Este padecimiento tiroideo es un problema de salud pública

Tiroides

Historia en Breve -

  • Las tasas de deficiencia de yodo han aumentado a nivel mundial y los estudios sugieren que podría estar en riesgo de deficiencia, aun si vive en un país desarrollado
  • Los bajos niveles de yodo están relacionados con la fatiga, infertilidad, inflamación de la tiroides (bocio), así como otros problemas de salud tiroideos y no tiroideos
  • Algunos de los alimentos que tienen un alto contenido de yodo son el queso, vegetales marinos, fresas y yogur—como siempre, las opciones superiores son las fuentes orgánicas, sin procesar y de animales alimentados con pastura
  • Algunas de las mejores formas de determinar si ha obtenido suficiente cantidad de yodo son realizar una prueba cutánea simple, prueba de carga de yodo o realizar análisis sanguíneos

Por el Dr. Mercola

La deficiencia de yodo y padecimientos tiroideos relacionados son un grave problema de salud pública. Diversos estudios publicados a principios de este año sugieren que ha habido un resurgimiento de la deficiencia de yodo.

Si bien, se cree que alrededor del 40 % de la población mundial está en riesgo de deficiencia de yodo,1 los habitantes de los países desarrollados han presentado una deficiencia cada vez mayor de este nutriente esencial.

Su cuerpo no puede producir yodo, por lo que debe obtenerlo de su alimentación. El yodo es necesario para producir hormonas tiroideas, que controlan el metabolismo y otras funciones vitales.

Debido a que las hormonas tiroideas también apoyan el adecuado desarrollo óseo y cerebral durante la gestión e infancia; en el caso de las mujeres embarazadas, madres que amamantan y sus bebés, es de vital importancia consumir una adecuada cantidad de yodo.

¿Qué es el yodo y por qué es esencial?

Como se mencionó anteriormente, el yodo es un elemento esencial y necesario para la producción de la hormona de la tiroides. Ya que el cuerpo no produce yodo, debe asegurarse intencionalmente de obtener cantidades suficientes de este nutriente de forma cotidiana.

Aunque el yodo puede provenir de los alimentos que consume o un suplemento, por lo general muchas de las personas que llevan la dieta estadounidense estándar obtienen suficiente yodo con solo usar sal de mesa. Enseguida proporcionaré más información sobre la sal.

Cuando el cuerpo carece de niveles adecuados de yodo, no puede producir suficiente cantidad de la hormona tiroidea. Si la deficiencia es grave, la tiroides podría aumentar de tamaño, un padecimiento también conocido como bocio.

Además, la deficiencia de yodo podría causar hipotiroidismo (disfunción tiroidea). En algunos casos, la carencia de suficiente cantidad de yodo podría desencadenar discapacidades intelectuales y problemas de desarrollo en bebés y niños cuyas madres tuvieron deficiencia de yodo durante la gestación.2

Según la Asociación Americana de la Tiroides, la deficiencia de yodo también se ha relacionado con "una mayor dificultad en el procesamiento de información, deterioro de las habilidades motoras finas, fatiga extrema, depresión, aumento de peso y bajas temperaturas basales del cuerpo, entre otras cuestiones".3

Los estudios destacan la deficiencia de yodo como un problema emergente en los países de primer mundo

Un estudio realizado en 2018 y publicado en la revista Nutrients,4 en el cual participaron 1 007 madres que dieron a luz a 1 017 niños (incluyendo 10 pares de gemelos, se excluyeron los partos múltiples que no eran gemelares), sugiere que en Noruega la deficiencia de yodo es un problema importante de salud pública.

Después de recolectar datos varias veces durante los embarazos, nacimiento y en cuatro puntos de seguimiento hasta que los bebés llegaron a la edad de 18 meses, los investigadores concluyeron que:

"[E]l estudio se suma al creciente cuerpo de evidencia de que las mujeres embarazadas en Noruega son deficientes en yodo y que su alimentación no les garantiza obtener suficiente yodo. Hay una urgente necesidad de establecer estrategias de salud pública para asegurar una alimentación adecuada de yodo entre las mujeres embarazadas de Noruega".

Otro cuerpo de investigación realizado en 2018, y publicado en JAMA,5 involucró la deficiencia de yodo como un factor relacionado con trastornos de la fertilidad. En este estudio participaron 467 mujeres de los Estados Unidos que intentaron concebir durante un período de cuatro años. Los investigadores, quienes estaban asociados con los Institutos Nacionales de Salud, encontraron que:6

  • Un poco más del 44 % de las mujeres presentó una proporción de yodo a creatinina en la orina (UI/Cr) menor a 50 microgramos (mcg)/gramo (g)
  • Las mujeres con una proporción UI/Cr menor a 50 mcg/g tuvieron una probabilidad 46 % menor de quedar embarazadas en cualquier ciclo menstrual, que las mujeres con niveles normales de yodo o que padecían una deficiencia leve
  • Las mujeres que experimentaron deficiencia de yodo más leve (entre 50 y 99 mcg/g) también tardaron más en concebir, en comparación con las mujeres que tenían niveles saludables de yodo, aunque la diferencia no fue estadísticamente significativa

Un estudio anterior publicado en 20137 encontró que los hijos de mujeres con una proporción UI/Cr menor a 150 mcg/g durante la gestación, tuvieron más probabilidades de presentar puntajes inferiores de coeficiente intelectual verbal, precisión en la lectura y comprensión de lectura a los 8 años de edad.

El yodo es un nutriente crucial durante los primeros 1 000 días de vida

En un estudio realizado en marzo de 2018, y publicado en Nutrients,8 los investigadores de la Universidad de Surrey del Reino Unido y del Hospital Español Riotinto señalaron que los efectos de la deficiencia de yodo de la madre estaba relacionada con varias etapas del desarrollo infantil—durante la gestación, lactancia y primeros dos años de vida. En cuanto a los resultados, Health.News señaló que:9

"[Los investigadores] indicaron que la deficiencia de yodo podría producir consecuencias cognitivas, como el deterioro del desarrollo del habla, aprendizaje y habilidades de lectura.

Los resultados cognitivos negativos causados por la deficiencia de yodo también provocaron un incremento en los trastornos de comportamiento. Esto se relacionó con concentraciones en suero anormales de la tiroides durante las primeras etapas de la gestación".

"El yodo es más crítico durante las primeras etapas de desarrollo, ya que el cerebro fetal es extremadamente dependiente del suministro de yodo y este no puede ser reemplazado por ningún otro nutriente", sugiere la coautora del estudio, la Dra. Inés Velasco, de la unidad de pediatría, obstetricia y ginecología del Hospital Río Tinto.

"[Se] necesita un consumo adecuado de yodo durante el embarazo para lograr un neurodesarrollo fetal óptimo".

Historia y causas de la deficiencia de yodo

Es posible que relacione el yodo con la sal. Estos dos tienen una larga historia de conexión, principalmente porque al principio en los Estados Unidos, en 1924, el yodo (en forma de yoduro de potasio) se agregaba en la sal de mesa para abordar las cada vez mayores tasas de deficiencia.10 Muchos pobladores de las regiones de los Apalaches, Grandes Lagos y Noroeste del Pacífico padecían bocio.

Debido a la falta de yodo en los suelos y las alarmantes tasas de disfunción tiroidea descubiertas en las poblaciones locales, estas zonas son conocidas como el "cinturón del bocio". En ese momento, la adición de yodo en la sal de mesa, que era una idea adoptada de los suizos—quienes lo agregaban por las mismas razones—tuvo un efecto notablemente positivo, y disminuyó la prevalencia de esta deficiencia.11

Ahora, décadas después, la deficiencia de yodo ha resurgido como una problemática. Sobre el tema, el Dr. Jacob Teitelbaum, autor y experto reconocido a nivel nacional sobre el síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, dolor y sueño, afirma que:12

"En los últimos 30 años, el consumo de yodo en los Estados Unidos ha disminuido en un 50 %. La función principal del yodo es ayudar a crear hormonas tiroideas.

Es por eso que una deficiencia subclínica de yodo—suficiente para prevenir bocio, pero no lo suficiente para optimizar la salud—podría causar hipotiroidismo, un padecimiento poco reconocido que es epidémico en los Estados Unidos".

Las sustancias químicas en su entorno podrían bloquear la absorción del yodo

Si bien, las mujeres tienen una mayor incidencia de deficiencia de yodo relacionada con la producción de hormonas, los cuerpos de los hombres y mujeres tienen una deficiente absorción y uso subóptimo de yodo debido a la contaminación ambiental. Algunos de los típicos contaminantes que compiten con el yodo son:

Bromuro. Los bromuros son conocidos disruptores endocrinos que se encuentran en productos horneados, pesticidas y plásticos, entre otras fuentes. Debido a que el bromuro es un haluro, compite por los mismos receptores utilizados para capturar el yodo en la glándula tiroides y otras áreas corporales, lo que inhibe la producción de la hormona tiroidea y produce la deficiencia.

Fluoruro. Desde hace tiempo se sabe que el fluoruro desplaza al yodo y así lo han demostrado los estudios que han utilizado animales así como la participación de seres humanos.

Según citó la Red de Acción del Fluoruro, los investigadores chinos "han encontrado de forma reiterada que la deficiencia de yodo junto con la exposición al fluoruro puede producir un efecto significativamente más dañino en el desarrollo neurológico, que la deficiencia de yodo por sí sola".13

Mercurio. El yodo podría ayudar al cuerpo a desintoxicarse de mercurio, que se encuentra en los empastes de las amalgamas dentales y el pescado como el atún, así como en productos de consumo como antigüedades, baterías, productos electrónicos, focos y productos farmacéuticos.

Nitratos. Si bien, hay nitratos saludables, los que se encuentran en las carnes procesadas, como el tocino, salchicha para hotdog, jamón y salchichas, podría interrumpir el consumo de yodo, por lo que debe asegurarse de evitarlos. Los nitratos que contienen los fertilizantes agrícolas, presentes en el agua potable contaminada, también han estado involucrados como una posible causa de cáncer de tiroides.14

Perclorato. Es un contaminante que se encuentra en las aguas subterráneas de los Estados Unidos, y en cantidades medibles en la leche, frutas y vegetales. En altas dosis, esta sustancia podría inhibir la función de la glándula tiroides. Incluso en dosis bajas, inhibe la absorción del yodo en la glándula tiroides, lo que puede provocar hipotiroidismo.15,16

¿Cuánto yodo necesita y cómo podría obtenerlo?

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud, la dosis diaria recomendada (RDA, por sus siglas en inglés) de yodo es:17

Edad RDA de yodo

Nacimiento hasta los 6 meses

110 mcg

7 a 12 meses

130 mcg

1 a 8 años

90 mcg

9 a 13 años

120 mcg

14 años y mayor

150 mcg

Mujeres embarazadas

220 mcg

Mujeres lactando

290 mcg

Siempre recomiendo obtener tantos nutrientes como sea posible a través de los alimentos y el consumo de yodo no es la excepción. Elija siempre frutas y vegetales orgánicos frescos, así como productos lácteos sin pasteurizar, orgánicos y de animales alimentados con pastura. Enseguida se encuentran algunos ejemplos de los alimentos que tienen un alto contenido de yodo:18,19

Queso

Si puede tolerar los productos lácteos, le agradará saber que el queso orgánico sin pasteurizar de animales alimentados con pastura, es alto en yodo. Por ejemplo, una porción de 1 onza de queso cheddar sin pasteurizar contiene alrededor de 10 a 15 mcg.

Arándanos y jugo de arándano

Aunque alrededor de 4 onzas de arándanos contienen 400 mcg de yodo, como en el caso de cualquier fruta, sugiero que consuma arándanos frescos u orgánicos, o jugo de arándano con moderación, debido a su contenido de fructosa.

Para evitar el azúcar añadido, es posible que deba preparar su propio jugo de arándano o comprar una marca que contenga un 100 % de jugo, sin azúcar añadida. (Evite los arándanos si padece cálculos en las vías urinarias o toma algún medicamento anticoagulante, como la warfarina).

Huevos

Un huevo grande y orgánico, de gallina campera, contiene aproximadamente 24 mcg de yodo.

Frijoles lima y blancos

Una taza de frijoles cocidos contiene alrededor de 16 mcg de yodo; una porción de media taza de frijoles blancos contiene 32 mcg. Si bien, los frijoles también son una excelente fuente de fibra, debe considerar que contienen lectinas dañinas para la salud.

Para disminuir el contenido de lectinas, siempre debe remojar los frijoles durante la noche y cambiar el agua varias veces. Utilice una olla de presión puede poder reducir la cantidad de lectinas, y solo consuma frijoles de forma ocasional.

Papas

Una papa al horno de tamaño mediano puede contener aproximadamente 60 mcg de yodo, por lo que es una de las fuentes más ricas de yodo entre los vegetales. Ya que las papas son muy fumigadas con pesticidas, debe asegurarse de comprar papas orgánicas; y debido a su alto contenido de almidón, le recomiendo comer papas con moderación.

Vegetales marinos

Los vegetales marinos como el arame, dulse, hiziki, kelp, kombu y wakame son excelentes fuentes de yodo. El kelp contiene 2 000 mcg por cada porción de 1 cucharada, y es la mejor fuente de yodo del planeta. En el extremo inferior de este grupo se encuentra el wakame, que contiene alrededor de 80 mcg por cucharada, un nivel que sobrepasa muchas otras fuentes de yodo.

Fresas

Una taza de fresas contiene alrededor de 13 mcg de yodo; pero al igual que con los arándanos, debe considerar que contienen fructosa. Debido a que las fresas son fumigadas con pesticidas, siempre debe comprar orgánicas.

Yogur

Ya que es una excelente fuente de probióticos naturales, una porción de yogur de 1 taza proporciona alrededor de 90 mcg de yodo. Elija un yogur elaborado con leche orgánica sin pasteurizar de animales alimentados con pastura y considere que, por lo general las variedades compradas en tiendas contienen azúcar añadida, colores y sabores artificiales, así como otros ingredientes que no son saludables.

Para obtener la mejor opción de yogur, es posible que deba elaborarlo en casa. Vea mi receta "Cómo hacer yogurt casero y fresco".

Efectos en la salud relacionados con la deficiencia de yodo

Si bien, incluir yodo en la sal de mesa fue una estrategia eficaz utilizada para incrementar los niveles de yodo durante décadas, ha perdido su efecto en una porción cada vez mayor de población en los Estados Unidos.

La razón principal es porque la sal de mesa ha dejado de ser tan popular y muchas personas han optado por renunciar a este alimento que alguna vez fue omnipresente, en particular en los países desarrollados en los que se han vuelto más populares otros tipos de sal.

En los últimos años, los tipos de sal sin procesar, como por ejemplo la sal marina y sales minerales, tal como la sal rosa del Himalaya, que es mi favorita, han adquirido mayor popularidad. Aunque las sales minerales son excelentes fuentes de minerales, como el calcio, magnesio, fósforo, potasio y vanadio, es posible que no contengan yodo, ya que no se les añade.

En el pasado, el yodo también se agregaba en la harina, pero desde entonces ha sido reemplazado por bromuro y cloro, lo cual tan solo agrava el problema. Como señaló Teitelbaum, el cloro agota aún más los niveles de yodo en el cuerpo.20

Los síntomas/efectos más comunes de deficiencia de yodo son:21

  • Cáncer. Su consumo de yodo está directamente relacionado con la salud de los senos porque este mineral proporciona una gran cantidad de beneficios antioxidantes. La deficiencia de yodo está vinculada con el cáncer de mama y tiroides. La buena noticia es que el yodo está involucrado en la apoptosis—la muerte celular programada que es necesaria para desarrollar nuevas células y eliminar las células enfermas.
  • Fatiga y debilidad. Ya que el yodo es importante para producir energía en el cuerpo, la carencia de este mineral podría causar fatiga y sueño. Además, la falta de este elemento podría hacer que se sienta irritable y de mal humor.
  • Bocio. En pocas palabras, el bocio es una inflamación anormal de la glándula tiroides debido a la insuficiencia de yodo. Esta enfermedad no solo causa una notable protrusión en la base del cuello, sino que los tipos más graves podrían provocar tos e incluso dificultad para respirar y deglutir.
  • Esterilidad. Dada su importancia para regular la función de la tiroides y hormonas, el yodo también desempeña un rol en la infertilidad.
  • Otras preocupaciones. Debido a que el yodo es crucial para tener una función tiroidea adecuada, la carencia de este mineral podría desencadenar hipotiroidismo. Cuando la glándula tiroides es hipoactiva puede causar estreñimiento, piel reseca, fatiga, pérdida de cabello e inesperado aumento de peso, entre otros síntomas.

Dadas las crecientes tasas de deficiencia en la función de la tiroides a nivel mundial, en particular en los países desarrollados, sería prudente asegurarse de obtener suficiente cantidad de yodo de forma cotidiana.

Si bien, no recomiendo la sal de mesa porque ha perdido gran cantidad de sus nutrientes, existen muchas fuentes saludables de yodo. Si por alguna razón no puede consumir ninguno de esos alimentos, consulte con su médico la posibilidad de tomar un suplemento de yodo de alta calidad.

Este mineral esencial es demasiado importante como para omitirlo. Si presenta algún síntoma de deficiencia de yodo, puede implementar una o dos de las siguientes medidas para determinar su estado de yodo:

  • Como se explicó en el video de abajo, debe realizar una simple prueba casera en la piel por medio de tintura de yodo de color naranja
  • Solicite a su profesional de la salud que verifique sus niveles de yodo por medio de una prueba de carga de yodo o análisis sanguíneo
Video disponible solo en ingles