Ocultar
Como Cultivar Hierbas

Historia en Breve -

  • Si tiene acceso a una ventana con suficiente luz, las hierbas pueden crecer todo el año sobre la barra de su cocina. Aunque no tenga el espacio o el tiempo de atender un jardín, cultivar sus propias hierbas puede ser una manera fácil y barata para darle sabor y embellecer sus alimentos diarios
  • Cultivar plantas en cáscaras de huevo es una manera fácil y efectiva para asegurarse de que las hierbas tengan un buen comienzo. Aquí está todo lo que necesita saber para comenzar su jardín de cáscaras de huevo
 

Cómo Cultivar Hierbas En La Cocina con Cascara de Huevo

Abril 18, 2017 | 9,129 vistas

Por James Colquhoun

Asegurarse que nuestra familia tenga acceso a verduras frescas todos los días es más fácil decirlo que hacerlo. Entre los horarios de trabajo, la familia y espacios restringidos hasta mantener a las plantas de la casa puede ser una tarea desalentadora. Desalentadora tal vez, pero no imposible.

Si tiene acceso a una ventana con suficiente luz, las hierbas pueden crecer todo el año sobre la barra de su cocina. Aunque no tenga el espacio o el tiempo de atender un jardín, cultivar sus propias hierbas puede ser una manera fácil y barata para darle sabor y embellecer sus alimentos diarios.

Hay tantas maneras de cultivar plantas en la casa hoy en día – con gadgets high tech, iluminación y monitores es una manera más cara para asegurar un espacio verde, pero no son la única manera. 

De hecho, cultivar plantas en cáscaras de huevo es una manera fácil y efectiva para asegurarse de que las hierbas tengan un buen comienzo. Aquí está todo lo que necesita saber para comenzar su jardín de cáscaras de huevo.

Cómo Cultivas Hierbas en Cáscaras de Huevo

Lo que necesita:

  • Mitades de cáscara de huevo
  • Cartón de huevos
  • Una variedad de semillas de hierbas
  • Una cuchara pequeña que quepa en las mitades de las cáscaras
  • Una aguja fuerte para perforar la cáscara de huevo
  • Tierra
  • Agua y atomizador

Instrucciones:

1. Separa las cáscaras de huevo usadas. Para quebrarlas bien, utilizando un cuchillo bien filoso rebane la cabeza del huevo, conservando la parte de abajo. Quiere asegurarse de que la apertura sea lo suficientemente grande para ponerle tierra.

Después de vaciar el huevo, limpie bien la cáscara sin dejar residuos que puedan podrirse o crear hongo (incluyendo la membrana).  Una vez limpias las cáscaras, colóquelas en el cartón de huevo para secar.

2. Ahora está listo para seguir preparando la cáscara para las semillas de las hierbas. Inspecciones sus cáscaras, y si es necesario agrande el agujero. Usando una aguja fuerte y picuda, haga un pequeño agujero en el centro del fondo de la cáscara

Esto servirá de drenaje. Esto también permitirá que las raíces salgan una vez que haya plantado las plántulas.

3. Rocíe el interior de la cáscara con agua, rellene con tierra hasta llenarla. La tierra debiera estar húmeda pero no demasiado mojada o lodosa. Usando las instrucciones para las semillas como guía, plante las semillas en la tierra y regrese la cáscara al cartón. Coloque el cartón cerca de una ventana con buena luz.

4. Riegue las plantas diario con un aspersor, de acuerdo a las instrucciones de uso de las semillas. Dentro de una semana o dos empezará a ver los germinados salir.

5. Cuando los germinados hayan crecido a aproximadamente 2 pulgadas, pueden estar lo suficientemente fuertes para ser transferidos a un contenedor más grande o al jardín.

Puede hacerlo entresacándolos y colocándolos individualmente en contenedores, o quebrando la cáscara alrededor de la plántula y sembrándola con todo y cáscara. La cáscara los provee de calcio, minerales y nutrientes que fertilizan a la planta. También impiden a caracoles y otras pestes de acercarse.

Tips para asegurar su éxito:

Elija variedades de semillas resistentes – Hierbas como la albahaca, hoja de laurel, perejil francés, cebollín, menta, orégano, romero y tomillo son variedades resistentes que sobrevivirán en interiores.

Plantas compañeras – Plantar ciertas plantas junto a otras también puede ayudarlas a crecer. Investigue cuáles plantas de llevan bien para hacer buenas combinaciones. Plantar caléndulas alrededor de un jardín sirve para alejar plagas.

Buena iluminación es esencial – Encontrar una ventana que tenga buena luz, sin el sol directo, durante unas 4-5 horas diarias ayudará a las plantas a crecer.

No riegue demasiado- Regar demasiado es igual de malo que dejarlas secar. La tierra debiera estar húmeda, pero nunca lodosa o sobresaturada. Siempre tiene que haber buen drenaje ya sea con piedritas en el fondo del sembrador, o un agujero con un recipiente para que no se derrame el agua, así las raíces no se quedan húmedas para crear hongo.

Escasez de nutrientes – La falta de nutrientes puede ser un mayor problema con las plantar de interior que con las de exterior. Asegúrese de rellenar la tierra con fertilizantes naturales o gotas de nutrientes para asegurar que tengas suficientes nutrientes. Agua mineral puede ser una mejor fuente de nutrientes que agua de la llave purificada.

Coseche correctamente- Es especialmente importante cuando las hierbas son jóvenes. Investigue cómo se cosecha cada hierba. Cortarlas demasiado puede afectar su crecimiento, o puede dañar y matar a la planta.

Típicamente, solo una tercera parte de la planta debiera ser cosechada a la vez. Quitarles las flores también puede resultar en un sabor más vibrante.

*Para artículos relacionados y más información, por favor visite la página de Via Organica.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.