Toallitas Húmedas: La Mayor Amenaza Oculta Para la Salud

Toallitas Húmedas

Historia en Breve -

  • A principios de los años ‘70s, las toallitas húmedas se convirtieron en algo común para el cuidado de los bebés, pero se desarrollaron en una industria que ahora sirve a niños, adultos y en las tareas de limpieza
  • Aunque se anuncian como desechables, no son biodegradables y obstruyen los sistemas de alcantarillado en todo el mundo, lo que causa millones de dólares en daños
  • El papel higiénico no es la alternativa que podría solucionar esto; un bidé le da una fresca sensación de limpieza, sin tener un impacto ambiental negativo y podría ser muy rentable

Por el Dr. Mercola

En los últimos años, la manera de limpiarse después de ir al inodoro, se ha convertido en un foco de atención de los medios, ya que la tendencia del uso de toallitas húmedas ha obstruido de forma masiva el sistema de alcantarillado, lo cual le cuesta a algunas ciudades millones de dólares para poder reparar el daño.

La demanda de toallitas húmedas comenzó a principios de los años ‘70s, cuando la industria amplio la comercialización del producto de toallitas húmedas empapadas con alcohol en paquetes individuales, que su madre o abuela podrían llevar en su bolso en los años ‘50 y ‘60s, y se convirtió en una línea de toallitas húmedas para el cuidado de los bebés (patentada en 1972 con la marca "Wet Ones").

La demanda de estas toallitas desechables aumentó en los años ‘90s cuando se promocionaron para la higiene de los adultos, para eliminar el polvo, maquillaje y otros.

Algunas personas han hecho una transición total del papel higiénico a las toallitas húmedas, las cuales tienen una infusión de aloe y fragancia.

Las toallitas que son comercializadas para limpiarse, a menudo son anunciadas como biodegradables y desechables, lo que las hace más convenientes de utilizar después de ir al inodoro.

Sin embargo, los trozos solidificados de los artículos sanitarios empapados de grasa conocidos como "bultos de grasa" que son eliminados a través de las líneas de alcantarillado residenciales y de la ciudad, hacen evidente que estos pedacitos de material no se degradan después de ser desechados.

Que Sean Desechables No Significa Que Son Biodegradables

(Solo disponible en Ingles)

En este breve informe de noticias descubrirá el costo de desechar toallitas húmedas en tan solo un pequeño condado. Multiplique el costo de cada condado alrededor de los Estados Unidos, y se percatará de que tan dramático se ha convertido este problema.

Las toallitas húmedas se clasifican en materiales que no están tejidos,1 y a menudo están hechas de una combinación de pulpa de madera, poliéster, fibra viscosa y/o algodón.

Las materias primas son enredadas bajo el agua a alta presión, calor o aire y luego son saturadas con una combinación de productos químicos para limpiar, hidratar, aromatizar, y finalmente, sellar el producto.2

Este proceso de enredar el producto, hace que sea más difícil de degradar al entrar en el sistema de alcantarillado. Además, muchas de las toallitas húmedas contienen plástico flexible que no es biodegradable.

Las toallitas desechables publicitadas podrían transportarse desde su inodoro, a través de su desagüe y el sistema de alcantarillado de la ciudad.

Una de las pruebas clave para comercializar a una toallita como "producto desechable" es que por lo menos el 25 % de esta se romperá en trozos más pequeños en tres horas, mientras se agita en el agua.3

Pero los funcionarios locales del Distrito de Columbia, que es solo una de las muchas ciudades que tienen problemas de alcantarillado debido a las toallitas, dicen que las toallitas podrían llegar a una bomba en tan solo un par de minutos, no tres horas.

Además, la mayoría de las alcantarillas utilizan principalmente la gravedad, por lo que las toallitas no se agitan dentro de las alcantarillas, como sucede en las pruebas.4

El comisionado del Departamento de Protección Ambiental de la Ciudad de Nueva York, Carter Strickland, dijo para la revista New York Magazine que las toallitas le costaban millones de dólares a la ciudad, sin incluir el equipo roto y tiempo adicional. Un asistente de la oficina estimó que el costo sería cerca de US$ 18 millones adicionales por año.5

En vez de reconocer los problemas de alcantarillado y medio ambiente, la industria analiza las oportunidades para desarrollarse en países ricos, a través de introducir líneas de productos innovadores, lo que les proporcionaría a los clientes más opciones.6

Las toallitas húmedas para bebés tan solo fueron el principio de un mercado de productos no tejidos, y ahora la industria tiene sus miras puestas en un mercado más lucrativo y perdurable para los adultos.

El Apoyo a los Hogares Inundados y Alcantarillas

Durante la década pasada, las ventas de toallitas húmedas casi se triplicaron,7 y estos números no han disminuido. Las estimaciones son que las ventas llegarán a US $2,900 millones en 2018.8 Esto aumenta el posible riesgo de daño e inundaciones, de los propietarios de viviendas y sistemas de alcantarillado.

En 2013, un enorme cumulo de 15 toneladas de grasas y toallitas solidificadas del tamaño de un autobús urbano, dañó la tubería de alcantarillado en Londres.9

Esto les tomó a los trabajadores de alcantarillado tres semanas para limpiar la zona y evitar inundaciones masivas. Los funcionarios dijeron que estaban limpiando cerca de 40 000 bloqueos al año causados ​​por toallitas de grasa y sanitarias.10

Gordon Hailwood, líder del equipo de limpieza del alcantarillado, quien informó acerca de este bulto de grasa, dijo:11

"El alcantarillado estaba casi completamente atascado, y si no lo hubiéramos descubierto a tiempo, las aguas residuales podrían haber brotado de los pozos de inspección por todo Kingston, es tan grande que dañó el alcantarillado y las reparaciones durarán hasta seis semanas".

Asimismo, en los Estados Unidos están ocurriendo problemas como estos, y las ciudades están comenzando a tomar medidas.

En un intento por reducir el daño a las tuberías, Beloit, Wisconsin, empezó una campaña de "No Wipes Down the Pipes" (No Tirar Toallitas Por el Desagüe), al citar el daño a su alcantarillado y el de otros municipios, en todo el país.12

Wyoming, Minnesota, presentó una demanda colectiva contra Proctor & Gamble, Kimberly Clark y otros cuatro fabricantes, al alegar que su fraudulenta publicidad había dañado el alcantarillado de la ciudad.13 Las empresas lo contrarrestaron al solicitar a la ciudad dejar obstruido el alcantarillado durante 180 días, como evidencia.

El juez ordenó que la ciudad pudiera grabar video y fotografiar la evidencia, para luego disponer de ella después de siete días.

Las autoridades encargadas del alcantarillado en todo el país se sienten frustradas con el estándar establecido para las toallitas desechables.

En un ensayo realizado en 2013, ninguna de las cuatro toallitas pasó la prueba de agitación, establecida por la industria, para determinar la capacidad de desintegración del producto.14

Daño al Ecosistema

Asimismo, el daño se extiende al medio ambiente. Las toallitas no parecen ser degradadas o filtradas en las aguas residuales antes de llegar a las playas del Reino Unido.15 El número de toallitas que se encuentran en las playas supera el doble de la cantidad que se encontró entre 2013 y 2014.

Esta mayor incidencia encontrada en las playas podría haber resultado cuando las alcantarillas, obstruidas con escombros, inundaron con una mayor cantidad de basura los ríos, lo cual más tarde terminó en las playas. Charlotte Coombes, funcionaria de conservación de la Sociedad de Conservación Marina, dijo:16

"Esta tendencia hacia la comodidad y artículos descartables de un solo uso, ocasiona que sea más sencillo para las personas hacerlo. Lo que hacemos no solo es utilizar más recursos, sino que producimos una mayor cantidad de basura, que podría terminar en el medio ambiente".

Aunque es notorio el impacto de las toallitas en los sistemas de alcantarillado, el daño que causan al medio ambiente también es motivo de preocupación.17

Por ejemplo, en el caso de los plásticos, a menudo las tortugas y otras especies marinas confunden las bolsas de plástico con medusas. Una vez que el plástico está en su tracto digestivo no se mueve y el animal muere de inanición. Las toallitas provocan un efecto similar.

De igual manera, los bloqueos afectan al medio ambiente cuando causan el desbordamiento de aguas negras en los ríos. Coombes expone que:

"Nuestros sistemas de alcantarillado no fueron construidos para lidiar con la cuestión de las toallitas húmedas. Cuando son desechadas, no se desintegran como el papel higiénico, y por lo general, contienen plástico, así que una vez que llegan al mar, duran mucho tiempo".

Las Toallitas Están Cargadas de Fragancias y Productos Químicos

Es posible que haya encontrado atractiva la fragancia y la sensación que producen las toallitas húmedas, pero debe tener cuidado de que estén impregnadas de productos químicos y fragancias que podrían dañar la piel y afectar negativamente a su salud.

Las toallitas son comercializadas para limpiar y desinfectar. Sin embargo, los productos químicos empleados por el fabricante podrían causar daño e irritación cutánea, como lo que experimentó un cartero en 2013; quien fue incapaz de caminar durante dos meses, y su padecimiento no podía determinarse hasta que dejó de utilizar toallitas húmedas.18

Desafortunadamente, las personas que experimentan irritación alrededor de su ano continúan utilizando toallitas bajo la errónea idea de que ayudarán a aliviar su padecimiento.

La Dra. Erin Warshaw, experta en alergias, de la Universidad de Minnesota, comentó que: "... Las toallitas húmedas son una típica causa de alergia. Casi siempre los conservadores son los alérgenos".

Es Posible Que el Papel Higiénico No Sea la Respuesta

The Guardian etiquetó a las toallitas húmedas como "el principal villano del 2015", debido a los problemas ambientales y de alcantarillado que producen en todo el mundo.19 Sin embargo, es posible que papel higiénico podría no sea respuesta.

Si bien, el papel se desintegra fácil y rápidamente una vez que es eliminado, el impacto ambiental de su producción podría dejar una huella indeleble y perjudicial.

En la búsqueda de obtener un papel suave y esponjoso, los fabricantes han cortado millones de árboles en países latinoamericanos y de Norteamérica.20 A pesar de que el papel higiénico podría ser fabricado fácilmente de papel reciclado, el papel elaborado de árboles vivos, es el más suave al roce de la piel.

El mercado de los Estados Unidos exige tener un papel higiénico suave, llamado Efecto Charmin, mientras que los mercados europeos consideran que es suficiente con tener un papel áspero. En los Estados Unidos, la fibra reciclada representa tan solo el 2 % de las ventas de papel higiénico, pero el 20 % de las ventas en los mercados europeos.21

El costo ambiental es mayor que la pérdida de árboles. Al iniciar el procesamiento de un árbol, esto requiere una mayor cantidad de agua, producción de residuos y uso de blanqueadores a base de cloro, para blanquear el producto.

Esto produce la creación de productos químicos cancerígenos, tales como las dioxinas y furanos, que no solo entran en el aire, sino también en las vías fluviales, suelo y la cadena alimenticia.

Incluso, exponerse a bajos niveles de dioxinas se ha relacionado con alteraciones hormonales, deficiencias en el sistema inmunológico, menor fertilidad, defectos de nacimiento y otros problemas reproductivos.

Si cada hogar en los Estados Unidos reemplazara un rollo de papel higiénico de fibra virgen por uno hecho de fibras 100 % recicladas, se ahorrarían 423 900 árboles.22

Sin embargo, aun el papel higiénico que proviene de plantaciones de árboles especialmente plantados para ello, no es una opción sostenible, ya que estas plantaciones de una sola especie no se pueden comparar con los bosques repletos de especies de árboles que han formado un hábitat natural durante siglos.

Su Reemplazo Ideal Económico y Respetuoso con el Medio Ambiente y Fácil de Instalar

Si le gusta la idea de las toallitas húmedas, pero no la cuestión de causar problemas ambientales y daños a las plantas de tratamiento de aguas residuales, el bidé es una excelente alternativa.

En el caso de las personas que no están familiarizadas con cómo funciona; un bidé se parece a un inodoro, pero está diseñado para ayudarle a lavarse después de utilizar el inodoro.

La mayoría de los bidés modernos tienen uno o más rociadores que emiten agua, lo que permite combinar el dispositivo para tener una limpieza muy superior al papel higiénico.

Existen muchas razones por las que prefiero utilizar un bidé que el papel higiénico, y considero que no soy el único. Generalmente, los bidés se utilizan en la mayoría de los países europeos.

Es tan refrescante como una toallita húmeda y más suave que el papel. Prácticamente elimina la posible contaminación fecal de sus manos, y es más eficaz que el papel higiénico, mientras que reduce la contaminación.

Aunque podría gastar un par de miles de dólares para tener un bidé de pie instalado en casa, también hay asientos para bidé que se pueden colocar en la parte superior de un asiento de inodoro regular y son mucho menos costosos. Y de acuerdo con Kohler--el mayor fabricante de bidés en los Estados Unidos--estos se han vuelto muy populares en los Estados Unidos.23

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo