Epidemia de Alcoholismo: Ahora, Más de 1 de Cada 8 Personas Son Alcohólicos

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Septiembre 07, 2017 | 3,746 vistas

Historia en Breve

  • En el período comprendido de 2001-2002 a 2012-2013, un 30 % más habitantes de los Estados Unidos tuvieron un consumo de alcohol de alto riesgo
  • Las mujeres, adultos mayores, minorías raciales/étnicas y las personas con menor nivel educativo e ingresos familiares presentaron un mayor consumo de alcohol, consumo de alcohol de alto riesgo y trastorno por consumo de alcohol (AUD, por sus siglas en inglés)
  • Durante el período de estudio, el número de personas diagnosticadas con alcoholismo aumentó en un 49 %, y se estima que este afecta a casi el 13 % de los habitantes de los Estados Unidos
  • En los Estados Unidos, los problemas relacionados con el alcohol le cuestan alrededor de $ 250 000 millones de dólares al año.

Por el Dr. Mercola

La epidemia de opioides se ha vuelto significativa en los Estados Unidos; no obstante, hay otra crisis de salud pública que también se encuentra en proceso, que esta vez involucra al alcohol, según un nuevo estudio publicado en JAMA Psychiatry.1

En el período de tiempo que abarcó de 2001-2002 a 2012-2013, un 30 % de los habitantes en los Estados Unidos estaba involucrado con un consumo de alcohol de alto riesgo.

El estudio incluyó datos de casi 80 000 personas en los Estados Unidos y encontró una incidencia estadísticamente mayor y significativa en el consumo de alcohol en todos los grupos sociodemográficos.

Sin embargo, este crecimiento en la incidencia de consumo de alcohol, consumo de alcohol de alto riesgo y en el trastorno por consumo de alcohol (AUD [o dependencia al alcohol]) fue mayor entre las mujeres, adultos mayores, minorías raciales/étnicas y las personas con menor nivel de educación e ingresos familiares.

Esta mayor ocurrencia "constituye una crisis de salud pública", dijeron los investigadores. "En conjunto, estos descubrimientos presagian un crecimiento en muchas comorbilidades crónicas en las que el consumo de alcohol desempeña un rol importante".2

1 de Cada 8 Habitantes en los Estados Unidos Podría Tener Problemas de Alcoholismo

El crecimiento en la incidencia ocurrió entre los consumidores de grandes cantidades de alcohol; el número de personas diagnosticadas con alcoholismo aumentó en un 49 % durante el período del estudio y se estima que esto afecta a casi el 13 % de los habitantes de los Estados Unidos.3

La autora del estudio, Bridget Grant, del Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo, dijo para International Business Times UK: "El crecimiento en la incidencia no tenía precedente, con respecto a las últimas dos décadas... [y] es posible que fueran eclipsadas ​​por el aumento en el consumo de drogas menos prevalentes, tales como la marihuana y los opioides, aunque todos los incrementos en la incidencia del alcohol y otras sustancias son relevantes".4

En general, el número de personas que reportaron tomar alcohol (en cualquier cantidad) se incrementó de 65 a casi el 73 % en los habitantes en los Estados Unidos.

Alrededor de un tercio de ellos tuvieron un "consumo de alcohol de alto riesgo", que se define como consumir cinco o más bebidas estándar, en el caso de los hombres, o cuatro o más bebidas, en el caso de las mujeres, al menos una vez por semana. No obstante, en las mujeres, este tipo de consumo de alcohol compulsivo aumentó casi en un 58 %, durante el período del estudio.5

En cuanto a por qué el alcoholismo podría tener un incremento constante, Vox señaló: "En las últimas décadas, el alcohol se ha vuelto más fácilmente accesible, mientras que los servicios de tratamiento para adicciones se han vuelto más difíciles de acceder.

También, es probable que los problemas socioeconómicos y de salud mental desempeñen un rol, ya que las personas recurren al alcohol y a otras drogas para esencialmente automedicarse por todo tipo de problemas".6

El precio de alcohol también ha disminuido, al costar un promedio 4.46 % de los ingresos disponibles (basado en una bebida por día) en 1950, en comparación con 0.29 % en 2011.7

Keith Humphreys, experto en políticas farmacéuticas en la Universidad de Stanford, dijo para Vox: "El precio del alcohol ha disminuido drásticamente en las últimas décadas, y esa es la explicación más convincente de por la que la población ha bebido una mayor cantidad...

Incluso los bebedores más enérgicos responden a los cambios en el costo del alcohol".8 Otros han argumentado que el problema es más profundo que eso, al señalar que, tal vez, sea por un mayor aislamiento social y problemas económicos.

¿Cuáles Son los Riesgos Para la Salud de Beber en Exceso?

Beber alcohol podría ocasionar una serie de riesgos para la salud tanto a corto como a largo plazo. El alcohol deprime el sistema nervioso central, lo que ralentiza la comunicación entre las células cerebrales; y esto también afecta al sistema límbico, que controla las emociones.

Esta es la razón por la que el consumo de alcohol reduce las inhibiciones. Además, su corteza prefrontal, una región cerebral asociada con el razonamiento y el juicio, se ralentiza en respuesta al alcohol, lo que causa un comportamiento más impulsivo y un mal juicio.

En dosis más altas, su cerebelo--que desempeña un rol en la actividad muscular--también es afectado, lo que origina mareos y pérdida del equilibrio. Los siguientes riesgos para la salud están más frecuentemente relacionados con el excesivo consumo de alcohol:9

A largo plazo, el consumo de alcohol promueve el aumento de peso y la enfermedad del hígado graso. Además, altera a sus bacterias intestinales,10 lo que podría tener un impacto significativo en su salud física y bienestar mental.

Es bien sabido que el alterar el equilibrio de las bacterias en su tracto digestivo puede debilitar su sistema inmunológico, lo que le hace más propenso a la inflamación y enfermedades.

Además, un excesivo consumo de alcohol aumenta el riesgo de enfermedades crónicas y otros problemas de salud, como los siguientes señalados por los CDC:

Alta presión sanguínea

Deficiente rendimiento escolar o laboral

Derrames cerebrales

Enfermedades hepáticas

Problemas digestivos

Cáncer (mama, boca, garganta, esófago, hígado y colon)

Problemas de aprendizaje y memoria, incluyendo demencia

Enfermedades cardiacas

Problemas de salud mental, incluyendo a la depresión y ansiedad

Problemas sociales, incluyendo pérdida de productividad, problemas familiares y desempleo

Dependencia al alcohol o alcoholismo

La Mayoría de las Personas Que Beben Excesivamente No Son Alcohólicas

Algunas personas podrían pensar que, debido a que no tienen problemas de alcoholismo, no arriesgan su salud al beber grandes cantidades. Pero, según los CDC, el 90 % de las personas que beben excesivamente no tiene un trastorno en el consumo de alcohol.11

Sin embargo, esto no significa que su salud no pueda ser dañada por consumir alcohol en exceso. ¿Cuál es la diferencia? En el caso del trastorno por consumo de alcohol (alcoholismo), esta es una enfermedad crónica que amenaza gravemente su vida.

Las personas que padecen un trastorno por uso de alcohol podrían ser tan incapaces de limitar su consumo de alcohol o de evitar tener un antojo sumamente intenso de beber, lo cual les abruma mentalmente. Asimismo, AUD podría ocasionar problemas laborales o en la vida personal, pero a pesar de esto los afectados son propensos a seguir bebiendo a menos que reciban ayuda profesional.

También, podría descubrir que necesita beber cada vez más para obtener los mismos efectos. El Dr. Lorenzo Leggio, investigador de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), dijo en un comunicado de prensa: "Las personas no deben esperar a tener un problema físico, tal como una enfermedad hepática [para obtener ayuda]... Cuanto antes actúen, podrían ayudar a prevenir consecuencias médicas".12

El Dr. George Koob, Director del Instituto Nacional de NIH sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo, compartió comentarios adicionales sobre la manera de identificar un problema de alcoholismo:

"La adicción tiene tres problemas importantes, que incluyen, perder la capacidad para sentirse bien, estresarse más, y tener dificultad para tomar decisiones adecuadas...

Todo esto es una receta para el desastre... Un buen indicador es que algo se encuentra descontrolado. ¿Su vida personal se ha deteriorado debido a su consumo de bebidas alcohólicas?

¿Las personas empiezan a rechazarle? Si por lo general, se siente infeliz, eso es una señal de advertencia... No tiene que tocar fondo. Se evitará mucho daño social, profesional y probablemente hasta en su propio cuerpo, si atiende un problema de alcohol de forma temprana".

El Ejercicio Podría Ayudarle a Reducir el Consumo de Alcohol Mientras Mitiga Algunos de los Daños en la Salud

Si desea disminuir su consumo de alcohol, es esencial hacer ejercicio. Cuando bebe, altera químicamente a su cerebro para liberar dopamina, una sustancia química cerebral que está asociada con conductas gratificantes.

Cuando hace ejercicio, esta misma recompensa química se libera, lo que significa que podría igualar la sensación de "estar alegre" al hacer ejercicios, en comparación a la que obtiene al beber alcohol. En un estudio, los hámsters que corrían más consumían una menor cantidad de alcohol, mientras que los hámsters menos activos tenían un mayor antojo y consumo de alcohol.13

Además, el ejercicio podría ayudar a mitigar algunos de los riesgos del consumo de alcohol. Los bebedores de mucho tiempo que hacen ejercicio regularmente tienen una menor proporción de materia blanca dañada en sus cerebros, en comparación con las personas que rara vez o nunca hacían ejercicio.14

La materia blanca es considerada como el "cableado" del sistema de comunicación cerebral, y es conocida por tener un deterioro en su calidad debido al envejecimiento y consumo de alcohol excesivo.

Incluso, entre los bebedores crónicos, los que hacían ejercicio cinco horas a la semana tenían la misma tasa de mortalidad, en comparación con los que nunca bebían alcohol, en gran parte por contrarrestar la inflamación causada por el alcohol.

Las personas que hicieron ejercicio moderadamente intenso al menos 2.5 horas por semana, también redujeron significativamente el impacto biológico ocasionado por beber alcohol.15

Si bien, esto no significa que el ejercicio pueda evitar todos los efectos negativos del alcohol--las personas que bebieron excesivamente (20 o más bebidas estándar, en el caso de las mujeres, y 28 o más, en el caso de los hombres, por semana) no obtuvieron los efectos protectores—ciertamente, es una estrategia útil a considerar (y una que debe aplicar independientemente de sus hábitos de consumo).

Otras Medidas Adicionales Que Podrían Ayudarle a Evitar un Consumo Problemático

Si considera que padece AUD, busque ayuda profesional. En algunos casos, tener una conversación directa con familiares y amigos sobre el problema, podría ayudar a motivar a la persona a dejar de hacerlo (es decir, iniciar una intervención).

Si bebe excesivamente y tiene la intención de disminuirlo, podría intentar mantener un registro de la cantidad que bebe y establecer límites sobre que tanto (o tan poco) debe consumir. También debe evitar lugares, actividades e incluso personas que le inciten beber, y buscar nuevos pasatiempos positivos y amistades para reemplazarlos.16

Cuando beba alcohol, bébalo lentamente y tome un vaso de agua posteriormente. Una buena idea sería comer algo junto con la bebida alcohólica, como si su estómago estuviera vacío, eso acelerará la tasa de absorción del alcohol en su cuerpo.

También, podría causarle una irritación estomacal más severa. Cuando se sienta embriagado, esa será una indicación de que las vías de desintoxicación de su cuerpo se han abrumado. Tome un descanso, o deje de hacerlo durante todo el día, para permitir que su cuerpo metabolice eficazmente el alcohol.

Si tiene el hábito de emborracharse, tener simples recordatorios de mensajes de texto también podría ayudarle a disminuir su consumo.

En un estudio, los adultos jóvenes recibieron una serie de mensajes de texto donde se les preguntaba acerca de sus planes para beber el fin de semana y expresaban preocupación si mencionaban la intención de beber en exceso.

Además, los mensajes de texto sugirieron establecer metas para limitar o reducir el consumo de alcohol. Las personas que recibieron las intervenciones de texto tuvieron una incidencia 12 % menor en un consumo de alcohol excesivo.17

Incluso, si no tiene una intervención formal de mensajes de texto, podría intentarlo al tener un programa similar con un grupo de amigos.

¿Beber Moderadamente Podría Ser Bueno?

Un tema controversial es la posibilidad de que el consumo moderado de alcohol sea seguro e inclusive saludable, donde los estudios demuestran resultados un poco mixtos.

Por ejemplo, las investigaciones demuestran que las personas que toman de una a dos bebidas por día, podrían tener un riesgo significativamente menor de muerte por enfermedades cardíacas y por "todas las causas", en comparación con las personas que nunca beben alcohol.18

Por otro lado, el consumo de alcohol podría estar relacionado con un mayor riesgo de cáncer, incluso a niveles moderados de consumo.

Por lo general, defino el consumo "moderado" de alcohol (que está permitido en la fase principiante de mi plan de nutrición) como una copa de 5 onzas de vino, una cerveza de 12 onzas o 1 onza de un licor fuerte, junto con una comida, por día.

A medida que avanza más en mi plan de nutrición, recomiendo eliminar todas las formas de alcohol. También, recomiendo utilizar la siguiente fase de "pre-desintoxicación" para ayudar a disminuir el daño que el alcohol podría causarle a su cuerpo, si tiene pensado consumir algunas bebidas:

1. N-acetil cisteína (NAC)

NAC es una forma del aminoácido cisteína. Se sabe que ayuda a aumentar el nivel de glutatión y reduce la toxicidad del acetaldehído19 que causa muchos síntomas de resaca.

Haga la prueba al tomar NAC (al menos 200 miligramos) 30 minutos antes de beber, para ayudar a disminuir los efectos tóxicos del alcohol.

Si se pregunta cuan poderoso podría ser el NAC, considere que, al igual que el alcohol, una forma en la que el Tylenol causa daño al hígado es al agotar los niveles de glutatión.

Si mantiene elevados sus niveles de glutatión, el daño ocasionado por el paracetamol podría prevenirse en gran medida. Esta es la razón por la que cualquier persona que tenga una sobredosis de Tylenol recibirá grandes dosis de NAC en una sala de urgencias--para aumentar los niveles de glutatión.

2. Vitaminas B

Se cree que NAC funciona aún mejor cuando es combinada con tiamina o vitamina B1.20 Además, la vitamina B6 podría ayudar a disminuir los síntomas de resaca.

Dado que el alcohol agota los niveles de vitaminas B en su cuerpo, y las vitaminas B son necesarias para ayudar a eliminarlo de su cuerpo, por lo que, podría ser útil tomar previamente un suplemento de vitamina B, y también hacerlo al día siguiente.

3. Cardo Lechero

El cardo lechero contiene silimarina y silibina, un par de antioxidantes que son conocidos por ayudar a proteger el hígado de las toxinas, incluyendo a los efectos del alcohol.

Se ha encontrado que la silimarina no solo aumenta los niveles glutatión, sino que también podría ayudar a regenerar las células hepáticas.21 Un suplemento de cardo lechero podría ser más útil cuando se toma regularmente, en especial, si tiene pensado tomar cócteles en más de una ocasión.

4. Vitamina C

El alcohol podría agotar sus niveles corporales de vitamina C , lo que es importante para reducir el estrés oxidativo inducido por el alcohol en el hígado.

Curiosamente, un estudio realizado en animales demostró que la vitamina C tenía una acción aún más protectora para el hígado que la silimarina (del cardo lechero), después de consumir alcohol.22

Otra medida que puede aplicar antes de cumplirse el antojo de tomar bebidas alcohólicas, es asegurarse tomar suficiente cantidad de vitamina C, a través de suplementos o alimentos (o ambos).

La vitamina C es un agente desintoxicante tan poderoso que si toma grandes dosis antes de recibir la anestesia dental, la anestesia se debilita significativamente y es posible que no funcione.

5. Magnesio

El magnesio es otro nutriente que se agota por el consumo de alcohol, y es una deficiencia que ya padecen muchas personas.

Además, el magnesio tiene propiedades antiinflamatorias que podrían ayudar a reducir algunos síntomas de la resaca. Si no consume muchos alimentos altos en magnesio, sería prudente tomar un suplemento de magnesio antes de salir a tomar unas copas.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 2 JAMA Psychiatry August 9, 2017
  • 3, 4 International Business Times August 11, 2017
  • 5 IFL Science August 10, 2017
  • 6, 8 Vox August 10, 2017
  • 7 Am J Prev Med. 2013 May; 44(5): 459–464.
  • 9 U.S. CDC, Alcohol Use and Your Health
  • 10 American Journal of Physiology: Gastrointestinal and Liver Physiology May 1, 2012; 302(9): G966-G978
  • 11 U.S. CDC, Alcohol, FAQs
  • 12, 16 NIH News in Health September 2014
  • 13 Alcoholism: Clinical & Experimental Research June 21, 2010
  • 14 Alcoholism: Clinical & Experimental Research 2013 Sep;37(9):1508-15
  • 15 CNN September 8, 2016
  • 17 PLoS One. 2015 Nov 18;10(11):e0142877.
  • 18 Epidemiology. 1990 Sep;1(5):342-8.
  • 19 Indian Journal of Clinical Biochemistry 1994, 9 (2)
  • 20 Agents and Actions April 1974, Volume 4, Issue 2, pp 125-130
  • 21, 22 Indian J Biochem Biophys. 2006 Oct;43(5):306-11.