Tomar café podría disminuir en un 29 % el riesgo de diabetes

Historia en Breve -

  • Un metaanálisis sobre 30 estudios de más de 10 años de investigación sugirió que consumir café de forma habitual podría disminuir hasta en un 29 % el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2
  • Si bien, los resultados apuntan que el café con cafeína y descafeinado tienen efectos metabólicos favorables, la disminución en el riesgo de diabetes tipo 2 estuvo más fuertemente relacionada con las infusiones con cafeína
  • Los investigadores afirman que su riesgo de diabetes tipo 2 podría disminuir un 6 % por cada taza de café adicional al día
  • El café negro orgánico es la opción más saludable y, definitivamente, una mejor fuente de cafeína que las sodas o bebidas energéticas

Por el Dr. Mercola

Después de realizar una revisión sistemática de más de 10 años de investigación, los científicos del centro sueco, Karolinska Institutet, concluyeron que consumir café de forma habitual podría disminuir hasta en un 29 % el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.1

Cabe destacar que, si bien los resultados sugieren que tanto el café con cafeína como el descafeinado pueden tener efectos metabólicos favorables, la disminución en el riesgo relacionado con las primeras etapas de diabetes de tipo 2 parece estar más fuertemente vinculada con el café con cafeína.

No obstante, si busca otra razón para tomar una taza de café orgánico, podrían interesarle los siguientes hallazgos.

Algunos datos sobre el café

Durante mucho tiempo, el café se ha posicionado como una de las bebidas más consumidas a nivel mundial, y ha desempeñado un rol principal en diversas culturas alrededor del mundo. Desde su descubrimiento, hace más de 1 000 años, en la región ahora conocida como Etiopía, el café ha ocupado un lugar fundamental como icono social.

Tal vez debería invitar a algún amigo o compañero de trabajo a "reunirse para tomar un café" o "tomarse un descanso para tomar café ". Enseguida se encuentran algunos datos sobre esta bebida popular, presentados por la Federación Europea del Café:2

  • A nivel mundial, se consume un estimado de 2 mil millones de tazas de café al día
  • El café es uno de los productos más valiosos en el mercado mundial; y su cultivo, publicidad, procesamiento, comercialización y transporte les brinda empleo a millones de personas en todo el mundo
  • Este producto es cultivado en aproximadamente 70 países, con pequeñas operaciones que producen alrededor del 80 % de la oferta mundial de café
  • Brasil es el mayor productor de café, que engloba el 40 % de la oferta mundial, seguido de Vietnam con un 16 %

En cuanto a esta bebida omnipresente, la Federación Europea del Café señaló:3

"El café... es uno de los componentes alimenticios más estudiados. En conjunto, la investigación indica que, para la población adulta en general, el consumo moderado de café podría ser parte de una alimentación saludable y equilibrada, e incluso, podría otorgarle beneficios".4

Las tasas de diabetes tipo 2 continúan en aumento

Actualmente, las tasas globales de diabetes --una enfermedad crónica que se presenta cuando el páncreas no produce suficiente cantidad de insulina o el cuerpo no puede emplear la insulina producida de forma efectiva-- continúan en aumento. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de personas con diabetes se ha incrementado de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014.5

La OMS señala que la prevalencia de diabetes, que es una causa importante de ceguera, ataques cardíacos, amputación de miembros inferiores, insuficiencia renal y derrames cerebrales, ha aumentado más rápidamente en los países con ingresos bajos y medios; así mismo, estiman que la diabetes fue la séptima causa de muerte en 2016, y que su incidencia ha aumentado constantemente en los últimos 30 años.6

Según un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés),7 alrededor de 30.3 millones de habitantes en los Estados Unidos tenían diabetes en 2015, y 7.2 millones de esos casos no fueron diagnosticados.

Señalaron que la diabetes tipo 2 es la forma más común de la enfermedad, la cual representa entre el 90 % y 95 % del total de los casos. Debido al número cada vez mayor de personas que padecen diabetes, los investigadores investigan todas las estrategias de prevención posibles, incluyendo el consumo de café.

El consumo de café ha demostrado disminuir el riesgo de diabetes tipo 2

Dado el constante incremento en las tasas de diabetes a nivel mundial, vale la pena destacar la novedad de un vínculo positivo entre el consumo de café y riesgo potencialmente más bajo de diabetes tipo 2.

Con base en un metaanálisis sobre 30 estudios prospectivos realizados entre 2002 y 2015, los investigadores del centro sueco, Karolinska Institutet, sugirieron que el consumo de café podría estar inversamente relacionado con el riesgo de diabetes tipo 2.8

El análisis, que reunió datos de casi 1.2 millones de participantes, presentó 53 018 casos de diabetes tipo 2. La pareja de investigadores descubrió que había un riesgo 29 % menor de diabetes tipo 2 en el grupo que consumía más café (el consumo promedio era de 5 tazas al día), en comparación con el grupo que consumía menos café (el consumo promedio era de cero tazas al día).

Adicionalmente, sugieren que el riesgo de diabetes tipo 2 disminuyó un 6 % por cada taza de café adicional al día. Los resultados fueron similares entre el café con cafeína y descafeinado. Los autores del estudio expusieron que:9

"La evidencia disponible indica que el consumo de café podría estar inversamente relacionado con el riesgo de diabetes tipo 2. Los posibles mecanismos detrás de este vínculo incluyen a los efectos termogénicos, antioxidantes y antiinflamatorios; modulación en la señalización del receptor de adenosina; así como el contenido y diversidad de los microbiomas".

Beneficios de los compuestos como el cafestol presentes en el café

La investigación continúa afirmando que ciertos compuestos en el café podrían ser los responsables de sus propiedades promotoras de la salud.

Por ejemplo, un estudio realizado en 2017 y publicado en Journal of Natural Products,10 sugiere que el cafestol, un compuesto bioactivo presente en el café, había mejorado los marcadores de diabetes tipo 2 en investigaciones que utilizaron ratones de laboratorio alimentados con una dosis diaria del compuesto. Los resultados fueron resumidos de la siguiente manera:11,12

  • Los grupos alimentados con 0.4 o 1.1 miligramos de cafestol disminuyeron en un 28 % a 30 % sus niveles de glucosa en la sangre, en comparación con el grupo de control
  • Los ratones alimentados con la dosis más alta de cafestol exhibieron una mejora del 42 % en la sensibilidad a la insulina, en comparación con el grupo de control
  • Los ratones alimentados con la dosis más alta de cafestol disminuyeron en un 20 % sus niveles de glucagón en ayunas, la hormona responsable de incrementar los niveles de glucosa en la sangre

Al final del período de estudio de 10 semanas, los científicos aislaron islotes de Langerhans --las células pancreáticas que usualmente producen insulina-- en cada grupo de ratones. En comparación con el grupo de control, encontraron que los islotes de Langerhans aislados de los ratones alimentados con cafestol, estuvieron relacionados con un incremento del 75 a 87 % en la producción de insulina.

En cuanto a los resultados, los autores del estudio declararon lo siguiente:

"Nuestros resultados demuestran que el cafestol puede poseer propiedades antidiabéticas. En consecuencia, el cafestol podría contribuir a reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en los consumidores de café, y tiene un rol potencial como medicamento contra la diabetes".13

En relación a los múltiples compuestos beneficiosos que contiene el café, el equipo de Karolinska Institutet declaró que:14

"Se ha propuesto que numerosos componentes bioactivos en el café podrían contribuir en los efectos metabólicos favorables relacionados, entre ellos, la cafeína, fenólicos... lignanos, trigonelina, N-metilpiridinio, minerales y vitaminas... así como proteínas y lípidos en diterpenos especiales (por ejemplo, cafestol y kahweol).

Muchos de estos compuestos podrían desempeñar un rol en la regulación de la insulina y glucosa y, por lo tanto, influir en el desarrollo o progresión de la diabetes tipo 2".

¿Por qué tomar una taza de café adicional al día podría hacer una gran diferencia?

Un estudio realizado en 2014 y publicado en la revista Diabetologia15 sugirió que incrementar el consumo de café podría disminuir el riesgo de diabetes tipo 2, mientras que aumentar el consumo de té no tuvo ningún efecto en el riesgo de diabetes.

Los investigadores analizaron la relación entre los cambios en el consumo de té y café, y el riesgo de diabetes tipo 2 con base en la evaluación realizada durante un período de estudio de cuatro años.

Los datos fueron proporcionados por 48 464 mujeres participantes en el Estudio de la Salud de las Enfermeras (de 1986 a 2006), 47 510 mujeres participantes en la segunda parte del Estudio de la Salud de las Enfermeras (de 1991 a 2007) y 27 759 hombres participantes en el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud (de 1986 a 2006).

La alimentación fue evaluada cada cuatro años por medio de un cuestionario validado de frecuencia alimenticia, y los casos autoinformados de diabetes tipo 2 fueron validados por medio de cuestionarios complementarios.

A través de estos tres grupos, los investigadores recopilaron información detallada sobre la alimentación, estilo de vida, problemas médicos y otras enfermedades crónicas cada dos a cuatro años, durante más de 20 años. Al documentar 7 269 casos de diabetes tipo 2, los científicos encontraron que:

  • Los participantes que incrementaron su consumo de café en más de 1 taza al día (el cambio promedio fue equivalente a 1.69 tazas por día) durante un período de cuatro años, exhibieron un riesgo 11 % menor de diabetes tipo 2 en los siguientes cuatro años, en comparación con los que no hicieron cambios en su consumo
  • Los participantes que redujeron su consumo de café en más de 1 taza al día (el cambio promedio fue menos 2 tazas al día) exhibieron un riesgo 17 % mayor de diabetes tipo 2
  • Los cambios en el consumo de té no estuvieron relacionados con el riesgo de diabetes tipo 2

"Nuestros hallazgos confirman que los estudios previos demostraron que un mayor consumo de café estaba relacionado con un menor riesgo de diabetes tipo 2", indicó el autor principal, Shilpa Bhupathiraju, investigador en el departamento de nutrición de la Facultad de Salud Pública de Harvard (HSPH, por sus siglas en inglés).

"Lo más importante es que, proporcionan nuevas pruebas de que los cambios en el hábito de consumo de café podrían influir en el riesgo de diabetes tipo 2 en un período de tiempo relativamente corto".16

El autor principal, Dr. Frank Hu, Director del departamento de nutrición de HSPH, agregó que:

"Estos hallazgos demuestran que, el café podría proporcionarle beneficios a la mayoría de las personas; no obstante, el café solo es uno de los múltiples factores que podrían influir en el riesgo de diabetes. Y aún más importante es que, las personas deben monitorear su peso y mantenerse físicamente activas".17

El café podría beneficiar desde la salud cerebral hasta la salud cardiaca

La investigación presentada en las Sesiones Científicas 2017 de la Asociación Americana del Corazón encontró que, en comparación con las personas que no bebían café, se observó que las personas que bebían café presentaban un riesgo 7 % menor de insuficiencia cardíaca y 8 % menor de derrames cerebrales por cada taza de café adicional a la semana.18

Los autores de un metanálisis realizado en 2017 y publicado en BMJ señalaron que consumir 3 a 4 tazas de café al día, en comparación con ninguna, tuvo una "asociación no lineal" en un riesgo:19

Además, la comparación entre el alto y bajo consumo de café fue relacionada con un riesgo 18 % menor de cáncer. Los científicos agregaron:

"Además, el consumo estuvo vinculado con un menor riesgo de diversos tipos de cáncer específicos, así como enfermedades neurológicas, metabólicas y hepáticas".20

La investigación publicada en PLOS Biology21 indicó que consumir 4 tazas de café al día podría proporcionar suficiente cafeína para ayudar a proteger y reparar el músculo cardíaco, así como para proteger las células contra el daño causado por un ataque cardíaco, en mayor medida que no consumir cafeína.

En cuanto a la salud cerebral, incrementar el consumo de café (y té) estuvo relacionado con un menor riesgo de un tumor cerebral tipo glioma, de modo que las personas pertenecientes a la categoría de mayor consumo de café tenían una probabilidad 91 % menor de padecer un glioma, en comparación con las personas en la categoría de menor consumo.22

Según un estudio publicado en la revista Clinical Nutrition, beber de 1 a 2 tazas de café al día, en comparación con beber menos de 1 taza, estuvo relacionado con un riesgo 12 % menor de trastornos cognitivos, incluyendo a la enfermedad de Alzheimer, otras formas de demencia, así como el deterioro y discapacidad cognitiva.23

El café negro orgánico es su mejor opción--Evite las sodas

Debido a que el café convencional es rociado ampliamente con pesticidas, debe elegir variedades orgánicas cultivadas a la sombra. Para tener la mejor taza de café, le recomiendo evitar los aditivos dañinos para la salud, como el azúcar, crema en polvo y endulzantes artificiales. Al menos un estudio ha indicado que agregar leche puede disminuir significativamente el contenido de antioxidantes en el café.24

Así mismo, siempre que le sea posible, debe comprar café de grano entero y molerlo en casa para evitar la rancidez, porque es posible que para cuando beba el café premolido ya se encuentre rancio. De igual manera, si toma café descafeinado, debe asegurarse de que durante el proceso de descafeinado no se hayan utilizado sustancias químicas.

Si es una mujer embarazada, sería prudente evitar la cafeína del café y otras fuentes, ya que se ha demostrado que puede incrementar la posibilidad de prolongar la gestación y tener un bebé con bajo peso al nacer. Para obtener más información sobre la relación entre el café y el embarazo, puede consultar mi artículo, "Por qué los beneficios terapéuticos del café no se aplican en las mujeres embarazadas".

Para la mayoría de las personas, unas cuantas tazas de café orgánico al día podrían proporcionar un sin número de beneficios promotores de salud, entre ellos, menor riesgo de diabetes tipo 2. Si necesita tener más energía por la mañana, le recomiendo que opte por un café orgánico, en vez de bebidas energéticas y sodas.

Dadas las cantidades masivas de azúcar, incluyendo al jarabe de maíz de alta fructosa, le recomiendo ampliamente consultar el artículo, "Deje de beber soda".