Cómo Hacer Que el Agua Potable Sea Más Segura A Través de Procesos de Desinfección Natural

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Julio 24, 2017 | 34,403 vistas

Historia en Breve

  • A menudo, en los países del tercer mundo, se utiliza la exposición a la luz solar para ayudar a que el agua sea más segura, pero este proceso de desinfección natural podría tomar de 6 a 48 horas (en función de la situación de nubosidad, etc.)
  • Los investigadores han descubierto que agregar jugo de limón en el agua, y luego exponerla a la luz solar, hace que este método de desinfección sea aún más potente, al reducir significativamente los niveles de bacterias como E. coli, en solo 30 minutos
  • Los procesos de desinfección naturales como estos podrían tener un impacto muy beneficioso en los países que no tienen fácil acceso al agua potable
  • En los Estados Unidos, la mayoría de los suministros de agua municipal utilizan cloro como desinfectante, lo que crea subproductos de desinfección (DBPs, por sus siglas en inglés) relacionados con el cáncer, problemas reproductivos y otros riesgos para la salud; tener un sistema de filtración de agua en todo el hogar es la manera más fácil de evitar estos riesgos

Por el Dr. Mercola

Se estima que la mitad del total de las camas de hospital, alrededor del mundo, están ocupadas por personas que se han enfermado por beber agua contaminada. De hecho, más de 1 000 millones de personas (o alrededor de una sexta parte de la población mundial) no tienen acceso al agua potable, y millones de ellas mueren cada año por enfermedades relacionadas con esta.1

A menudo, en los países del tercer mundo, se utiliza la exposición a la luz solar para ayudar a que el agua sea más segura, pero este proceso de desinfección natural podría tomar de 6 a 48 horas (en función de la situación de nubosidad, etc.).

Ahora, los investigadores de Salud Pública y Medicina de la Facultad John Hopkins han encontrado que un simple toque podría hacer que este método de desinfección sea aún más potente, por no decir que mucho más rápido...

El Jugo de Limón y la Luz Solar Podrían Ayudar A Que el Agua Sea Más Segura

Cuando los investigadores añadieron una pasta o jugo de limón en el agua que fue contaminada con varios tipos de bacterias y virus; y posteriormente, la expusieron a la radiación de la luz solar, los niveles de la E. coli y el virus bacteriófago MS2 disminuyeron significativamente, en comparación con la desinfección solar, por sí sola.2 Kellogg Schwab, PhD, MS, autor principal del estudio, dijo que:3

"Los resultados preliminares de este estudio demuestran que la desinfección del agua con luz solar combinada con cítricos podría ser eficaz para reducir en gran medida los niveles de E. coli, en tan solo 30 minutos, un tiempo de tratamiento similar al de los métodos de tratamiento de agua, tales como hervirla, y otros métodos caseros para tratar el agua.

Además, los 30 mililitros de jugo por 2 litros de agua equivalen aproximadamente a la mitad de un limón persa por botella, cantidad que probablemente no sea extremadamente costosa o produzca un sabor desagradable".

El número de norovirus, presente en el agua potable, no se redujo significativamente con la técnica de la luz solar/jugo de limón; por lo que, lamentablemente no es una solución perfecta.

Sin embargo, los limones se encuentran fácilmente disponibles en la mayoría de los países tropicales, al igual que una constante luz solar, por lo que este descubrimiento podría tener un impacto muy beneficioso en los países que no tienen un fácil acceso al agua potable.

No obstante, podría sorprenderle saber que, el agua potable aún podría estar contaminada, incluso si vive en algún país desarrollado. Además, muchos de los procesos de desinfección "modernos" utilizados en los Estados Unidos y otros países desarrollados producen su propio conjunto de problemas...

¿Ha Escuchado Hablar Sobre los Subproductos de Desinfección?

Parte del atractivo de los procesos de desinfección naturales como la exposición a la luz solar y el jugo de limón es que, no tienen efectos secundarios perjudiciales, a diferencia del proceso de cloración, utilizado por la mayoría de los municipios de los Estados Unidos.

Si recibe agua municipal, el cloro es el principal producto químico utilizado para desinfectar el agua de la llave de su casa.

Si bien, el gobierno local asegura de inmediato que no hay relativamente ningún peligro al beber agua clorada, simplemente, ese no es el caso, porque los niveles de los subproductos de desinfección (DBPs) del cloro, que son producidos por este proceso, son peligrosos y alarmantes.

En realidad, muchos de los contaminantes que se encuentran en el agua potable no son seguros en ningún nivel, incluyendo a los metales pesados, pesticidas, herbicidas, hormonas y los subproductos de desinfección; no obstante, persisten en cantidades variables.

El gobierno está mucho más preocupado por suministrar agua que no mata al causar diarrea (como lo hace en muchos países del tercer mundo) y hace un buen trabajo en ello; si bien algunos microorganismos (quistes y parásitos) sobreviven el proceso de cloración (por ejemplo, Cryptosporidium, Giardia) y podrían ocasionar brotes aislados de enfermedades, e incluso la muerte, en las personas que tienen sistemas inmunológicos comprometidos.

Si anteriormente no ha oído hablar de los DBPs, necesita poner más atención pues resulta que los DBPs--no el cloro--son responsables de casi todos los efectos tóxicos del agua clorada. El cloro, por sí mismo, es relativamente inofensivo, pero sus efectos secundarios, al producir DBPs, son los que causan casi todos los problemas.

Como resultado, los subproductos de desinfección son más de 1 000 veces más tóxicos que el cloro; y de todas las otras toxinas y contaminantes presentes en el agua, tales como el fluoruro y los diversos medicamentos, podrían ser las sustancias más perjudiciales.

Los subproductos de desinfección que se forman más comúnmente cuando se utiliza cloro son:

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) toma muy seriamente los peligros de los THMs--que se miden en partes por mil millones (ppb, por sus siglas en inglés)--y regula estos compuestos.

El promedio anual máximo de THMs en el suministro de agua local no debe exceder los 80 ppb, y el promedio anual máximo de HAAs permitido por las regulaciones de EPA es 60 ppb.

Sin embargo, aunque estos se permiten, lo ideal sería mejor evitarlos. Estos niveles se han ajustado regularmente de forma descendente a lo largo de los años, a medida que avanza la ciencia y tiene una mejor comprensión de su verdadera toxicidad. ¿Qué hace que los DBPs sean tan tóxicos?

Los Subproductos de Desinfección Podrían Causar Cáncer, Problemas Reproductivos y Más

Los THMs son agentes cancerígenos del Grupo B, lo que significa que se ha demostrado que causan cáncer en los animales de laboratorio.

Además, DBPs están relacionados con problemas reproductivos, tanto en animales como en seres humanos, y los estudios realizados con la participación de humanos, sugieren que consumir agua tratada con cloro, durante toda la vida, podría duplicar el riesgo de cáncer de vejiga y recto en ciertas personas.

Un estudio de este tipo encontró que los hombres que fumaban y bebieron agua de la llave clorada durante más de 40 años tenían el doble de riesgo de cáncer de vejiga, en comparación con los hombres que fumaban y bebían agua no clorada.4

Un segundo estudio encontró que las tasas de cáncer rectal, en ambos sexos, aumentaron en función de la duración del consumo de agua clorada.5

Las personas que llevaban un tipo de alimentación baja en fibra, que también bebieron agua clorada durante más de 40 años, aumentaron a más del doble el riesgo de cáncer de recto, en comparación con las personas que no bebieron agua clorada durante toda su vida.

Conforme la inmensa mayoría de la población continúa recibiendo y consumiendo agua potable desinfectada o clorada, podemos suponer que las personas en los Estados Unidos consumen subproductos de desinfección todos los días, y el número de casos de cáncer relacionados podría ser sustancial.

Y está expuesto no solo cuando bebe agua clorada, sino también--y aún más importante--cuando se ducha o baña, así como cuando inhala los productos químicos presentes en el aire.

El cloro entra en los pulmones en forma de cloroformo, un agente cancerígeno, y de clorita, un subproducto de dióxido de cloro.

Estas formas de cloro impactan a su torrente sanguíneo un instante antes de tener la oportunidad de eliminarlos a través de los órganos que hacen la desintoxicación. Los DBPs que entran en su cuerpo a través de su piel, al ducharse o bañarse, también van directamente a su torrente sanguíneo. Y el agua tibia o caliente maximiza la absorción de la piel.

Así que a menos que regularmente tome una ducha con agua fría, durante un minuto, su cuerpo será como una esponja para estas toxinas presentes en el aire, cada segundo que pase bajo la regadera.

Si es como yo y obtiene su agua de un pozo privado, entonces los DBPs no serán un problema, ya que solo se producen cuando se añade el cloro, y es muy poco común añadir cloro a la mayoría de los sistemas de agua de los pozos privados. Sin embargo, el agua de pozo también tiene su propio conjunto de posibles peligros.

¿Es Segura el Agua de Pozo?

A menos que obtenga el agua de un pozo que se encuentra a 800 pies, o más, por debajo de la superficie de la tierra, es probable que su agua de pozo esté contaminada por algunas, si no muchas, sustancias tóxicas que fueron vertidas en el suelo en las últimas décadas. Algunas típicas toxinas que son arrojadas por millones de libras en los suelos cada año son:

Muchos pozos privados en los Estados Unidos se han visto afectados por este tipo de vertido de químicos o de metales pesados ​​en el suelo terrestre circundante, y esto es, por decirlo así, también por los microorganismos que viven en el agua del pozo.

No importa cuán limpia o pura sea su agua natural, esto no tiene nada que ver con la posible contaminación bacteriana o contaminación tóxica en el agua. Muchos de los agentes dañinos presentes en el agua de pozo son demasiado pequeños como para ser vistos a simple vista.

Así que, si su casa utiliza agua de pozo, realmente necesita analizarla para conocer qué tipo de contaminantes no deseados introduce en su hogar, y luego, con base en esto, filtrarlos.

Y si recibe agua municipal, también debe analizarla, ya que el senador Frank Lautenberg, DN.J. dijo para ABC News que existen más de 140 productos químicos presentes en los suministros de agua potable de los Estados Unidos que no están regulados por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA).6

Esto incluye a la gasolina, pesticidas, el combustible para cohetes, medicamentos recetados y otros. Por otra parte, ¡En los últimos seis años más del 20 % de los sistemas de tratamiento de agua de los Estados Unidos ha violado las disposiciones clave de la Ley de Agua Potable!

Si es Posible Eliminar el Cloro (y Otras Toxinas) del Agua Potable

La mayoría de las personas en los Estados Unidos no se dan el tiempo para exponer su agua potable y de la llave a la luz solar, y posteriormente, añadir jugo de limón, para ayudar a que sea más pura--y de todas maneras, esto no tendría ningún efecto para eliminar el cloro o los fluoruros que contiene.

Afortunadamente, hay otras opciones a su disposición.

Si únicamente puede comprar un solo filtro, no hay duda de que el filtro para la regadera del baño es el producto más importante para filtrar el agua, incluso más importante que filtrar el agua de la llave.

Esto se debe a que el daño que genera a través de su piel y pulmones supera con creces el daño causado por el agua potable (que por lo menos le da a su cuerpo la oportunidad de eliminar las toxinas a través de los órganos que hacen la desintoxicación).

Una solución aún mejor para el problema de las sustancias químicas y toxinas que se encuentran en el suministro de agua de su hogar es a través de instalar un sistema de filtración de agua en toda la casa. Esto no solo protege a su cuerpo, sino también sus dispositivos.

En los hogares solo entra una línea de agua; por lo que, instalar un filtro allí es una estrategia más fácil y sencilla que podría implementar para tomar el control de su salud, al asegurar de que el agua--y posteriormente, el aire en su casa--sea lo más limpia posible.

Recuerde que, si obtiene el agua de una fuente municipal, es probable que sea espantosa la calidad del aire en los ambientes interiores, especialmente durante el invierno, cuando sus ventanas están cerradas. Esto se relaciona con el cloro y otras toxinas que se evaporan de las tazas del baño, regaderas, bañeras, lava vajillas y lavadoras.

Mi consejo para los sistemas de filtración de toda la casa es la siguiente: Encuentre un sistema que utilice por lo menos 60 libras de material filtrante y pueda producir ocho, o más, galones por minuto.

Cuando utilice dos regaderas diferentes, un lava vajillas y el fregadero de la cocina al mismo tiempo, descubrirá porqué estos niveles mínimos son tan importantes.

Esta recomendación cubre a toda una casa o departamento de hasta 3 200 sq./ft, o en otras palabras, una residencia que tenga alrededor de tres y medio baños. Para cubrir un espacio más amplio, probablemente requerirá dos sistemas para hacer la filtración del agua de toda la casa.

También, necesitará buscar un filtro de agua para toda la casa que tenga tres fases separadas para eliminar la contaminación:

Debe buscar que el filtro de carbón tenga carbón en grano, no un bloque de carbón sólido. El carbono en grano permite un mejor flujo de agua, lo que se traduce en una mayor presión del agua y mejores propiedades de filtrado.

Además, debe buscar que tenga la certificación NSF, que asegura que su filtro de agua cumpla con los estándares nacionales. La certificación NSF solo se concede cuando se ha comprobado que un producto elimina todo lo que indica.

De igual manera, es bueno asegurarse de que todas las partículas de 0.8 micras sean eliminadas del agua. En realidad, lo mejor sería que fuera un número inferior, pero 0.8 micrones es el estándar que recomiendo, porque cubre a la mayoría de las bacterias, virus y VOCs.

Su cuerpo requiere tener un suministro de agua diario y constante, para alimentar todos los diversos sistemas de filtración de residuos que la naturaleza ha diseñado para mantenerlo saludable y libre de toxinas. Su sangre, riñones e hígado requieren una fuente de agua limpia para desintoxicar a su cuerpo de las exposiciones tóxicas con las que entra en contacto todos los días.

Cuando le proporciona a su cuerpo un agua que está cargada de subproductos de cloración, o con compuestos orgánicos volátiles (VOCs, por sus siglas en inglés), o agua que está contaminada con pesticidas u hormonas, hace que su cuerpo trabaje dos veces más arduamente para hacer la desintoxicación, porque primero, ¡Debe desintoxicar el agua que bebe, antes de poder utilizarla para alimentar a los órganos que hacen la desintoxicación!

Es evidente que una de las maneras más eficaces para ayudar a su cuerpo a evitar y eliminar las toxinas y tener una óptima salud es al proporcionarle el agua más limpia y pura que pueda encontrar.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Blue Planet Network, The Facts About the Global Drinking Water Crisis
  • 2 Am J Trop Med Hyg. 2012 Apr;86(4):566-72.
  • 3 Science Daily April 17, 2012
  • 4 Epidemiology. 1998 Jan;9(1):21-8.
  • 5 Epidemiology. 1998 Jan;9(1):29-35.
  • 6 ABC News December 8, 2009