Ocultar
Picadura de Garrapata

Historia en Breve -

  • Se estima que cada año, 300 000 habitantes en los Estados Unidos son diagnosticados con la enfermedad de Lyme, y la prevalencia aumenta cada vez más alrededor el mundo
  • La enfermedad de Lyme es cada vez más ampliamente reconocida como una enfermedad real que puede tener consecuencias crónicas, pero las personas que la padecen todavía enfrentan mucha resistencia por parte de la comunidad médica y las compañías de seguros
 

¿Sera la Enfermedad de Lyme la Enfermedad Más Comúnmente Mal Diagnostica?

Septiembre 10, 2016 | 21,100 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), se estima que cada año, 300 000 personas en los Estados Unidos son diagnosticadas con la enfermedad de Lyme, aunque algunos datos sugieren que en realidad podrían ser más de 440 000.1,2

Aunque los números exactos son difíciles de determinar, lo que sí se sabe es que la prevalencia es cada vez más alta.

Dado que la vigilancia nacional comenzó en el año 1982, el número de casos anuales de Lyme reportados ha aumentado casi 25 veces. Además, la enfermedad avanza geográficamente de manera sigilosa.3,4 Entre 1993 y 1997, los 43 condados de Estados Unidos tenían una alta incidencia de la enfermedad de Lyme. Para el año 2012, el número de puntos de acceso se había elevado a 182.5

En la actualidad, la enfermedad de Lyme es cada vez más ampliamente reconocida como una enfermedad real, pero las personas que la padecen enfrentan mucha resistencia por parte de la comunidad médica y las compañías de seguros. En los últimos años, a las personas que padecen Lyme a menudo se les decía que sus problemas eran psiquiátricos; en esencia, los síntomas estaban "todos en su cabeza".

Debajo de la Piel

"Under Our Skin 2: Emergence" (Bajo Nuestra Piel 2: Emergencia) es una secuela del documental semifinalista premiado y Premio de la Academia "Under Our Skin" (Bajo Nuestra Piel)6 que expone la historia oculta de "las malas prácticas médicas y científicas, así como de su negligencia", ya que cada año, miles de personas con la enfermedad de Lyme no son diagnosticadas, o son mal diagnosticadas.

"Under Our Skin" tiene un tremendo impacto, al aumentar por igual, la concientización de los pacientes, médicos y autoridades de salud. Desde el lanzamiento de la película en el 2014, los CDC han aumentado 10 veces el estimado de la prevalencia al Lyme, por lo que es más frecuente que el cáncer de seno y el virus de inmunodeficiencia humana (HIV, por sus siglas en inglés) combinados, en los Estados Unidos.

Aún más importante, las hipótesis científicas que se presentan en la película--como la teoría de que los organismos de Lyme podrían desarrollarse en las biopelículas, ayuda a explicar por qué el tratamiento es tan difícil, y tan común su recurrencia--ahora han llegado a ser ampliamente aceptadas.

Sin embargo, a pesar del progreso, los pacientes de Lyme aún se enfrentan a una batalla cuesta arriba. La "Emergencia" examina el agravamiento de la crisis, ya que la prevalencia aumenta cada vez más y mucho más rápido que la evolución de su diagnóstico y tratamiento.

En todo el mundo, hay controversia en torno a si la enfermedad de Lyme todavía continua incubándose, y la película revela la colusión médica y los conflictos de intereses que afectan a los pacientes que padecen Lyme. No obstante, la película termina con una nota de esperanza, al mostrar en la película original, cómo los pacientes han logrado mejorar su salud y recuperar sus vidas.

La Historia de la Enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme fue nombrada así por la ciudad de la Costa Este de Lyme, Connecticut, donde la enfermedad fue identificada por primera vez en el año de 1975.7 En 1977, la garrapata de patas negras (Ixodes scapularis, también conocida como la garrapata del venado) estaba relacionada con la transmisión de la enfermedad.

En 1982, Willy Burgdorfer, Ph.D., descubrió que la bacteria responsable de la infección: Borrelia burgdorferi (B. burgdorferi),8 estaba relacionada con la bacteria espiroqueta que causa la sífilis. Las bacterias se liberan en la sangre a través de la garrapata infectada.

Ahora sabemos que hay cinco subespecies de B. burgdorferi con más de 100 cepas en los Estados Unidos, y alrededor de 300 cepas en todo el mundo, muchas de los cuales han desarrollado resistencia a los antibióticos.

Parte de lo que hace a la B. burgdorferi un enemigo tan formidable, es su capacidad para adoptar diferentes formas en su cuerpo, en función de las condiciones. Esta maniobra inteligente le ayuda a ocultarse y sobrevivir.

Su forma de espiral también le permite filtrarse y se esconderse en una variedad de tejidos corporales, que es la razón por la que causa que se comprometan a tal grado múltiples sistemas de órganos.

Para aumentar un poco más su complejidad, algunos de los síntomas también pueden deberse a coinfecciones causadas por otros organismos causantes de enfermedades que les gusta viajar con la bacteria B. burgdorferi. Muchos pacientes de Lyme tienen una o más de estas coinfecciones, que pueden responder o no a cualquiera de los tratamientos para la B. burgdorferi.

La Expansión Urbana Ha Contribuido a Elevar la Prevalencia de la Enfermedad de Lyme

Desde finales de 1970, la propagación de la enfermedad de Lyme ha sido principalmente atribuida a los ciervos. Sin embargo, las evidencias más recientes sugieren que tanto los roedores como los ratones y las ratas son una amenaza mucho más grave,9 y el hecho de que haya una incidencia mayor de la enfermedad de Lyme se ha vinculado a la extinción  de depredadores naturales.

Las garrapatas no nacen con las espiroquetas de Lyme. Estas captan las bacterias cuando se alimentan de un huésped infectado.10 La investigación indica que los ratones de patas blancas infectan de un 75 a 95 % de las larvas de las garrapatas que se alimentan de ellos, mientras que los ciervos solamente afectan a más del 1 %.

De acuerdo con un estudio realizado en 1996,11 las ratas son aún más infecciosas que los ratones y señalaron "la capacidad de las ratas para servir como contenedores de la espiroqueta de la enfermedad de Lyme; por lo tanto, esto aumenta el riesgo de infección en los visitantes de los parques urbanos...".

Otro estudio12 publicado el año siguiente, también encontró que las ratas  Noruega y las ratas negras fueron anfitriones excepcionalmente eficaces, al infectar a casi todas las garrapatas que se alimentaron de ellos.

Los principales depredadores de pequeños roedores, tales como ratones y ratas, son los zorros, aves rapaces y serpientes. La expansión agrícola y urbana ha diezmado los hábitats de estos depredadores naturales de los ratones y ratas, lo cual ha permitido que las poblaciones de roedores portadores de enfermedades aumenten sin cesar.

Por otro lado, aunque las serpientes y aves rapaces como gavilanes, halcones y búhos están perdiendo sus hábitats naturales, la población de coyotes no solo está creciendo en la mayoría de los estados, sino que también acaba con los únicos depredadores de los roedores que quedan; es decir, los zorros y gatos.

Un estudio13 que analizó estos factores, encontró que los elevados números de la enfermedad de Lyme de las últimas tres décadas, en el Noreste y el Medio Oeste de los Estados Unidos, se correlacionan consistentemente con los bajos números del zorro rojo.

También, encontró que a medida que las poblaciones de zorros disminuyen, y aumentan los roedores, los coyotes no ayudan a controlar las poblaciones de roedores pequeños, ya que prefieren presas mucho más grandes.

Otros Factores Que Contribuyen

Al igual que los ratones y ratas, y en menor grado los ciervos, la enfermedad de Lyme asimismo puede ser propagada por otros insectos, además de las garrapatas, también los mosquitos, arañas, pulgas y ácaros.

Para complicar las cosas aún más, existe otra enfermedad transmitida por garrapatas que anda suelta. Los investigadores han identificado una enfermedad transmitida por garrapatas que es muy similar a la enfermedad de Lyme, causada por Borrelia miyamotoi (B. miyamotoi). Los CDC14 describen la B. miyamotoi como un pariente lejano de B. burgdorferi, que está más estrechamente relacionada con las bacterias que causan la fiebre recurrente transmitida por garrapatas. Esta enfermedad se caracteriza por episodios recurrentes de fiebre, dolor de cabeza, náuseas y dolores musculares o articulares.

Esta bacteria fue identificada por primera vez en 1995, en las garrapatas japonesas. Desde entonces, se ha encontrado en varias especies de roedores (y las garrapatas que se alimentan de ellos) en los Estados Unidos, así como en las garrapatas que se alimentan de los ciervos rojos europeos, rumiantes domésticos y el venado de cola blanca. Según los CDC:15

"Dado que B. miyamotoi utiliza el mismo vector de garrapatas que B. burgdorferi y que el rango de I. scapularis continua creciendo, parece inevitable que la población humana estará cada vez más expuesta a B. miyamotoi".

¿Qué Hace Que La Enfermedad De Lyme Sea Una Enfermedad Tan Desafiante?

Por lo general, los síntomas de la enfermedad de Lyme comienzan con una implacable fatiga, fiebre recurrente, y dolor de cabeza y en los músculos o articulaciones.

Posteriormente, la enfermedad podría evolucionar a espasmos musculares, pérdida de coordinación motora e incluso parálisis intermitente, meningitis o problemas cardíacos. Para obtener una lista más completa de los síntomas, consulte la lista de síntomas de la Alianza para la Investigación de Lyme.16

En un interesante comentario adicional, un artículo17,18 realizado en 2014 y publicado en la revista Frontiers in Zoology sostiene que las garrapatas deben ser reclasificadas como venenosas; sus proteínas salivales son similares a las encontradas en el veneno de escorpiones, arañas, serpientes y abejas. De hecho, se estima que un 8 % de las especies de garrapatas son capaces de causar parálisis con una sola mordida.

La presentación más simple de la enfermedad de Lyme es la de formas ortopédicas, que tienden a afectar a las articulaciones más grandes. Cuando los microbios y las reacciones inmunológicas asociadas se encuentran en el tejido conectivo, la infección se presenta como un "dolor vago y disperso", que fácilmente es mal diagnosticado como fibromialgia.

Un importante desafío con la enfermedad de Lyme es que sus síntomas imitan muchos otros trastornos, incluyendo la esclerosis múltiple (MS, por sus siglas en inglés), artritis, síndrome de fatiga crónica, fibromialgia e incluso la enfermedad de Alzheimer, lo que hace difícil y prolongada una identificación apropiada.19

Lo que es peor, muchas personas que padecen Lyme físicamente parecen bastante saludables, y con frecuencia su análisis sanguíneo no plantea ningún motivo de preocupación, por lo que la enfermedad de Lyme también es llamada "la enfermedad invisible".

Es Sumamente Necesario Hacer un Mejor Diagnóstico de Lyme

Un problema grande que enfrentan los pacientes que padecen Lyme y sus médicos, es la dificultad de hacer un diagnóstico correcto. Las pruebas de laboratorio convencionales no son fiables, y una de las razones de esto es porque la espiroqueta tiene la capacidad de infectar a los glóbulos blancos.

Las pruebas de laboratorio se basan en la función normal de los glóbulos blancos para producir los anticuerpos que miden. Si sus glóbulos blancos están infectados, estos no responden adecuadamente a la infección.

Con el fin de que los análisis sanguíneos sean verdaderamente útiles, primero tiene que ser atendido. Una vez que su sistema inmunológico comienza a responder normalmente, solo entonces aparecerán los anticuerpos. Esto se llama "paradoja de la enfermedad de Lyme". Tiene que ser atendido antes de que se pueda hacer un diagnóstico adecuado.

Dicho lo anterior, recomiendo el laboratorio especializado llamado IGeneX porque realizan análisis en más superficies externas proteicas (bandas), y con frecuencia pueden detectar la enfermedad de Lyme mientras que las pruebas sanguíneas convencionales no pueden. Además, IGeneX realiza análisis para encontrar algunas cepas de coinfecciones tales como Babesia y Erhlichia.

Los Pacientes y Médicos Luchan Por el Reconocimiento de la Enfermedad Crónica de Lyme

Como si las dificultades de conseguir un diagnóstico y tratamiento adecuado no fueran suficientes, las personas que padecen Lyme se enfrentan a obstáculos adicionales ya que no se recuperan completamente después del tratamiento inicial.

La Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (IDSA, por sus siglas en inglés), que publica directrices para una serie de enfermedades infecciosas, afirma que no hay evidencia científica para sostener la teoría de que la infección de Borellia puede llegar a ser crónica.20

Las directrices para prácticas clínicas de IDSA del 2006 para la enfermedad de Lyme21,22 afirman que se cura fácilmente con dos semanas de antibióticos, y que en casos raros, requiere 28 días. Sin embargo, las referencias en que se basaron reflejan una tendencia clara. De las 400 referencias que citan, la mitad se basan en artículos escritos por los mismos miembros de este órgano.

Su análisis de bibliografía de ninguna manera representa la totalidad de cuerpo científico relacionado con el estudio de la enfermedad de Lyme.23 Una investigación antimonopolio acerca de los miembros del panel de la IDSA, realizada en 2007, también reveló conflictos de interés generalizados. Por desgracia, estos descubrimientos no han producido un cambio positivo.

En el 2009, IDSA creó un nuevo grupo especial para examinar la ética de los miembros originales del 2006 que crearon las directrices para la enfermedad de Lyme. El informe24 final concluyó que las directrices originales se "basaban en la evidencia de la más alta calidad médica/científica disponible", y que los autores "no fallaron al considerar o citar los datos pertinentes".

Como resultado, los pacientes que padecen la enfermedad de Lyme crónica continúan luchando por su derecho a tener un tratamiento, ya que las directrices de IDSA tienen un amplio impacto en la atención médica para la enfermedad de Lyme.

A menudo, las compañías de seguros restringen la cobertura para el tratamiento a largo plazo, basadas en las directrices de IDSA. Las decisiones de los médicos acerca del tratamiento también se basan en estas recomendaciones.

Quien se opone a IDSA, es la Sociedad Internacional del Lyme y Enfermedades Asociadas (ILADS, por sus siglas en inglés), cuyos miembros sostienen que muchos pacientes sufren consecuencias a largo plazo y requieren de un tratamiento mucho más extenso del recomendado por IDSA.

Los Signos de un Progreso Lento Pero Constante

No obstante, hay indicios de progreso:

  • El año pasado, se creó un nuevo centro de investigación para la enfermedad de Lyme vinculado a la división de reumatología en el centro médico Hopkins Bayview. Este centro de investigación es dirigido por el investigador de la enfermedad de Lyme, el Dr. John Aucott, y se enfocará en la enfermedad de Lyme crónica.25
  • En febrero de 2016, lymedisease.org informó que National Guidelines Clearinghouse, "una base de datos federal que le proporciona información, a los profesionales de la salud y las compañías de seguros, acerca de los tratamientos", había eliminado las directrices de tratamiento de IDSA de su página web, y dejó solo las pautas de ILADS.26
  • Las directrices de IDSA también son el resultado de una revisión; sin embargo, es poco probable que ocurran cambios más importantes.

    Por el punto positivo, en esta ocasión IDSA ha aceptado renuentemente incluir en el panel de directrices, a un paciente que padece Lyme, después de haber sido presionada por los grupos de defensa de la enfermedad de Lyme, los pacientes y miembros del Congreso de los Estados Unidos.

    Hasta que las directrices de IDSA sean actualizadas--para lo cual hasta el momento se desconoce una fecha límite--las pautas de tratamiento de ILADS son las únicas enlistadas por National Guidelines Clearinghouse.

  • A finales de junio de 2016, el Senado y la Cámara de Delaware aprobaron el proyecto de ley HB 291, que exige la creación de una junta de supervisión para capacitar a los profesionales de la salud acerca de la enfermedad de Lyme.27
  • El 31 de julio de 2016, el Senado de Massachusetts aprobó el proyecto de ley de un seguro para la enfermedad de Lyme (H4491). Este proyecto de ley--que fue efectivo inmediatamente--pide la cobertura del seguro obligatorio para el tratamiento a largo plazo de la enfermedad de Lyme crónica, lo que establece un precedente a seguir por otros estados.28

Tome en Serio la Prevención

Si consideramos la dificultad del diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Lyme, lo más importante de la lista debe ser adoptar medidas preventivas:

  • Evite las zonas infestadas de garrapatas, tales como cúmulos de hojas alrededor de los árboles. Caminar en medio de senderos y evitar rastrillar las hierbas largas en las orillas de los caminos. No se siente en troncos o pedazos de madera.
  • Considere la alta tasa de infección de ratas, si se encuentra en una zona donde se han avistado ratas, lo mejor será tomar precauciones.
  • Use pantalones largos y camisas de manga larga, para que sea más fácil ver las garrapatas de color claro.
  • Meta sus pantalones dentro de los calcetines y use zapatos cerrados y un sombrero, especialmente si se aventura en zonas boscosas. De igual forma, meta la camisa dentro de los pantalones.
  • Las garrapatas son muy pequeñas. Deberá encontrarlas y eliminarlas antes de que le muerdan, por lo que al regresar, debe hacer una revisión minuciosa en busca de garrapatas, y mantener el control durante varios días después de la exposición. También, puede verificar las sábanas de su cama durante varios días, después de la exposición.

En cuanto a usar repelentes químicos, no recomiendo usarlos directamente sobre la piel ya que esto introducirá toxinas directamente en su cuerpo. Si los usa, rocíelos en el exterior de la ropa, y evite inhalar los vapores rociados. La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) tiene una lista29 que indica los límites de protección por hora de los diversos repelentes.

Si encuentra que una garrapata se ha aferrado a usted, es muy importante eliminarla adecuadamente. Para obtener instrucciones detalladas acerca de cómo eliminar garrapatas, consulte la página lymedisease.org.30 Una vez removidas, asegúrese de guardar la garrapata para poder realizar la prueba en busca de presencia de organismos patógenos.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.