene un impacto desastroso en la salud pública
  • Los principales resultados son: los alimentos altos en grasas son mejores para perder peso; el conteo de calorías no funciona; hacer ejercicio por sí solo no puede combatir la obesidad; las grasas saturadas no causan enfermedades cardiacas y la frecuencia de las comidas influye en el peso
  • Algunas grasas alimenticias hacen daño, mientras que otras son crucialmente importantes para tener una salud óptima. Las grasas nocivas que contribuyen a las enfermedades cardiacas son principalmente las grasas insaturadas y los aceites poliinsaturados omega-6 de origen vegetal altamente refinados (PUFA, por sus siglas en inglés)
 

El Informe Anti-Obesidad Solicita Recomendaciones Acerca de Alimentos Altos en Grasas

Junio 20, 2016 | 33,351 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

La idea de que una alimentación baja en grasas es la respuesta, es persistente si tiene problemas con el aumento de peso y/o factores de riesgo para enfermedades cardíacas. Durante los últimos 50 años, la obesidad y las enfermedades cardiacas han aumentado de manera constante. La pregunta es ¿por qué? ¿Las grasas alimenticias realmente son las culpables?

Y si lo son, ¿cuáles son las grasas que originaron estos problemas? Es desafortunado, pero frecuentemente los investigadores han fallado en considerar el hecho de que no todas las grasas son iguales. Algunas hacen daño, mientras que otras son de vital importancia para tener una salud óptima.

Aún más trágico es que las grasas nocivas y beneficiosas fueron confundidas, lo que causó una situación en la que las personas son alentadas a comer las que no son saludables y evitar las que son beneficiosas.

En los últimos años, varios científicos han dado un paso adelante para promover una visión saludable de grasas alimenticias. Pero tratar de cambiar las políticas públicas es una tarea difícil que a menudo toma una o más décadas.

Los Activistas Anti-Obesidad Exhortan a los Británicos a Abandonar la Alimentación Baja en Grasas

El Foro Nacional de Obesidad de Reino Unido (NOF) y la Colaboración de Salud Pública (PHC, por sus siglas en inglés) en relación a la obesidad informaron, que esta es un ejemplo perfecto. El informe, el cual está basado en el análisis de 43 estudios, advierte que la política para alentar a las personas a comer una alimentación baja en grasas tiene un "impacto desastroso en la salud".1,2

Al solicitar una revisión de las pautas alimenticias oficiales que, según ellos declaran están basadas en una ciencia defectuosa, lo cual se tradujo en un mayor consumo de carbohidratos netos y comida chatarra, el informe señala que el consumo de grasas saludables no le hace engordar. De acuerdo con Reuters:3

"El informe NOF/APS, titulado 'Eat Fat, Cut The Carbs and Avoid Snacking To Reverse Obesity and Type 2 Diabetes' (comer grasa, eliminar los carbohidratos y evitar comer snacks para revertir la obesidad y la diabetes tipo 2)… Dijo que comer snacks entre comidas es lo que hace que las personas tengan sobrepeso.

'Durante mucho tiempo, se ignoró el rol de un mal asesoramiento alimenticio. En concreto, los mensajes de 'bajo en grasa' y 'bajo en colesterol' han tenido consecuencias no deseadas y desastrosas en la salud', según el informe".

De acuerdo con el Presidente de NOF, el Dr. David Haslam:4

"Como médico que atiende a los pacientes durante todo el día todos los días, me di cuenta rápidamente de que las pautas que provienen desde arriba sugieren que una alimentación alta en carbohidratos, baja en grasas la cual era la panacea universal, era profundamente errónea.

Los esfuerzos actuales han fracasado, la prueba es que los niveles de obesidad son más altos que nunca, y no muestran ninguna posibilidad de reducirse a pesar de los mejores esfuerzos del gobierno y los científicos".

Resultados Clave

Los principales resultados del informe de NOF/PHC incluyen los siguientes:

Comer grasas no engorda

La alimentación alta en grasas y baja en carbohidratos netos es superior a la que es baja en grasa y alta en carbohidratos netos para la pérdida de peso y salud cardiaca.

Contar calorías no funciona

Las calorías no son iguales. Ellas tienen diferentes efectos metabólicos en función de su origen, por lo que es inútil contar calorías para tener una exitosa pérdida de peso.

No se puede huir de una alimentación deficiente

No puede ganarle a la obesidad al aumentar simplemente el ejercicio, ya que la obesidad es causada por una disfunción metabólica que ocasiona una partición anormal de energía.

La grasa saturada no causa enfermedades cardiacas

La grasa saturada y colesterol tienen poca relación con el desarrollo de las enfermedades cardiacas, y un nuevo análisis de evidencia de hace 40 años no sustenta que se restrinjan las grasas saturadas.

Uno de los investigadores originales fue Ancel Keys, Ph.D.--el hombre que propuso inicialmente la relación entre las grasas saturadas y las enfermedades cardiacas--y se cree que fue en gran parte responsable de suprimir estas conclusiones irrefutables, ya que no sustentan la hipótesis original.

Solo unas partes de los resultados del ensayo fueron publicadas alguna vez, lo cual dejo fuera el descubrimiento de que sustituir las grasas saturadas con aceite vegetal NO tiene ningún beneficio en relación con la mortalidad.

Aunque después de un año los aceites vegetales disminuyeron sus niveles de colesterol total en un 14 %, esto no produjo una mejoría en la salud y la longevidad, lo cual es la creencia convencional.

En vez de eso, la investigación demostró que cuanto más bajo es el colesterol, más alto será el riesgo de morir.

Por cada 30 % de colesterol total hubo una probabilidad 22 % mayor de muerte. En la categoría de personas mayores de 65 años, los que recibieron aceite vegetal experimentaron aproximadamente 15 % más muertes en comparación con los adultos mayores en el grupo de las grasas saturadas.

El aceite vegetal tampoco ocasionó un menor número de casos de ataques cardiacos o aterosclerosis.

Por el contrario, las autopsias revelaron que aunque ambos grupos tenían niveles similares de placa arterial, el 41 % del grupo de aceite vegetal mostró signos de al menos un ataque cardiaco, en comparación con solo el 22 % de grupo de grasas saturadas.5,6,7,8,9,10,11,12

Evite los alimentos etiquetados como "bajo en grasa" o "bajo en colesterol"

No hay evidencia que sugiera que evitar la grasa saturada o colesterol alimenticio reduzca las enfermedades cardiacas o muerte por enfermedad cardíaca.

La frecuencia de las comidas Influye en su Peso

Comer snacks de forma excesiva es un factor importante que contribuye a la obesidad. Para perder peso, necesita reducir la frecuencia de sus comidas.

Recomiendo limitarlas a dos comidas por día, ya sea el desayuno/almuerzo o comida/cena, dentro de un rango de seis a ocho horas todos los días. También, es beneficioso evitar comer por lo menos tres horas antes de acostarse, para proteger su función mitocondrial.

Las influencias comerciales han corrompido las pautas alimenticias públicas

El informe acusa a la industria de alimentos y bebidas por manipular a las organizaciones de salud pública y corromper las pautas alimenticias para fines comerciales.

¿Por Qué las Políticas Públicas Son Tan Difíciles de Cambiar?

Al igual que en los Estados Unidos, el Reino Unido alienta a las personas a comer grandes cantidades de carbohidratos. Mientras que los carbohidratos ricos en fibra como los vegetales son importantes para tener una buena salud, los carbohidratos netos (carbohidratos totales menos fibra; imagine azúcares y almidones) realmente necesitan ser restringidos si desea optimizar su peso y salud.

Sin embargo, el informe no ha sido bien recibido. La Jefa nutricionista de Salud Pública de Inglaterra (PHE, por sus siglas en inglés), Alison Tedstone, Ph.D., denominó "irresponsable y potencialmente mortal" a la recomendación de comer una alimentación con un alto contenido en grasas y baja en carbohidratos netos, mientras que el Director médico asociado de la Fundación Británica del Corazón (BHF, por sus siglas en inglés), el Dr. Mike Knapton, dijo que el informe estaba "lleno de ideas y opiniones".13,14

La Real Sociedad de Salud Pública del Reino Unido (RSPH, por sus siglas en inglés) calificó al informe como "un manifiesto confuso de especulación, declaraciones, y generalizaciones amplias",15 y la Asociación de Estudio de la Obesidad de Inglaterra (ASO, por sus siglas en inglés) ha dejado constancia al decir que "no respalda el contenido del informe, ya que contradice la evidencia actual..."16

Se esperaba este tipo de reacción. En muy raras ocasiones es rápido o fácil hacer correcciones en el rumbo de la política pública. El problema se deriva del hecho de que las trayectorias son invertidas en ciertas recomendaciones. Por no mencionar el hecho de que con frecuencia las organizaciones gubernamentales no pueden admitir que estaban equivocadas, ya que la confianza del público está en juego, al igual que los intereses de la industria.

La alimentación actual es un impulso para la industria alimentaria, ya que los ingredientes principales son mucho más económicos de producir y tienen un mayor margen de beneficios que los alimentos enteros ricos en nutrientes. Mi reciente entrevista con el cardiólogo británico, el Dr. Aseem Malhotra aborda algunas de estas preocupaciones.

Las Grasas Alimenticias Saludables Realmente Promueven la Quema de Grasa Corporal

Su cuerpo puede utilizar tanto los carbohidratos como la grasa como combustible, pero de ninguna manera son iguales. Cuando su cuerpo quema glucosa como combustible principal, en realidad inhibe la capacidad de su cuerpo para acceder y quemar grasa corporal. Con un suministro omnipresente de carbohidratos, el hígado regula descendentemente todo el proceso de quema de grasa, dado a que ya no es necesario.

Por lo tanto, si come un tipo de alimentación americana estándar, lo más probable es que haya reducido radicalmente su capacidad para quemar grasa corporal como combustible. ¿Cómo puede acelerar su sistema de quema de grasa corporal? Parte de la ecuación se trata de comer más grasas alimenticias saludables.

La otra parte de la ecuación es limitar el consumo de carbohidratos netos. La grasa es un combustible que es mucho más preferido para su cuerpo, ya que es quemado de una forma mucho más "limpia" y eficiente que los carbohidratos.

Para quemar eficazmente la grasa corporal, es posible que necesite entre el 50 y 85 % de sus calorías diarias que provienen de las grasas monosaturadas y saturadas beneficiosas, las cuales incluyen:

Aceitunas y aceite de oliva (asegúrese de que es un producto certificado por un tercero, ya que el 80 % de los aceites de oliva son adulterados con aceites vegetales. También evite cocinar con aceite de oliva. Utilícelo en frío)

Cocos y aceite de coco (excelente para cocinar, ya que puede soportar mayores temperaturas sin oxidarse)

Mantequilla elaborada de leche orgánica de animales alimentados con pastura

Frutos secos crudos, tales como La macadamina y nueces pecanas

Semillas tales como semillas de sésamo negro, de comino, calabaza y cáñamo

Aguacates

Carne de animales alimentados con pastura

Manteca y sebo (excelentes para cocinar)

Ghee (mantequilla clarificada)

Mantequilla de cacao crudo

Yemas de huevo orgánicas de gallinas camperas

Grasas omega-3 de origen animal, como el aceite de kril y peces grasosos de tamaño pequeño como las sardinas y anchoas

Así que, aunque pueda parecer irónico, en última instancia, comer más grasa y menos carbohidratos netos ayuda a su cuerpo a quemar más grasa. Asimismo, hay otros métodos que pueden ayudar a cambiar al modo de quema de grasa.

Una de las razones por las que muchos tienen problemas de peso (además de comer alimentos procesados ​​en lugar de alimentos reales) es debido a que muy rara vez se saltan una comida.

Como resultado, sus cuerpos se adaptaron a quemar azúcar como combustible principal, lo cual regula descendentemente las enzimas que utilizan y queman la grasa almacenada. El ayuno intermitente puede cambiar eso. Al abstenerse de comer alimentos, su hígado se queda sin glucógeno y, entonces, así nada más, empieza a utilizar el glucógeno almacenado en las células de grasa.

Grasas Alimenticias Dañinas Que Debe Evitar

Las grasas pueden ser perjudiciales, pero es importante ser específico. Para realizar un análisis exhaustivo de las grasas alimenticias, vea el artículo de la Fundación Weston A. Price, "Satures Fat Does a Body Good" (Las grasas saturadas benefician a su cuerpo).17

En resumen, las grasas dañinas que contribuyen a las enfermedades cardiacas principalmente son:

1. Grasas insaturadas. Al actuar como prooxidantes, las grasas insaturadas contribuyen al estrés oxidativo, el cual ocasiona daño celular.

2. Los aceites poliinsaturados de origen vegetal altamente refinados (PUFA, tales como el cacahuate, maíz y aceite de soya), son altos en ácidos grasos omega-6 dañados, y cuando se calientan, producen productos de oxidación tóxicos, como los aldehídos cíclicos.

Estos aceites promueven el colesterol oxidado, el cual se convierte en destructivo al entrar en sus partículas de LDL. Además, cuando las grasas poliinsaturadas omega-6 son consumidas en grandes cantidades, no pueden ser quemadas como combustible.

En cambio, son incorporadas en las membranas celulares y mitocondriales en donde son altamente susceptibles al daño oxidativo, lo cual daña la maquinaria metabólica.

Para proteger su función mitocondrial, limite el consumo de PUFAs a una cantidad menor del 10 % de sus calorías diarias. Al consumir niveles más altos, aumentará la concentración de PUFA en las membranas mitocondriales internas, lo que las hace mucho más susceptibles al daño oxidativo. También, evite exceder el 5 % de sus calorías diarias de grasas omega-6.

En comparación, las grasas saturadas saludables tales como las que se encuentran en los productos animales y el aceite de coco:

  • Aumentan los niveles de sus partículas de LDL grandes y esponjosas que NO están relacionadas con un riesgo mayor de enfermedades cardiacas.
  • Elevan los niveles de HDL, lo cual está vinculado con un menor riesgo de enfermedades cardíacas. Además esto compensa cualquier cantidad mayor de LDL.
  • NO causan enfermedades cardiacas como fue manifestado claramente en un gran número de estudios.18,19,20,21,22,23
  • No dañan tan fácilmente como otras grasas, ya que no tienen dobles enlaces que puedan ser dañados por la oxidación.
  • Sirven como un "combustible limpio" para el cerebro y las mitocondrias, al producir mucho menos cantidad de radicales libres dañinos que azúcares y carbohidratos sin fibra.

La Alimentación Alta en Grasas Saludables y Baja en Carbohidratos Netos Soluciona Varios Problemas

La creciente evidencia sugiere que una alimentación con un alto contenido de grasas y baja en carbohidratos netos puede ser la clave que muchas personas han buscado, ya que resuelve más de un problema.

No solo ayuda a eliminar el exceso de grasa corporal, hace eso mientras que al mismo tiempo mejora el metabolismo, aumenta los niveles generales de energía, disminuye la inflamación, fomenta una salud óptima y maximiza la longevidad en un sin número de formas diferentes. Una manera eficaz para optimizar el sistema para quemar grasas es:

  • Limitar los carbohidratos netos (carbohidratos totales menos fibra) a un máximo de 30 a 40 gramos por día. Puede consumir tanta cantidad de vegetales ricos en fibra como desee. Tiene carbohidratos, pero ya que son altos en fibra, usualmente son bastante bajos en carbohidratos netos.
  • Limitar el consumo de proteína a un máximo de 1 gramo de proteína por kilogramo de masa corporal magra.
  • Aumentar el consumo de grasas saludables de 50 a 85 % de sus calorías diarias.

Como se mencionó anteriormente, puede impactar todo el proceso a un nivel superior al implementar el ayuno intermitente, al menos por un período determinado de tiempo, mientras que su cuerpo regresa a un estado de equilibrio.

Posteriormente suponiendo que todavía sigue comiendo bien, solo necesitará un rápido ayuno intermitente como mantenimiento regular. Realmente, el miedo a las grasas alimenticias saludables es en parte la razón por la que actualmente combatimos la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiacas en proporciones epidémicas.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.