Obtenga hasta 48% de descuento Productos selectos fermentados Obtenga hasta 48% de descuento Productos selectos fermentados

PUBLICIDAD

Cultivar 'jardines forestales' puede promover un sistema alimenticio más sostenible

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

jardineria cultivar jardin forestal

Historia en Breve -

  • Cuando a un área se le permite seguir su curso natural, con el tiempo podría convertirse en un bosque, con una amplia variedad de especies vegetales, y esta diversificación puede ocurrir sin la interferencia del ser humano
  • Puede simular este tipo de ecosistema natural al cultivar un “jardín forestal” donde los árboles frutales y de frutos secos se entremezclen con arbustos, hierbas, enredaderas y una gran variedad de plantas perennes, en un entorno aparentemente silvestre
  • Martin Crawford, quien vive en el Reino Unido, es un pionero de la jardinería forestal. A pesar de cultivar 500 árboles y plantas comestibles diferentes, su jardín solo requiere unas cuantas horas de mantenimiento al mes, ya que la gran variedad de plantas y árboles colaboran de manera simbiótica para eliminar los problemas de plagas y sustentar un desarrollo óptimo
  • Las “plantas del sistema” funcionan de forma conjunta para prosperar. Estas incluyen a plantas fijadoras de nitrógeno, acumuladoras de minerales, y plantas que atraen a los polinizadores e insectos depredadores
  • Además de ser un área de bajo mantenimiento, su diversificación de plantas y árboles puede proteger a los cultivos de ser dañados por inclemencias meteorológicas. Si bien, algunos de los cultivos podrían malograrse, otros pueden beneficiarse; pero en muchos casos, la mayoría de los cultivos se desarrollarán de forma adecuada, independientemente de las condiciones del clima

Un proceso conocido como "sucesión" ocurre cuando una especie vegetal reemplaza a otro tipo de planta.

Como se explica en el siguiente cortometraje de la National Geographic, cuando a un área se le permite seguir su proceso natural, con el tiempo podría convertirse en un bosque, con una amplia variedad de especies vegetales, y esta diversificación puede ocurrir sin la interferencia del ser humano.

El documental presenta un "jardín forestal" creado por el ser humano, diseñado para simular este tipo de ecosistema natural, donde los árboles frutales y de frutos secos se entremezclan con arbustos, hierbas, enredaderas y una gran variedad de plantas perennes en un entorno aparentemente silvestre. Según la National Geographic:

“Martin Crawford, quien se encuentra localizado en el Reino Unido, es uno de los pioneros de la jardinería forestal. En 1994, comenzó con un campo llano, ahora su tierra se ha transformado en un bosque y sirve como un recurso educativo para otras personas interesadas en la jardinería forestal.

"Este cortometraje de Thomas Regnault se enfoca en el jardín forestal de Crawford, que es abundante, diverso, comestible y podría ser una de las respuestas para el futuro de los sistemas alimenticios".

El cortometraje de National Geografic está disponible solo en inglés

La diversidad puede ayudar al desarrollo de todo el sistema

En su jardín poco convencional, Crawford cultiva 500 árboles y plantas comestibles, pero esta área solo requiere unas cuantas horas de mantenimiento al mes. Este requisito de bajo mantenimiento es el resultado directo de la creación de un ecosistema autosostenible y renovable en el que todo funciona de manera simbiótica y sustentable.

Si bien, hoy en día, muchas personas consideran la producción de alimentos como el proceso de sembrar un cultivo anual, realmente no es algo natural, indicó Crawford.

En un ecosistema natural, hay diversas capas de crecimiento de plantas, comenzando por los árboles altos en la parte superior, con árboles más pequeños, arbustos medianos y bajos, cultivos de raíces, plantas trepadoras y cubierta vegetal en suelo bajo por dentro.

Además, si bien muchas producen alimentos comestibles, otras plantas, a las que Crawford denomina "plantas del sistema", se encuentran ahí simplemente para ayudar a que el sistema se desarrolle en conjunto.

En este grupo hay plantas fijadoras de nitrógeno, acumuladoras de minerales y plantas que atraen a polinizadores e insectos que sirven como control natural de plagas, ya que se alimentan de otros insectos más dañinos.

Además de ser de bajo mantenimiento, este tipo de diversificación también puede proteger a los cultivos de cualquier tipo del clima adverso, ya sea tormentas, lluvias excesivas o sequías.

Aunque algunos cultivos podrían malograrse, otros podrían beneficiarse y desarrollarse mejor, pero en muchos casos, la mayoría de sus cultivos sobrevivirán y crecerán adecuadamente sin importar las condiciones meteorológicas, indicó Crawford.

No puede decirse lo mismo del monocultivo, en el cual, si las condiciones son malas, todo el cultivo se perderá al mismo tiempo. Como tal, tener un jardín diverso podría ser la clave para la seguridad alimenticia. "Esto le otorgará la máxima resiliencia", indicó Crawford.

Cómo usar los principios de la agricultura regenerativa en su jardín

A lo largo de los años, he entrevistado a diversos pioneros de la agricultura regenerativa, entre ellos, Gabe Brown, que tiene una granja regenerativa en Bismarck, Dakota del Norte. Como lo explica Brown, para cultivar alimentos saludables tiene que desarrollar un suelo saludable.

Existen cinco principios básicos para crear un ecosistema de suelo saludable, y la mayoría puede implementarse incluso si todo lo que tiene es una pequeña área de jardín en su patio trasero:

Evite alterar el microbioma del suelo con labranza, herbicidas, pesticidas y fungicidas — Mientras menos disturbios mecánicos se produzcan, será mejor. Lo mismo se aplica en el jardín de su casa.

Cuanto más labre la tierra, más rápido se deteriorará y dañará el suelo, ya que puede destruir los compuestos y hongos micorrízicos en la tierra, que albergan a los microorganismos necesarios para transferir los nutrientes.

De forma similar, al añadir nitrógeno sintético puede alterar radicalmente la biología de la tierra. Puede comenzar a consumir carbono de sus compuestos, lo que podría destruir la estructura del suelo.

Si el suelo no tiene su estructura, el agua no puede infiltrarse y moverse a través de la tierra y almacenarse por medio de la materia orgánica. Los compuestos del suelo también proporcionan un espacio para la biología de la tierra, que es fundamental para producir alimentos ricos en nutrientes.

Proteja la superficie del suelo con cultivos de cobertura y residuos de cultivos de cobertura — El bosque y praderas están completamente cubiertos con vegetación y ese es el entorno que los agricultores deben reproducir.

Esa vegetación no solo protege el suelo de la erosión causada por el agua y viento, sino también del calentamiento y enfriamiento excesivos. Realmente, este tipo de plantas son lo que termina "creciendo" en la capa superior de la tierra.

En el jardín de su casa, puede utilizar mantillo, astillas de madera o recortes de césped para poder preparar el suelo. No debe dejar el suelo expuesto, ya que podría generar un efecto negativo en la biología de la tierra y ciclo del agua.

Los cultivos de cobertura y otras formas para "blindar el suelo", como las astillas de madera, pueden evitar eficazmente la evaporación del agua y disminuir la temperatura del suelo.

Fácilmente podría haber una diferencia de 6 °C o más entre el suelo con y sin alguna cobertura. Cuando la temperatura del aire alcanza alrededor de 32 °C, la temperatura del suelo puede aumentar a más de 37.8 °C, lo que podría secar todo y quemar las raíces de las plantas.

“Si cuenta con una buena cobertura o residuos en la superficie del suelo, la temperatura podría situarse en el rango de 26.7 °C. Eso significa que las plantas se desarrollarán. "Para el productor, representa una gran diferencia en la producción", indicó Brown.

Diversifique la vida vegetal — Es esencial tener una gran variedad de plantas, y los cultivos de cobertura también cumplen con ese requisito. Los huertos caseros también pueden beneficiarse de los cultivos de cobertura, ya que ayudan a mejorar el suelo, atraer insectos beneficiosos y captar mayor cantidad de luz solar (energía).

Mantenga las raíces vivas en el suelo el mayor tiempo posible — En la agricultura convencional, una vez que se recolecta un cultivo comercial, no queda nada en el campo que capte la luz solar y continúe creciendo. La clave es mantener algún tipo de cultivo en todo momento.

Si tiene un pequeño huerto, no debe dejarlo expuesto una vez que haya recolectado sus vegetales. En cambio, siembre un cultivo de cobertura de forma anticipada para la próxima temporada.

Para volver a realizar la transición del cultivo de cobertura a los vegetales elegidos para la siguiente temporada, evite la tentación de labrar el cultivo de cobertura. En vez de eso, puede utilizar uno de los siguientes métodos para matar el cultivo de cobertura y preparar el área para el desarrollo de nuevos cultivos:

  • Aplane el cultivo de cobertura con los pies o una tabla contra el suelo (simplemente coloque dos asas de cuerda en una tabla de 5 cm x 10 cm y luego emplee la tabla para aplastar el cultivo)
  • Si el cultivo de cobertura ha comenzado a formar cabezas de semillas, puede evitarlo al pasar un rodillo de cultivo o barril pequeño por encima.
  • Disminuya el crecimiento y deje los residuos en la parte superior (aunque funciona mejor los arrolla o aplasta)

Una vez que el cultivo de cobertura ha sido controlado, estará listo para sembrar sus semillas de vegetales. En caso de un jardín pequeño, puede emplear un azadón para hacer los cultivos de cobertura hacia un lado.

Haga una pequeña abertura en el suelo, deje caer las semillas y cubra con un poco de tierra. Si desear hacer un trasplante, simplemente mueva el cultivo de cobertura a un lado, cave un agujero y siembre de forma normal.

Incorpore el ganado y otros animales, incluyendo a los insectos — Hace siglos, las grandes manadas de bisontes y alces atravesaban el paisaje, mientras forrajeaban, depositaban estiércol y aplastaban la vegetación sobre la tierra. Todo esto es parte del ciclo natural que no ocurre cuando los animales se encuentran en operaciones concentradas de alimentación animal.

Muchas personas han comenzado a criar pollos en sus jardines de nuevo y estos animales pueden ser una excelente adición en un jardín sostenible.

Los conejos, palomas y patos son otras alternativas que podrían funcionar en algunas áreas suburbanas, pero solo si las circunstancias o leyes locales le impiden tener animales, asegúrese de sembrar plantas con flores que atraigan a polinizadores e insectos depredadores, ya que esto podrá ayudar de forma natural a prevenir las plagas, que en caso contrario podrían diezmar su cultivo principal.

Recomendaciones para emplear la permacultura y diseñar su jardín

Si bien, Crawford se refiere a su espacio como un "jardín forestal", en esencial se trata de un área desarrollada por medio de la permacultura.

La permacultura representa la sostenibilidad a través del aprovechamiento de vínculos mutuamente beneficiosos para crear ecosistemas sinérgicos y autosuficientes. Sus principios incorporan lo mejor de la agricultura regenerativa, orgánica y biodinámica. Según el Instituto de Permacultura:

"La permacultura es un sistema de diseño ecológico para la sustentabilidad en todos los ámbitos de la labor humana. "Nos enseña cómo diseñar hogares naturales y sistemas de producción de alimentos en cantidades abundantes, regenerar paisajes y ecosistemas deteriorados, así como desarrollar economías y comunidades éticas, entre otros más".

En resumen, la permacultura es un sistema agrícola en el que todas las partes del sistema están interconectadas, y trabajan en coordinación con la naturaleza, no en su contra. La palabra "permacultura" se deriva de "agricultura permanente" o "cultura permanente".

El enfoque no está en ningún elemento del sistema, sino en la relación entre ellos (animales, plantas, insectos, microorganismos, agua, suelo y hábitat) y en cómo emplear ese vínculo para crear ecosistemas autosuficientes.

Si desea reproducir un jardín forestal como el de Crawford, le recomiendo seguir sus consejos y comenzar a plantar algunos árboles más grandes (o incluir los que ya tiene en su propiedad), luego agregar árboles más pequeños, arbustos y plantas, conforme avance. No es necesario tener todo planeado antes de comenzar.

Si bien, no hay una fórmula establecida para diseñar un jardín por medio de la permacultura, enseguida se encuentran algunas directrices básicas que debe considerar:

  • Copie un modelo forestal con árboles que den espacio para árboles más pequeños, rodeados por arbustos, con plantas de sombra más pequeñas bajo las copas de los árboles
  • Agrupe las plantas por raíces compatibles, tipo de follaje y de suelo, como colocar las plantas que les gusta los suelos ácidos en un área y las que son resistentes a la sequía en otra.
  • Identifique los microclimas en su jardín y utilícelos en su beneficio, tales como las esquinas con sombra que son más frías, con plena luz solar, áreas rocosas y zonas que cuentan con abundante drenaje
  • Incluya la mayor diversidad posible, enfocándose en plantas y animales originarios de la zona.
  • Planifique su área por zonas, según el uso y accesibilidad; por ejemplo, puede sembrar su jardín de hierbas y vegetales en áreas de más fácil acceso, como a lo largo de un camino o sendero cerca de la terraza

Si tiene un terreno lo suficientemente grande, podría ir más allá y considerar las cinco zonas de permacultura como se muestra en el siguiente diagrama. En el centro estarán usted y su casa, pero la zona más externa será un área silvestre.

Las zonas se encuentran organizadas de una manera que se maximice la eficiencia energética, por lo que las actividades están ordenadas por frecuencia de uso, atención, visitas y así consecutivamente. Para obtener información más detallada sobre estas zonas, consulte "Permaculture Zones Premier" del Instituto de Investigación de Permacultura.