7 Consejos para Reforzar el Sistema Inmunológico de Sus Hijos

Sistema Inmunoligico

Historia en Breve -

  • La epidemia de gripa, los refriados y los contagios se vuelven más comunes durante esta época, principalmente en las escuelas y otros ambientes a los que están expuestos sus niños
  • La gripa “no es una temporada”, siempre y cuando su sistema inmunológico esté fuerte y activo
  • Se comparten algunos consejos para reforzar las defensas de sus hijos de modo que su organismo se mantenga saludable y pueda recuperarse rápidamente de cualquier resfriado común o gripa

Por Danielle Romero:

Ciertamente, los cambios de clima, las bajas temperaturas, la llegada de invierno, ocasionan el famoso “flu season”, y es inevitable. La epidemia de gripa, los refriados y los contagios se vuelven más comunes durante esta época, principalmente en las escuelas y otros ambientes a los que están expuestos sus niños.

Recuerdo haber leído alguna vez que la gripa “no es una temporada”, siempre y cuando su sistema inmunológico esté fuerte y activo. Lo creo firmemente, ¿por qué?, porque son ya tres años que ninguno de mis dos hijos se ven afectados por esta temporada, y puedo atribuirlo a una sola cosa: su alimentación.

Así que en este artículo le comparto algunos consejos para reforzar las defensas de sus hijos de modo que su organismo se mantenga saludable y pueda recuperarse rápidamente de cualquier resfriado común o gripa:

1. Alimente Bien a Sus Hijos Durante Todo el Año

Esta es la clave. Recuerde que la mejor medicina siempre será la prevención. Un niño que come bien todo el año, que come verduras, vegetales y frutas, será fuerte y sano durante todas las estaciones.

Considere que la Organización Mundial de la Salud (OMS), máximo organismo que dicta las pautas de salud a nivel mundial, recomienda que sus hijos deben consumir al menos 400 gramos de frutas y verduras al día (5 piezas), para una salud plena.

2. Reduzca Considerablemente el Consumo de Azúcares Refinados

Si bien incluir más cantidad de frutas y vegetales en la alimentación tendrá grandes beneficios para la salud de sus hijos, es indispensable también eliminar de su dieta aquellos “productos” que la debilitan.

El azúcar refinado es de los más dañinos. Los azúcares refinados generan inflamación y debilitan el sistema inmunológico, deteriorando las defensas naturales del organismo y alimentando las enfermedades.

La misma OMS recomienda que “el consumo de azúcares libres debe representar menos del 10% de las calorías que consume al día, tanto una persona adulta como un niño, señalando que una reducción por debajo del 5% de la ingesta calórica total produciría beneficios adicionales para la salud”.

Para una persona adulta esto representa 25 gramos o cinco cucharadas cafeteras al día, mientras que para un niño son 19 gramos, es decir, aproximadamente cuatro cucharadas cafeteras. Considere que cuando su niño pone en un plato de tamaño normal hasta 90 gramos de un cereal refinado de caja, está ingiriendo siete cucharadas y media de azúcar… ¡y eso es solo en el desayuno! 

Dígale adiós a los jugos de frutas endulzados comerciales para niños, son azúcares y aditivos, y nada aportan a la salud de sus hijos. Prepare sus jugos y zumos naturales en casa.

3. Para Incrementar el Consumo de Vegetales Verdes de Sus Hijos, Incluya los Jugos y Licuados Verdes en su Alimentación

Pueden ser un gran aliado. Sabemos que es difícil que los niños consuman vegetales crudos en una ensalada, sobre todo si no han llevado ese tipo de alimentación.

Así que licuar un puñado de espinacas, con una banana, un poco de leche vegetal y cacao natural, puede resultar una gran opción para que los coma. Agregue a su jugo de naranja hecho en casa, apio y pepino… ¡ni lo notarán!

4. En la Temporada de Gripa, Incremente el Consumo de Frutas Ricas en Vitamina C

Puede dárselas en jugos, pero es necesario también comerlas completa. Ofrezca a sus hijos en el desayuno y en la merienda: guayaba, kiwi, naranja, mandarinas, fresas, que además son deliciosas.

5. Seguro Ha Escuchado Que "Una manzana al día, mantiene al médico en la lejanía"

Así que ofrézcales una deliciosa manzana en sus meriendas, o combínela con un buen plato de avena o granola/muesli en su desayuno. Agregue miel cruda.

6. Incremente el Consumo de Antibióticos Naturales como el Ajo, la Cebolla, el Jengibre, el Limón

Agréguelos a sus comidas y bebidas preparadas en casa.

7. Que No Falten en Su Casa la Miel Cruda, el Propóleo y el Polen de Abeja

Cuando empiecen las bajas temperaturas. Son considerados superalimentos por su carga nutricional, con propiedades antibióticas, antiinflamatorias y antivirales, por su acción estimulante sobre el sistema de defensa del cuerpo. Agréguelos a sus frutas, licuados y tés. Si su hijo es alérgico a los alimentos apícolas, no debe ofrecerlos.

Sobre la autora:

Venezolana-Mexicana, mamá de dos y apasionada de la nutrición infantil. Ingeniera de profesión, MBA por el ITAM, certificada como Integrative Nutrition Health Coach por el Institute for Integrative Nutrition de Nueva York, Diplomada en Nutrición Infantil por la Universidad C.L.E.A, conferencista, escritora, influencer, y fundadora del espacio Jugos para el Alma, una comunidad conformada con más de 450 mil seguidores. Columnista en la revista Corposano, donde además tiene un programa en vivo “Alimento y Bienestar”.

Publique su comentario