Los riesgos del exceso de cerilla

cerilla

Historia en Breve -

  • La cerilla, también conocida como cerumen, se produce dentro del canal auditivo para proteger el oído y la audición; sin embargo, la acumulación de cerilla, especialmente en las personas mayores, podría desencadenar graves problemas como la pérdida de la audición
  • El deterioro cognitivo acelerado está relacionado con la pérdida de audición, lo cual afecta sobre todo a los adultos mayores; la acumulación de cerumen también puede desencadenar dolores de oído, mal olor, zumbido en los oídos y secreción del canal auditivo
  • Algunos experimentan mayor producción de cerilla, que es provocada por la deficiencia de grasas omega-3; los niveles insuficientes también se asocian con un aumento en el riesgo de enfermedades cardiovasculares y muerte por todas las causas
  • La limpieza con hisopos de algodón u otros objetos pequeños puede provocar pérdida de la audición; el método más simple y seguro es ablandar la cerilla con aceite de coco u oliva y luego agregar peróxido de hidrógeno para eliminarla. Consulte a su médico si experimenta problemas recurrentes

Por el Dr. Mercola

La cerilla, técnicamente conocida como cerumen, es producida por las glándulas dentro de su canal auditivo. Puede ser una sustancia cerosa de color gris, naranja o amarillo, y está diseñada para proteger, limpiar y lubricar el canal auditivo. También proporciona protección contra los insectos, agua y bacterias.

La cerilla se conforma de células muertas de la piel, cabello y secreciones de glándulas en el canal auditivo externo. Otras sustancias incluyen una enzima antibacteriana llamada lisozima, ácidos grasos, alcoholes y colesterol.

De hecho, el cerumen en realidad no es cera, sino una mezcla de agentes autolimpiadores hidrosolubles que poseen propiedades protectoras, lubricantes y antibacterianas.

Por lo general, el exceso de cerilla encuentra la manera de salir del conducto auditivo externo, y lleva consigo suciedad, polvo y otras pequeñas partículas.

De acuerdo con las recomendaciones emitidas por la Academia Americana de Otorrinolaringología ─ Fundación de Cirugía de Cabeza y Cuello, hasta dos tercios de las personas que viven en residencias para personas mayores podrían sufrir una afección en la cual la cerilla se acumula hasta el punto en que podría bloquear por completo el canal auditivo.1

La acumulación de cerilla en las personas mayores aumenta otros riesgos

Cuando la acumulación pasa desapercibida en las personas de edad avanzada, puede plantear serios problemas. Por lo general, la cerilla es parte de un proceso de autolimpieza, pero en el 10 % de los niños pequeños, 20 % de los adultos y más del 30 % de los ancianos, se acumula y no es expulsada.2

En el 2016, el programa federal Medicare de los Estados Unidos pagó cerca de 1.7 millones de dólares en servicios para la extracción de cerilla. El Dr. Seth Schwartz, un otorrinolaringólogo de Seattle que contribuyó de forma definitiva a actualizar las recomendaciones recientes, indicó:3

"En pacientes de edad avanzada es bastante común. Parece algo tan básico, pero es una de las razones más comunes por las cuales las personas presentan problemas relacionados con la audición".

Cada año, el exceso de cerilla es responsable de casi 12 millones de visitas a un proveedor de atención médica, incluidos 8 millones de casos que requieren de una extracción dentro del consultorio.4

Schwartz informa que la mejor manera de controlar la cerilla es dejarla en paz. Sin embargo, esto puede ser contraproducente cuando los oídos de las personas mayores en instituciones de cuidado permanecen sin atención.

El bloqueo de un canal auditivo no es visible desde el exterior, sino que requiere de la revisión de un profesional con un otoscopio para determinar si la cerilla está bloqueando el canal. Los efectos de la extracción podrían ser inmediatos, sobre todo en la población de personas mayores.5

Un pequeño estudio6 descubrió mejoras significativas en la audición y rendimiento cognitivo en aquellos con trastornos de la memoria luego de limpiar un conducto auditivo afectado.

Julie Brown, directora asistente de enfermería en la unidad de apoyo para la memoria de la residencia para personas mayores “Silver Ridge Assisted Living”, informa que la cerilla resulta ser un problema específico de las personas con demencia, ya que empeora la pérdida auditiva, lo que impide la comunicación y aumenta la agresividad y otras complicaciones conductuales.7

Brown señala que incluso en cuanto se elimina la cerilla, la conducta mejora de forma expedita. Si el canal auditivo se ve afectado por la cerilla, puede provocar dolores de oído, infecciones y otros problemas. Cuando se aloja de una manera específica, puede estimular una rama del nervio vago que irriga el oído externo, lo que desencadena la tos.8

La pérdida auditiva relacionada con el deterioro cognitivo

De acuerdo con Jackie Clark, audióloga certificada y presidenta de la Academia Americana de Audiología:9

"La cantidad excesiva de cerilla puede causar pérdida auditiva o zumbido en los oídos. Algunas personas experimentan vértigo, lo que aumenta el riesgo de caídas. Ahora, vemos cierta correlación entre la pérdida de la audición y el deterioro cognitivo".

La pérdida de audición se presenta en casi 1 de cada 3 personas mayores de 65 años de edad y en cerca del 50 % de las personas mayores de 75. Esta estadística hace que la pérdida auditiva sea uno de los padecimientos más comunes que afectan a los adultos mayores, lo que es importante para la comunicación y la calidad de vida en general.

En un estudio10 financiado por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, los datos de la investigación indicaron que la pérdida auditiva puede afectar la cognición y el riesgo de demencia en adultos mayores.

Otro estudio publicado (en inglés) en la Revista de la Asociación Médica Americana11 halló que la pérdida auditiva se asocia de manera independiente con el rápido deterioro cognitivo en los adultos mayores que viven en residencias comunitarias.

Sin embargo, otro estudio de la Universidad Johns Hopkins12 encontró que las personas mayores con pérdida auditiva tienen más probabilidades de desarrollar problemas para pensar y recordar que aquellos con una audición normal. En este estudio, los voluntarios con pérdida auditiva se sometieron a varias pruebas cognitivas durante seis años.

La información obtenida demostró un deterioro cognitivo hasta un 40 % más rápido en las personas con discapacidad auditiva en comparación con las personas cuya audición era normal. Los niveles de deterioro de la función estaban directamente relacionados con el porcentaje de pérdida auditiva. El Dr. Frank Lin, autor principal, comentó lo siguiente:13

"Nuestros resultados demuestran que la pérdida auditiva no debe considerarse parte irrelevante del envejecimiento, ya que podría tener consecuencias graves a largo plazo para el funcionamiento cerebral saludable.

Nuestros hallazgos enfatizan en lo importante que es para los médicos hablar sobre la audición con sus pacientes y ser proactivos al abordar cualquier disminución de la audición a lo largo del tiempo".

Por qué los oídos necesitan cantidades saludables de cerumen

Los oídos producen cerilla de forma continua, por lo que lo ideal es mantener la cantidad correcta en sus canales auditivos. Lo mejor es no alterar la cantidad de cerilla ni tratar de extraerla con hisopos de algodón u otros dispositivos. De hecho, tener muy poca cerilla en el canal auditivo podría hacer que sus oídos se sientan secos e irritados.

La función de la cerilla es proteger sus oídos y les proporciona lubricación. El compuesto evita que el polvo, bacterias y otros gérmenes entren y dañen su oído, atrapa la suciedad y ralentiza el crecimiento de bacterias. Hay dos tipos de cerumen: húmedo, que es pegajoso y de color amarillo o marrón, y el seco, que es de color gris o marrón claro y más grumoso.

Tiene un solo gen que determina el tipo de cerumen que tiene. El cerumen seco es más común entre las personas de países de Asia oriental, mientras que el cerumen húmedo predomina en las poblaciones africanas y europeas.

Es curioso que el mismo gen que determina la cerilla seca también es responsable de la reducción del olor corporal en las axilas de las personas de China, Japón y Corea.14

El movimiento de la cerilla a través de su canal auditivo es ayudado por los movimientos de su mandíbula, como hablar o masticar. Una vez que llega al oído externo, simplemente se cae o se limpia durante el baño. Los síntomas que indican que tiene un exceso de cerumen acumulado incluyen:15

Evidente acumulación de cerilla

Tinnitus o zumbido en los oídos

Mal olor proveniente de los oídos

Picazón severa

Frecuentes dolores de oído

Perdida parcial de la audición

Sensación de oídos tapados

Sensación de que hay algo llenando los oídos

Secreción del canal auditivo

La deficiencia de Omega-3 podría ser el problema

Si tiene problemas para eliminar la cerilla de sus oídos, considere aumentar su consumo de grasas omega-3, ya que el frecuente exceso de acumulación de cerilla puede relacionarse con deficiencia de omega-3. La solución es simple: Consuma más pescado rico en omega-3 o tome un suplemento de omega-3 de origen animal de alta calidad, como el aceite de kril.

Las grasas omega-3 de origen animal contienen ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA). Algunas buenas fuentes alimenticias incluyen a las sardinas, anchoas, caballa, arenque y salmón silvestre de Alaska.

La deficiencia de Omega-3 es común en el tipo de alimentación occidental, y el problema empeora por el hecho de que la mayoría de los alimentos procesados son ricos en grasas omega-6. Esto aumenta aún más el desequilibrio entre las grasas omega-3 y omega-6.

Las grasas omega-3 ejercen un impacto en su cerebro, huesos y salud mental. La cantidad que necesita depende del tamaño de su cuerpo, edad, estado de salud y tipo de grasa omega-3 que esté consumiendo. Si bien no existe una dosis estándar recomendada, algunas organizaciones de salud recomiendan una dosis diaria de 250 a 500 mg de EPA y DHA para adultos saludables.

Es importante recordar que esto se aplica al EPA y DHA de origen animal y no al ALA que se encuentra en la grasa omega-3 de origen vegetal.

Para obtener más información acerca de las diferencias entre el omega-3 de fuentes vegetales y animales, y por qué no se pueden emplear de forma indistinta, consulte mi artículo "Las diferencias fundamentales entre las grasas omega-3 de fuentes vegetales y animales marinos".

Una investigación financiada por los Institutos Nacionales de Salud16 destaca el valor de consumir niveles adecuados de grasas omega-3 EPA y DHA para evaluar su riesgo de desarrollar ciertas enfermedades.

El aumento de los niveles de omega-3 redujo el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, y se encontró una fuerte asociación entre los bajos niveles de omega-3 y la muerte por cualquier otra causa.

Lo que debe y no debe hacer para limpiar sus oídos

Los hisopos de algodón no están diseñados para insertarse en los oídos, y al hacerlo podría dañar su tímpano, piel o los pequeños los osículos que son fundamentales para la audición.

De hecho, insertar cualquier objeto en su oído podría dañar su piel y empujar la cerilla a mayor profundidad, lo que bloquea por completo el canal auditivo y puede provocar pérdida de audición, mareos, zumbidos y otros síntomas de lesión en los oídos.

Otra práctica peligrosa es el uso de velas para los oídos. Se han usado desde en el año 2500 a.C. cuando las antiguas culturas hacían referencia al uso velas en los pergaminos descubiertos en Oriente.17

Los estudios18,19 han demostrado que, en los también conocidos conos de oído, el canal auditivo sufre lesiones durante el proceso, las cuales incluyen el depósito de cera de vela dentro de los conductos auditivos, quemaduras externas y perforación de los tímpanos que no logra eliminar exitosamente la cerilla.

Si tiene exceso de cerumen, hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a incentivar la salida de la cerilla. Si de lo contrario tiene oídos saludables, no tiene tubos auditivos, perforaciones en el tímpano y tampoco padece diabetes, puede intentar limpiar el exceso de cerilla de sus propios oídos de forma inocua.

La forma más sencilla es primero ablandar la cerilla al colocar unas gotas de aceite de oliva, aceite de coco o una solución salina normal en el oído. Luego, vierta una tapa de peróxido de hidrógeno al 3 % dentro del oído para extraer la cerilla. Escuchará un burbujeo, lo cual es completamente normal, y posiblemente sienta una sensación de picazón.

Una vez que la cerilla se ablanda, a menudo sale del conducto auditivo por sí sola.

Usar peróxido de hidrógeno en los oídos también puede ayudar a mejorar las infecciones respiratorias, como los resfriados y la gripe.

Si la cerilla le representa un problema, es posible que necesite consultar a su médico para irrigar el conducto auditivo con una jeringa o extraerla con los instrumentos adecuados. Esto debe restringirse a un profesional ya que, si se realiza de manera incorrecta, puede dañar el tímpano.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario