9 datos fascinantes que su lengua podría revelar sobre su salud

Salud de la Lengua

Historia en Breve -

  • Muchas enfermedades y padecimientos tienen características reconocibles que le ayudan a identificar el problema y a diseñar cambios para aliviar sus síntomas
  • La lengua es un músculo fuerte que es fundamental para comer, hablar y saborear los alimentos; está cubierta por una membrana mucosa húmeda de color rosa, que a su vez tiene un creciente revestimiento papiloso cubierto de papilas gustativas y una colección de células similares a las nerviosas que envían señales a su cerebro
  • La vitamina B12, folato, vitamina C, hierro y zinc son vitales para la salud de su lengua; las deficiencias podrían provocar mayor riesgo de infecciones, glositis, ardor y cambios en la sensibilidad
  • Una buena higiene oral podría ayudar a prevenir la lengua negra vellosa y ayudarlo a detectar los primeros síntomas poco evidentes de cáncer de lengua

Por el Dr. Mercola

Muchas enfermedades y padecimientos tienen síntomas reconocibles. En algunos casos, esos síntomas no son evidentes hasta el final del proceso de la enfermedad, mientras que en otros aparecen de manera inmediata.

Reconocer los síntomas y asociarlos a problemas específicos ya no depende de la memoria de un examinador. Por medio de la computadora, puede verificar sus propios síntomas y obtener una lista de posibles padecimientos.

En algunos casos, un síntoma solo es un signo de otra enfermedad, mientras que en otros podría ser la enfermedad misma. Es importante prestar atención a los cambios en la apariencia física y en cómo se siente todos los días. Estos aspectos son importantes para mantener su salud y bienestar.

La apariencia de su lengua es un gran indicador. Ser capaz de reconocer los cambios le ayudará a tomar decisiones sobre su estilo de vida, lo cual le permitirá disfrutar de una mejor salud. Sin embargo, antes de analizar qué cambios pueden aparecer en su lengua, es útil saber cómo es que debe lucir.

Estructura y apariencia de la lengua

La lengua es un músculo fuerte cubierto por un tejido rosado llamado mucosa. El músculo se encuentra sujetado a la boca y es sostenido al frente por un pequeño pliegue de tejido llamado frenillo. Esta palabra proviene del latín, que significa "pequeña brida".1

En la parte posterior de la boca, la lengua está unida al hueso hioides. Además de ser necesaria para hablar, la lengua es vital para masticar y tragar los alimentos.

Otra de sus funciones es el sentido del gusto. Cuando experimenta algunas de las enfermedades que se describen a continuación, podría notar alteraciones en su sentido del gusto.

Los cuatro sabores comunes son dulce, ácido, amargo y salado. Aunque el mapa de sabores de la lengua se usa para describir las áreas más sensibles a estos cuatro sabores, en realidad, la lengua tiene muchos nervios en todo el músculo que transmiten señales al cerebro.

Dado que todas las partes de su lengua pueden detectar los cuatro gustos comunes, dicho mapa de gustos realmente no existe.2

Cuando se encuentra saludable, la lengua está cubierta por un tejido húmedo de color rosa y pequeñas protuberancias llamadas papilas. Las papilas le dan a la lengua una textura áspera y son el hogar de miles de papilas gustativas, que son una colección de células similares a las nerviosas, que están conectadas a su cerebro.

Examinar su lengua es solo una forma de mantenerse al tanto de su salud. Saque la lengua y obsérvela en el espejo; cualquier anomalía de su apariencia normal o dolor, podría indicar que es hora de hacer algunos cambios.

La deficiencia de vitaminas podría ser evidente en su lengua

Los micronutrientes son componentes, tales como las vitaminas y minerales, que el cuerpo requiere en pequeñas cantidades para su desarrollo, prevención de enfermedades y bienestar.3 Las deficiencias en estos micronutrientes pueden tener consecuencias negativas devastadoras para la salud en niños y adultos. Algunos de estos incluyen hierro, folato, zinc y yodo.

Algunos cambios en su lengua podrían ser indicios de la deficiencia de alguna vitamina. Una lengua de color rojo fresa, lisa e hinchada, podría indicar una deficiencia de hierro, folato o vitamina B12.4 Esta inflamación también llamada glositis podría provocar que la lengua parezca lisa.

Esto significa que cuando la hinchazón disminuye, las papilas volverán a ser más evidentes. Naomi Ramer, DDS, directora de Patología Oral y Maxilofacial en el Hospital Monte Sinaí, explica:5

"La vitamina B12 y el hierro son necesarios para la maduración de las papilas en la lengua. Si es deficiente en esas vitaminas, pierde esas papilas, lo que puede hacer que su lengua luzca muy lisa".

Una deficiencia de vitamina B12 también podría ocasionar cambios sensoriales en su lengua ya que dicha vitamina es crucial para la adecuada función neurológica de las papilas gustativas.6

Esto podría provocar una sensación de hormigueo, ardor, dolor o adormecimiento en ausencia de lesiones específicas. Esta enfermedad se ha observado con mayor frecuencia en mujeres ancianas y de mediana edad quienes también experimentan alteraciones en el sentido del gusto y boca seca.

Una deficiencia de vitamina A podría ser responsable de los cambios físicos de la lengua, llamados glositis lingual festoneada.7 Esta es una rara afección que se caracteriza por dolor, sensibilidad e inflamación, además de cambios de color y una apariencia festoneada en los bordes de la lengua.

Mientras que la deficiencia de vitamina A es una de las causas, la afección también podría ser el resultado de alergias a su pasta de dientes o enjuague bucal, boca seca crónica, infecciones bucales o uso crónico de sustancias irritantes como el tabaco, alcohol o alimentos con especias.

La lengua hinchada, de color rojo fresa, también podría ser consecuencia de una afección llamada enfermedad de Kawasaki, que se observa con mayor frecuencia en niños menores de 5 años y que está acompañada de fiebre alta.8

A menudo la fiebre es más elevada de 102.2 grados Fahrenheit (F) y dura más de tres días. Los síntomas de la enfermedad son provocados por la inflamación de las arterias medianas en todo el cuerpo.

Otras vitaminas y nutrientes desempeñan un papel fundamental en la salud de su lengua. Los síntomas de las deficiencias más obvias incluyen:9

Vitamina B

Las deficiencias pueden provocar inflamación y lesiones en la lengua, fisuras en la superficie o hendiduras de los dientes. Las fuentes alimenticias de vitamina B12 se encuentran naturalmente en productos de origen animal. Considere tomar un suplemento en caso de ser vegetariano.

Hierro

La deficiencia podría causar hinchazón y lesiones dolorosas en la boca. Los alimentos ricos en hierro incluyen a las sardinas, carne de res orgánica de animales criados con pastura y espinacas.10

Vitamina C y Zinc

El cuerpo necesita vitamina C para mantener fuertes sus capilares y tejidos. Las deficiencias de vitamina C y zinc podrían provocar sangrado de encías y mayor riesgo de infecciones. Los alimentos ricos en vitamina C incluyen a las fresas, piña, mango y coles de Bruselas.11

Los alimentos ricos en zinc incluyen carne y productos lácteos de animales alimentados con pastura y criados de manera orgánica, frutos secos y semillas.12

La mala higiene oral podría provocar más que caries

Al igual que el cabello, la papilas de la lengua continúan creciendo a lo largo de su vida.13 Normalmente, las papilas se desgastan al beber y masticar de manera cotidiana.14 En ocasiones, si crecen desproporcionadamente se convierten en un refugio único para los hongos y crecimiento bacteriano. Esto podría resultar en lo que se denomina como lengua negra vellosa.

El revestimiento de color negro es el resultado del crecimiento excesivo de bacterias y levaduras y podría presentarse después de un tratamiento con antibióticos.15 Las personas que padecen diabetes o que han estado recibiendo quimioterapia también pueden estar en mayor riesgo de desarrollar lengua negra vellosa.16

En algunos casos solo es el resultado de una higiene oral deficiente y podría desencadenarse por elecciones de estilo de vida como fumar o beber café y té oscuros.

Si bien es desagradable a la vista y podría ir acompañada de mal aliento o anomalías en el gusto, esta afección no es potencialmente mortal. Es importante determinar la causa subyacente del crecimiento excesivo de papilas, bacterias o levaduras, ya que es importante eliminar la fuente responsable. También podría ser un signo de que debe revisar sus niveles de azúcar.

En algunos casos, la lengua vellosa podría ser el resultado de una infección por el virus de Epstein-Barr (VEB) en personas VIH positivas.17 La administración crónica de penicilina también puede aumentar su riesgo de un crecimiento excesivo de hongos, específicamente aspergillus.

Cuando no es resultado de infecciones recurrentes, de la administración crónica de antibióticos ni consecuencia de una infección por VEB, dicho padecimiento a menudo se resolverá al eliminar la causa responsable y llevar una buena higiene oral. Cepillar su lengua o usar un limpiador de lengua dos veces al día antes del cepillado de dientes es una buena manera de limpiar sus papilas.

Considere enjuagarse la boca con peróxido de hidrógeno diluido una o dos veces para ayudar a eliminar la decoloración y añadir probióticos para ayudar a mejorar su función intestinal.18

El estrés e irritación podrían desencadenar dolor y malestar

Las úlceras bucales son lesiones superficiales que se forman en la boca y lengua, lo que a menudo hace que comer y hablar sea incómodo. En el video de abajo se muestra una lesión bucal simple que podría presentarse a causa del estrés. Estas lesiones son más dolorosas durante los primeros cuatro o cinco días.19

La intensidad del dolor disminuye, pero la llaga no se alivia por completo durante alrededor de dos semanas. De acuerdo con la Dra. Dale Amanda Tylor, otorrinolaringóloga general y pediátrica en la Fundación Médica de la Ciudad de Washington:20 "Realmente no sabemos por qué las personas desarrollan aftas bucales, pero probablemente se deba a algo viral. Las personas con depresión o estrés son propensas a padecer estas úlceras".

En algunas personas, los alimentos ácidos como los cítricos, pueden desencadenar una úlcera bucal.21 En otros casos, una superficie afilada, como un aparato dental o los brackets, también podrían provocar la formación de una lesión en el interior de su boca o lengua.

Aunque lucen similares, no son lo mismo que el herpes labial, también conocido como ampollas febriles, que son desencadenadas por el virus del herpes simple tipo 1. A diferencia de las aftas, que no son contagiosas, el herpes labial es causado por un virus y es extremadamente contagioso.

Otra reacción a la irritación crónica de las membranas mucosas de la boca es la leucoplasia. Se trata de parches blancos o grises que pueden desarrollarse en cualquier momento de la vida, pero que se observan con mayor frecuencia entre los adultos mayores.22

Una forma inusual de leucoplasia es la leucoplasia vellosa, que con frecuencia es provocada por el VEB y, por lo general, solo se observa en personas infectadas con VIH.

Los parches comunes de leucoplasia color blanco son resultado de un crecimiento excesivo de células y generalmente son indoloros.23

Están asociados con el tabaquismo y representan hasta un 17 % de probabilidades de desarrollar cáncer oral. La enfermedad se desencadena por la irritación de las membranas mucosas, por lo que cuando elimina la fuente responsable, la lesión debería desaparecer en una o dos semanas.

La Dra. Ada Cooper, asesora para el consumidor de la Asociación Dental Americana, le aconseja consultar a su dentista si tales lesiones no desaparecen en dos semanas, ya que su dentista podría recomendarle hacer una biopsia.

Video disponible solo en ingles

Las infecciones podrían pasar de una a otra

La candidiasis oral es una infección por levadura que fácilmente puede pasar del bebé al pecho durante la lactancia o de persona a persona mediante un intercambio de fluidos orales, como un beso. La infección aparece como un parche blanco, a menudo con la consistencia del queso cottage.

Los adultos mayores, las personas con sistemas inmunológicos debilitados, diabetes, aquellos que inhalan esteroides para el asma y quienes han tomado antibióticos recientemente, tienen más probabilidades de experimentar candidiasis oral.24 La infección por levaduras es causada por el crecimiento excesivo de cándida, la cual podría alterar los sabores o causar incomodidad.

El envejecimiento y alergias contribuyen a la presencia de síntomas en su lengua

Las fisuras o surcos profundos que se forman en la superficie de la lengua podrían ser resultado del envejecimiento, pero también pueden ser un rasgo heredado que normalmente ocurre en el 10 % de la población.25 En la mayoría de los casos, no son motivo de preocupación.

Una lengua fisurada podría tener grietas o ranuras en la parte superior y los laterales, que solo afectan a la lengua y varían en profundidad.

Si bien no son peligrosas, permiten la acumulación de residuos y aumentan la posibilidad de que una infección le provoque mal aliento y alteración de su sentido del gusto.26 Con frecuencia, estas fisuras primero aparecen durante la infancia, pero se profundizan con la edad y se vuelven más pronunciadas a medida que envejece.27

La lengua geográfica es una enfermedad caracterizada por parches que cambian de tamaño y ubicación, los cuales tienen la apariencia de un mapa.28 En algunos casos, podría experimentar dolor o ardor. Este padecimiento que afecta hasta al 14 % de las personas en los Estados Unidos, normalmente es inofensivo y podría tener la apariencia de colinas y valles sobre su lengua.29

Puede ser desencadenada por el estrés, cambios hormonales o alergias, y una vez que elimina la fuente responsable, la afección suele desaparecer.

Mayores índices de cáncer oral en hombres que mujeres

En el 2017 en los Estados Unidos, aproximadamente 51 000 personas fueron diagnosticados con cáncer oral.30 Las tasas de cáncer oral son de más del doble para hombres que para mujeres y representa la octava causa más común de cáncer entre los varones.

Si bien el número de hombres diagnosticados con cáncer oral se ha mantenido estable en los últimos años, el número de mujeres ha disminuido ligeramente.

El cáncer de lengua es el segundo cáncer más común de cabeza y cuello.31 Los principales factores de riesgo incluyen el consumo de tabaco y alcohol.32 Las lesiones rojas persistentes que no se alivian o los parches que no desaparecen podrían ser un signo de cáncer de lengua.

Tylor comenta,33 "Con respecto al cáncer de lengua, a menudo se cree que ocurre en personas mayores y con mala salud. Pero si es joven y saludable y presenta los síntomas, no significa que se encuentre bien. Lo he visto manifestarse en una niña de 17 años".

Los cánceres orales también pueden ser causados por el virus del papiloma humano (VPH) y muchas lesiones no causan ningún dolor o incomodidad en las primeras etapas. Otros signos de cáncer oral incluyen mal aliento provocado por una úlcera infectada, dolor de oído que afecta un lado de su cabeza, inexplicable pérdida de peso, adormecimiento de la boca y dientes flojos sin inaplicación.34

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo