Medicina homeopática basada en evidencia

homeopatia

Historia en Breve -

  • Los fundamentos de la homeopatía fueron desarrollados originalmente por el Dr. Samuel Hahnemann (1755-1843), un médico de Alemania al servicio de la Familia Real, y se basan en la Ley de Semejanza o Similitud, también conocida como "lo semejante cura lo semejante"
  • En 1900, la homeopatía era una de las terapias más populares en los Estados Unidos donde se contaban con 22 escuelas de medicina homeopática. Esto comenzó a cambiar en 1901, cuando se estableció el Instituto Rockefeller para la Investigación Médica, y en 1910, cuando la Fundación Carnegie en colaboración incógnita con la AMA publicó el "Informe Flexner", con el fin de reemplazar la homeopatía y herbolaria con medicamentos químicos
  • Cuanto más tiempo un medicamento se someta a cierto proceso farmacológico de "potenciación", es decir, una dilución en serie con agitación enérgica, será más eficaz y duradero, pues sus nanodosis pueden penetrar la barrera hematoencefálica y membranas celulares con mayor facilidad
  • Existen más de 300 ensayos doble ciego y controlados con placebo que han sido publicados en revistas médicas revisadas por pares, como The Lancet, The British Medical Journal, Pediatrics, Rheumatology, la revista Cancer y muchas otras más
  • De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, algunos remedios homeopáticos no contienen ningún ingrediente activo, y aun así, afirman que pueden ser peligrosos

Por el Dr. Mercola

La homeopatía ha sido un tipo de medicina durante cientos de años. Dana Ullman, cuyo padre era médico, pediatra y alergólogo, ha dedicado una gran parte de su vida profesional a la práctica de la homeopatía. Ullman incursionó en este arte médico en 1973 como estudiante de la Universidad de California (UC) en Berkeley.

"Un médico egresado de Stanford y un partero, fundaron un grupo de personas para poder estudiar la homeopatía en colaboración: 3 médicos, 2 enfermeras, 2 maestros de yoga, 1 dentista y varias personas ajenas al ámbito.

Durante 5 años nos reunimos todas las semanas. En los últimos días de esa época, en 1976, tuve el honor de ser arrestado por practicar medicina sin licencia.

Ganamos un importante acuerdo judicial al diferenciar la atención médica del cuidado de la salud. Dejamos en claro que no estaba tratando una enfermedad, sino que estaba tratando a una persona con una enfermedad.

Los tribunales acordaron que era una interpretación razonable y que no habría mayor inconveniente siempre y cuando redactara contratos con mis pacientes donde se señalara la diferencia entre la atención médica y cuidado de la salud, y siempre y cuando remitiera a los pacientes a la atención médica, que es lo que evito.

Así que desde ese entonces he estado haciendo esto", dice Ullman.

La definición de homeopatía

Los fundamentos de la homeopatía fueron desarrollados originalmente por el Dr. Samuel Hahnemann (1755-1843), un médico de Alemania al servicio de la Familia Real, y se basan en la Ley de Semejanza o Similitud, también conocida como "lo semejante cura lo semejante".

"La homeopatía es un tipo de medicina natural que utiliza nanodosis, que son muy pequeñas dosis de plantas, minerales, animales y químicos", explica Ullman.

"Buscamos encontrar cualquier síntoma toxicológico que la sustancia pueda causar. Y cuando sabemos qué síndrome o síntoma causa la sustancia en una dosis tóxica, podemos utilizarla en dosis especialmente preparadas para tratar el síndrome que causa.

La lógica que subyace a esto... [es que] su cuerpo hace todo lo posible para sobrevivir. Sus síntomas no son el resultado del colapso de su salud. Sus síntomas son el resultado de ese médico en su interior que trata de defenderlo y curarlo. Sus síntomas son parte de sus defensas.

Y la misma palabra, "síntoma" significa signo o señal, y los síntomas son solo eso. Nos están indicando que algo está mal. En la homeopatía, en lugar de apagar esa señal, la conviertes en el contravolante.

Una de las cosas que quizás le haya enseñado su maestro de manejo es que cuando se derrapa, debe girar hacia ese mismo lado; esa es la mejor manera de controlar el vehículo y detenerse con mayor facilidad...

Casi el 20 % de nuestros pacientes con enfermedades crónicas, [exhiben] una crisis curativa al principio, donde sus síntomas empeoran... en las primeras 48 horas. En ocasiones, vuelven a experimentar síntomas pasados que no habían tenido en muchos meses, años o incluso décadas...

En especial, se suscitan problemas cutáneos, o bien, las mujeres pueden tener una menstruación temprana que se coagulará, porque es como si estuvieran experimentando una desintoxicación.

Cuando comienzan a hablar sobre la reaparición de los viejos síntomas, estos solían tratarse de forma alopática y, por lo tanto, se suprimían. Una de las cosas que las personas deben entender es que cuando decimos que las medicinas convencionales funcionan, con demasiada frecuencia se trata de una mala noticia.

Esto significa que fueron eficaces para suprimir un síntoma y una enfermedad, y desde un punto de vista homeopático, la razón por la cual existen más enfermedades mentales, cáncer, cardiopatías, fatiga crónica y disfunción inmunológica es porque tratamos las enfermedades de forma supresiva.

La conexión entre nuestro cuerpo y mente es tan magnífica que hace todo lo posible para defenderse y curarse. Cualquier síntoma que experimentamos, refleja el mejor esfuerzo que nuestro cuerpo está haciendo en ese momento para defendernos.

Si cortamos esa defensa, es como si el cuerpo se rindiera y se reprimiera, por lo que más tarde se desarrolla un nuevo síndrome de gravedad".

La homeopatía fue uno de los principales tratamiento médicos hasta 1901

En 1900, la homeopatía era una de las terapias más populares en los Estados Unidos, donde se contaban con 22 escuelas de medicina homeopática, como la Universidad de Boston, la Universidad de Michigan, la Universidad Estatal de Ohio, la Universidad de Minnesota, la Universidad de Iowa y la Universidad de Medicina de Nueva York, que en ese entonces se llamaba New York Homeopathic Medical College (Colegio de Medicina Homeopática de Nueva York).

Todo esto cambió en 1901, cuando se estableció el Instituto Rockefeller para la Investigación Médica y en 1910, cuando la Fundación Carnegie en colaboración incógnita con la Asociación Médica Estadounidense (AMA, por sus siglas en inglés) publicó el "Informe Flexner", con el fin de reemplazar la homeopatía y otras medicinas naturistas, como la fitoterapia o herbolaria, con medicamentos químicos.

Dana Ullman también profundiza en algunas cuestiones de estos orígenes, así que, si quiere descubrir más al respecto, escuche el audio o lea la transcripción aquí (ambas disponibles solo en inglés). He aquí una pequeña muestra:

"En 1860, la homeopatía comenzaba a adquirir gran relevancia y era apreciada por los eruditos de Estados Unidos, así como por casi todos los grandes literatos —las figuras del trascendentalismo, como Mark Twain hasta William James, Emily Dickinson, Louisa May Alcott y Harriet Beecher Stowe— fueron grandes defensores de la misma.

La Asociación Médica Estadounidense (AMA, por sus siglas en inglés) se sentía tan amenazada que en su código de ética escribieron que si un médico convencional consultaba a un homeópata sobre un paciente, perdería su afiliación a dicha Asociación.

En la década de 1860, eso significaba que perdería su licencia médica hasta que, finalmente, los homeópatas se organizaron y crearon una junta médica independiente. De este modo, si su licencia fuese revocada por la AMA, al menos podría acudir a los homeópatas".

Conceptos básicos de la homeopatía

Los remedios homeopáticos en esencia son nanomedicinas. Un estudio de 2012 publicado en la revista Langmuir, editada por la American Chemical Society (ACS), analizó 6 medicamentos homeopáticos —oro, plata, cobre, estaño, zinc y platino— en 3 diluciones:

  • 1 a 100, 6 veces
  • 1 a 100, 30 veces
  • 1 a 100, 200 veces

De acuerdo con uno de los principios de la química si diluye algo del 1 al 100, 12 veces, ninguna de las moléculas originales permanecerá. Esta es una estimación matemática que resulta ser falsa. Ullman explica:

"Lo que realmente sucede —y que es bastante sorprendente— es lo siguiente. En la homeopatía, usamos tubos de ensayo hechos de vidrio... porque pensábamos que el vidrio era inerte. Pero adivine qué, no lo es.

La espectroscopia moderna [muestra] que si toma agua bidestilada, que es el agua de calidad farmacéutica más conocida en la actualidad... [y] la agita enérgicamente en un recipiente de vidrio, las nanoburbujas [golpean] las paredes laterales y 6 partes por millón de los fragmentos de sílice se caen al agua.

La agitación enérgica, las 40 sacudidas, crean turbulencias y aumentan la presión del agua en un índice que, el jefe del Departamento de Ciencia de Materiales de Stanford estima, es de 10 000 atmósferas ... Esto significa que cualquier elemento que se esté haciendo en un medicamento será introducido en estos fragmentos de sílice.

Luego, cuando tira el 99 % del agua para hacer una dilución, muchos de los fragmentos se adhieren a las paredes de vidrio. Este estudio de la ACS encontró que no importa cuántas veces se hayan hecho estas diluciones [los fragmentos permanecen].

Se utilizaron 3 tipos de espectroscopia para medir el oro, plata, cobre, estaño, zinc o platino originales en el agua.

¿Y adivine qué? Las hormonas de nuestro cuerpo y muchos de nuestros neurotransmisores funcionan a niveles de nanodosis. En realidad, encontraron nanodosis de cada una de estas sustancias, sin importar cuántas veces hicieran estas diluciones...

Cada vez que vea un medicamento homeopático que diga 6 X – X es un número romano para 10 – eso significa que se diluyó de 1 a 10, 6 veces, 12 veces o 30 veces.

Cuando tiene una C después de eso, es el número romano para centesimal. Eso significa que se diluyó de 1 a 100. Dos C serían de 1 a 1 000. M corresponde al valor de 1000. Eso significa que se diluyó de 1 a 100, 1 000 veces. Ahora incluso tenemos 50 000, 100 000 [veces] e incluso más.

Tras 200 años de experiencia clínica y haber tratado a decenas de millones de pacientes, hemos encontrado en reiteradas ocasiones que cuanto más tiempo los medicamentos se sometan a este proceso de potenciación, su acción será más prologada y profunda, y se necesitarán menos dosis".

Menos es más

Dicho de otra forma, cuanto más diluido está el medicamento, más efectivo se vuelve. Si bien esto puede sonar extremadamente paradójico para la mente moderna, existe una buena explicación para ello. En primer lugar, estas nanodosis son capaces de penetrar la barrera hematoencefálica, por lo que se adentran en lo más profundo de su cerebro.

Estas nanopartículas también pueden entrar en las membranas celulares con mayor facilidad sin activar un mecanismo de defensa. Una dosis más concentrada puede activar una señal de alarma en la célula, lo que hace que la membrana se bloquee para evitar la entrada de toxinas o sustancias extrañas.

"Una vez que está dentro del cerebro, el cuerpo piensa: 'Nos acaban de infiltrar plomo, plata u oro. ¿Cómo me deshago de él?' Cuando un paciente exhibe los síntomas del oro o de la sustancia en su organismo, el cuerpo tiene una poderosa reacción inmunológica que comienza a curarlo", explica Ullman.

Otro importante beneficio es que no conlleva efectos secundarios. Si selecciona el remedio equivocado, no pasa nada. No hay reacción alguna; no hay beneficio, pero tampoco hay efecto adverso.

¿Hay evidencia científica que demuestre que la homeopatía funciona?

Por lo general, los medios de comunicación le dirán que ninguna evidencia avala que la homeopatía funcione.

Sin embargo, existen más de 300 ensayos doble ciego y controlados con placebo que han sido publicados en revistas médicas revisadas por pares, como The Lancet, The British Medical Journal (BMJ), Pediatrics; Chest American College of Chest Physicians, Cancer (la revista de la Sociedad Americana contra el Cáncer), Rheumatology (la revista de la Sociedad Británica de Reumatología), Pediatric Infectious Diseases Journal, y muchas otras más.

"Muchas de las mejores revistas del mundo han publicado estudios favorables para la homeopatía", dice Ullman. "Así que, cuando alguien le afirme que ninguna evidencia avala que la homeopatía funcione, le está informando mal, o bien, le está mintiendo directamente.

Debe darse cuenta que es una mentira, y debe recordar que las grandes compañías farmacéuticas se anuncian en los noticieros televisivos para que puedan apropiarse de las noticias...

Esa es una de las razones por las que no obtenemos información precisa sobre terapias naturales y sobre la importancia que amerita la inocuidad de las vacunas. Esto se debe a que las grandes compañías farmacéuticas poseen y operan las noticias...

Y si cree que la medicina convencional es científica, tenga en cuenta que las estadísticas muestran que, el año pasado, se recetaron suficientes medicamentos para darle 13 medicamentos bajo receta a cada hombre, mujer y niño de los Estados Unidos.

Sin embargo, no existe evidencia que avale la seguridad o eficacia de consumir diversos medicamentos en simultaneidad. No se dedican a la ciencia de esa manera. La medicina convencional yace sobre arenas movedizas. La base empírica es sumamente limitada".

La AMA también ha hecho grandes esfuerzos para mantener a la homeopatía contenida, y si no fuera por la Asociación, habría mucha más investigación científica que respalde este tipo de medicina.

La historia que se muestra a continuación es solo una de las muchas que Ullman relató durante la misma entrevista (escuche el audio o lea la transcripción aquí; ambas disponibles solo en inglés):

"Todos conocemos de alguna manera u otra a la Fundación Sloan Kettering. Sin embargo, lo que las personas no saben es que Charles Kettering era un gran defensor de la homeopatía. Kettering era vicepresidente de General Motors (GM).

Alfred Sloan era presidente de GM, pero Kettering era el inventor. Él fue quien desarrolló la batería eléctrica. La batería de Delco era su compañía.

En 1920, donó USD$ 1 millón a la Universidad Estatal de Ohio para el departamento de investigación de las escuelas de medicina homeopática.

Y sin imaginárselo, un mes después, uno de los miembros principales de la AMA se reunió con el presidente de la Universidad Estatal de Ohio y le dio un ultimátum.

Le advirtió que la AMA degradaría la categoría de su escuela de medicina convencional alopática (la Universidad Estatal de Ohio tenía una escuela de medicina homeopática y una alopática), a menos que le devolvieran ese millón de dólares a Kettering.

Resulta que el presidente de la Universidad Estatal de Ohio le devolvió a Kettering el millón de dólares que debía estar destinado a la investigación homeopática. Le reitero, un millón de dólares en 1920 equivale a cerca de mil millones de dólares en la actualidad".

La postura irracional de la FDA

Ahora bien, en cuanto a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, su postura sobre la homeopatía es irracional, por no decir algo más. Por un lado, afirma que no contiene ningún ingrediente activo; lo cual equivale a decir que en esencia, es un placebo, pero por otro lado afirma que los remedios homeopáticos son peligrosos.

Como explicó Ullman, la FDA se creó a principios de 1900, pero en realidad la agencia no tuvo injerencia alguna hasta 1938, durante la administración de Franklin D. Roosevelt, cuando el senador de Nueva York, Dr. Royal Copeland, escribió la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos (FD&C, por sus siglas en inglés) de 1938, que le imputó a la FDA la regulación de los medicamentos.

Ullman nos ha proporcionado los siguientes antecedentes históricos en este sentido:

"Royal Copeland no era solo un senador. Era un médico, un médico homeópata. Era el decano de la Escuela de Medicina Homeopática de Nueva York. Antes de eso, fue el alcalde de Ann Arbor, donde creció. Fue un profesor de la Universidad de Michigan y tenía un departamento de homeopatía.

Una parte de esta legislación reconoció a la homeopatía al mismo nivel que la Farmacopea de los Estados Unidos. La farmacopea de los Estados Unidos y la Farmacopea Homeopática compartían un plano de igualdad.

Luego, a finales de los años 70, la FDA consideró que los medicamentos homeopáticos eran mayormente medicamentos de venta libre, porque son tan seguros que su uso no requiere una receta médica.

Hasta ese momento, la FDA y los homeópatas llevaban una buena colaboración laboral. De hecho, hasta hace literalmente 1 o 2 años, llevábamos una buena colaboración y se permitían nuestros medicamentos.

Existían ciertos medicamentos [homeopáticos] que solo los médicos y los médicos naturópatas podían recetar debido a ciertos problemas con las dosis. Estábamos de acuerdo con eso, pero la gran mayoría de los medicamentos eran de venta libre.

Sin embargo, en el último par de años, comenzaron a cambiar las regulaciones gracias a la presión ejercida por las grandes compañías farmacéuticas y los escépticos de la homeopatía. No sabemos a ciencia cierta lo que planean hacer, ahora dicen que están cambiando el modelo actual a lo que denominan modelo de riesgo y beneficio.

En vista de que su posición es que la homeopatía no proporciona beneficio alguno, nos preocupa que encuentren riesgos diminutos en distintas cosas, como hicieron con las tabletas de dentición de Standard Homeopathic o Hyland's Inc. Por el momento estamos esperando que presenten los detalles de sus [nuevas] pautas.

Muchos de nosotros les hemos escrito en detalle nuestras recomendaciones. Ahora estamos listos para que nos respondan... Dicen que mantendrán la mayoría de los remedios homeopáticos, pero me preocupa que puedan reducir el acceso a lo que conocemos como nosodes homeopáticos.

Los nosodes son medicamentos homeopáticos, sumamente diluidos y hechos de diferentes bacterias y virus. En la actualidad, solo los médicos, los médicos naturópatas y los homeópatas profesionales tienen acceso a estos nosodes. Estoy de acuerdo con esta medida, pero sería un gran problema [si los retiran]".

La homeopatía frente a los medicamentos

Cabe recordar que la FDA aprueba todos los medicamentos farmacéuticos, y que la persona promedio en los Estados Unidos toma 13 de ellos de manera simultánea – y muchos de estos tienen una justificación endeble para su uso. Por norma común, los medicamentos nunca tratan las causas subyacentes. Abordan los síntomas al suprimirlos.

Muestra de la locura de este modelo es que los medicamentos, cuando se recetan y toman correctamente, matan año con año a cerca de 106 000 personas en los Estado Unidos.

Sin embargo, en nombre de la "protección de la salud pública", la FDA afirma que los remedios homeopáticos deben ser controlados porque pueden ser peligrosos, aunque no contengan un ingrediente activo. Tal y como lo señaló Ullman:

"Aquí es donde sus detectores de patrañas necesitan mejorar, porque es sumamente evidente que los medicamentos homeopáticos son más seguros.

Reducir el acceso... a los medicamentos seguros, y tener total acceso a tantos medicamentos convencionales, que son sumamente peligrosos, sería el epítome de una 'doctadura'. Esa es una palabra que yo mismo inventé.

También existe lo que yo llamo 'chovinismo médico'. Existe el supuesto de que solo hay una manera de curar a las personas. Usted y yo, y apuesto a que el resto de las personas que escuchan esto, saben que existen otros métodos. Tenemos que defendernos a nosotros mismos".

Más información

Para descubrir más sobre la homeopatía u obtener los servicios de Ullman, visite los sitios web Homeopathic.com y HomeopathicFamilyMedicine.com. Para consultarle alguna pregunta directamente, también puede escribirle a email@homeopathic.com.

Asimismo, Ullman creó un curso en línea llamado "Learning to Use a Homeopathic Medicine Kit" (Cómo usar un kit de medicina homeopática), que está disponible solo en inglés en www.HomeopathicFamilyMedicine.com.

Este curso es para personas ajenas al ámbito médico o profesionales de la salud que no buscan convertirse en un homeópata con licencia, pero que aun así les gustaría aprender a usar remedios simples para las lesiones comunes y diversas enfermedades que no ponen en peligro la vida.

El libro electrónico adjunto, "Evidence-Based Homeopathic Family Medicine" (Medicina familiar homeopática con bases empíricas), cuenta con casi 550 páginas y contiene referencias específicas, donde se incluyen enlaces a estudios publicados. De igual forma, podrá encontrar diversos tutoriales en video.

Otro grandioso recurso es el National Center for Homeopathy (NCH), que es la organización líder de homeópatas. El centro con un par de sitios web, como HomeopathyCenter.org, donde puede encontrar una lista de homeópatas calificados y una útil función de búsqueda "Find a Remedy" (Encontrar un remedio).

El NCH también organiza una conferencia anual y publica una revista bimestral. En palabras del propio Ullman: "Ellos están haciendo la labor más importante".

Por último, también hay un grupo de madres en el Estado de Texas llamado "Americans for Homeopathy Choice" (Estadounidenses a favor de la homeopatía). El grupo ha estado formulando peticiones a favor de este tipo de medicina. "Realmente apoyo su trabajo", dice Ullman.

"Por último, sé que muchas personas ingresan a Amazon para comprar libros homeopáticos, medicamentos y otras cosas, pero quiero animarlos a que, cuando sea posible, utilicen fuentes homeopáticas y de medicina natural para obtener sus medicamentos.

Tenemos que apoyar a las organizaciones. Tenemos que apoyar a las empresas en este ámbito. Porque si no lo hacemos, ¿quién podrá ayudarnos cuando la FDA y otras mega compañías comiencen a atacar a la homeopatía?

Puede conocer más sobre la homeopatía y el trabajo de Dana Ullman en el artículo anterior, "Agua y homeopatía: los últimos descubrimientos de la ciencia vanguardista".