Surgen nuevos temores sobre la mielitis flácida aguda (AFM)

Polio

Historia en Breve -

  • Hasta el momento, en 2018 ha habido al menos 106 casos confirmados de mielitis flácida aguda (AFM) en los Estados Unidos
  • Esta misteriosa enfermedad que evoca a la polio, afecta principalmente a los niños, y algunas veces causa parálisis permanente
  • La AFM continúa desconcertando a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, que han investigado la enfermedad desde 2014
  • Los padres, senadores y científicos solicitan respuestas a los CDC, incluyendo las causas, cómo tratarla y mejores opciones para prevenir la AFM

Por el Dr. Mercola

Hasta el momento, en 2018, ha habido al menos 106 casos confirmados de mielitis flácida aguda (AFM) en los Estados Unidos.1 Esta misteriosa enfermedad, que evoca a la polio, afecta principalmente a los niños y puede causar parálisis permanente, continúa desconcertando a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, que han estado investigando la enfermedad desde 2014.

Durante ese año fue cuando los casos de AFM se incrementaron por primera vez, y alcanzaron la cifra de 120 casos, entre agosto y diciembre. Al parecer, el padecimiento permaneció latente durante un año, ya que solo se confirmaron 22 casos en 2015, seguidos de otro incremento en 2016 (149 casos).

Al año siguiente se produjo otra pausa (solo se confirmaron 33 casos en 2017) y, en función del patrón en curso, 2018 marcó el siguiente incremento que sucede cada dos años, con un aumento constante en el número de casos.

Si bien, se han revelado algunas pistas relacionadas con el padecimiento, como el hecho de que la mayoría de las personas han manifestado el inicio de la enfermedad en el periodo de agosto a octubre, y experimentado previamente alguna fiebre o enfermedad respiratoria leve, los CDC aún no ha podido dilucidar las causas de la AFM y por qué algunas personas se recuperan, y otras no lo hacen.

Los padres critican a los CDC por no proporcionarles respuestas

Tal vez el misterio que envuelve esta enfermedad sea la razón por la cual los CDC, la agencia de protección de la salud en los Estados Unidos, desconocen muchos datos sobre la AFM, que se ha convertido rápidamente en un problema de salud preponderante. Tanto los padres como los científicos han criticado a los CDC por su incapacidad para proporcionar alguna respuesta real.2

Según indicó la Dra. Nancy Messonnier, quien pertenece a los CDC y encabeza la investigación sobre la AFM, “entiendo por qué los padres están frustrados. También me siento frustrada y quiero respuestas”.3 En una conferencia de prensa celebrada en octubre de 2018, Messonnier confirmó que la investigación de los CDC carecía de respuestas, al afirmar que:4

“A pesar de las extensas pruebas de laboratorio, no hemos determinado qué patógeno o respuesta inmunológica causó la debilidad y parálisis del brazo o pierna en la mayoría de los pacientes. No sabemos quién puede estar en mayor riesgo de desarrollar la AFM o las razones por las que podrían estar en mayor riesgo. Tampoco entendemos totalmente sus consecuencias a largo plazo”.

El Departamento de Salud de Minnesota (MDH, por sus siglas en inglés) investiga seis casos de AFM en el estado, que se han producido desde septiembre de 2018.

En una carta para los CDC, la senadora Amy Klobuchar, demócrata de Minnesota, expresó su preocupación por el aumento en los casos de AFM y solicitó una actualización en la investigación y avance para determinar la causa de la enfermedad, así como la publicación de directrices de los CDC sobre tratamientos actualizados para los profesionales de la salud.

"Si bien, aprecio su respuesta a mis cartas previas y disposición para proporcionar sesiones informativas para el personal, aún hay preguntas importantes relacionadas con el esfuerzo de los CDC para abordar los... casos de AFM... En consecuencia, solicito respetuosamente respuestas para las siguientes preguntas adicionales", escribió, e hizo las siguientes preguntas:5

"¿Hay alguna actualización sobre si los CDC han identificado una etiología común en los casos de AFM confirmados?"

"¿Qué estados han reportado casos de AFM y cuál es el desglose de casos para cada estado? ¿Tienen algún dato adicional sobre las áreas geográficas que fueron más afectadas por la AFM?

¿Qué estados les han exigido a los CDC reportar de los posibles casos de AFM? ¿Requieren estos u otros estados informes de la AFM únicamente si una enfermedad es identificada por primera vez como un brote por parte de los departamentos de salud estatales y locales u otras autoridades estatales?"

"Ha surgido la preocupación de que quizás se reporten menos casos de AFM de los que realmente se presentan. ¿Saben los CDC si se han reportado o no de forma insuficiente las incidencias de AFM? Si es así, ¿qué factores han contribuido a la posible incidencia de menor reporte de casos?"

"¿Trabajan los CDC en colaboración con expertos científicos para unificar la investigación existente sobre la AFM que proviene de diversas universidades y otras instituciones de investigación, en un esfuerzo por proporcionar información más actualizada tanto a los médicos como a las familias de afectados por AFM?"

"Recientemente, un niño que quedó paralizado por la AFM fue sometido a una cirugía innovadora que estableció conexiones entre los nervios recién transferidos y músculos afectados, lo cual al final le permitió al niño caminar de nuevo.

¿Han los CDC estudiado la seguridad y eficacia del procedimiento para su posible uso en el tratamiento de otros casos de AFM previos?

¿Qué diagnósticos y herramientas adicionales analizan los CDC y otras agencias para poder detectar de forma temprana la AFM y posiblemente minimizar el impacto del padecimiento una vez que es descubierto?"

"¿Tienen los CDC alguna estimación sobre la carga financiera general de la AFM para una familia con un niño que desarrolla la enfermedad y requiere servicios de atención médica a largo plazo?"

Como revelan las preguntas, al parecer los CDC no han publicado ni siquiera algunos de los datos más básicos relacionados con la AFM, incluyendo un desglose actualizado de casos en cada estado e información geográfica más detallada.

Además, existe la preocupación de que posiblemente se reporten menos casos de AFM de los que se presentan, pero los CDC no han proporcionado suficiente información para confirmarlo o desestimarlo.

También, vale la pena mencionar que los CDC han declarado que nadie ha muerto de AFM en lo que va del 2018, pero hubo al menos una muerte de un niño con AFM en 2017. La senadora de Minnesota, Tina Smith, y los senadores de Iowa, Chuck Grassley y Joni Ernst, también han contactado a los CDC para intentar obtener más información sobre la AFM.6

Información proporcionada por los CDC sobre AFM en 2018

En noviembre de 2018, los CDC publicaron un informe acerca del incremento en las cifras de AFM en los Estados Unidos relacionada con los 106 pacientes con AFM clasificados desde enero hasta el 2 de noviembre de 2018, en donde confirmaron que 80 eran casos confirmados de AFM, 6 fueron considerados probables y 20 fueron clasificados como casos no relacionados.

"Esto representa tres veces en el número de casos confirmados, en comparación con el mismo período durante el 2017", según los CDC.7 En cuanto a los datos que se conocen:

  • El promedio de la edad del paciente fue de 4 años
  • 59 % eran hombres
  • 86 % eran caucásicos
  • El 99 % manifestó síntomas compatibles con una enfermedad viral en las cuatro semanas previas al inicio del padecimiento (algunos síntomas fueron fiebre, síntomas respiratorios y gastrointestinales)

Hasta ahora, la mayoría de los casos parecen imitar los síntomas de diversas enfermedades virales, incluyendo al virus de la polio, enterovirus no poliomelítico, adenovirus y virus del Nilo Occidental. Dicho lo anterior, hasta el momento las muestras (heces, sangre y líquido cefalorraquídeo) analizadas en pacientes con AFM han resultado negativas para el virus de la polio, y no se han detectado patógenos en el líquido cefalorraquídeo.

En la última ronda de pruebas de enterovirus/rinovirus (EV/RV) en pacientes con AFM, el 54 % dio positivo para EV o RV, pero la mayoría procedía de muestras de las vías respiratorias superiores o heces/frotis rectal. Solo dos muestras de líquido cefalorraquídeo dieron positivo, una para EV-A71 y otra para EV-D68.8

Cuando las cifras de la enfermedad se incrementaron por primera vez en 2014, fue alrededor del momento en que ocurrió un brote de enfermedad respiratoria causada por el enterovirus (EV) D68, otro "virus similar a la polio" relacionado con la parálisis. Sin embargo, según los CDC, "los CDC no detectaron constantemente el EV-D68 en todas las personas confirmadas con AFM".9

En la rueda de prensa, Messonnier confirmó de nuevo que no se había identificado ninguna causa subyacente, viral o de otro tipo:10

“Así que, en casos individuales tenemos determinadas causas. Por ejemplo, hemos detectado enterovirus en varios de estos casos individuales. Hay una especie de lista extensa sobre otros agentes que hemos encontrado en uno o dos.

No obstante, si se presentan estos incrementos máximos de la enfermedad a finales del verano y principios del otoño, podría pensarse que nos enfrentamos a un solo agente. Pero eso no es lo que hemos descubierto.

Para casos individuales, hemos encontrado agentes, pero nada que proporcione el diagnóstico unificador que esperábamos que explicara esta enfermedad. Supongo que, si quiere ser específico, podría decirse que en diversos casos hemos encontrado enterovirus y en varios casos... rinovirus... Pero, de nuevo, esto es por una amplia variedad de causas. No explica incremento total de la enfermedad”.

¿Han los CDC investigado la poliomielitis provocada?

Solo encontrará lo que cree que busca, y si no se buscan las pistas correctas, podrían omitirse datos importantes.

Como por ejemplo, en 2015, el Dr. Allan Cunningham, pediatra jubilado de Nueva York, escribió un análisis intrigante para el BMJ relacionado con el "misterio de Estados Unidos sobre la mielitis flácida aguda", que en ese momento tenía poco más de 100 casos en 34 estados, junto con una serie de más de 1 100 casos de EV D68, este último no parecía ser la causa principal.

Planteó un importante fenómeno conocido como poliomielitis provocada, que describe el incremento en el riesgo de complicaciones neurológicas que ocurren en una persona con una infección causada por el virus de la polio si tiene una lesión en el músculo esquelético, que podría incluir la inyección de una vacuna.11

Existen más de 100 enterovirus no poliomielíticos, la mayoría son leves, pero algunos pueden infectar el sistema nervioso central y causar enfermedades graves, incluyendo parálisis.

"Los enterovirus son los virus más prevalentes en el mundo", según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades,12 lo cual significa que quizás algunos de los niños que reciben vacunas probablemente sean infectados con un enterovirus en el momento de la inyección, y tal vez no demuestren signos o solo manifiesten fiebre leve o síntomas similares a la gripe (y muchos médicos no consideran que sea un problema vacunar a un niño que se encuentra ligeramente enfermo).

¿Podría la poliomielitis provocada generarse en niños vacunados si están infectados con un enterovirus no poliomielítico? Es una pregunta que los CDC deberían considerar. Además, Cunningham señaló:

“La AFM podría ser el resultado de un ataque directo del virus en la médula espinal, o de un ataque inmunológico desencadenado por un virus o por alguna otra cosa. Si un virus similar a la poliomielitis circula en los Estados Unidos, debería considerarse la posibilidad de que haya sido provocado por una o más vacunas”.13

Signos y síntomas de la AFM

Debido al aumento en los casos de AFM, y ya que aún se desconocen las causas, es importante estar atento a los posibles signos y síntomas de la enfermedad, en especial en los niños, por ejemplo:

Dificultad para mover los ojos

Párpados caídos

Debilidad o paralisis facial

Dificultad para tragar

Arrastrar las palabras al hablar

Debilidad repentina en piernas o brazos

Pérdida de tono muscular

Pérdida de reflejos

Si nota alguno de estos síntomas, debe buscar atención médica de inmediato, ya que la AFM puede ser potencialmente mortal. Según los CDC:14

“El síntoma más grave de la AFM es la insuficiencia respiratoria, que puede ocurrir cuando se debilitan los músculos involucrados en la respiración, lo cual podría requerir el apoyo urgente de un ventilador (máquina para respirar).

En casos muy inusuales, es posible que el proceso corporal que desencadena la AFM también pueda provocar otras complicaciones neurológicas graves que podrían causar la muerte”.

La AFM comparte síntomas con otras enfermedades neurológicas, incluyendo el síndrome de Guillain-Barré, lo cual puede dificultar el diagnóstico; podría ser necesario hacer una resonancia magnética (RM), junto con pruebas de laboratorio del líquido cefalorraquídeo, para hacer un diagnóstico definitivo.

Según indican los CDC, actualmente, no existe un tratamiento específico, solo establecen que "un médico especializado en el tratamiento de enfermedades cerebrales y de la médula espinal (neurólogo) puede recomendar ciertas intervenciones en función del caso en particular".

De igual manera, son de poca utilidad al recomendar herramientas para hacer la prevención:

“Como no conocemos la causa de la mayoría de los casos de AFM o lo que desencadena este padecimiento, no existe ninguna acción específica que pueda tomarse para prevenir tal enfermedad”.15

Por desgracia, a menos que los CDC comiencen a explorar todas las posibles causas de la AFM, incluyendo la poliomielitis provocada o incluso el poliovirus derivado de vacuna (VDPV), que causa la parálisis flácida aguda, es posible que sigamos sin conocer algún dato relacionado durante algún tiempo.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario