El Consumo de Mariscos en los Estados Unidos Está en Aumento, Pero Muchas Personas Siguen Eligiendo Opciones Poco Saludables

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 07, 2017 | 39,174 vistas

Historia en Breve

  • En el 2015, las personas que viven en los Estados Unidos aumentaron su consumo de mariscos en casi una libra por persona a un promedio de 15.5 libras al años o poco más de 4.75 onzas a la semana
  • Este es el mayor aumento en el consumo de mariscos en dos décadas. Sin embargo, seguimos quedándonos cortos en el cumplimiento de las recomendaciones dietéticas que es de 8 onzas de mariscos a la semana
  • La mayoría de las personas se beneficiarían de consumir más pescado, pero deben hacerlo eligiendo las opciones correctas. Los más saludables y menos riesgosos en términos de contaminación son el salmón silvestre de Alaska, el salmón rojo y los peces más pequeños como las anchoas, sardinas, caballa y arenque

Por el Dr. Mercola

De acuerdo con el último reporte1 de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés), en el 2015 las personas que viven en los Estados Unidos  aumentaron su consumo de mariscos en casi una libra por persona a un promedio de 15.5 libras al año o poco más de 4.75 onzas a la semana.

Este es el mayor aumento en el consumo de mariscos en dos décadas. Aunque esta es una buena noticia, seguimos quedándonos cortos en el cumplimiento de las recomendaciones dietéticas que es de ocho onzas de mariscos a la semana.

El camarón, el salmón y el atún encabezan la lista de los mariscos más consumidos. Desafortunadamente, tanto el camarón como el atún tienen muchas desventajas.

Por el lado positivo, el salmón, junto con su variedad el salmón silvestre de Alaska, es una gran opción y un tercio de este aumento se atribuye al hecho de que las personas están comprando más salmón enlatado. Según lo informado por NPR:2

"Este aumento podría derivarse del Programa de Asistencia de Alimentos de Emergencia de la USDA, que en el 2014 y el 2015 compró más de $40 millones de dólares en salmón de Alaska enlatado y los distribuyó en las bancos de alimentos de todo el país".

Consuma Más Mariscos, Pero Elija Bien

Según lo informado por NPR, las advertencias sobre la sostenibilidad y toxicidad llevaron a muchas de las personas que viven en los Estados Unidos a reducir su consumo de mariscos en el último par de décadas. De hecho, podría ser complicado distinguir entre qué es saludable y qué no lo es. En la actualidad hay muchas trampas y peligros.

El pescado graso de agua fría es una excelente fuente de grasas vitalmente importantes – tanto de grasas saturadas como las omega-3 – pero muchas veces las personas no obtienen los beneficios del consumo de pescado debido a que tienden a elegir las variedades altamente contaminadas con mercurio.

Sorprendentemente, el pescado de criadero ha demostrado ser aún más tóxico que el pescado silvestre. También está el problema del  fraude en el ámbito alimentario. Entonces, ¿cómo tomar una mejor decisión? Haré mi mejor esfuerzo para explicarle todo en este artículo.

El Caso Contra el Camarón

Como lo señaló Larry Olmsted en su libro titulado "Real Food/Fake Food", la industria de los mariscos se enfrenta a varios problemas. Gran parte de su libro se enfoca en el fraude en el ámbito alimentario, pero también habla de muchos otros problemas, incluyendo la sostenibilidad ambiental.

La mayoría de los camarones vendidos en los Estados Unidos provienen de criaderos del  sudeste asiático. Los manglares – que son el sistema de filtración de la naturaleza y la defensa contra los tsunamis – son cortados para construir estos criaderos. El desecho tóxico y las sustancias químicas de estos criaderos también terminan en las vías fluviales y destruyen el ecosistema.

Además de eso, está el uso bien documentado del trabajo de esclavos en la industria de la cría de camarones. Como lo señaló Olmsted, "es un tipo de golpe triple. Malo para nosotros, malo para el mundo y malo para las personas involucradas – y francamente, los camarones no tiene un buen sabor".

En el 2015, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos tuvieron un número récord de rechazos de importación para el camarón. Esto cuando el camarón se sometió a prueba y se encontró que contenía contaminantes inaceptables como antibióticos prohibidos o niveles elevados de toxinas.

Algunos de los antibióticos utilizados en la cría de camarones no están permitidos en la producción de alimentos estadounidenses porque son cancerígenos. Olmsted recomienda evitar el consumo de camarón en los restaurantes a menos que esté absolutamente seguro de que proviene del Golfo de México.

Sin embargo, todavía está el problema de la contaminación potencial a causa del derrame de petróleo y el posterior uso de corexit, una sustancia química que es más tóxica que el petróleo. No se sabe con exactitud cómo los mariscos en el Golfo de México se han visto afectados por esa catástrofe ambiental.

El Caso Contra el Atún y el Sushi

El sushi es otro marisco plagado de fraude. El atún – ya sea que lo compre como sushi, filetes de atún o atún enlatado – tiene otra desventaja, contiene mercurio y otros contaminantes.

La investigación3 publicada en el 2010, que cuantificaba las contribuciones de 51 variedades diferentes de pescado y mariscos  al mercurio total contenido en el suministro de marisco de los Estados Unidos,  encontró que el atún era responsable de más de un tercio de la exposición total de las personas que viven en los Estados Unidos al metilmercurio.4

Si consume atún, necesita tener cuidado con esto y tomar medidas proactivas – como tomar un suplemento de Chlorella con sus comidas – para contrarrestarlo.

Por Qué Es Mejor Evitar el Pescado de Criadero

A primera vista, el pescado de criadero podría parecer una buena idea para ayudar a proteger a las poblaciones de mariscos silvestres de la pesca excesiva.

En realidad, la industria está plagada con muchos de los mismos problemas de las operaciones concentradas de alimentación de animales (CAFOs por sus siglas en inglés), incluyendo la contaminación, las enfermedades, toxicidad y  una calidad nutricional inferior.

Muchos pescados de criadero son alimentados con maíz y soya transgénica, que es una alimentación muy poco natural para la vida marina. Otros son alimentados con harina de pescado, que es conocida por acumular las sustancias químicas industriales como PCBs y dioxinas.

De acuerdo con el investigador de toxicología Jerome Ruzzin, el salmón de criadero es uno de los alimentos más tóxicos en el mercado- cinco veces más tóxico que cualquier otro alimento analizado.

Los desechos de los peces de criadero también promueven el crecimiento de algas que dañan el contenido de oxígeno del agua, lo que representa un riesgo para los arrecifes de coral y otras especies acuáticas. Los antibióticos concentrados, pesticidas y otras sustancias químicas también se utilizan comúnmente para combatir enfermedades y parásitos comunes en los criaderos de peces.

Resumen de los Mariscos a Evitar

En resumen, los mariscos que debe limitar o evitar por completo incluyen:

Para más información sobre el contenido de mercurio en el pescado, échele un vistazo al sitio web de Proyecto de Políticas de Mercurio, "Mercurio y Pescado: Datos".5 Tiene una guía útil que puede imprimir para referencias.6

Un artículo publicado en el 2015 en Investigate West también habla sobre este tema e incluye una guía sobre cuantas comidas a la semana puede consumir de forma segura con base en el nivel de contaminación de los mariscos.7

Salmón Silvestre de Alaska – Su Mejor Opción

Al elegir pescado, necesita hacer un balance entre los beneficios y los riesgos de contaminación. Los niveles de mercurio pueden variar más de 100 veces entre una especie y otra, así que al tomar buenas decisiones, puede maximizar los beneficios mientras minimiza los riesgos.

Aquí, el salmón silvestre de Alaska – y el salmón rojo sobresalen de entre los demás. Son de los más seguros en términos de contaminación y más ricos en grasas saludables omega-3.

Tampoco se permite su cría y por lo tanto siempre son capturados en la naturaleza. El riesgo de que el salmón rojo acumule altas cantidades de mercurio y otras toxinas se reduce debido a su corto ciclo de vida, que es de aproximadamente tres años.

Además, la bioacumulación de toxinas también es menor por el hecho de que no se alimenta de otras especies de pescado contaminado. Las dos designaciones que debe buscar en la etiqueta son:

Como Regla General, Mientras Más Pequeño Mejor

Como regla general, mientras más abajo se encuentre en la cadena alimenticia, menos contaminación tendrá, así que otras buenas opciones incluyen sardinas, anchoas, caballa y arenque. Al igual que el salmón, todos estos peces también son ricos en grasas saludables y omega-3.

También son mucho menos propensos al fraude en comparación con otros peces, en parte porque son menos populares y por lo tanto más económicos y porque  vienen completos. No se puede cortar otro pez para hacerlo parecer una sardina.

Olmsted recomienda los mariscos enlatados de España, ya que son conocidos por su alta calidad. Sólo asegúrese de evitar el pescado empaquetado en aceite de oliva, ya que el aceite será el más barato y de menor calidad. Mejor elija el empaquetado en agua.

Resumen de los Mariscos a Consumir

En resumen, existen varios tipos de pescado que pueden proporcionar valiosos nutrientes, incluyendo grasas saludables y omega-3, mientras que también tienen un bajo contenido de contaminantes como el mercurio, PCBs y otras toxinas. Personalmente consumo una lata de sardinas casi todos los días de la semana y algunas veces incluyo anchoas. Otras de las opciones principales incluyen:

Cómo Evitar los Estafas al Momento de Comprar Mariscos

Para evitar ser estafado al momento de comprar mariscos, su mejor opción es comprar pescado en una marisquería local de confianza. Al momento de comprar mariscos en el supermercado o tienda de abarrotes genérica, busque etiquetas de terceros que verifiquen la calidad:

El más conocido es el Marine Stewardship Council (su logo son las letras MSC y una marca azul en forma de pez).

No recomiendo el consumo de pescado de criadero, pero si elige comprarlo, busque el símbolo de Buenas Prácticas de la Alianza Mundial de Acuicultura

Alaska no permite la acuicultura, así que todos los peces de Alaska son capturados en la naturaleza. Tienen una de las aguas más limpias y las mejores y más sostenibles pesquerías. Para verificar su autenticidad, busque el logo "Wild Alaska Pure".

Este es uno de los más confiables y es particularmente bueno si está comprando salmón de Alaska enlatado, que es más económico que los filetes de salmón.

Al Comprar Camarón, Busque Estas Etiquetas

Aunque no lo recomiendo, si decide comprar camarón de criadero, busque las certificaciones de NaturLand, el Aquaculture Stewardship Council (ASC) o la etiqueta de Whole Foods Market's Responsibly Farmed. Estos grupos certifican que el camarón ha sido criado de acuerdo con las normas de acuicultura que protegen el medio ambiente y prohíben el uso de antibióticos.

Si está comprando camarón silvestre, opte por el camarón que ha sido capturado responsablemente. Busque productos certificados por el MSC.8

Esta certificación asegura que cada componente del proceso de fabricación – desde la captura, materia prima y fabricación del producto – ha sido examinado por el MSC y ha sido auditado de forma independiente para asegurar que cumple con los estándares de sostenibilidad.

La Sostenibilidad Sí Importa

Por último pero no menos importante, opte por el pescado silvestre capturado de forma sostenible. Seafood Watch, que es parte del Acuario Monterey Bay, ofrece una guía9 de sostenibilidad y una aplicación10 llamada Sustainable Seafood para su teléfono inteligente. Las etiquetas que indican una mayor sostenibilidad en los productos de mariscos incluyen:

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Fisheries of the United States Report 2015
  • 2 NPR October 31, 2016
  • 3 Environmental Research, Volume 110, Issue 3, April 2010, Pages 226–236
  • 4 Environmental Research, Volume 110, Issue 3, April 2010, Pages 226–236
  • 5 Mercury Policy Project, Mercury and Fish: The Facts
  • 6 Mercury Policy Project’s guide to mercury levels in different varieties of fish and shellfish (PDF)
  • 7 Investigate West March 10, 2015
  • 8 Consumer Reports April 24, 2015
  • 9 Seafood Watch, Sustainable Seafood Search
  • 10 Seafood Watch App