El amargo negocio del té

Historia en Breve -

  • Aparte del agua pura, beber té de alta calidad puede ser otra opción de bebida saludable. Muchos tés contienen antioxidantes polifenólicos que son reconocidos por prevenir enfermedades y contener propiedades de antienvejecimiento
  • Aunque consumir té en bolsa solía ser algo normal, las personas ahora buscan tener una experiencia más refinada y están optando por los tés de hojas sueltas; los amantes y expertos del té están dispuestos a pagar altos precios por el té de alta calidad
  • Los sellos de calidad como Fairtrade, Rainforest Alliance y UTZ avalan que los productores proporcionan protección laboral y salarios justos. Sin embargo, los precios más altos que paga por estos productos certificados no se manifiestan en mejores salarios o condiciones laborales para los trabajadores dedicados al té en la India
  • Los recolectores de té Darjeeling cobran solo € 1.70 ($ 1.98) por día. El sindicato de los recolectores está ejerciendo presión con el fin de conseguir un salario digno, que como mínimo sería el doble
  • Las pruebas realizadas con los tés de las plantaciones en Assam y los que se venden en Alemania han revelado que todas las muestras contenían pesticidas – lo que incluyó algunos que no tienen licencia para su uso en Alemania, y uno que está prohibido en el cultivo de té en la India

Por el Dr. Mercola

Además de agua pura, beber té de alta calidad puede ser otra opción de bebida saludable. Muchos tés contienen antioxidantes polifenólicos que son reconocidos por prevenir enfermedades y contener propiedades de antienvejecimiento. Por ejemplo, las investigaciones1,2 han demostrado que el consumo de té a largo plazo puede mejorar su presión arterial.

Una revisión sistemática de 25 ensayos controlados aleatorios encontró que, en comparación con las personas que no bebían té, aquellas que bebieron té verde o té negro con regularidad durante 12 semanas, tenían en promedio una presión arterial sistólica inferior a 2.6 mm Hg y una presión diastólica inferior a 2.2 mm Hg.

El té verde exhibió los mejores resultados y fue seguido por el té negro. De acuerdo con los autores, esta disminución "reduciría el riesgo de ACV en un 8 %, la mortalidad por arteriopatía coronaria en un 5 % y la mortalidad por todas las causas en un 4 % a nivel poblacional..."

¿Cuánto té necesitaría beber para obtener este tipo de beneficios? La investigación sugiere que una cantidad ideal equivale a alrededor de 3 a 4 tazas de té por día.3 Por ejemplo, un estudio4 de 2007 encontró "evidencia contundente" donde se muestra que 3 o más tazas de té – en este caso de té negro – redujeron el riesgo de cardiopatía.

Pero a pesar de todos sus beneficios, el té tiene una vertiente negativa. El documental realizado por Eric Hane en 2018 para DW, "El amargo negocio del té", investiga algunas de las facetas menos conocidas de la industria del té en la India, que por lo general está compuesta por trabajadores mal pagados y obligados a vivir en condiciones infrahumanas.

De igual forma, pocas personas conocen las complicaciones de salud que estos trabajadores enfrentan, ya que con frecuencia están expuestos a pesticidas tóxicos – o bien, ignoran que la mayoría de los tés, incluso los más costosos, están contaminados con estos químicos.

La certificación de calidad también conlleva ciertas contrariedades, y la misma no garantiza que los trabajadores reciban un pago ni trato justo.

Darjeeling – El champán del té

"¿Cuál es el verdadero costo del té?" y "¿Acaso los trabajadores en la India son los que pagan el precio?" son preguntas que plantea el documental que hoy nos atañe. En Alemania, la afición por el té es cada vez mayor.

Todas las semanas, el catador de té Henning Schmidt, realiza diversas conferencias donde las personas aprenden los aspectos más refinados de su consumo. Aunque consumir té en bolsas solía ser algo normal, cada vez más personas buscan tener una experiencia más refinada y están optando por los tés de hojas sueltas.

"Los aficionados elaboran té siguiendo un ritual sumamente estricto", dice Hane – técnicas que ayudan a resaltar su sabor y aroma. Junto con esta nueva apreciación se ha constatado que las personas están dispuestas a pagar más por hojas de té de alta calidad.

Según Schmidt, el té de alta calidad cuesta entre € 20 y € 30 ($ 23 a $ 35) por cada 100 gramos. El té más caro disponible puede ser de hasta € 60 ($ 70) por 100 gramos.

Uno de los tés más preciados del mundo – que suele ser denominado como el "champán del té" – crece en Darjeeling, al norte de la India. El té se cultiva en lo alto de las montañas del Himalaya y muchos creen que este lugar de crecimiento único es el que hace que el té Darjeeling sea tan especial.

En vista de su intensa exposición al sol, las hojas crecen a una menor velocidad en comparación con regiones inferiores, asimismo, se cree que esta tasa de crecimiento ralentizada es parte de la fórmula que le da al té su sabor distintivo.

Su alto precio también se debe a que todo su proceso es manual. Las empinadas laderas no son aptas para la maquinaria, y el trabajo físico que entra en cada faceta de la producción del té debe sumarse al precio final. O al menos, esta es la justificación que nos dan los vendedores en Occidente.

En realidad, los lugareños en Darjeeling no parecen estar sacando provecho alguno de la producción del té en la región. En la ciudad de Darjeeling, las tasas de pobreza y desempleo son altas, y los trabajadores migrantes viven en barrios marginales que están ubicados en el centro de la ciudad.

Los recolectores de té Darjeeling luchan por un salario digno

En el documental, Hane entrevista a Suraj Subba, el líder del sindicato local del té. De acuerdo con Subba, a los recolectores de té Darjeeling solo se les paga € 1.70 ($ 1.98) por día. La unión está ejerciendo presión con el fin de conseguir un salario digno, que por lo menos sería del doble.

Con este ingreso precario, los trabajadores deben pagar alojamiento, alimento, vestimenta, cuotas escolares y material educativo para sus hijos, así como atención médica y el resto de cosas que una persona pueda necesitar para su vida diaria.

Recolectar el té es un trabajo agotador. Todas las mañanas justo a las 7 a.m., los trabajadores comienzan a recoger a mano las hojas del té, con canastas colgadas desde su frente y por la nuca para que así puedan tener ambas manos libres. Un recolector local comenta: "Recolectar el té no es un trabajo muy complicado, pero es extremadamente agotador".

Para ganar su salario diario, los trabajadores también deben alcanzar la cuota diaria, que puede oscilar entre los 8 y 20 kilos dependiendo de la temporada. Aquí en las montañas, no existen otras opciones laborales, por lo que no hay competencia para los trabajadores. Además, para tener el privilegio de pagar para vivir en la plantación, se debe trabajar allí.

Los tés de la más alta calidad son de hojas enteras, los cuales tienen el mejor sabor y un aroma más intenso, y en segundo lugar se encuentran los tés de hojas rotas. Por lo general, los tés en bolsas contienen el té de menor calidad.

El fraude es latente en el comercio del té, tal y como lo es en la mayoría de los otros comercios, y cada año grandes cantidades de té se venden de manera fraudulenta como el de Darjeeling. Esto solo se aúna a los problemas que enfrentan quienes intentan ganarse la vida en dicho sitio, pues afecta tanto el precio como la reputación de su té.

¿Puede confiar en los sellos de calidad?

Existen diversas certificaciones cuyo fin es garantizarles a los consumidores que un producto específico respeta las prácticas comerciales justas y ecológicas, algunas de estas son:

  • Certificación Fairtrade, que avala salarios justos y buenas condiciones laborales
  • Rainforest Alliance, cuyo objetivo es conservar la biodiversidad y proporcionar "medios de vida sostenibles"
  • Certificación UTZ, que avala prácticas de agricultura sostenible y mejores condiciones laborales

La pregunta es, ¿estos sellos son confiables? En Assam, el área de cultivo de té más grande de la India, Hane visita la plantación Tonganagaon que está certificada por estas 3 organizaciones.

Como se señala en el documental, los precios más altos que pagan los consumidores por los productos que llevan dichos sellos de calidad deberían manifestarse en un salario más elevado y mejores condiciones laborales para los trabajadores. Sin embargo, la realidad no coincide con tales expectativas.

En la plantación de Tonganagaon, los recolectores con los rendimientos más altos en un año reciben una bicicleta. De los 1 286 trabajadores, 11 habían recibido bicicletas. Los otros no reciben otra cosa más que su paga diaria y una lata para guardar arroz.

A cada familia se le da una porción de arroz, ya que no reciben un salario digno y lo que suelen cenar es arroz natural, hervido con mucha sal y acompañado con té. Los trabajadores viven en chozas endebles hechas de bambú y barro, además, beben agua sin purificar de los pozos que ellos mismos cavaron a mano.

No cuentan con un sistema de aguas residuales; deben usar letrinas de pozos para ir al baño – una situación que genera mosquitos y promueve la malaria. Asimismo, estas letrinas abiertas contaminan el agua subterránea.

No obstante, y bajo el marco de la ley, las plantaciones tienen la responsabilidad de proporcionar y satisfacer las necesidades básicas tales como vivienda, agua potable y baños. Uno de los trabajadores cuenta que cuando intentan presentar una queja ante el gerente, "nos hacen esperar todo el día y luego dicen que el gerente no tiene tiempo para atendernos".

UTZ suspende la certificación de la plantación Tonganagaon

Como era de esperar, los niños son los más afectados por la pobreza, la desnutrición y las condiciones de vida insalubres en estas plantaciones de té. El profesor Anup Kumar Das, del Assam Medical College and Hospital, trata a los trabajadores en las plantaciones y señala que la desnutrición infantil y la mortalidad son sumamente altas en el área.

El agua potable no apta para su consumo y la falta de saneamiento son las principales causas de enfermedades que derivan en la muerte.

Esta no es la realidad que prometen Fairtrade, Rainforest Alliance y UTZ, cuyos sellos deben garantizar un salario digno, justicia social y condiciones laborales adecuadas. "¿Cómo puede ser esto posible?", pregunta Hane.

En una declaración escrita, Fairtrade respondió: "Sin lugar a dudas, en reiteradas ocasiones nos enfrentamos a problemas masivos en Assam. Pero retirarse del sector del té en Assam solo dificultaría aún más la situación..." Más tarde, después del lanzamiento del documental, Fairtrade retiró su sello de aprobación para la plantación de Tonganagaon.

Rainforest Alliance respondió de la siguiente forma ante la investigación de Hane: "En cuanto sean confirmados por nuestros propios auditores, algunas de las quejas que se han presentado darán pie a revocar el certificado de las plantaciones en cuestión". UTZ fue la única organización que tomó medidas inmediatas y emitió la siguiente declaración:

"Nuestro personal en India ha inspeccionado la situación en la plantación de Tonganagaon y presentó su evaluación... Como las condiciones evidentemente siguen siendo inadecuadas y requieren más investigación, no tenemos otra opción más que suspender la certificación de la plantación de té Tonganagaon ipso facto".

Los trabajadores están expuestos a pesticidas peligrosos

Como resultado, la mayoría de las plantaciones de té ven estos sellos de calidad y justicia social como meras herramientas de comercialización, ya que muchos consumidores solo comprarán té que provenga de plantaciones con una o más de estas certificaciones.

Tal y como lo señaló Hane, "ese es un enfoque que a los trabajadores del té les es inútil". De hecho, la difícil situación de estos trabajadores no es exclusiva de Tonganagaon. La situación es la misma en la mayoría, si no es que en todas, las plantaciones de té en Assam que cuentan con la certificación de calidad.

Sin embargo, otro problema que enfrentan los trabajadores dedicados al té es que deben aplicar pesticidas tóxicos sin siquiera contar con el más básico de los equipos de protección.

La intoxicación aguda y efectos a largo plazo en su salud, como los efectos generacionales, son las consecuencias que estos trabajadores deben soportar, mientras viven en una pobreza inhumana. Los consumidores también pueden enfrentarse a diversos riesgos de salud.

Las pruebas de hojas de té que fueron recolectadas directamente de las plantaciones en Assam y los tés que se venden en los supermercados en Alemania revelaron que todas las muestras contenían pesticidas, algunos ni siquiera contaban con licencia para su uso en Alemania e incluso se encontró uno cuyo uso estaba prohibido en el cultivo de té en la India.

El té entero de una plantación certificada por Rainforest Alliance también exhibía que el nivel de un pesticida en particular sobrepasaba 8 veces el límite legal emitido por Alemania. En este caso, la cuestión central es que el precio y los sellos de calidad no implican que el té no contenga pesticidas.

"Los residuos de pesticidas en todas las muestras analizadas y, en el mejor de los casos, el dudoso beneficio de los sellos de calidad, así como su comercio mundial, hacen que muchas personas salgan perdiendo, como los consumidores en Europa, pero nadie se ha visto más vulnerable por su éxito como quienes trabajan en las plantaciones de Darjeeling y Assam", dice Hane para concluir.

El té de matcha y tulsi – 2 opciones superiores de té

Mientras que Darjeeling puede ser el más popular, el té verde de matcha originario de Japón puede ser una mejor opción si está bebiendo té por sus beneficios y le preocupan los residuos de pesticidas. El té verde matcha tiene un sabor maravilloso y un contenido de nutrientes superior, ya que no se ha dañado durante el procesamiento.

El mejor matcha proviene de Japón y se cuece al vapor en lugar de asarse o freírse. Como resultado, retiene todo el valor rico en nutrientes que una hoja de té puede albergar. Como una ventaja adicional, la clorofila en el matcha actúa como un desintoxicante natural.

Las hojas del té se muelen hasta obtener un fino polvo que se mezcla directamente en agua caliente, lo que da como resultado una bebida de color verde brillante. Una versión fría que resulta perfecta para el verano es la limonada con matcha.

Para hacer lo anterior simplemente disuelva el polvo en agua caliente; deje enfriar y luego agregue jugo de limón o lima. Puede agregar una pequeña cantidad de Stevia para darle un toque de dulzura y finalmente sirva con hielo. La vitamina C del jugo cítrico aumenta los beneficios del té verde, pues el ácido ascórbico aumenta la cantidad de catequinas disponibles para que su cuerpo lo absorba 5 veces más.5

Otra deliciosa y saludable opción es el té Tulsi de la India, que contiene cientos de fitoquímicos beneficiosos. En conjunto, estos compuestos poseen propiedades antioxidantes, adaptogénicas e inmunoestimulantes que pueden combatir el estrés y ayudar a promover su salud general de diversas maneras, por ejemplo:

  • Refuerzan su sistema inmunológico
  • Proporcionan un efecto calmante y alivio del estrés ocasional
  • Promueven un metabolismo saludable
  • Ayudan a mantener niveles óptimos de glucosa

Los distintos tipos de té pueden ofrecer distintos beneficios

Sin lugar a dudas los conocedores del té querrán experimentar diversas variedades. Solo preste mucha atención a sus fuentes y recuerde que los sellos de calidad no siempre avalan que se protejan a sus trabajadores.

El té negro y verde (así como los tés oolong, oscuros y blancos) provienen de la misma planta, un árbol de hoja perenne llamado Camellia sinensis. El método de procesamiento y el grado de oxidación (exposición al oxígeno) es lo que origina los diferentes tipos de té.

Mientras que el té negro se oxida, el té verde no se oxida en lo absoluto después de haber cosechado las hojas. Esta oxidación mínima puede ayudar a mantener intactos los antioxidantes beneficiosos en el té verde, aunque tanto el té verde como el té negro tienen efectos beneficiosos.

En términos generales, cuanto menos se oxide el té, menor será su contenido de cafeína y mayor su contenido de antioxidantes. En realidad, el té blanco es el menos procesado, mientras que el oolong está semi-oxidado, lo que lo posiciona entre los tés verdes y negros en función de sus niveles de cafeína y antioxidantes.

También existen infusiones herbales, que varían bastante en sabor y efectos sobre la salud (los tés herbales no se consideran tés "verdaderos", ya que no provienen de la Camellia sinensis, sin embargo, pueden ser beneficiosos y agradables). ¿Qué tipos de beneficios ofrecen los distintos tipos de té?

  • Té verde y negro para el intestino: Tanto el té verde como el té negro pueden alterar los microbios intestinales de una manera beneficiosa con el fin de prevenir el aumento de peso y la obesidad.6
  • Té oolong para el control del peso y la salud cardíaca: Los polifenoles del té oolong ayudan a controlar el metabolismo de las grasas en el cuerpo al activar ciertas enzimas. Un estudio7 de 2001 publicado en el Journal of Nutrition encontró que los participantes que bebían té oolong diluido o con potencia completa quemaban de 2.9 % a 3.4 % más de calorías totales al día.
  • Té de jamaica para la salud en general: Este té contiene un alto índice de vitamina C, minerales y antioxidantes, asimismo, los estudios sugieren que puede mejorar la presión arterial, ayudar a prevenir el síndrome metabólico, proteger el hígado e incluso proporcionar efectos anticancerígenos.8
  • Matcha para obtener un impulso antioxidante: Los estudios9 indican que 1 taza de matcha puede proporcionar los antioxidantes equivalentes a 3 tazas de té verde regular y hasta 137 veces más antioxidantes que el té verde de baja calidad.
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario