Ocultar
Heces Saludables y Poco Saludables

Historia en Breve -

  • La apariencia y la frecuencia de las heces le dan pistas sobre el funcionamiento de su tracto gastrointestinal e incluso puede ser una indicación de los procesos de enfermedades graves que podrían estarse desarrollando
  • StoolAnalyzer es una herramienta en línea que le ayuda a analizar las heces y hacer cambios en la alimentación para mejorar la salud de sus movimientos intestinales
  • Las heces saludables debe tener una forma de torpedo, suaves y fáciles de pasar, no duras, secas o demasiado flojas
 

¿Qué Tan Saludable Es su Popo?

Julio 30, 2016 | 15,065 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

El tamaño, forma y color de las heces puede decir mucho acerca de su salud. Por esta razón, debe tomarse un minuto para observar lo que está en el inodoro antes de bajarle.

Las heces "perfectas" deben tener la forma de un torpedo. Deben ser lisas, suaves y fáciles de evacuar, a diferencia de heces duras, pequeñas (tipo croquetas) o demasiado flojas.

La apariencia y la frecuencia de las heces le dan pistas sobre el funcionamiento de su tracto gastrointestinal e incluso puede ser una indicación de los procesos de enfermedades graves que podrían estarse desarrollando, como infecciones, problemas digestivos e incluso el cáncer.

Además, hacer cambios alimentarios con frecuencia provoca cambios significativos en las heces, que se puede utilizar como una herramienta visual para monitorear su salud subyacente.

Analice sus Heces con la Aplicación en Línea StoolAnalyzer

Dado a que estamos en el siglo 21, ya no es necesario hacer suposiciones sobre qué tipo de cambios debe realizar para mejorar su salud y, por lo tanto, la condición de sus heces. En cambio puede utilizar una herramienta en línea llamada StoolAnalyzer que le da sugerencias según lo que analice.1

Como lo dice StoolAnalyzer.com, "Este programa fue diseñado para ayudarle a analizar sus heces y cambiar su alimentación, de manera que pueda tener "heces perfectas"2 El programa sólo tarda unos minutos e incluye imágenes visuales para ayudarle a analizar su popo, al hacerle preguntas sobre sus heces, como:

  • Forma
  • Color
  • Tamaño
  • Frecuencia
  • Comportamiento (ligeras o pesadas)

Recibirá una puntuación dentro de una escala de 100 puntos (siendo 100 una puntuación perfecta), junto con recomendaciones alimentarias para mejorar la salud de sus heces.

Esto no tiene la finalidad de reemplazar sus visitas continuas con su médico holístico, pero le puede dar una idea de lo que es saludable y lo que no es, en cuanto a sus heces.

Escala de Heces de Bristol

Otra herramienta útil para medir la salud de su tracto digestivo y heces es la Escala de Heces de Bristol. Al igual que StoolAnalyzer, esta escala considera la forma y la textura de las heces, así como lo difícil o fácil de evacuar.

Las heces normales son los tipos 3, 4 y 5, "en forma de una salchicha o una serpiente, lisa y suave" o "uniforme que sale con facilidad." Sin embargo, el Tipo 4, es ideal.3

Escala de Heces de Bristol

Señales de Heces Saludables y Poco Saludables

La próxima vez que vaya al baño, compare sus heces con la información en la siguiente tabla. Debe poder medir con precisión si sus heces son saludables o no.

Si la suya es la última, es momento de hacer algunos cambios en su alimentación y consultar a un profesional de la salud holístico para que vea que está pasando en su tracto digestivo.

Heces Saludables Heces Poco Saludables

Heces Saludables: De café claro a medio

Heces Poco Saludables: Las heces duras difíciles de excretar, causan dolor o requieren de esfuerzo

Heces Saludables: Suave y blanda, en una sola pieza y no en varios pedazos

Heces Poco Saludables: Pedazos duros o blandos y acuosos o incluso pastosos y difíciles de limpiar

Heces Saludables: De una a dos pulgadas de diámetro y más de 18 pulgadas de largo

Heces Poco Saludables: Las heces estrechas similares a un lápiz o tipo cinta: pueden indicar una obstrucción intestinal o tumor- o en el peor de los casos, cáncer de colon; las heces estrechas con poca frecuencia no son tan preocupantes, pero si persisten, en definitiva debe llamar a su médico

Heces Saludables: Con forma de S, que es la forma del intestino inferior

Heces Poco Saludables: Las heces negras y alquitranadas o heces rojas: podrían indicar sangrado en el tracto GI, las heces negras también son el resultado del consume de ciertos medicamentos, suplementos o por consumir regaliz negro.

Heces Saludables: Se sumerge silenciosa y suavemente en el agua…debe hacer el menor ruido posible al caer en el inodoro- no un fuerte chapoteo, que lo salpique y lo deje necesitando una ducha

Heces Poco Saludables: Las heces blancas, pálidas o grises podrían indicar una falta de bilis, lo que es un problema serio (hepatitis, cirrosis, trastornos pancreáticos o un posible bloqueo en el conducto biliar), por lo que esto amerita una llamada a su médico, también puede ser el resultado del consumo de antiácidos

Heces Saludables: Un olor natural, no repulsivo (no estoy diciendo que debe oler bien)

Heces Poco Saludables: Las heces amarillas podrían indicar una infección por Giardia, un problema de la vesicular biliar o un enfermedad conocida como síndrome de Gilbert- si usted presenta esto, llame a su médico

Heces Saludables: Textura uniforme

Heces Poco Saludables: Presencia de alimentos no digeridos (más preocupante si va acompañado de una pérdida de peso, diarrea y otros cambios en el intestino)

Heces Saludables: Se hunde lentamente

Heces Poco Saludables: Flota o salpica

Heces Poco Saludables: Un aumento de moco en las heces: Esto puede estar relacionado con enfermedades inflamatorias del intestino como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa e incluso con el cáncer de colon, especialmente si está acompañada de sangre o dolor abdominal

Heces Poco Saludables: Muy mal olor: si sus heces tienen olor insoportable, no debería tomarlo como broma. Me refiero a un olor más allá de desagradable.

La popo olorosa puede relacionarse a un gran número de problemas de salud, como un problema de mala absorción, enfermedad celiaca, enfermedad de Crohn y pancreatitis crónica

¿Con Que Frecuencia Debería Defecar?

Existe una amplia variación en cuanto a una frecuencia normal para defecar. En concreto, tres movimientos intestinales por día o tres por semana puede ser normal para usted, y la frecuencia podría cambiar de un día a otro o de una semana a otra. Esto se debe a muchos factores que influyen en sus hábitos intestinales, incluyendo:

Alimentación

Viajes

Medicamentos

Fluctuaciones hormonales

Patrones de sueño

Ejercicio

Lo más importante es monitorear cómo se siente y la facilidad con la que hace del baño. Si sus intestinos no se están moviéndose con la suficiente frecuencia, es posible que tenga que pujar o hacer fuerzas, y eso podría generarle inflación o gases incómodos. Cuando va al baño, las heces puede ser seca y dura o tipo croquetas, las cuales son signos de estreñimiento

Forzarse no es normal a la hora de hacer del baño, tampoco los sentimientos de la eliminación incompleta, distensión abdominal, calambres al hacer del dos. Si tiene más de 65 años de edad, su riesgo de estreñimiento aumenta significativamente.

La constipación crónica sin tratar puede provocar retención fecal, que puede ser una seria enfermedad médica. Debe evitar los laxantes a toda costa y se utilizarlos únicamente como último recurso, no sólo debido a los efectos secundarios potenciales, sino también porque su cuerpo puede desarrollar dependencia a ellos.

Los laxantes pueden reducir la capacidad del colon para contraerse e incluso podrían producir daño en los nervios, músculos y otros tejidos del intestino grueso. Afortunadamente, a pesar de que el estreñimiento es muy común, también suele ser temporal y relativamente fácil de resolver--sin necesidad de laxantes—con el uso de estrategias naturales mencionadas al final de este artículo.

Probablemente Esta Ignorando Estos Principios de Ir al Baño

Si es un adulto, podría pensar que es un experto en este tema. Sin embargo, si vive en una zona desarrollada es posible que este ignorando una estrategia clave que le ayudara a defecara de una manera más fácil: en cuclillas.

Su cuerpo está diseñado para evacuar en cuclillas, mientras que los baños de hoy en día hacen que su cuerpo este en una posición poco natural. Sentarse en un inodoro moderno lo predispone a estar en un ángulo de 90 grados con respecto a su abdomen, mientras que la posición en cuclillas pone sus rodillas mucho más cerca de su torso.

Esto cambia las relaciones espaciales de los órganos intestinales y la musculatura, cosas que lo hacen ejercer fuerzas para poder defecar. Lo posición en cuclillas endereza el recto, relaja el músculo puborectal y le permite defecar completamente su intestino ciego y el apéndice sin esfuerzo, lo que impide el estancamiento de heces y la acumulación de toxinas en el tracto intestinal.

Las sociedades no occidentales, donde las personas defecaban en cuclillas, no tienen la alta prevalencia de la enfermedad intestinal que enfrentan los países desarrollados; en algunas culturas con estilos de vida tradicionales, estas enfermedades son poco comunes o casi desconocidas.

Los inodoros especiales y taburetes que le ayudan a tener una mejor posición tipo "cuclillas" pueden ayudarle a estar en una posición ideal, incluso si ha estado defecando de esta manera durante décadas. ¿Cuál es el otro principio de hacer del baño que podría estar ignorando?

¡Un bidé! Los Bidés proporcionan mayor higiene, son más suaves en la piel y son mejores para el medio ambiente a diferencia del papel higiénico; con un bidé, incluso puede instalar uno justo en su inodoro actual. Los bidés son comunes en ciertas partes de Europa, América del Sur, Medio Oriente y Japón; todavía no son tan comunes en los Estados Unidos, pero su uso parece estar aumentando.4

Consejos para Optimizar sus Movimientos Intestinales

Las siguientes estrategias le ayudarán a optimizar su salud digestiva, revertir y prevenir el estreñimiento y apoyar los movimientos intestinales normales. Son seguros tanto en como en adultos.

Elimine todas las fuentes de gluten de su alimentación (las fuentes más comunes son el trigo, la cebada, el centeno, la espelta y otros granos)

Lleve una alimentación que incluya alimentos enteros, frescos, vegetales orgánicos y frutas que le brinden buenos nutrientes y fibra, la mayor parte de la fibra que consuma debería de provenir de los vegetales, no de los granos

Evite los endulzantes artificiales, el exceso de azúcar (especialmente la fructosa), los aditivos químicos, el MSG, las cantidades excesivas de cafeína y los alimentos procesados ya que son dañinos para su función gastrointestinal (e inmunológica)

Mejore su microbiota intestinal añadiendo alimentos fermentados su alimentación, tales como el chucrut, los pepinillos y el kéfir (si tolera los lácteos), añada un suplemento de probióticos si sospecha que no está obteniendo las bacterias benéficas suficientes de su alimentación

Trate de aumentar el consumo de fibra, algunas buenas opciones incluyen el psyllium y semillas de lino orgánicas (pruebe con 50 gramos de fibra al día, por cada 1 000 calorías consumidas)

Asegúrese de tomar mucha agua pura y fresca

Haga ejercicio regularmente

Evite los medicamentos farmacéuticos como los analgésicos como la codeína o hidrocodona que ralentizan el funcionamiento del intestino, los antidepresivos y los antibióticos puede causar una variedad de trastornos gastrointestinales

Encárguese de los problemas emocionales con herramientas como la EFT

Como le dije, considere las posibilidad de ponerse de cuclillas en vez de sentarse, para hacer sus necesidades, esto se ha demostrado científicamente que alivia el estreñimiento y las hemorroides.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.