Ocultar
Dolor de Gota

Historia en Breve -

  • La gota es una forma de artritis inflamatoria que antes se llamaba "la enfermedad de los reyes", ya que estaba relacionada con los hábitos alimenticios, tales como un consumo excesivo de abundantes alimentos y alcohol
  • Los médicos no están de acuerdo con las opciones de tratamiento a largo plazo; un grupo recomienda hacer una intervención farmacéutica a corto plazo, y el otro grupo--financiado por las grandes farmacéuticas--recomienda seguir un tratamiento crónico con medicamentos a largo plazo
  • Al utilizar métodos naturales simples, podría reducir su probabilidad de desarrollar la gota y sufrir una recurrencia, si ya ha tenido algún episodio
 

La Gota: ¿Por Qué Necesita Tener Cuidado Con los Consejos Médicos Convencionales?

Febrero 15, 2017 | 10,084 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

La gota es un tipo de artritis inflamatoria, que es más comúnmente diagnosticada entre los hombres. Hoy en día, la prevalencia de este padecimiento ha aumentado en todo el mundo.

Lo que usualmente aparecía casi exclusivamente en hombres mayores de 40 años de edad, ahora afecta tanto a jóvenes como a adultos de edad avanzada, hombres y mujeres, personas delgadas y con exceso de peso.

A esta enfermedad se le dio el sobrenombre de "la enfermedad de los reyes" ya que suele afectar a los hombres que consumen cantidades excesivamente abundantes de alimentos y alcohol. El rey Enrique VIII de Inglaterra, Alejandro Magno, Miguel Ángel, Cristobal Colón y Benjamin Franklin son solo algunas de las figuras históricas que padecieron gota.

En las últimas dos décadas, la prevalencia de la enfermedad ha aumentado, por lo que ahora afecta al 4% de los habitantes, u 8.3 millones de personas en los Estados Unidos.1 Los investigadores asocian una mayor prevalencia al número cada vez mayor de personas que tienen exceso de peso y padecen hipertensión.

Sin embargo, si bien es una enfermedad común, los médicos e investigadores no han llegado a un consenso sobre su tratamiento. Lo desconcertante del problema es la relación entre los médicos, grupos de presión y las grandes compañías farmacéuticas.

Sin embargo, si el objetivo es manejar el consumo de medicamentos a largo plazo, existen varias estrategias que podría utilizar para reducir el riesgo y los ataques de gota.

La Gota Es una Forma de Artritis Inflamatoria

La gota es un padecimiento doloroso que generalmente afecta el dedo gordo del pie, pero también podría atacar los tobillos, rodillas, caderas, muñecas y codos. El dolor es causado por los cristales de ácido úrico que son depositados en el espacio articular.

Estos afilados cristales irritan e inflaman el tejido en las articulaciones, lo que provoca la inflamación y abultamiento.2

El ácido úrico se produce, conforme su cuerpo descompone las purinas que se encuentran en los alimentos. Entre los alimentos que tienen elevados niveles de purina se encuentran las carnes, salsas, cerveza y pescado, tales como anchoas, caballa, sardinas y arenque.3

Normalmente, el ácido úrico que se disuelve en la sangre, se filtra a través de los riñones y pasa por la orina.4

Cuando no se filtra ni se elimina suficiente cantidad de ácido úrico, se desarrolla una hiperuricemia, que podría precipitar a los cristales de ácido úrico y la formación de la gota. Algunas veces, esto es confundido con un padecimiento similar causado por la acumulación de cristales de fosfato de calcio, llamado seudogota.

Sin embargo, si bien el ácido úrico es producido al metabolizar las purinas, el azúcar--y más específicamente la fructosa--aumenta el riesgo de desarrollar la gota.

Al utilizar modelos animales, los investigadores demostraron que la fructosa aumenta la formación de ácido úrico5 y eleva el riesgo de presión arterial alta,6 un factor de riesgo para la gota. Además, la fructosa reduce la excreción de ácido úrico.7

Como explicó el Dr. Richard Johnson, en realidad, el ácido úrico es un subproducto del metabolismo de la fructosa. De hecho, la fructosa normalmente genera ácido úrico en cuestión de minutos, después de consumirla. La cerveza es otra sustancia común que eleva los niveles de ácido úrico.

Curiosamente, el ácido úrico tiene funciones, tanto de antioxidante, como de pro-oxidante, una vez que se encuentra dentro de sus células. Por lo tanto, si los niveles de ácido úrico disminuyen demasiado, pierde sus beneficios antioxidantes.

Pero si sus niveles de ácido úrico son demasiado elevados, este tiende a incrementarse significativamente dentro de sus células, donde actúa como un pro-oxidante.

Johnson considera que el rango ideal de ácido úrico se encuentra entre 3 a 5.5 miligramos por decilitro (mg/dL).

Dicho lo anterior, su riesgo de desarrollar la gota no sólo se basa en la cantidad de ácido úrico que produce, sino también en la incapacidad de su cuerpo para filtrar y excretar el ácido úrico de su torrente sanguíneo.

Para impedir el desarrollo de la gota debe abordar tanto la producción de ácido úrico, como la capacidad de su cuerpo para filtrarlo y excretarlo.

Las 4 Etapas de Dolor

Si padece gota, podría atravesar las cuatro etapas de la enfermedad. La etapa inicial es asintomática, o sin síntomas, llamada hiperuricemia. En esta, se presentan niveles elevados de ácido úrico en el torrente sanguíneo, pero no hay formación de cristales en las articulaciones.8

Si bien la prevalencia de la gota es de 4 %, la prevalencia de la hiperuricemia es en un poco más del 21 % de la población.9 Durante la fase aguda, experimentará un repentino inicio de dolor e inflamación en una articulación, más frecuentemente en el dedo gordo.

Frecuentemente, la inflamación, dolor y abultamiento de la articulación, ocurre durante la noche.10 Un ataque podría ser desencadenado al utilizar alcohol o por la presencia de otra enfermedad.

Generalmente, el dolor, inflamación y abultamiento llegan rápidamente a sus niveles máximos, y desaparecen entre los 3 y 10 días, aun sin tratamiento.

A menudo, el primer ataque es el más corto, y los ataques posteriores podrían durar más tiempo y ocurrir con mayor frecuencia, a medida que pasa el tiempo. La tercera etapa de la enfermedad se llama gota intercrítica o en intervalos. Este es el período--entre los ataques--durante el cual no se presentan síntomas.

Desafortunadamente, algunos experimentan la etapa más incapacitante que podría tardar hasta 10 años en desarrollarse.

La gota tofacéa crónica podría causar daños permanentes en las articulaciones afectadas, y a veces, también en los riñones. Se caracteriza por cambios artríticos crónicos, articulaciones dolorosas y tofos, o nódulos de cristales de urato en los tejidos blandos.11

Hacer cambios apropiados en el estilo de vida y utilizar tratamientos adecuados, reduce significativamente el riesgo de llegar a esa etapa.

Los Médicos No Pueden Ponerse de Acuerdo Sobre el Tratamiento Farmacológico a Largo Plazo

Existen varios medicamentos comerciales para atender la acumulación de ácido úrico en el torrente sanguíneo, el cual es considerado el agente responsable del desarrollo de la gota.12 El desacuerdo no es acerca del medicamento, sino más bien en la cantidad de tiempo que los pacientes deben tomarlo.

Recientemente, el Colegio Americano de Médicos (ACP, por sus siglas en inglés) ha publicado directrices de práctica clínica que recomiendan un tratamiento farmacéutico para la gota menos agresivo.13

Este movimiento enfureció a dos grupos de profesionales que manifestaron su apoyo hacia la investigación de la gota, y alentar a los médicos a utilizar el tratamiento médico a largo plazo.

Curiosamente, ambos grupos son respaldados financieramente por compañías farmacéuticas.14 Ahora, muchas de las recomendaciones médicas son cuidadosamente evaluadas y cuestionadas, tales como el número de mamografías necesarias para el diagnóstico prematuro de cáncer de seno15 o que tan agresivamente debe ser controlada la presión arterial alta.16

El tratamiento de la gota también es cuestionado. Hay una falta de ensayos clínicos que indiquen que controlar farmacéuticamente los niveles de ácido úrico a largo plazo realmente reduce el dolor y daño articular del paciente.

El Dr. Robert McLean--reumatólogo del Northeast Medical Group en New Haven CT, y profesor clínico asociado en la Facultad de Medicina de Yale--comentó sobre la falta de datos necesarios para apoyar la intervención farmacéutica a largo plazo, al decir que:17

"Simplemente no existen datos sólidos. Podría ser lo correcto en muchas situaciones clínicas, pero no tenemos los datos para decirlo con certeza, por lo que no podemos respaldarlo".

La base del argumento para continuar el tratamiento farmacéutico a largo plazo es que las grandes farmacéuticas no pagan por hacer una investigación sobre los medicamentos que ya fueron aprobados, y los médicos no deben esperar hasta que un paciente tenga un ataque de la enfermedad para iniciar el tratamiento.

Los medicamentos comunes utilizados para atender la gota incluyen al allopurinol, probenecid, colchicine y febuxostat. Estos medicamentos tienen importantes efectos secundarios, los cuales incluyen:18

Dolor articular

Síntomas de gripe

Hepatotoxicidad (disfunción hepática)

Anorexia y pérdida de peso

Prurito o picazón en la piel provocada por una disfunción hepática

Insuficiencia renal secundaria al cáncer

Ansiedad

Dolor de pecho

Erupción cutánea o urticaria

Confusión

Entumecimiento o debilidad repentina en un lado

Náuseas

Fiebre de bajo grado

Orina oscura

Dolor de cabeza Súbito

Enrojecimiento cutáneo

Estreñimiento

Fácil aparición de moretones

Congestión nasal

Dificultad para respirar

Respiración rápida e irregular

Inflamación alrededor de los ojos

Cambios en el color de la piel

Orina sanguinolenta

El Dinero de las Compañías Farmacéuticas Afecta en los Resultados de la Investigación y Podría Influir en las Decisiones Sobre el Tratamiento

Parecería que muchos de los efectos secundarios de los medicamentos utilizados para reducir los niveles de ácido úrico son significativos; y por lo tanto, esto justificaría utilizarlos de forma prudente, al medicar solo cuando sea necesario para tratar la enfermedad, y no como una estrategia profiláctica.

Una clave para el debate sobre el tratamiento es la cuestión de la increíble influencia que tienen las compañías farmacéuticas cuando contribuyen a los ingresos de los médicos.

El Dr. Robert Terkeltaub, un defensor verbal del uso de medicamentos a largo plazo, y profesor de medicina de la Universidad de California, en San Diego, recibió aproximadamente US$ 35,000 en honorarios por consultoría, de parte de las compañías farmacéuticas que fabricaban los medicamentos para la gota.19

El Dr. Lawrence Edwards, vicepresidente de educación médica de posgrado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Florida; también es un defensor que solicita hacer tratamientos farmacológicos a largo plazo, y recibió US$ 27,000 en honorarios por consultoría, de parte de las compañías farmacéuticas.

Estos dos médicos son considerados líderes en su campo. Terkeltaub rechaza la idea de que sus honorarios por consultoría influyan en sus recomendaciones o hayan contaminado las recomendaciones de tres grupos de reumatología que desarrollaron directrices que abogaban por el uso de la intervención farmacéutica.20

Sin embargo, se ha estudiado el vínculo entre el dinero de las compañías farmacéuticas y los resultados de la investigación, y en múltiples ocasiones, la investigación que demuestra resultados favorables en los medicamentos fue dirigida por médicos que recibían honorarios de consultoría de parte de las compañías farmacéuticas.21,22,23,24

Un estudio que encontró que el medicamento para la diabetes, Avandia, más eficaz que las terapias estándar, podría haber sido posteriormente responsable de 83,000 ataques cardiacos y muerte subsecuentes.25

Posteriormente se reveló que este estudio fue financiado por la compañía farmacéutica, GlaxoSmithKline, y once de los autores recibieron una compensación económica de parte de la empresa, ya sea como empleados con opciones sobre acciones u honorarios por consultoría.26

Evidentemente, los médicos se basan en los estudios de investigación y las directrices de prácticas, para determinar los tratamientos para sus pacientes. Cuando los resultados de los estudios no son precisos o están influenciados por compañías farmacéuticas, los tratamientos podrían no proporcionar el mejor resultado.

En una evaluación de estudios publicados durante un período de 12 meses, en el New England Journal of Medicine por el Washington Post, se determinó que 73 artículos eran estudios originales de medicamentos.

De ellos, 60 fueron financiados por alguna compañía farmacéutica, 50 fueron coescritos por una compañía farmacéutica, y 37 tuvieron un autor principal que había aceptado una compensación externa por parte de una compañía farmacéutica.27 Los resultados publicados en lo que podría ser la revista médica de mayor prestigio en el mundo podrían no ser tan exactos después de todo.

Las Recomendaciones Médicas Son Influenciadas en el Congreso y a Través de la Televisión

Las compañías farmacéuticas también podrían ejercer una influencia sobre su médico particular. En encuestas realizadas entre el 2004 y 2009, y publicadas posteriormente en la Revista de la Asociación Médica Americana (JAMA, por sus siglas en inglés), más del 80 % de los médicos informó al menos un tipo de relación financiera con una compañía farmacéutica o de dispositivos médicos.28

 En efecto, las compañías farmacéuticas han extendido un manto de influencia desde su médico particular hasta los miembros del Congreso.

En un análisis del dinero gastado en cabildear al Congreso de los Estados Unidos en 2016, los dos grupos comerciales más grandes gastaron US$ 29 millones, y las 15 principales compañías farmacéuticas gastaron US$ 80 millones adicionales, más de US$ 100 millones en total.29

El grupo comercial más grande, Pharmaceutical Research, y Manufacturers of America, gastó casi US$ 20 millones para expresar sus puntos de vista sobre la fijación de precios en los medicamentos de Medicare, la importación de medicamentos de Canadá, y la transparencia de precios de los medicamentos.30

En un esfuerzo por mejorar su imagen frente a la opinión pública, después de aumentar los precios de los medicamentos y las observaciones mordaces del Presidente,31 la industria de la televisión ha planeado una campaña publicitaria masiva y digital.

Esta campaña multimillonaria para defender su posición gastará diez "de los grandes"—millones--en los próximos cuatro o cinco años.32

Los habitantes de los Estados Unidos clasifican los costos de los medicamentos como una principal preocupación de salud.33

La industria argumenta que sus productos son mejores, salvan vidas y curan enfermedades, lo que ayuda a mantener menores costos generales, a pesar de que las personas en los Estados Unidos pagan un costo más elevado por los mismos medicamentos que otros países.34

Su campaña de publicidad está diseñada para contar una historia sobre avances biofarmacéuticos y proyectar que las compañías farmacéuticas asumen riesgos audaces, con la esperanza de aliviar la frustración pública y reducir un entorno cada vez mayor de embate político.

Las excesivas cantidades de dinero que son destinadas a la publicidad pública, Congreso y en la investigación farmacéutica, representa un conflicto de interés masivo y socava la verdad en las ciencias médicas. Es evidente el conflicto de intereses dentro de esta práctica, por lo que la industria farmacéutica intenta mantener ocultas las cantidades de pago reales.

Aunque muchas instituciones médicas, educativas y de investigación solicitan que los miembros del profesorado divulguen los posibles conflictos de intereses, muchos no supervisan activamente las actividades de los empleados.

La nueva publicidad televisiva, impresa y digital planeada para cambiar la cara de la industria farmacéutica frente a la opinión pública, aprovechará las poderosas estrategias de los medios de comunicación para superar la frustración hacia la industria.

Reduzca Su Riesgo y Ataques de Gota de Forma Natural

La gota es dolorosa y podría ser crónica. Identificar las causas reales y subyacentes de la gota y tomar diferentes decisiones, es más importante que atiborrarse con unas cuantas pastillas, las cuales podrían provocarle condiciones médicas que alteren su vida.

Reduzca su consumo de fructosa

Los productos que contienen jarabe de maíz de alta fructosa son un factor de riesgo importante.35 En un estudio, los hombres que bebían dos o más bebidas alcohólicas por día tenían un riesgo 85 % mayor de desarrollar gota.

No importa de dónde obtenga la fructosa; incluso los jugos de frutas, y las frutas con elevados niveles de fructosa también aumentarán su riesgo de desarrollar o provocarle un ataque de gota.

Reduzca su consumo de fructosa, al disminuir o eliminar los alimentos procesados ​​y sodas, leer las etiquetas y limitar el consumo de frutas. Para tener una salud óptima, mantenga su consumo total de fructosa hasta un máximo de 25 gramos por día.

Mantenga su peso corporal dentro de los límites normales

Padecer obesidad es un factor de riesgo para desarrollar la gota. De hecho, un factor detrás de la cada vez más frecuente prevalencia de la gota es que los habitantes de los Estados Unidos tengan una mayor circunferencia de la cintura.36

Además, los datos demuestran que las personas diagnosticadas con gota tienen una alta prevalencia de diabetes, resistencia a la insulina, obesidad, hipertensión y enfermedades cardiacas.37

Mantenga su peso corporal dentro de los límites normales. Incluso, tener una ligera pérdida de peso podría reducir su riesgo de desarrollar el síndrome metabólico, y posteriormente, el riesgo de gota.38

Limite el consumo de alcohol

El alcohol es un importante factor de riesgo para la gota, obesidad y diabetes.39 Creo que es mejor reservarlo para cuando haya alcanzado un bienestar óptimo y no padezca condiciones de enfermedades como la gota, diabetes u otros signos de mala salud. En ese momento, podría consumirlo prudentemente, o con moderación.

Haga ejercicio diariamente

No es recomendable hacer ejercicio cuando sus articulaciones tienen dolor o podría causar una lesión mayor, pero una vez que la gota este bajo control, el ejercicio es un complemento necesario para tener un estilo de vida más saludable.

Incluso, hacer ejercicio le ayudará a prevenir nuevos ataques, al aumentar la circulación y normalizar sus niveles de ácido úrico, lo cual hace principalmente al normalizar sus niveles de insulina.40

Combata la inflamación con antioxidantes

Las cerezas ácidas contienen dos poderosos compuestos, antocianinas y bioflavonoides. Ambos compuestos ralentizan a las enzimas ciclooxigenasa-1 y -2, lo que ayuda a aliviar y prevenir la gota y artritis.41 De igual manera, las fresas ayudan al cuerpo a eliminar el ácido úrico.42

Si no hay fruta fresca disponible, una opción es comprar cerezas o fresas congeladas o enlatadas. Las opciones orgánicas son mejores, y debe buscar cerezas enlatadas que estén envasadas en latas que no tengan un revestimiento que contenga bisfenol A (BPA, por sus siglas en inglés).

[+] Fuentes y Referencias

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.